Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘contrarrevolucion cubana’ Category

Sancionan a antisociales por perturbar el orden y la tranquilidad en Cuba
Por M. H. Lagarde

“…hasta los familiares de los acusados, indignados, increparon a la salida del tribunal a los llamados “defensores” de la verdad”:

“Foto de familia”

Mercenarios en las afueras del tribunal de 10 de Octubre posan para la prensa extranjera.

El Tribunal Municipal de 10 de Octubre, celebró ayer la vista oral en contra de los elementos antisociales Luis Enrique Labrador Díaz, Walfrido Rodríguez Piloto Barceló y Yordani Martínez Carvajal por los delitos de resistencia, desacato y desorden público.


Al comprobarse su autoría en el hecho de esparcir octavillas contrarrevolucionarias -durante el mes de enero de este año, en los municipios de Plaza de la Revolución y Cerro-, el tribunal acordó sancionar a 5 años de privación de libertad a Luis Enrique Labrador Díaz, Walfrido Rodríguez Piloto, David Piloto Barceló y a 3 años a Yordani Martínez Carvajal.

Según fuentes consultadas por Cambios en Cuba, los sancionados, con edades comprendidas entre los 24 a 42 años, cuentan con amplios antecedentes delictivos. Luis Enrique Labrador Díaz fue procesado en 3 ocasiones por robo con violencia; Walfrido Rodríguez Piloto es un ex interno por robo con fuerza, tenencia ilegal de arma de fuego, riña tumultuaria, evasión de presos y desacato; David Piloto Barceló fue sancionado con anterioridad a 9 años por robo con violencia y Yordani Martínez Carvajal fue procesado por tenencia ilegal de arma blanca.

Durante el juicio, elementos contrarrevolucionarios al servicio del gobierno norteamericano y la SINA, se presentaron en las afueras del tribunal y profirieron ofensas contra los integrantes de esa instancia, provocación que fue rechazada por la enérgica respuesta de los vecinos de Santos Suárez.

Por lo visto, los llamados defensores de los “Derechos Humanos”, como es el caso de Elizardo Sánchez Santa Cruz y Laura Pollán, luego de quedarse sin argumentos tras la reciente liberación por parte del gobierno cubano de 104 internos que cumplían sanciones por realizar actividades al servicio de EE.UU., han abrazado ahora la causa de defender a delincuentes comunes para alimentarlas campañas mediáticas de satanización de la Revolución Cubana.

La SINA continúa funcionando como una verdadera Agencia de Pasajes, para aquellos que logren acumular méritos en “provocaciones contra el régimen” -léase vulgares delincuentes que no encuentran otra salida que acogerse al programa de refugiados y emigrar a los Estados Unidos.

Las costuras de éste sucio juego son tan visibles que hasta los familiares de los acusados, indignados, increparon a la salida del tribunal a los llamados “defensores” de la verdad. En declaraciones realizadas a este blog, Julio Martínez Acosta, padre de Yordani Martínez, se supo que se dirigió a Elizardo Sánchez cuando posaba para las cámaras de la prensa extranjera y lo acusó de manipulador, vago y mercenario y de ser el responsable de la situación de su hijo. De igual forma, Arturo Abreu Pruna, padrastro de Luis Enrique Labrador Díaz, increpó a Laura Pollán, a la que calificó de pordiosera que se dedica a mendigar el dinero de los americanos.

Como ya hemos dicho anteriormente -los mercenarios, última versión del anexionismo cubano-, intentan hacerle el juego al imperialismo en su afán de crear situaciones que sirvan de pretexto para desatar una agresión militar contra nuestro país.

En Libia, los bombardeos de la OTAN arrebatan diariamente la vida a mujeres y niños inocentes mientras los llamados “activistas de los derechos humanos en Cuba” guardan un silencio cómplice ante la barbarie. Bastaría recordarles que las bombas no tienen nombres.

Publicado por M. H. Lagarde en 12:11

Read Full Post »

Por Ernesto Pérez Castillo

rcbaez_yoaniylamodadegtmo.JPG

El único animal que tropieza dos y tres y cuatro veces con la misma piedra es el periódico español El País. Claro que tropieza porque no le queda de otras, ya que no puede sacarse la piedra del zapato, pues la piedra en este caso es Yoani Sánchez, y es que fueron ellos quienes la sembraron ahí.

Parece ser que parece que alguien en el más allá –ese paraíso que queda a noventa millas y poco más al norte del malecón habanero– le ha dado luz verde a la blodeguera para mencionar, de refilón, la presencia de la ilegal Base Naval de Guantánamo en territorio cubano. Ello le daría algo de credibilidad, se supone, pero, eso nunca, no debe pasarse de la raya al punto de mencionar las torturas que son el pan del día a día de los allí detenidos.

Así resulta que en su visión especialísima, el campo de detención y torturas que el gobierno norteamericano se costea en Cuba, ese, no es el problema para Yoani. Que va… según ella el problema real es el campo minado con el cual Cuba defiende su frontera, de donde han partido numerosas provocaciones que han costado la vida a más de un cubano.

Pero todo eso es agua pasada, y sobre ello no vale la pena el tecleteo. Lo novedoso, lo increíble, lo impensable –para ser exacto: lo imperdonable– es que cuando Yoani Sánchez se refiere a las personas que la CIA ha secuestrado en medio mundo y, después de torturarlas para nada, las ha tirado al olvido allí en Guantánamo por no tener nada peor que hacer con ellas, la blodeguera dice que: “llevan uniformes anaranjados, purgan largas condenas y son aludidos con frecuencia en los medios extranjeros”.

Ya se sabe que Yoani Sánchez es tan ignorante que ni siquiera sabe que no sabe, pero eso de decir que las personas retenidas en Guantánamo “purgan largas condenas” es el colmo de la inopia –si no de la mala leche y la perversidad–, porque si algo no han recibido jamás de los jamases los presos de Guantánamo es condena alguna de ningún tribunal. De hecho, no han ido a juicio. Es más, hasta el sol de hoy, y desde el primer día de sus secuestros, nunca han sido formalmente acusados de nada.

Encima, la blodeguera al comentar sobre ellos aventura: “debieron esperar años para que se aclarara su identidad y poder irse de vuelta a casa”, y también: “Quizás alguno de ellos lograba divisar desde su celda los límites de la base naval donde estaba recluido”.

Nótese el uso de la conjugación de los tiempos verbales que hace la filóloga estelar, siempre abusando del pretérito y del copretérito, como si ya en el soleado presente los presos no estuvieran allí. Pero allí están, y esa es la dura y oscura realidad que Yoani no podrá escamotear, ni siquiera si se atreviera con el poscopretérito del futuro subjuntivo.

Es insólito es que en las mismas páginas donde se amplifican las divagaciones de Yoani, hayan aparecido antes los cables de WikiLeaks sobre Guantánamo, con la cifra exacta de cuántos permanecen allí, a qué torturas han sido sometidos y en base a qué acusaciones fueron detenidos, como es el caso de Mohamed el Garran, llevado a la prisión luego que un delator dijo que formaba parte de la célula de Al Qaeda en Londres, y nadie se fijó en el detalle de que el Garran contaba solo once años cuando se le suponía preparando macabros atentados y, además, nunca estuvo en el Reino Unido.

Que Yoani diga y repita y se caiga de espaldas con sus disparates, eso es cosa de ella, pero que el periódico El País –que se supone tenga editores y correctores y confirme cada coma antes de llegar a la página impresa– le siga la corriente y se los publique sí que deja muy en claro cómo son las cosas de Prisa…


Tomado de Haciendo las cosas mal

Vea también Califican de “crimen infame” a base naval de EE.UU. en Cuba

Read Full Post »

Por M. H. Lagarde

el-agente-marc-wachtenhein2.JPG

De acuerdo con la serie de denuncias que desde hace varias semanas transmite la televisión cubana bajo el título de las Razones de Cuba, además de la Fundación Pontis, otras organizaciones y ONG, que les sirven de tapadera a la CIA, se dan el lujo de malgastar el dinero del contribuyente norteamericano en el infructuoso intento de  provocar un cambio en la Isla a favor de los intereses del gobierno de Washington.  Una de esas “instituciones” es la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), una organización donde la CIA, el gobierno norteamericano y el gran capital se dan la mano a la hora de financiar la contrarrevolución en Cuba, especialmente a través de la USAID.

Varios investigadores aseguran que la FUPAD, “creada en 1962 en Estados Unidos mediante un acuerdo único de cooperación entre la Organización de Estados Americanos (OEA) y el  sector privado”, recibe fondos de una extensa lista de instituciones, organizaciones y empresas monopólicas entre las que  figuran la USAID, el Banco Mundial, Chevron Corporation, Citigroup, The Hampshire Foundation y Phillip Morris Internacional.

Según el sitio web Cuba Money Proyect, la FUPAD se ha visto beneficiada en más de una ocasión por los fondos que la USAID destina a financiar la llamada disidencia cubana.

En el año 2007, de un total de 13.3 millones de dólares distribuidos por la USAID, la FUPAD firmó un contrato por 2.3 millones de dólares para apoyar a la contrarrevolución interna en Cuba; y en el 2009, de un presupuesto asignado de 15 620 000 millones de dólares, la FUPAD recibió 3 millones de dólares mediante la firma de dos contratos para similares fines desestabilizadores en la Isla. Uno de ellos, de 2 millones de dólares y el otro de un millón.

EL AGENTE MARC WACHTENHEIN

En el caso cubano, la organización que en el 2009 también tomó parte la legitimización de las “elecciones” del gobierno golpista impuesto por Estados Unidos en Honduras, ha actuado a través de agentes como el peruano-norteamericano Marc Wachtenheim.

El exdirector de la Iniciativa de Desarrollo para Cuba de dicha fundación, Marc Wachtenheim, ha tenido una amplia participación en ejecutar acciones contra la revolución cubana y en varias ocasiones ha visitado Cuba con el objetivo de facilitar y asegurar la entrega de apoyo material y financiero a miembros de la contrarrevolución interna, así  como obtener información sobre diversos aspectos de la realidad cubana.

Violando las propias leyes norteamericanas establecidas por el criminal bloqueo que desde hace medio siglo Estados Unidos le impone a la Isla, Wachtenheim visitó Cuba en cinco veces entre el 2002 y el 2009, y en cuatro de esas oportunidades utilizó visa de turista.

En junio de 2002, el ex empleado de la FUPAD, justificó su arribo a Cuba procedente de Jamaica como turismo individual. Otro tanto hizo en el Febrero 2004 y cinco años después, en febrero 2009 y noviembre de ese mismo año, procedente todas las veces de México.

Entre las principales misiones de este personaje, se encontraba  la de hacerle llegar a la contrarrevolución cubana tecnología de punta como blackberries, laptops, Bgan y otros insumos tecnológicos, destinados ser utilizados en acciones subversivas contra la Revolución cubana.

De acuerdo con la denuncia realizada por el escritor cubano Raúl Capote, reclutado por la CIA pero, en realidad agente de la Seguridad del Estado cubano, en el capítulo de Las Razones de Cuba “Fabricando un líder” , el equipamiento introducido en Cuba por los emisarios de Marc Wachtenhein estaba destinado a utilizarse en labores de espionaje a favor del gobierno de Estados Unidos.


EL NEGOCIO DE LA LIBERTAD Y LA DEMOCRACIA

Después de renunciar, por problemas financieros, a su cargo en la FUPAD, Marc Wachtenheim, actualmente preside el Center for Advacement of Freedom and Democracy, organización creada por él mismo y que supuestamente tiene objetivo similares a los de la FUPAD: “promover la libertad y la democracia en América Latina”, lo que, como todo el mundo sabe, equivale a oponerse a cuanto movimiento exista en la región que no responda a los intereses norteamericanos, como es el caso de los gobiernos progresistas de Venezuela, Ecuador, Bolivia y Cuba.

Los métodos utilizados por el ex empleado de la FUPAD, en su supuesta cruzada a favor de “la libertad y la democracia”, no dejan dudas de su relación con servicios de inteligencia como la CIA. De igual modo, tampoco ya casi nadie duda que fundaciones como la checa Pontis, la FUPAD o el propio Center for Advacement of Freedom and Democracy dilapidan a mansalva, en el inútil intento de derrocar a  la Revolución cubana, el dinero de los contribuyentes norteamericanos.

Como afirmó hace poco el influyente jefe de la comisión de  Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, John Kerry, sobre los últimos 20 millones de dólares presupuestados por la USAID para promover la democracia en Cuba: “No hay evidencia de que los ‘programas de promoción de la  democracia’, que costaron al contribuyente estadounidense más de 150 millones  de dólares hasta la fecha, ayuden al pueblo cubano”.

Tomado de Cambios en Cuba

Read Full Post »

Por Enrique Ubieta Gómez

¿Quién es Julio Feliciano? ¿por qué pide a sus colaboradores que se abstengan de solicitar a Fariñas que deponga su huelga de hambre? ¿qué hace con Jorge Moragas? Véalo aquí. Usted puede ampliar estas fotos pinchando sobre ellas para leer los textos.


Sencillamente impactante. La incansable YoCa ha puesto en su muro de Facebook unas fotos reveladoras. No son imágenes catastrofistas: no están en ellas las víctimas, sino los victimarios. Son señores bien vestidos. Sonrientes. Nacieron en Cuba. Hablan de libertad y de democracia. Julio Feliciano Martínez García –representante para Europa de la Convención Internacional Anticomunista–, por ejemplo, conversa en su página FB con varios amigos sobre la conveniencia o no de dejar morir a Guillermo Fariñas (las fotos son de la página, de sus respuestas).

Este circunspecto señor instruye a dos de sus interlocutores:

— “Totalmente y llamarlo a que la abandone (la huelga) es provocarle una nueva tortura y, en algunos casos, colaboracionismo con la tiranía”

— “Esta proposición -la de que Fariñas abandonara la huelga de hambre- puede quitarle de encima a la tiranía cubana una muerte que sería aplastante ante la comunidad internacional y que tratarán ahora vista la anterior de evitar a toda costa, después de la de orlando zapata tamayo: la de guillermo fariñas, ¡alertad todos!”

‎– “Querida alina, este artículo es del periodista cubano de miami ALDO ROSADO TUERO. La proposición si no es obra de uno de sus agentes infiltrados, es tan claramente idiota que se convertiría, como dice Juan Valer, en una victoria más de la… tiranía, se librarían de otra muerte, la de guillermo fariñas, y anularía la opción de la huelga de hambre, al tiempo que se tornaría inútil la muy útil muerte de orlando zapata tamayo y la de todos los que la antecedieron y nunca se conocieron. ¡así actuamos, así nos va y nos irá!”

Con tristeza corroboro cuanta razón me asistía al preguntar en un artículo que publiqué en mi blog y en la prensa cubana, sobre la muerte lamentable de Zapata Tamayo: “¿Quiénes y por qué estimularon a Zapata a mantener una actitud que ya era evidentemente suicida? ¿A quién le convenía su muerte? El desenlace fatal regocija íntimamente a los hipócritas “dolientes”. (…) Como buitres estaban algunos medios -los mercenarios del patio y la derecha internacional-, merodeando en torno al moribundo. Su deceso es un festín. Asquea el espectáculo. Porque los que escriben no se conduelen de la muerte de un ser humano -en un país sin muertes extrajudiciales-, sino que la enarbolan casi con alegría, y la utilizan con premeditados fines políticos”.

Aclaro que el articulista calificado de idiota por Julio Fernando –que al parecer consideraba conveniente hacer desistir a Fariñas de su huelga–, fue el coordinador del movimiento terrorista que en 1965 colocó dos bombas caseras en el Instituto de Relaciones Culturales Ruso-Mexicano, en el D.F.

En una foto, Julio Feliciano posa con su amigo Jorge Moragas…, sí, el secretario de relaciones internacionales del PP español, el mismo que simulaba estar preocupado por la vida de Fariñas en el programa 59 segundos de TVE en el que participé. Según la fuente que publica la foto, Moragas tramaba la creación del Grupo Popular Cubano…, con el personaje que abogaba en FB por dejar morir a Fariñas. La colección de fotos es espectacular, porque revela las entrañas de la contrarrevolución miamense-madrileña. Por ella desfilan los personajes y personajillos de una fauna en descrédito. Veámoslas.


El sonriente Moragas con Julio Feliciano, que abogaba por la muerte de Fariñas.


Página de FB de Julio Feliciano y una de sus intervenciones.
Otra de sus intervenciones de FB, transcritas más arriba.
Uf, aquí está Humberto Illa Laguna, miembro de Alpha 66 y presidente de la Convencion Internacional Anticomunista, de la que Julio Feliciano es representante para Europa (y amigo de Moragas). Repárese en la svástica y la foto de Pinochet en la pared. Pequeños detalles que “adornan” su oficina.
Humberto Illa Laguna, el de la foto anterior con… Guillermo Nobo Sampol, amigo y compañero de “armas” de Posada Carriles.
Ariel Sigler junto a Félix Rodríguez, agente de la CIA e históricamente considerado como uno de los asesinos del Che, exhibe orgulloso la foto en la que este conduce al Guerrillero Heroico.
Carlos Goicolea con Posada Carriles (al centro).
Armando Valladares, Carlos Goicolea (amigo de Posada), el congresista David Rivera, entre otros.
Desayuno anticomunista: Valladares, Rivera, casi de espaldas James Cason, entre otros.
Desayuno anticomunista: en una esquina, James Cason.
Armando de Armas y Pedro Peñaranda con el entonces presidente de Polonia, el derechista Lech Kaczynski.
Foto de familia: Lincoln Diaz – Balart con algunos personajillos en Madrid. Aparece a la izquierda Raúl Rivero y al centro… ¡el viejillo de la Fundación Hispano Cubana que participó con Moragas en aquella edición del programa 59 segundos.
Quizás también le interese:

Read Full Post »

WASHINGTON, 1 Abr 2011 (AFP) – El jefe de la influyente comisión de  Relaciones Exteriores del Senado estadounidense, John Kerry, anunció este  viernes que se opondrá al presupuesto de 20 millones de dólares presentado por  el gobierno para promover la democracia en Cuba.

“Antes de que esos 20 millones de dólares sean comprometidos debería  realizarse una revisión completa de los programas y el gobierno debería  consultar con el Congreso”, declaró Kerry en un comunicado.

“Todos deseamos que el pueblo cubano obtenga más libertad y prosperidad en  el futuro […] y aplaudo el compromiso del gobierno de ampliar el contacto  entre nuestros pueblos”, explicó el texto del legislador demócrata.

rcbaez_bicicletas-y-abrigos-de-piel-480.JPG

el-refri-de-marta.jpg“No hay evidencia, sin embargo, de que los ‘programas de promoción de la  democracia’, que costaron al contribuyente estadounidense más de 150 millones  de dólares hasta la fecha, ayuden al pueblo cubano”, añadió Kerry.

Esos programas “sólo sirvieron para provocar al gobierno cubano”, criticó  Kerry.

El presupuesto de 20 millones de dólares para 2012 (año fiscal que arranca  en octubre) está en la partida de la Agencia para el Desarrollo Internacional  (USAID), que depende del Departamento de Estado.

Esa agencia fue la que subcontrató a la empresa Development Alternatives  oficialmente para distribuir material de telecomunicaciones a grupos civiles en  Cuba.

Un empleado de esa empresa, Alan Gross, de 61 años, fue detenido en la isla  en diciembre de 2009 y condenado este mes a 15 años de cárcel.

Responsables del Departamento de Estado ratificaron en las últimas semanas  que el programa para la democratización de Cuba continuaría.



Publicado por M. H. Lagarde para Cambios en Cuba el 4/01/2011 04:13:00 PM

Con imagenes agregadas sobre el uso de los más de 150 millones  de dólares de los fondos del contribuyente estadounidense…

Read Full Post »

frank-carlos-mirando-libros-580x367.jpg
Frank Carlos, el agente Robin. Foto: Ismael Francisco

“Un grupo de jóvenes artistas y yo tuvimos la idea de crear un proyecto cultural para promocionar la obra plástica de esos jóvenes”, así comienza su testimonio Frank Carlos Vázquez, el agente Robin de la Seguridad del Estado cubano en el nuevo documental que ha transmitido este lunes la Televisión Cubana.

En “Mentiras bien pagadas”, el nuevo material de la serie Las Razones de Cuba, Frank Carlos asegura que recibió la visita de “oficiales diplomáticos de la Oficina de Intereses, a ellos les pareció este proyecto muy interesante, puesto que era un proyecto independiente, alternativo y que no estaba bajo la dirección de las instituciones culturales en Cuba en ese momento y a partir de ahí entonces comenzó un proceso de encuentros y contactos prácticamente diarios”.

Esta serie de encuentros con el señor Larry Colwin dieron como resultado que el agente Robin fuera reclutado por los servicios de inteligencia de la CIA:

“Este reclutamiento tenía como objetivo fundamental aglutinar alrededor del Centro Cultural Independiente a un grupo de jóvenes artistas cubanos que tenían la necesidad de ser promovidos y al mismo tiempo poder influenciar sobre su obra y su pensamiento, de ahí que el centro se convirtió bajo la idea de Larry Colwin en un centro de referencia bibliográfico; recuerdo que decenas de cajas de libros, revistas y publicaciones norteamericanas fueron donados por la SINA a nuestro centro para que los artistas tuvieran acceso a la información valiosa que era publicada en esos momentos por la sociedad y por el arte contemporáneo norteamericano; al mismo tiempo también surgió una idea muy importante del señor Douglas Barnes que era convertir el centro en un centro de acceso a Internet”.

Vázquez recordó que el señor Douglas Barnes tuvo la idea de convertir el centro en un lugar de acceso a Internet para atraer a jóvenes artistas.

* Descargue el texto completo del guión del documental y el video en Las Razones de Cuba.

* Para descargar fotos a alta resolución, visite nuestro sitio en Picasa

agente-robin-580x395.jpg

Más fotos en Cubadebate

Read Full Post »

Por Luis Sexto

rcbaez_cuba-soberana-siempre.JPG


En la situación de Alan Gross, la academia de la lengua… política quizás tenga que convocar un congreso para definir si la palabra subversión tiene dos entradas diferentes significando lo mismo, o es que hay más de un diccionario para juzgar o calificar los actos relacionados con lo político, según sea la banda desde donde se emplee el lenguaje.

Desde los Estados Unidos, en particular, Miami, Gross es un bienintencionado ciudadano que solo pretendía mejorar las comunicaciones con el extranjero a ciertos grupos de cubanos. Primeramente, los judíos fueron incluidos en la generosa acción. Y cuando los líderes de la comunidad judía negaron ser destinatarios de tan avanzadísimos medios de comunicación satelitales –para qué nos servirían, pudieron aducir– las alegaciones involucraron, y esta vez al parecer con verdad, a los llamados disidentes, que en estricta definición lexicográfica son opositores proactivos y extranjerizantes del Gobierno de Cuba.

En nombre de una ley norteamericana que legitima la lucha por la democracia en Cuba –la Helm-Burton–, un ciudadano estadounidense puede violar las leyes de Cuba si sus propósitos se contraen a los ideales de un paladín de la libertad en un país que, a su entender, niega los valores democráticos según el diccionario de Washington.

Juzgando el caso con óptica política, es decir, utilizando el término política como un acróbata se sostiene en la cuerda floja, es decir, mediante el equilibrio, habría que empezar a preguntarse si la detención y posterior juicio de Alan Gross pudieron constituir, del lado de Cuba, un gesto de provocación, de mala voluntad hacia los Estados Unidos. ¿Le conviene al Gobierno de Raúl Castro empeorar las relaciones con Washington; resulta práctico enrarecer el efecto de las escasas medidas que la administración de Barak Obama ha adoptado, al menos para reubicar las relaciones entre ambos países en el punto previo al empeoramiento causado por Bush, hijo?

Pero otra pregunta pide su turno: ¿Cómo se explicaría que si La Habana está liberando a los condenados por delitos políticos –los de la causa de 2003, y de otros expedientes, salvo a los culpables de verter sangre- y además conmutó la pena de muerte a tres sentenciados por terrorismo, gestaría un nuevo conflicto al haber juzgado por subversión, sin pruebas, a un prominente ciudadano de los Estados Unidos? Por mucho que demos vueltas a la esfera de la política, tan redonda y modificable como el planeta, no aparece un móvil que justifique, por no repetir que explique, un comportamiento tan carente de sentido político.

El enfoque oficial norteamericano no considera que Alan Gross sea agente, aunque se le llame subcontratista, de la Agencia Internacional del Desarrollo de los Estados Unidos (USAID) y que la simple gestión de repartir caramelos en Cuba sin permiso del Gobierno cubano, ya implique la violación de la soberanía cubana. ¿Acaso hacer lo mismo en los Estados Unidos, esto es, trabajar para otro país en territorio norteamericano sin registrarse en los libros del gobierno federal no supone un delito severamente castigado, aunque el presunto agente haya entrado legalmente al país?

Por ello, no culpen a este articulista de parcializarse. Sólo trato de apuntar que la razón no puede picotearse de modo que la acción que me disgusta es lícito cometerla contra otro si soy yo quien actúa. Y así vemos a la política mundial despojarse de sus ropas decentes para asumir, entre harapos, el papel de lo que en el español de Cuba llaman “guapería de barrio”. Por tanto, prepotencia sería la palabra que en el diccionario de la política resumiría las exigencias de la Casa Blanca por la liberación de Alan Gross.

De cuanto pueda especularse, lo que sí se presenta con las evidencias de lo real es que el juicio recién celebrado poseyó argumentos legales como para soportar su celebración. Y que es cierto también que el equipo de abogados cubanos del subcontratista de la USAID, desempeñó “una vigorosa defensa”, según calificativos de El Nuevo Herald, el pasado 5 de marzo.

Este proceso, con casi 14 meses de preparación luego del arresto de Gross el 3 de diciembre del 2009, tiene un significado que salta por encima de los alaridos del “exilio” de Miami y las amenazas de la señora Clinton condicionando el futuro de mejoramiento de las relaciones a la liberación de Gross. Pero ha de tenerse en cuenta un factor básico: con el juicio contra Alan Gross, Cuba defendió su soberanía e integridad. Porque a fin de cuentas, el Congreso de Estados Unidos ha destinado decenas de millones de dólares para que la USAID los emplee, entre otros empeños, para financiar a las grupos y tendencias que pretenden, dentro y fuera de Cuba, derrocar al legítimo gobierno de Cuba, y así recuperar Washington su hegemonía en esta isla llamada desde hace siglos Llave del Golfo. Ni la preparación intelectual del presidente Obama, ni su elocuencia han podido modificar esta política cuya víctima, en estos momentos, ha resultado el propio Alan Gross.

http://progreso-semanal.com/4/index.php?option=com_content&view=article&id=3213:gross-vs-soberania&catid=4:en-cuba&Itemid=3

 

Read Full Post »

Older Posts »