Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cuba’ Category

Queridos amigos:

Por esos imponderables del trabajo en las 3W, mi –llamémosle- “blog principal”, migró sus contenidos a WordPress, y a la hora de montar los trabajos, me da conflicto al subir contenidos. Como sea que dicho blog tiene más contenidos que éste, seguiré actualizando a través de El Blog de La Polilla Cubana.

Les repito: aunque no borraré los contenidos, no seguiré actualizando esta página, tan querida.

Si quieres seguir leyendo las propuestas informativas de “La Polilla”, te invito a seguirme en la nueva dirección electrónica.

Si dejas tus comentarios en alguno de los contenidos ya publicados aquí, intentaré responderte via e-mail lo antes posible.

La pasamos re bien juntos, pero esto no es una despedida, si no simplemente un redireccionamiento de nuestro trabajo.

Un abrazo, seguimos juntos en esta batalla por un mundo mejor, ciertamente posible!!

Los sigue queriendo su

Polilla Cubana

Recuerda la nueva direección de este blog:

http://elblogdelapolillacubana.wordpress.com

 


Read Full Post »

Por Raúl Antonio Capote*

Cuando se mencionan los logros de la Revolución, siempre y no sin razón, se habla de la Salud Pública y de la Educación, éxitos emblemáticos del proceso revolucionario cubano, pero ¿es eso lo único destacable en estos más de 50 años? Por supuesto que no. A esos resultados  nos referiremos en esta serie de trabajos que comienzan hoy y digo serie porque sería imposible en un solo texto plasmar todo lo que se ha realizado.

Liberación, emancipación y democracia

Como en muchos de los países que fueron colonia, en Cuba la lucha por la libertad pasa por la lucha de liberación nacional. El movimiento que se levantó contra la dictadura de Batista se levantó además contra la dependencia del imperialismo  estadounidense.

La democracia ejercida en Cuba tiene una fuerte configuración popular, en contraposición a la democracia electoral característica de occidente. Pero lo anterior no impide la realización de elecciones, las cuales refuerzan la legitimidad de esa democracia popular.

En Cuba todas las personas pueden votar y ser votadas cumpliendo los 16 años. La inscripción es universal, automática y gratuita. La base de nuestro sistema institucional son los delegados de circunscripción que se agrupan en consejos populares e integran las asambleas municipales. Los candidatos son propuestos y elegidos por el pueblo en reuniones públicas de las diversas zonas vecinales que componen cada circunscripción electoral, no por partidos de la politiquería. Para cada puesto se proponen como mínimo dos candidatos y ocho como máximo. Para ser electo hay que recibir más del 50% de los votos. No existen campañas electorales. La labor de publicidad es realizada por las comisiones electorales. En sitios públicos es colocada la biografía de los candidatos propuestos por el pueblo en las asambleas de barrio, no hay promesas electoreras y la elección o no, se basa en los méritos personales de la persona. Se garantiza así la imparcialidad y el trato equitativo de todos los candidatos.

El voto es libre, secreto y directo. El colegio electoral se encarga de realizar el escrutinio y desde hace por lo menos tres décadas siempre hay un gran número de ciudadanos cubanos, diplomáticos, periodistas y observadores extranjeros. Aunque el voto es voluntario, desde 1970 a la fecha se ha registrado la participación de más del 90% de la población en edad de votar. Ningún representante, diputado o delegado recibe un beneficio por desempeñar su cargo; el Estado les paga un salario exactamente igual al que tenían en sus trabajos antes de desempeñar su cargo, empleo al que regresaran una vez finalizado su mandato. La rendición de cuentas y el mandato revocatorio son un componente importante del sistema electoral.
Aún así este sistema electoral no agota el contenido democrático de la sociedad cubana, la activa participación ciudadana no se limita a escoger, postular, elegir, controlar y revocar a sus representantes, existe una cultura participativa que va mucho más allá de la participación de los ciudadanos en su sistema representativo, existe una vigorosa sociedad civil.

Una de las características de la sociedad cubana es su fuerte cultura del debate y el diálogo. Por las calles de la Habana, en las plazas públicas, en los parques,  pueden encontrarse a grupos de cubanos y cubanas discutiendo sobre varios temas. En las “guaguas” el silencio no existe. La gente interactúa, opina, y si no está de acuerdo, discute, critica. Los tonos verbales llegan a ser muy altos. Un número amplio de cubanos se agrupa en distintas organizaciones de la sociedad civil, como la Federación de Mujeres Cubanas, los Comités de Defensa de la Revolución, etc. Las distintas asociaciones como las de pedagogos, abogados, agricultores, economistas, artistas, minusválidos,  y cientos de ellas más, las cuales tienen peso importante en las decisiones del Estado. Esas organizaciones y asociaciones abarcan prácticamente el universo de actividades, intereses y problemas que conciernen a todos los cubanos.

Además desde los primeros años de la Revolución el pueblo se organizó en milicias armadas para defender la patria, las armas las tiene el pueblo integrado hoy a las Unidades de Milicias de Tropas Territoriales, si la Revolución no contara con el apoyo de su pueblo, no duraría un segundo, (hablamos de millones de milicianos, armados y entrenados)

El programa ideológico que se impulsa y defiende desde la tierra de Martí  y de Fidel ha  integrado en su construcción elementos como la liberación, la democracia, la emancipación y el socialismo, pilares fundamentales en la construcción de un mundo más justo. Estos elementos, junto a la descentralización de la justicia y la administración, marcan una diferencia radical con el socialismo burocrático  y los proyectos socialistas fracasados en Europa del Este el pasado siglo.

Haber derrotado al “fatalismo geográfico” que señalaba que en Cuba no podía sobrevivir un gobierno que no contara con el apoyo  de los Estados Unidos. Es un logro  importantísimo de la Revolución.

Haber derrotado la agresión militar, el terrorismo made in USA y la guerra económica impuesta por el imperio a todo lo largo y ancho del mundo y en todas las esferas de la economía y las finanzas es un logro.

La sobrevivencia ante el derrumbe económico de 1989-1993 cuando Cuba en medio de una feroz e intensificada guerra económica perdió sus principales mercados y fuentes de materias primas.

La dedicación al trabajo de los cubanos durante el catastrófico declive del salario real y los ingresos después de 1990. Impresiona el profesionalismo de muchos cubanos que durante año, desde 1990, ante el enorme deterioro del poder adquisitivo de sus ingresos, continuaron trabajando con seriedad y dedicación en la medicina, universidades, escuelas, el servicio público, u otros empleos. El trabajo abnegado de innumerables ciudadanos durante los años difíciles del Período Especial, 1990-2010, es en esencia lo que ha permitido la recuperación desde la profunda depresión de 1993.

Son importantes logros de la Revolución cubana,  pero hay muchos más a los que nos referiremos en posteriores trabajos,  pero:

Nuestro sistema democrático es  el más importante logro de la Revolución, lo primero que habría que subrayar no fue copia de nadie, sino hubiera seguido el camino del modelo de Europa Oriental, pero  el cubano perdura, vive y se desarrolla en un mundo sin campo socialista y bajo la hegemonía estadounidense. El modelo democrático cubano nace como evolución necesaria de su propia historia

(Continuará)

 

*escritor y profesor de Historia de Cuba de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de La Habana, quien fue durante años el agente Daniel de los servicios de inteligencia cubanos.

Read Full Post »

De la página de Lagarde, compañero de batallas, nos llega esta noticia que publicara el Nuevo Herald y que se esconde en el fárrago de bodas, asesinatos y discursos del Nóbel… Luego de leer detenidamente estos sucesos que acontecen hoy día en la “Ciudad Paraíso” de Miami, lea Usted al final cuál es la realidad en esta islita “tiranizada por los Castro”:

Muerte de Bin Laden silencia matanza por negligencia en la Florida

Por M. H. Lagarde

Según algunos, la telenovela de la muerte de Bin Landen es un invento yanqui para desviar la atención del asesinato del hijo y los nietos de Gadaffi a manos de la OTAN en Libia, ocultar la crisis económica por la que pasa actualmente Estados Unidos, el controvertido nacimiento de Obama o los cables revelados por Wikileaks sobre el campos de concentración de Guátanamo. Todo eso es posible.

Pero lo que sí es cierto es que la muerte, real o supuesta del terrorista y ex agente de la CIA, ha silenciado la horripilante realidad que sufren quienes viven, o vivieron, en los centros de atención a personas con necesidades especiales de la Florida.

Una nota de presentación, firmada por el gerente general de El Nuevo Herald, Manny Díaz, afirmaba:

“Esta mañana comenzamos a publicar una importante serie de reportajes investigativos, que pueden salvar la vida de familiares y amigos. Mis colegas Michael Sallah, Carol Marbin Miller y Rob Barry, de The Miami Herald, dedicaron casi un año a documentar el abuso rampante de los ancianos y discapacitados mentales que viven en centros de atención a personas con necesidades especiales, conocidos como ALF. Y lo que encontramos es intolerable. Hubo ancianos que murieron de golpizas, cuidadores que no se ocupaban de sus pacientes e incluso abusaban de ellos, en algunos casos llegando incluso a matarlos, y nunca fueron encausados penalmente o recibieron un castigo ligero. Algunas de las instalaciones siguen operando todavía. Y los investigadores estatales y locales, cuyo sueldo sale del bolsillo de los contribuyentes, no tomaron medidas o reaccionaron con demasiada lentitud para prevenir el abuso. La Florida fue en un tiempo modelo de todo el país, un paraíso donde los ancianos podían retirarse a sabiendas de que había leyes que los protegían. Pero el sistema ha colapsado”.

La nota de Díaz, por cierto, es bastante amable en comparación con los horrores narrados por el diario:

“una investigación de The Miami Herald concluyó que las salvaguardas que una vez se consideraron las más progresistas del país han sido ignoradas en numerosas tragedias nunca antes reveladas al público. En Kendall, una mujer de 74 años fue hallada atada con tanta fuerza durante más de seis horas, que le desgarraron la piel y le causaron la muerte. En Hialeah, un enfermo mental de 71 años falleció de quemaduras cuando lo dejaron en una bañera con agua muy caliente. En Clearwater, un paciente de Alzheimer de 75 años fue devorado por un cocodrilo después de que salió a deambular fuera de la instalación por cuarta vez. Esas muertes destacan los graves problemas de un sistema estatal que ha dejado que miles de personas se las arreglen como puedan en condiciones peligrosas y decrépitas. La investigación de The Herald indicó que la Dirección de Administración de Servicios de Salud (AHCA), que supervisa las 2,850 instalaciones para personas con necesidades especiales de la Florida, no supervisó centros mal administrados, no investigó prácticas peligrosas ni cerró las instalaciones con mayores problemas”.

The Miami Herald obtuvo documentos confidenciales de 70 personas que

murieron en los últimos 8 años a manos de sus cuidadores y según el diario el propio diario: “Aunque el estado tiene leyes extremadamente estrictas sobre el abuso contra personas mayores, The Miami Herald encontró que pocos cuidadores son acusados de matar a las personas que deben proteger..”.

Por supuesto no se me ocurre decir que Obama mandó a matar a Bin Laden en Pakistán para ocultar el posible escándalo que provocaría la secuencia de reportajes publicadas por The Miami Herald. Para nada, a Obama le vendrían muy bien dichas revelaciones para impulsar sus incumplidas reformas en el campo de la salud.

Lo que sí digo es que El Nuevo Herald decidió sacar a la luz sus excelentes reportajes sobre el tema cuando medio mundo andaba esperando a ver si el presidente se decidía o no a sacar las fotos del cadáver del malo de la película Osama Bin Laden.

La noticia, por tanto, ha pasado desapercibida en la prensa internacional. Nadie ha puesto el grito en el cielo ni se ha desgarrado la ropas como cuando ocurrió la lamentable muerte por frío de los enfermos mentales en Mazorra, que fuera recientemente castigada por los tribunales de la Isla.

Como aseguró un comentarista en El Nuevo Herald, hechos como los narrados por ese diario pueden ocurrir sin problemas en el país más poderoso del mundo -al que nadie bloquea ni agrede-, porque Estados Unidos nunca ha declarado que es “una potencia médica”, lo cual, por lo visto, le otorga la coartada perfecta para asesinar a todo aquel que recurra a una instalación médica.

Publicado por M. H. Lagarde en http://cambiosencuba.blogspot.com/2011/05/muerte-de-bin-laden-silencia-matanza.html

La noticia:

Pacientes murieron sin atención en asilos de la Florida

Por Michael Sallah, Rob Barry Y Carol Marbin Miller

 “[…] El músico de 55 años fue uno de decenas que murieron en las manos de cuidadores en centros de atención a personas con discapacidades en toda la Florida.

 

Uno murió de inanición, otro quemado en una bañera de agua caliente. A dos les administraron dosis letales de medicamentos. Tres murieron de gangrena cuando los cuidadores no les trataron sus lesiones durante varias semanas…”

[Foto sin fecha de Dorothy Archer, quien vivió en el centro de cuidados Edwinola, en el condado Pasco, en Florida]

Lea más en: http://www.elnuevoherald.com/2011/05/03/934407/pacientes-murieron-sin-atencion.html#ixzz1LVsfYGG6

Contenido Relacionado

“[…] Aunque Horta -inmigrante cubana, asistenta dental retirada, abuela- estaba dando señales de la enfermedad de Alzheimer, aún se mantenía activa: cocinaba y limpiaba, y hasta viajaba en ómnibus para recoger los mandados, dijo su familia.

Natural de Santa Clara, Horta había trabajado como secretaria antes de huir a Miami durante el éxodo del Mariel en 1980. En Estados Unidos, crió a dos hijos mientras trabajaba como asistenta dental, y hasta ayudó a criar a sus cuatro nietas…”

Lea más en: http://www.elnuevoherald.com/2011/05/03/934461/la-abuelita-murio-amarrada.html#ixzz1LVrisPrR

Cuando los restos mortales de Alva Trout llegaron el 4 de marzo del 2007 a la funeraria Barbara Falowski, en Fort Lauderdale, el certificado de muerte ya estaba firmado. Causa de muerte: desnutrición. Causas normales.

Pero para la funeraria, la muerte fue cualquier cosa menos algo natural: el cuello de Trout estaba roto en una parte y dislocado en otra. Enormes llagas por presión en su espalda y tobillo. En vez de preparar su cuerpo para un servicio, la funeraria envió sus restos al Médico Forense del Condado Broward.

Lea más en: http://www.elnuevoherald.com/2011/05/03/934455/registros-medicos-falsificados.html#ixzz1LVtBqnUp

The Miami Herald se pasó un año investigando las condiciones en el interior de los asilos de vida asistida de la Florida (ALF), que son los hogares primarios para los residentes más vulnerables del estado: los ancianos y las personas mentalmente enfermas.

Read more: http://miamiherald.com/cgi-bin/alfs-esp/#ixzz1LVtXQ2UA

“Para los residentes de Hillandale, el castigo era rápido y doloroso: los echaban violentamente al suelo, les aplicaban violentos tranquilizantes que los dejaban babeantes y tambaleantes, y los empleados de la institución les gritaban…”

Lea más en: http://www.elnuevoherald.com/negligencia/#ixzz1LVtj1W2i

Ahora, sin falsos chovinismos, quisiera que Usted leyera lo siguiente… y que saque sus propias conclusiones…

Cuba: Revivir las almas en la tercera edad

Por Raquel Sierra  

 Para un país con marcado envejecimiento, los especialistas recomiendan políticas públicas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas adultas mayores.

La Habana, diciembre (Especial de SEMlac)- Al antiguo Convento Nuestra Señora de Belén, en la parte más antigua de La Habana, donde la Oficina del Historiador de la Ciudad La Habana desarrolla un proyecto de atención a personas de la tercera edad, van todos los días abuelos y abuelas a recibir cariño y cuidados.

 Por las mañanas, en los espaciosos pasillos de la restaurada edificación atendida por la dirección de Asuntos Humanitarios de la oficina, mientras unos se mecen en los sillones y se cuentan, probablemente, lo mismo de ayer, otros asisten a los talleres de talabartería, artesanía, acupuntura, manualidades, artes plásticas, computación y papier maché.

 Lino Cortina tiene 67 años y confiesa ser más bien tímido o, por lo menos, lo ha sido toda la vida. “En Belén participo en un taller de literatura, otro de danza, y en el de modelaje del Grupo de Bordadoras y Tejedoras de Belén”, cuenta.

 Reflexiones, charlas y visitas a museos son otras de las actividades que realizan ancianos y ancianas vinculados a este proyecto para personas vulnerables de La Habana Vieja, un municipio donde más del 17 por ciento de la población rebasa los 60 años, un problema que se extiende a toda la isla.

 La Oficina Nacional de Estadísticas alerta que los adultos mayores en Cuba sumarán en cinco años algo más de 2,2 millones, una cifra equivalente a 19,6 por ciento de los habitantes de esta isla caribeña.

 Por su parte, el Fondo de Población de las Naciones Unidas proyecta que en 2025 Cuba encabezará la lista de los países de América Latina y el Caribe con población más envejecida.

 El programa que desarrolla la Oficina de Asuntos Humanitarios en La Habana Vieja tiene otras aristas: las llamadas residencias protegidas y el Centro de Rehabilitación del Adulto Mayor.

 El tema de la vivienda es un asunto complejo en Cuba, donde se calcula existe un déficit de unas 700.000 moradas. La Habana Vieja, la parte más antigua de la capital, no escapa a esa realidad, pues un elevado porcentaje de sus edificaciones están en regular y mal estado.

 Para acoger a personas mayores que vivían en condiciones precarias pero que pueden valerse por sí mismas, funcionan cuatro residencias protegidas, con pequeños apartamentos equipados con lo necesario, incluidos baños con pasarelas, de los que se benefician 54 personas, entre ellas, matrimonios.

 Dirigidas por una administración subordinada a la Oficina de Asuntos Humanitarios, las residencias son hoy los hogares de ancianos y ancianas que no pagan alquiler, conservan sus pensiones de jubilación y tienen ayuda en alimentos y medicamentos.

 El Centro de Rehabilitación Geriátrica Santiago Ramón y Cajal, para la atención médica ambulatoria, cuenta con consultas generales, salón de fisioterapia, servicio de estomatología, oftalmología y optometría.

 Las personas que requieren una consulta son atendidas por un equipo multidisciplinario que tiene en cuenta no sólo las necesidades médicas de estas edades, donde son frecuentes padecimientos como hipertensión, diabetes, osteoporosis, sino también el cariño, explicó la doctora Nancy Milián Melero, directora de la institución.

 Abuelos y abuelas con patologías que requieren cuidados más especializados y rehabilitación prolongada son ingresados en estancias de hasta seis meses y cuentan con una alimentación que incluye alimentos sanos, entre ellos hortalizas frescas, señaló.

Jugar al teatro

 Hace aproximadamente un año, Iraida Malberti, del grupo teatral La Colmenita, que trabaja generalmente con niños y niñas obras dirigidas al público infantil, propuso a los abuelos integrarse para jugar al teatro. Surgió así La Colmena de Belén, que este fin de semana estrenó, en la sala teatro de la Orden Tercera, la obra Fábula de un País de Cera.

 Vestidos de abeja reina, obreras, mariposas chinas, caballitos del diablo se mueven por el escenario, dicen sus textos -algunas veces con la ayuda del anotador para refrescar la memoria-, bailan desde tango hasta guaguancó, un baile de raíces africanas. Al final, reciben aplausos y entonces, hasta saltan de alegría. “Es algo bello, verlos así tan mayores y tan vitales”, dice una profesora.

 Iraida Malberti, quien los condujo por ese camino, señala: “hace más de 50 años que trabajo con niños y siempre me dije `si algún día dejo de hacerlo, quisiera trabajar con personas de la tercera edad´”. Ahora, sin dejar de trabajar con pequeños y pequeñas, está realizando un viejo sueño.

 “Lo importante de esta presentación es lo que han desarrollado estas personas ancianas. Más allá de lo artístico, lo importante es el logro humano”, agrega.

 El grupo está integrado por 17 abuelos y abuelas, con edades que oscilan entre 60 y 72 años. En su mayoría, nunca se habían subido a un escenario ni tenido experiencias de actuación. Lo que tienen en común es el ansia de vivir y, ahora, la satisfacción por sentirse nuevamente niños.

 Desde que nació la idea hasta que subieron a escena transcurrió un año. A finales del año pasado, cuenta Malberti, en una presentación en el Convento de Belén se unieron todas las personas de la tercera edad que asisten al programa de atención de la Oficina del Historiador. Los que no tenían personajes, se vistieron como personajes del pueblo de Belén, en Jerusalén, lo que les permitió participar.

 “Es como volver a la niñez jugando. Se les pide responsabilidad pero no profesionalidad, en ellos lo que más importa es lo humano y que se hayan sumado a un colectivo”.

 Luisa Pérez, más conocida como Luisín, quiso ser actriz toda la vida pero su madre, quien trabajaba en el mundo del teatro, nunca la dejó por prejuicios relacionados con el mundo del arte. “Ahora, a los 64 años, he visto realizado mi sueño. Iraida lo hizo realidad”, dice.

 Para Dalia Querol, la pertenencia a la Colmena de Belén ha sido el despertar de la eterna juventud, “cuando pensaba que la vida no tenía nada que darme”.

 Elisa Mirabal, de 63 años, quien encarnó una de las dos abejas reinas de la obra, era quizás la única que tenía un poco de experiencia, por su labor en el programa cultural de Belén. Esta experiencia la hace sentirse joven y llena de expectativas. Dinorah Hernández, de 72 años, comparte sus emociones: “me he sentido con una emoción, una euforia…parece que tenía una artista dentro y los profesores nos los despertaron”.

 “Los profesores fueron muy consagrados y amorosos, nos tienen mucha paciencia”, explica Clara Elena Carralero, quien interpretó el papel de abeja de la tierra, defendiendo su espacio y su función por encima de toda ambición.

 Tienen diferente procedencia, hay profesoras, abogadas, y hasta un contador. Iraida Malberti lo define de manera sencilla y clara: “con sentir que salvas y ayudas a una persona, es suficiente”.

 Luciano Burgos, del dúo teatral argentino Pandapax, quien trabaja desde hace unos meses con La Colmenita y participó en los toques finales antes del estreno de la obra, señala que este trabajo ha sido una experiencia muy interesante. “Ellos han conseguido hacer algo a lo que no están acostumbrados, y más allá del teatro, se ha creado un grupo humano”, indica.

 

Una realidad

 El caso de La Habana Vieja es especial. En otros lugares, por el momento, no existen espacios tan abarcadores para la atención geriátrica.

 Para un país con marcado envejecimiento, los especialistas recomiendan políticas públicas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas adultas mayores, pues en ocasiones, cuando comienzan los padecimientos propios de la edad, se convierten en una carga para la familia.

 Según la geriatra Yanet Cabrera, la ancianidad es una etapa complicada del ciclo vital, identificada por algunos con lo enfermo, lo acabado.

 Para la doctora Cabrera, “los problemas de memoria, que pueden estar asociados al deterioro cognitivo mínimo o a una depresión, hacen que olviden lo cotidiano: dónde puso la llave, cómo se llama un vecino, y le dicen: `eso es porque ya estás viejo´”.

 A su juicio, la situación se complica porque, en la mayoría de los casos, no son suficientes los espacios para el cuidado en horario diurno de ancianas y ancianos que por su estado no deben quedarse solos en la casa, y la familia necesita ir a trabajar para ganar el sustento.

 “En mi área de salud, el centro de día queda muy lejos y no puedo remitir hacia allí a los ancianos, les crearía un problema mayor, pues correrían el riesgo de un accidente en la calles, por ejemplo. Verdaderamente, el país necesita pensar y actuar más pensadamente en estas personas”.

 http://www.redsemlac.net/web/index.php?option=com_content&view=article&id=846:cuba-revivir-las-almas-en-la-tercera-edad&catid=35:ancianidad-geriatria&Itemid=54

 


Read Full Post »

cuba-cancer-1x.jpg

El gobierno de Estados Unidos obstaculizó la compra por parte de Cuba a los Laboratorios Abbott de los anestésicos Sevoflurane y Dexmetomidina, denunció Humberto Saínz Cabrera, presidente de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación.

El agente inhalatorio Sevoflurane es un fármaco utilizado para la anestesia general en niños y también es reconocido por sus cualidades como protector del corazón contra infartos, isquemias y arritmias durante los actos anestésicos quirúrgicos en pacientes con enfermedades cardíacas.

Mientras que la Dexmetomidina se utiliza en la anestesiología por sus propiedades de sedación analgésica y de potenciar agentes anestésicos mayores, señaló Humberto Saínz.

Según medios de prensa locales esta decisión prueba que la administración de Obama mantiene el bloqueo contra Cuba, en materia económica, financiera y comercial, impuesto por la Casa Blanca tras el triunfo de la Revolución cubana.

De Cubadebate

Lea, además:

Cuba sacrifica lo que sea necesario por la atención a niños con cáncer, afirma especialista / 21 Diciembre 2010

cuba-cancer-2.jpg

UNA DURA REALIDAD DEL CANCER INFANTIL EN CUBA / 25 Oct 2010

Read Full Post »

La Habana (3/05/2011).- Con las palabras de Miriam Pérez Casanellas, especialista del Consejo Nacional de las Artes Plásticas (CNAP) y curadora, quedó inaugurada en la tarde-noche de hoy la exposición “Utopía del ser”, muestra plástica en homenaje a la Jornada Cubana contra la Homofobia de 2011.

La Directora del CENESEX, Mariela Castro Espín, intervino en la inauguración para agradecer el esfuerzo realizado con esta exposición y resaltar que artistas jóvenes realicen aportes en el trabajo de educar a la población por el respeto a la libre y responsable orientación sexual e identidad de género.

La exposición incluye 11 piezas, entre pinturas y cerámicas, de los artistas Ángel M. León, Arley Perera Pérez, Yordy Rodríguez Manresa y Yenislei Betancourt Castro. Las obras estarán instaladas en el Lobby del Teatro Karl Marx (1ra y 10, Miramar) hasta el próximo fin de semana, cuando se realice en el propio teatro la Gala por la Jornada contra la Homofobia.

 


Palabras de inauguración de la curadora Miriam Pérez Casanellas
Exposición “Utopía del ser”, Jornada Cubana contra la Homofobia 

  3 de mayo de 2011, Lobby del Teatro Karl Marx, La Habana

 La creación artística – que acompaña al hombre desde su surgimiento – no sólo ha sido el vínculo entre este y el entorno/sociedad que lo rodea, le ha servido para expresarse y, en la mayoría de los casos, revelarse ante lo considerado absurdo.

La aceptación a lo supuesto otro no es cosa del hoy. Si miramos en la historia de la humanidad, la mayoría de los conflictos en los que paradójicamente – el hombre ha sido el ser más perjudicado -, llevan como telón de fondo el no entendimiento a posiciones diversas sobre temas comunes.

Bajo el lema “Humanidad es Diversidad”, y como parte de las actividades culturales y educativas de la Jornada de Lucha contra la Homofobia 2011, se nos presenta la muestra “Utopía del ser”, compuesta por once obras de cuatro jóvenes artistas de la plástica cubana: Ángel M. León, Arley Perera Pérez, Yordy Rodríguez Manresa y Yenislei Betancourt Castro.

Las piezas construyen una visión otra de la realidad, en la que la dualidad imprerante nos obliga a reinterpretar la visión primera de la muestra.

Con el objetivo de enfrentar todo tipo de discriminación por orientación sexual e identidad de género se ha concebido la exposición que hoy inauguramos.

Agradeciendo la integridad, una vez más, de las instituciones Consejo Nacional de las Artes Plásticas y el Centro Nacional de Educación Sexual, le damos la bienvenida.

 

Muchas gracias. 

 


Para más información, visítenos en http://www.cenesex.sld.cu/diversidad.htm

Read Full Post »

 rcbaez_5-heroes-sobre-foto-marcelino-vazquez-hernandez-6.JPG

Queridos amigos:

Al momento de redactar estas líneas por las calles de nuestra patria el pueblo unido vuelve a demostrar al mundo su fidelidad a la Revolución, a Fidel y a Raúl.

¡Es Primero de Mayo!, y los felicito pensando en la hermandad que nos une y en lo que valen para el mundo mejor que sabemos posible.

Florence ha amanecido todo de blanco, la poca primavera que había nacido ha quedado sepultada bajo la nieve, pero otra vez renacerá.

Cinco abrazos.

¡Venceremos!

Tony

FCI Florence

Imagen agregada: 5 héroes sobre foto Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ 

Read Full Post »

“La importancia de Girón no está en la magnitud de la batalla, de los combatientes, de los hechos heroicos que allí tuvieron lugar; la gran trascendencia histórica de Girón no es lo que ocurrió, sino lo que no ocurrió gracias a Girón”.
Fidel Castro Ruz

fidel_giron_mj.jpg
Aprovecho como introducción esta compilación de textos sobre Girón que nos ha entregado la UPEC a través de su Enl@ce, para acercarles dos textos de dos argentinos, grandes amigos de Cuba

Medio siglo de epopeya trascendente

Victoria de Girón: Primera derrota del imperialismo en América. Vea aquí fragmento de discurso de Fidel el 16 de abril

Girón: 50 años

Preludio de la invasión

Operación Pluto, una aventura imperialista

Operación 40

Breve cronología – Antecedentes- 1961

Cronología de la derrota

La fuerza aérea cubana

Los Comunicados de Fidel

Galería

Fuentes consultadas

1

Playa Girón y el carácter socialista de la Revolución cubana
Por Atilio A. Boron

En la madrugada del 15 de Abril de 1961 aviones de combate camuflados como si fueran cubanos bombardearon los principales aeropuertos militares de Cuba. Las agencias noticiosas del imperio informaban que se había producido una sublevación de la fuerza aérea “de Castro” y el embajador de Estados Unidos ante la ONU, Adlai Stevenson -expresión del ala más “progresista” del partido Demócrata, ¡menos mal!- trató que el Consejo de Seguridad de ese organismo emitiera una resolución autorizando la intervención de Estados Unidos para “normalizar” la situación en la isla. No tuvo respaldo, pero el plan ya estaba en marcha.

Aquel bombardeo fue la voz de orden para que una brigada mercenaria que con absoluto descaro la CIA y el Pentágono habían venido preparando durante más de un año desembarcara en Bahía de Cochinos, con el declarado propósito de precipitar lo que en nuestros días los melifluos voceros de los intereses imperiales denominarían eufemísticamente como “cambio de régimen.” En Marzo de 1960 –apenas transcurrido poco más de un año del triunfo de la Revolución Cubana- el presidente Eisenhower había firmado una orden ejecutiva dando vía libre para desencadenar una campaña terrorista en contra de Cuba y su revolución. Bajo el amparo oficial de este programa se organizó el reclutamiento de unos mil quinientos hombres (un buen número de los cuales no eran otra cosa que aventureros, bandidos o lúmpenes que la CIA utilizaba, y utiliza, para sus acciones desestabilizadoras) dispuestos a participar de la inminente invasión, se colocó a las organizaciones contrarrevolucionarias bajo el mando de la CIA (es decir, la Casa Blanca) y se crearon varias “unidades operativas”, eufemismo para no llamar por su nombre a bandas de terroristas, escuadrones de la muerte y paramilitares expertos en atentados, demoliciones y sabotajes de todo tipo. Más de tres mil personas murieron en Cuba, desde los inicios de la Revolución, a causa del accionar de estos delincuentes apañados por la el gobierno de un país cuyos presidentes, invariablemente, nos dicen que Dios los puso sobre esta tierra para llevar por todo el mundo la antorcha de la libertad (de mercados), la justicia (racista, clasista y sexista y la democracia (en realidad, la plutocracia). Lo creían antes, y lo creen todavía hoy. Lo creía el católico John Kennedy y el metodista George W. Bush. La única excepción conocida de alguien no infectado por el virus mesiánico es la de John Quincy Adams, sexto presidente de los Estados Unidos, hombre práctico si los hay, quien dijo, en memorable frase, que “Estados Unidos no tiene amistades permanentes sino intereses permanentes,” algo que los gobiernos “pitiyankees” de nuestros países deberían memorizar. (Recordar que este Adams, hijo del segundo presidente de Estados Unidos, John Adams, fue también Secretario de Estado del presidente James Monroe, y colaboró activamente en la formulación de la doctrina que lleva su nombre).

Delincuentes, retomando el hilo de nuestra argumentación, como Luis Posada Carriles -uno de los más conspicuos criminales al servicio del imperio, terrorista probado y confeso, autor intelectual, entre muchos otros crímenes, de la voladura del avión de Cubana en 1976, con 73 personas a bordo- quien hace apenas unos días fue absuelto de todos sus cargos y disfruta de la más completa libertad en los Estados Unidos. Como si eso fuera poco Washington tampoco lo extradita para que pueda ser juzgado en Venezuela, país cuya nacionalidad había adoptado durante el transcurso de sus fechorías. Barack Obama, indigno Premio Nóbel de la Paz, protege a los verdugos de nuestros pueblos hasta el final de sus vidas mientras mantiene en prisión, en condiciones que ni siquiera se aplican a un asesino serial, a los cinco luchadores antiterroristas cubanos. Gesto ignominioso el de Obama, pero que tiene un lejano antecedente: en 1962, luego de la derrota sufrida por el ejército invasor reclutado, organizado, entrenado, armado y financiado por los Estados Unidos los prisioneros que habían sido capturados por las milicias revolucionarias cubanas fueron devueltos a los Estados Unidos ¡para ser recibidos y homenajeados –sí, homenajeados- por otro “progresista”, el presidente John F. Kennedy! El fiscal general de los Estados Unidos, Robert Kennedy, para no ser menos que su hermano mayor, invitó a esa verdadera “Armada Brancaleone” de matones y bandidos a integrarse al ejército norteamericano, cosa que fue aceptada por gran parte de ellos. No sorprende, por lo tanto, que periódicamente aparezcan tenebrosas historias de atrocidades y vejaciones perpetradas por soldados estadounidenses en diversas latitudes, las últimas conocidas hace apenas un par de días en Afganistán y antes en Abu Ghraib; o que durante la Administración Reagan-uno de los peores criminales de guerra de los Estados Unidos, según Noam Chomsky- un coronel del Marine Corps y asesor del Consejo de Seguridad Nacional, Oliver North, hubiera organizado una red de narcotraficantes y vendedores de armas desde su despacho situado a pocos metros de la Oficina Oval de la Casa Blanca para financiar a la “contra” nicaragüense. No le fue tan mal a North después de estallado el escándalo: libró de ir a la cárcel y en la actualidad se desempeña en varios programas de la ultraconservadora cadena Fox News Channel. Estos episodios revelan con elocuencia el clima moral que prevalece en las legiones imperiales.

La derrota de la invasión mercenaria lejos de aplacar al imperio exacerbó aún más sus instintos asesinos: la respuesta fue la preparación de un nuevo plan, Operación Mangosta, que contemplaba la realización de numerosos atentados y sabotajes tendientes a desarticular la producción, destruir cosechas, incendiar cañaverales, obstaculizar el transporte marítimo y el abastecimiento de la isla y amedrentar a los eventuales compradores de productos cubanos, especialmente el níquel. En pocas palabras: preparar lo que luego sería el infame bloqueo integral que sufre Cuba desde los comienzos mismos de la Revolución. Huelga decirlo pero el pueblo cubano -patriótico, consciente y organizado, fiel heredero de las enseñanzas de José Martí- frustró una vez más los miserables designios de la Operación Mangosta. Al día siguiente del bombardeo aéreo del 15 de Abril, en el homenaje que el pueblo de Cuba rendía a sus víctimas, Fidel proclamaría el carácter socialista de la Revolución Cubana con las siguientes palabras: “Compañeros obreros y campesinos: esta es la revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes”. Y el 19 de Abril, en Playa Girón, se libraría el combate decisivo que culminaría con la primera derrota militar del imperialismo en tierras americanas. Latinoamérica, su respiración contenida ante esta reedición del clásico enfrentamiento entre David y Goliat, recibió con inmensa alegría la noticia de la derrota de las fuerzas del imperio, y nuestros pueblos terminaron por convencerse que el socialismo no era una ilusión sino una alternativa real. Otra historia empezaba a escribirse en esta parte del mundo. Durante aquellas históricas jornadas la camarilla contrarrevolucionaria estaba a la espera en Miami, presta para trasladarse a Cuba una vez que los invasores controlasen por 72 horas una “zona liberada” que les permitiera constituirse como “gobierno provisional” y, desde allí, solicitar el reconocimiento de la Casa Blanca y la OEA, y la ayuda militar de Estados Unidos para derrotar a la Revolución. Pero Fidel también lo sabía, y por eso su voz de mando fue la de aplastar a la invasión sin perder un minuto, cosa que efectivamente ocurrió. Parece que en Miami todavía siguen esperando.

(www.atilioboron.com)

2

Ayer fue Playa Girón y hoy podría ser Girón Playa
Por Emilio Marín

En abril de 1961 la revolución cubana pasó una prueba de vida, al derrotar la invasión mercenaria en Playa Girón. Conducía Fidel Castro. Hoy se inicia el VI Congreso del Partido Comunista. Conduce Raúl Castro.

Los aniversarios en números redondos “tienen ese no sé qué” de las calles de Buenos Aires cantado por Amelita Baltar. Y los 50 años de Playa Girón caen dentro de esa categoría de cosas recordables.

A veces se recuerdan hechos que han pasado de moda o perdido su sentido político. No es el caso de la gesta cubana, de rigurosa actualidad, al punto que hoy la población se vuelca a las calles para honrar aquella batalla pero también para dar marco al VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Se considera fecha de fundación de esa agrupación el 16 de abril de 1961, cuando Fidel Castro despidió a las víctimas de los aviones mandados por la CIA y proclamó a los cuatro vientos el carácter socialista de la revolución.

Entonces no se trata de un aniversario marcado por el almanaque sobre un hecho afectado por la desmemoria o el paso del tiempo. Es un festejo del ayer y un compromiso contemporáneo. Se podría decir que lo de 1961 fue Playa Girón, conducido por Fidel. Y lo de hoy es Girón Playa, con Raúl Castro.

El 15 de abril de 1961, a hora muy temprana, aviones que tenían pintadas falsas insignias cubanas -fletados por la CIA desde la Nicaragua de los Somoza-, bombardearon tres aeropuertos de Cuba.

Querían suprimir la modesta flota cubana, que tendría a lo sumo diez aviones, y facilitar la invasión de dos días más tarde. Las agencias AP y UPI cablearon al mundo que se había insurreccionado la Fuerza Aérea de Cuba.

Aparte de esa falsedad, el operativo fue un fracaso. El comandante en jefe cubano había prevenido a sus aviadores a desparramar sus pocos y antiguos aviones para impedir un golpe devastador que consideraba cercano. Y así ocurrió. En marzo de 1960 la CIA había saboteado el barco La Coubre, que venía de Bélgica con armas compradas legalmente por la isla para su defensa. Murieron 100 cubanos, lo que hizo brotar a Fidel Castro la que sería su marca registrada de “Patria o muerte”, al finalizar su discurso de despedida a esos mártires (en esa tribuna Alberto Korda registró la luego mundialmente famosa foto del Che Guevara).

Después vino, irremediablemente, el bombardeo del 15 de abril de 1961.

Además de ametrallar aeropuertos, los canallas mataron a 7 personas.

Otra despedida a muertos del pueblo y nuevo discurso de Fidel Castro proclamando que esa revolución hasta el momento democrática y antiimperialista se convertía en socialista. “Lo que no pueden perdonarnos, es que hayamos hecho una Revolución socialista en las narices de EE UU, ¡y que esa Revolución socialista la defendemos con esos fusiles!”, arengó el líder. Era la noche del 16 de abril y alguien le avisó al orador que en la Ciénaga de Zapata, en Playa Girón y Playa Larga, Provincia de Matanzas, había aprestos de invasión. En La Habana cantaron el himno nacional y cada quien se fue a los puntos convenidos para defender la Patria. La letra del himno dice “¡al combate corred Bayameses! … ¡A las armas, valientes, corred!”. Y corrieron por ellas.
Fracaso yanqui.

El presidente Dwight Eisenhower concibió el plan de agresión contra la joven revolución cubana y dio las directivas pertinentes a la CIA. Así prepararon la Brigada 2506 en Guatemala y Nicaragua, dos de los países con gobiernos más anticubanos en las reuniones de la OEA, que culminaron con la expulsión de la Patria de José Martí.

Los norteamericanos se cuidaron de no involucrarse directamente, con sus propias tropas, desembarcando en aquellas playas. Formalmente decían, ahora por medio de John F. Kennedy en la Casa Blanca, que no tenían planes de agresión. Eran patrañas de los comunistas.

La plata con la que se financió esa Brigada, las armas, los aviones con que operaron y los barcos que transportaron a los mercenarios, eran todos de matriz estadounidense. Varios pilotos alcanzados por el fuego defensor y cuyos restos fueron recuperados por Cuba, también eran estadounidenses (un cadáver estuvo 18 años en la Morgue habanera, hasta que la CIA blanqueó esa muerte y los familiares pudieron retirarlo).

Pese a todo ese despliegue militar y logístico, en 66 horas los invasores fueron derrotados y tuvieron 1.200 prisioneros. En vez de ser fusilados, como podrían haberlo sido, el gobierno vencedor consideró más humanista canjearlos por alimentos y medicinas que se necesitaban.

Del lado cubano hubo 176 muertos, la mayoría jóvenes, que cayeron defendiendo las posiciones primero y luego tratando de entrar en Playa Girón tomada por los enemigos.

Varios aviones agresores fueron abatidos por las defensas antiaéreas y los aviones cubanos, que hicieron allí su debut exitoso. La propaganda yanqui decía que Castro contaba con modernos Migs soviéticos; si hubiera tenido esas máquinas todo se hubiera terminado en 24 horas y no en 66.

La defensa también utilizó tanques y cañones, lanza obuses y otras armas de artillería, que junto con los aviones averiaron y hundieron a varios barcos que llevaban tropas hacia tierra firme. La sabia orden de Fidel Castro, según recuerdan los militares cubanos, fue: primero hundir los barcos, después bajarles los aviones y finalmente tirarles a las tropas. “Vamos a tumbar aviones, pero hoy vamos a hundir barcos.

¡Hundan barcos! ¡Hunde barcos, coño, tienes que hundir muchos barcos!

¡Para el carajo, fuego con ellos!”, le ordenaba a Raúl Curbelo, uno de los jefes de los aviadores.

Con esa lógica se consumó la gran victoria de Girón, considerada la primera derrota militar de los norteamericanos en el siglo XX en la región. Así lo vivieron Kennedy, el secretario de Estado Dean Rusk y el jefe de la CIA Allen Dulles, en la madrugada del 18 de abril, cuando les avisaron que todo había terminado en desastre.

La batalla tuvo tres consecuencias muy importantes. Una: la revolución cubana se transformó en socialista. Dos: el Ejército Rebelde de Sierra Maestra parió a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, FAR, un verdadero ejército con todas las ramas. Tres: el líder que era Fidel se recibió de comandante en jefe. La invasión venía a asesinarlo, pero lo potenció como estratega en la primera fila de la resistencia. En el juicio del Moncada dijo que la historia lo absolvería. No podía saber que se había quedado corto. La historia le reservaba un papel mayor.
Girón Playa, con Raúl.

La rápida movilización para aplastar la columna invasora logró frustrar la maniobra concebida en Washington, de ubicar su cabeza de playa e inmediatamente traer a un gobierno fantoche, con Miró Cardona.

Así solicitaría a la OEA el reconocimiento internacional.

Ese plan fue admitido por el jefe militar de los invasores, José Pérez San Román, en un libro posterior. Ese autor escribió: “este reconocimiento con su consecuente apoyo político-económico-militar había sido previamente preparado por el gobierno de Estados Unidos con varios países de Latinoamérica”.

Esos eran otros tiempos en la región, donde -salvo el digno México- el resto de los gobernantes rompió relaciones diplomáticas con La Habana.

Hoy en cambio, el marco internacional es bien diferente. No es que no existan gobiernos alineados con el imperio, como el de Felipe Calderón o Juan Manuel Santos, pero la tendencia fundamental está marcado por los socios del ALBA, el Mercosur y la Unasur.

Esa política de alianzas y mayor comprensión regional es una de las condiciones con que cuenta a su favor esta nueva etapa revolucionaria que abren los cubanos con su VI Congreso partidario y las reformas económicas y sociales que encaran para salvar su socialismo.

Playa Girón fue una batalla militar. Girón Playa es una batalla política. En 1961 había que barrer a enemigos que invadían desde afuera. En 2011 habrá que modificar la economía en el frente interno, rectificando todos los errores que acumularon allí en el marco del bloqueo norteamericano. En Playa Girón había que tener buena puntería para hundir al Houston y otros barcos y abatir aviones B-26. En Girón Playa habrá que tener paciencia y buenos argumentos para convencer a los cubanos de que la salud y la educación seguirán siendo gratuitas, pero otros subsidios indebidos serán eliminados.

En suma, en Playa Girón la mira de las armas se ponía sobre los invasores pagados por el imperio. Ahora, el esfuerzo e inteligencia de los cubanos tendrán que ganar la lucha política y cultural, para que haya mayor productividad del trabajo, menos vagancia e indisciplina laboral, más eficiencia y mejores resultados.

Aquel 17 de abril los cubanos debieron levantarse a las 3.30 horas, cuando empezó la invasión. Ahora tendrán que levantarse también al alba, para arrancarle a la tierra, las máquinas, la tecnología, el laboratorio, el central azucarero, la construcción, etc., la mejor de las producciones. Aquellas madrugadas estaban pariendo el socialismo; el estilo de trabajo duro -que van a aprobar en estos días los mil delegados congresales- se propone mejorarlo. Entonces y ahora, a sólo 90 millas, hay un imperio que apuesta a la derrota.

Read Full Post »

Older Posts »