Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Paz’

“El Consejo Mundial por la Paz concedió al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, el Olivo de la Paz, por ser ejemplo de constante lucha por la convivencia pacífica entre las naciones. Fueron reconocidos, además, debido a su lucha antiterrorista y por la preservación de la paz, cinco patriotas cubanos presos en Estados Unidos desde 1998. Gerardo Hernández, René González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González cumplen condenas que llegan hasta doble cadena perpetua más 15 años de cárcel por informar sobre planes criminales de grupos anticubanos asentados en el estado norteamericano de la Florida”. (Prensa Latina)
rcbaez_5fidelpaz.JPG
Palabras de Ricardo Alarcón de Quesada en la Reunión del Comité Ejecutivo del Consejo Mundial por la Paz, en La Habana, el 29 de abril de 2011

Cra. María do Socorro Gómez

Compañeras y compañeros:

Nos honra que acá se reúna el Comité Ejecutivo del Consejo Mundial por la Paz, institución  que brega por la convivencia armoniosa entre las naciones y el respeto a los derechos de los pueblos, y lo ha hecho siempre sin vacilar desde su fundación cuando se iniciaba la llamada Guerra Fría.

Fueron constantes sus luchas para evitar el enfrentamiento militar entre los dos bloques en que entonces se dividía el mundo. Esa guerra nunca estalló aunque sí se repitieron las agresiones imperiales contra pueblos que buscaban liberarse de la dominación colonial. En aquellos tiempos se prometía que al superarse la guerra fría se habría de alcanzar el desarme general y completo y los cuantiosos recursos así liberados servirían para financiar el desarrollo de los países del tercer Mundo. No se alcanzó ni lo uno ni lo otro.

Terminó la guerra fría pero se intensifica la carrera armamentista, ya no existe el Tratado de Varsovia, pero la OTAN aumenta su membresía y extiende su acción belicista fuera de su ámbito original, primero invadiendo a Afganistán y ahora bombardeando y masacrando en Libia a una población que dice cínicamente proteger. Se hace más honda la brecha que separa a ricos y pobres y ya casi nadie recuerda las viejas promesas de cooperación internacional para el desarrollo. Son cada vez más evidentes los signos de la crisis del medio ambiente que amenaza con acabar con la especie humana y el hambre golpea a centenares de millones en todo el planeta.

Vienen ustedes a La Habana poco después de concluido el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba que movilizó a toda la sociedad para examinar nuestros problemas principales y aprobar los cambios indispensables en nuestro proyecto económico y social. Fue un Congreso del que salió fortalecida la unidad patriótica de la nación. Todas y todos nos empeñaremos por edificar una sociedad mejor en la que florezca el socialismo nuestro, el socialismo posible en Cuba, hoy.

Son grandes los desafíos que enfrenta nuestro pueblo. Resistimos una guerra económica que dura ya más de medio siglo, el genocidio más prolongado de la historia. Encaramos otras formas de agresión incluyendo el terrorismo que ha quitado la vida o se la ha dañado gravemente a miles de compatriotas.

Hace seis años que Luis Posada Carriles, asesino confeso, disfruta de la protección oficial y desde territorio norteamericano anuncia crímenes futuros con total impunidad. Por tratar de impedir tales ataques fueron injustamente condenados y sufren cruel prisión los Cinco compatriotas a quienes ustedes han hecho un reconocimiento muy especial.

Apreciamos profundamente la solidaridad de ustedes. Los Cinco son prueba irrefutable de que Washington practica el terrorismo contra el pueblo cubano. No se trata de una historia del pasado. Lo sigue haciendo ahora mismo.

Por eso el lunes 25 de abril de este año, hace apenas cinco días, la Fiscalía demandó que sea rechazada sumariamente, sin audiencia ni consideración alguna, la petición de Habeas Corpus a favor de Gerardo Hernández Nordelo. Igual reacción tuvo más tarde respecto a la moción semejante de Antonio Guerrero y la de René González. Washington quiere que el tribunal de Miami rechace esas apelaciones sin discutirlas, sin revisar las pruebas, sin escuchar siquiera a un acusado sobre el que pesa una descomunal condena a dos cadenas perpetuas más quince años.

Quieren con el secreto perpetuar una brutal injusticia. Es el estilo de quienes han creado cárceles clandestinas y han legalizado la tortura.

Creen poder hacerlo impunemente porque cuentan con la complicidad de los llamados medios de información que ocultan la verdad e impiden al pueblo norteamericano conocerla. Es urgente convocar a la solidaridad de todas las personas honestas.

Hay que multiplicar por todas partes acciones como las que ustedes realizan y merecen nuestra gratitud.  Sólo así podremos derrotar a la dictadura mediática que es el principal instrumento del Imperio y culpable también por sus infamias. Que se alce en todo el mundo el reclamo al Presidente Obama para que libere a los Cinco, a todos y cada uno de ellos, sin excepción ni condición alguna.

Read Full Post »

Por Lianet Arias Sosa

rcbaez_fidelpaz.JPG(PL) El Consejo Mundial por la Paz concedió al líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, el Olivo de la Paz, por ser ejemplo de constante lucha por la convivencia pacífica entre las naciones.

El presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón, recibió el reconocimiento otorgado a Fidel Castro, durante la primera jornada de la reunión del Comité Ejecutivo de la organización.

De acuerdo con la Agencia de Información Nacional, el encuentro sesionará hasta mañana en esta capital, con la participación de representantes de 40 países.

El estímulo consiste en una escultura en madera que representa al globo terráqueo, coronada con los laureles de la paz, obra del artista griego Kosta Rotos.

También el Centro Brasileño de Solidaridad con los Pueblos y la Lucha por la Paz obsequió a Fidel Castro un cuadro de la pintora Ediria Amazonas, cuyo motivo refleja la lucha y las demandas históricas de los trabajadores de todo el planeta.

Fueron reconocidos, además, debido a su lucha antiterrorista y por la preservación de la paz, cinco patriotas cubanos presos en Estados Unidos desde 1998.

La presidenta del Consejo Mundial por la Paz, María del Socorro, subrayó que en la batalla por defender la armonía y justicia mundiales, nunca cejarán en el empeño de lograr que los antiterroristas cubanos encarcelados regresen pronto a su patria.

Igualmente, dijo que los asistentes a la reunión marcharán en la capitalina Plaza de la Revolución el próximo 1 de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores.

Con informaciones de Prensa Latina y Radio Nacional de Venezuela

Escuche reporte de Raimundo Urrechaga para RNV

Imagen agregada RCBáez

 


Read Full Post »

Por Pepe Escobar

1362205315-coalicion-internacional-bombardea-libia-frenar-ofensiva-gadafi.jpg

Mentira, hipocresía y programas secretos. De eso no habló el presidente de EE.UU., Barack Obama, cuando explicó su doctrina libia a EE.UU. y al mundo. La mente se aturde con tantos agujeros negros que engullen esta espléndida guerrita que no es una guerra (una “acción militar, limitada en el tiempo, limitada en su alcance”, según la Casa Blanca), combinada con la incapacidad del pensamiento progresista de condenar, al mismo tiempo, la inclemencia del régimen de Gadafi y los bombardeos “humanitarios” anglo-franceses-estadounidenses.

La Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha funcionado como un caballo de Troya, al permitir que el consorcio anglo-francés-estadounidense –y la OTAN– se convirtieran en la fuerza aérea de la ONU en apoyo a un levantamiento armado. Aparte de no tener nada que ver con la protección de civiles, esta acción es absolutamente ilegal según el derecho internacional. La fase final incorporada, como ya lo saben incluso niños africanos desnutridos, pero que nunca ha sido reconocida, es el cambio de régimen.

El teniente general Charles Bouchard de Canadá, comandante de la OTAN para Libia, podrá insistir todo lo que quiera en que la misión sólo se propone proteger civiles. Pero esos “civiles inocentes” que operan tanques y disparan Kalashnikovs como parte de un salvaje montón variopinto son en realidad soldados en una guerra civil, y el enfoque debe ser si la OTAN seguirá siendo desde ahora su fuerza aérea, siguiendo los pasos del consorcio anglo-francés-estadounidense. A propósito, la “coalición de los dispuestos” que combate contra Libia consiste únicamente en 12 de los 28 miembros de la OTAN más Qatar. No tiene absolutamente nada que ver con una “comunidad internacional”.

El veredicto final sobre la zona de exclusión aérea acordada por la ONU tendrá que esperar a la emergencia de un gobierno “rebelde” y al final de la guerra civil (si termina pronto). Entonces será posible analizar cómo se llegó a justificar el disparo de Tomahawks y los bombardeos; por qué se “protegió” a los civiles de Cirenaica mientras se atacaba a los de Trípoli con Tomahawks; qué tipo de grupo abigarrado de “rebeldes” era “salvado”; si todo el asunto fue legal para comenzar; cómo la resolución fue una cobertura para cambio de régimen; cómo el amorío entre los “revolucionarios” libios y Occidente podría terminar en un sangriento divorcio (recordad Afganistán); y qué protagonistas occidentales se pueden beneficiar inmensamente de la riqueza de una nueva Libia unificada (o balcanizada).

Por el momento por lo menos, es fácil identificar a los logreros:

El Pentágono

El jerarca del Pentágono Robert Gates dijo este fin de semana, manteniendo una cara seria, que sólo hay tres regímenes opresivos en todo Medio Oriente: Irán, Siria y Libia. El Pentágono está eliminando al eslabón débil, Libia. Los otros fueron siempre partes cruciales de la lista de eliminación de los malvados de los neoconservadores. Arabia Saudí, Yemen, Bahréin, etc., son modelos de democracia.

En cuando a esta guerra “ahora la ves, ahora no la ves”, el Pentágono se las arregla para librarla no una vez, sino dos. Comenzó con Africom establecido bajo el gobierno de George W Bush, reforzado con Obama y rechazado por numerosos gobiernos africanos, eruditos y organizaciones de derechos humanos. Ahora la guerra pasa a la OTAN, que es esencialmente la dirección del Pentágono sobre sus acólitos europeos.

Es la primera guerra africana de Africom, realizada hasta ahora por el general Carter Ham desde su cuartel en el no tan africano Stuttgart. Africom, como lo describe Horace Campbell, profesor de estudios estadounidenses africanos y de ciencias políticas en la Universidad Syracuse, es un engaño: “fundamentalmente es una fachada para contratistas militares de EE.UU. como Dyncorp, MPRI y KBR que operan en África. Los planificadores militares estadounidenses que se benefician con la puerta giratoria de la privatización de la guerra están deleitados por la oportunidad de otorgar credibilidad a Africom bajo la fachada de la intervención en Libia.”

Los Tomahawks de Africom también alcanzan –metafóricamente– a la Unión Africana (UA) que, a diferencia de la Liga Árabe, no puede ser comprada fácilmente por Occidente. Las petromonarquías del Golfo Árabe aclamaron todas el bombardeo, pero no Egipto y Túnez. Sólo cinco países africanos no están subordinados a Africom; Libia es uno de ellos, junto con Sudán, Costa de Marfil, Eritrea y Zimbabue.

OTAN

El plan general de la OTAN es controlar el Mediterráneo como un lago de la OTAN. Desde esta “óptica” (jerga del Pentágono) el Mediterráneo es infinitamente más importante actualmente como teatro de operaciones bélicas que AfPak.

Solo tres de las 20 naciones del Mediterráneo no son miembros plenos de la OTAN o aliados de sus programas de “cooperación”: Libia, el Líbano y Siria. Que no quepa la menor duda: ahora le toca a Siria. El Líbano ya está sometido a un bloqueo de la OTAN desde 2006. Ahora también se aplica un bloqueo a Libia. EE.UU. –a través de la OTAN– está a punto de lograr la cuadratura del círculo.

Arabia Saudí

Perfecto. El rey Abdullah se libra de su eterno enemigo Gadafi. La Casa de Saud –a su abyecta menera característica– hace lo imposible por beneficiar a Occidente. La atención de la opinión pública mundial es desviada de la invasión de Bahréin por los saudíes para aplastar un movimiento de protesta pacífico pro democracia.

La Casa de Saud vendió la ficción de que “la Liga Árabe” en su conjunto votó por una zona de exclusión aérea. Es mentira: de 22 miembros, sólo hubo 11 presentes en la votación; seis son miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC), en el cual Arabia Saudí es el mandamás. La Casa de Saud sólo necesitó presionar a tres más. Siria y Argelia estaban en contra. Traducción: Sólo nueve de los 22 países árabes votaron por la zona de exclusión aérea.

Ahora Arabia Saudí incluso puede ordenar al jefe del GCC, Abdulrahman al-Attiyah, que diga con cara seria: “el sistema libio ha perdido su legitimidad”. En cuando a la “legítima” Casa de Saud y los al-Khalifa en Bahréin, alguien debiera incorporarlos al Salón de la Fama Humanitaria.

Qatar

Los anfitriones de la Copa del Mundo de Fútbol de 2022 son expertos en cerrar un negocio. Sus Mirage ayudan a bombardear Libia mientras Doha se prepara para vender el petróleo de Libia oriental. Qatar se convirtió rápidamente en la primera nación árabe en reconocer a los “rebeldes” libios como único gobierno legítimo del país sólo un día después de asegurarse el negocio de la venta del petróleo.

Los ‘rebeldes’

A pesar de todas las dignas aspiraciones democráticas del movimiento juvenil libio, sucede que el grupo de oposición más organizado es el Frente Nacional por la Salvación de Libia –financiado durante años por la Casa de Saud, la CIA y los servicios de inteligencia franceses-. El “Consejo Nacional de Transición Interino” rebelde es poco más que el buen Frente Nacional más unos pocos desertores militares. Es la elite de los “civiles inocentes” que la “coalición” está “protegiendo”.

En el momento justo, el “Consejo Nacional de Transición Interino” consiguió un nuevo ministro de Finanzas, el economista educado en EE.UU. Ali Tarhouni. Reveló que un grupo de países occidentales les dio crédito respaldado por el fondo soberano de Libia y los británicos les permitieron tener acceso a 1.100 millones de dólares de los fondos de Gadafi. Esto significa que el consorcio anglo-francés-estadounidense –y ahora la OTAN– sólo tendrán que pagar las bombas. En cuanto a timos bélicos éste es invaluable; Occidente utiliza el propio dinero de Libia para financiar a un montón de rebeldes oportunistas libios para combatir al gobierno libio. Y para colmo los estadounidenses, británicos y franceses sienten el amor por todos esos bombardeos. Los neoconservadores deben estarse pateando: ¿por qué al ex secretario adjunto de defensa de EE.UU., Paul Wolfowitz, no se le ocurrió algo semejante para Iraq 2003?

Los franceses

Oh la la, esto podría ser material para una novela de Proust. La principal pasarela de primavera en París es el desfile de modas del presidente Nicolas Sarkozy –un modelo de zona de exclusión aérea con accesorios de ataques aéreos Mirage/Rafale-. Este desfile de modas fue ideado por Nouri Mesmari, ex jefe de protocolo de Gadafi, quien desertó a Francia en octubre de 2010. El servicio secreto italiano filtró a medios noticiosos seleccionados cómo lo hizo. El papel de la DGSE, el servicio secreto francés, lo ha explicado más o menos en el sitio pagado en la web Maghreb Confidential.

Esencialmente el coq au vin de la revuelta en Bengasi había estado hirviendo a fuego lento desde noviembre de 2010. Los cocineros fueron Mesmari, el coronel de la fuerza aérea Abdullah Gehani y el servicio secreto francés. A Mesmari le llamaban “el WikiLeak libio”, porque virtualmente reveló todos los secretos militares de Gadafi. Sarkozy lo adoró –furioso porque Gadafi había anulado jugosos contratos para comprar Rafales (para reemplazar sus Mirage que ahora se bombardean) y plantas francesas de energía nuclear.

Eso explica por qué Sarkozy se ha mostrado tan agresivo para presentarse como el nuevo libertador árabe, fue el primer dirigente de una potencia europea que reconoció a los “rebeldes” (para molestia de muchos en la Unión Europea) y fue el primero que bombardeó a las fuerzas de Gadafi.

Esto deja al desnudo el papel del desvergonzado filósofo y especialista del autobombo, Bernard Henri-Levy, quien ahora se vanagloria frenéticamente en los medios del mundo de que llamó a Sarkozy desde Bengasi y despertó su vena humanitaria. O Levy es un mentecato o es una conveniente guinda “intelectual” agregada al pastel de bombas prefabricado.

El terminator Sarkozy es incontenible. Acaba de advertir a todos y cada uno de los gobernantes árabes que se enfrentarán a bombardeos al estilo de Libia si reprimen a los manifestantes. Incluso dijo que “el próximo” es el de la Costa de Marfil. Exceptuando, claro está, a Bahréin y Yemen. En cuanto a EE.UU., de nuevo está apoyando un golpe militar (no funcionó con Omar “Jeque al-Tortura” Suleimán en Egipto, tal vez funcione en Libia).

Al-Qaida

Y vuelve a aparecer el tan conveniente espantajo. El consorcio anglo-francés-estadounidense –y ahora la OTAN– están (de nuevo) combatiendo junto a al-Qaida, representado por al-Qaida en el Magreb (AQM).

El dirigente rebelde libio Abdel-Hakim al-Hasidi –quien combatió junto a los talibanes en Afganistán– confirmó ampliamente a los medios italianos que reclutó personalmente a “unos 25” yihadistas del área de Derna en Libia oriental para combatir contra EE.UU. en Iraq; “ahora están en las primeras líneas en Adjabiya”.

Esto después de que el presidente de Chad, Idriss Deby, subrayara que AQM había atacado arsenales militares en Cirenaica y que ahora posee bastantes misiles tierra-aire. A principios de marzo, AQM apoyó públicamente a los “rebeldes”. El fantasma de Osama bin Laden debe de estar sonriendo de oreja a oreja; una vez más consigue que el Pentágono haga su trabajo.

Los privatizadores del agua

Es posible que poca gente en Occidente sepa que Libia –junto con Egipto– se encuentra sobre el Sistema Acuífero de Piedra Arenisca de Nubia; es decir, un océano de agua fresca extremadamente valiosa. De modo que sí, esta guerra “ahora la ves ahora no la ves” es una guerra crucial por el agua. El control del acuífero es invaluable, como el “rescate” de valiosos recursos naturales de los “salvajes”.

Este Ductistán del Agua –enterrado en lo profundo del desierto a lo largo de 4.000 kilómetros– es el Gran Proyecto Fluvial Hecho por el Hombre (GMMRP) que Gadafi construyó por 25.000 millones de dólares sin pedir un solo centavo al FMI o al Banco Mundial (¡qué pésimo ejemplo para el mundo en desarrollo!). El GMMRP provee a Trípoli, Bengasi y a toda la costa libia. Los científicos calculan que la cantidad de agua es el equivalente al agua que fluye por el Nilo en 200 años.

Hay que comparar esto con las denominadas tres hermanas –Veolia (antes Vivendi), Suez Ondeo (antes Generale des Eaux) y Saur– las compañías francesas que controlan más de un 40% del mercado mundial del agua. Todos los ojos deben concentrarse imperativamente en si se bombardean estos acueductos son bombardeados. Un panorama extremadamente posible es que si lo son, los jugosos contratos “de reconstrucción” beneficiarán a Francia. Será el paso final para privatizar toda esa agua, por el momento gratuita. De la doctrina del shock a la doctrina del agua.

Bueno, ha sido sólo una breve lista de logreros. Nadie sabe quién acabará obteniendo el petróleo, y el gas natural. Mientras tanto el espectáculo (de los bombardeos) tiene que continuar. No hay negocio como el de la guerra.


Pepe Escobar es autor de “Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War” (Nimble Books, 2007) y “Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge”. Su último libro es “Obama does Globalistan” (Nimble Books, 2009). Puede contactarse con él en: pepeasia@yahoo.com.


Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/MC30Ak01.html

Tomado de Rebelion http://rebelion.org/noticia.php?id=125430

Read Full Post »

Por Daniel Martínez Cunill, Rebelión


Aceptando por un momento, sin conceder, que Kadaffi es el monstruo que pinta la prensa occidental, uno de sus mayores cómplices en las atrocidades sería Mustafa Abdulyalil, ex Ministro del Interior y posteriormente Ministro de Justicia. Otro cómplice sería Abdelhafiz Ghogael, ex vocero de Kadaffi. Ahora ambos han trasmutado, el primero en Presidente del Consejo Nacional Libio y el otro, fiel a su oficio, de vocero de los rebeldes, donde coexisten con jefes tribales, resabios monárquicos, militares desertores y agrupaciones que desde hace ya casi una década adversan al actual líder libio y cuyos vínculos con Al Kaeda son más o menos conocidos.

¿Qué hace que Kadaffi y sus hijos sean llevados ante una Corte Internacional y que por el contrario Mustafa Abdulyalil y Abdelhafiz Ghogael sean elevados a la categoría de líderes democráticos? ¿Cuál es el fiel de la balanza? Me temo que basta con ser funcionales a los intereses de EEUU y Francia para que se les blanquee el expediente.

Aceptando, otra vez sin conceder, que la cifra de muertos producidos por los enfrentamientos entre las tropas de Kadaffi y las tropas rebeldes (o contrarrevolucionarias) sean suficiente motivo como para intervenir militarmente en Libia, una lógica elemental reclamaría que también se interviniera en Bahréin, donde sin haber rebeldes armados se han registrado más bajas que en Libia. Creo que la existencia de una estratégica base militar norteamericana en Bahréin hace el milagro de que las masacres no sean una violación a los derechos humanos y que sólo se trate de muchos muertos con el dudoso calificativo de daño colateral.

Pero la verdad es que, por muy dramáticos que sean los enfrentamientos, no hay intervención militar que se justifique. Las acciones políticas y las gestiones internacionales para forzar una solución política marcan los límites de la intervención extranjera. Lo demás es violar derechos de una Nación, pero es evidente que para Obama y Sarkozy hay países más violables que otros.

Por otra parte, si todo lo que tiene EEUU y Francia para reemplazar a Kadaffi son sus ex cómplices está muy comprometido el cambio democrático en Libia ya que de poco o nada serviría cambiar a Alí Babá por algunos de los 40 ladrones.

¿Qué asegura el Consejo de Seguridad?

¿La respuesta corta? Nada.

Respuesta larga: La resolución del Consejo de Seguridad es una vergüenza por su redacción tan escurridiza, en ningún párrafo habla de cambiar el régimen. Está destinada a proteger a los civiles de la represión del gobierno libio mediante la creación de un “espacio de exclusión aérea”.

Para los legos en la materia: una “zona de exclusión aérea” es aquella en la que no se permite que vuele ninguna aeronave, salvo aquellas autorizadas expresamente por la autoridad que ha creado la zona en cuestión. Normalmente son aquellas que llevan a cabo vuelos de carácter humanitario y, obviamente, las encargadas de mantener la propia zona de exclusión. En muchos países existen zonas de este tipo alrededor de instalaciones militares o de importancia política o estratégica, o incluso en casos como una erupción volcánica, o la que se ha declarado en 30 kilómetros a la redonda de la central nuclear de Fukushima.

Durante la guerra de Bosnia, la llamada operación Deny Flight generó momentos de enorme tensión en el seno de la OTAN y tuvo su impacto sobre las relaciones entre Europa y EEUU. Según su propia evaluación, las operaciones “forzaron a los aliados a considerar la responsabilidad militar de la OTAN en territorios situados fuera de su perímetro defensivo tradicional, y mostró la profunda división” existente en cuestiones de esta índole.

Como en el actual caso de Libia se trata de imponer esa restricción en el espacio aéreo libio en contra de la voluntad de su gobierno, la resolución de la ONU autoriza que se recurra a la fuerza. Sin embargo la fórmula OTAN es distinta a la de EEUU e incluso a la de Francia, que tiene sistemas de disuasión preventivo ante una eventual violación en espacio aéreo restringido Si un avión viola la zona de exclusión aérea, Francia realiza 3 llamados antes de dar luz verde para derribar un avión sospechoso.

En el caso de EEUU, denomina la zona de exclusión aérea como “Kill Box”. Esto significa que cuando algo aparece en el radar, EEUU manda aviones caza o misiles tierra- aire a derribar lo que sea sin mayores averiguaciones. Algo así como cuando en la Revolución Mexicana se ordenaba “afusilenlo y después viriguan”.

En cualquier caso, para ponerla en práctica tienen que haber cazas en vuelo a todas horas en lo que se conoce como patrullas aéreas de combate (CAP por sus siglas en inglés), listos para obligar a aterrizar o a desviarse a aquellas aeronaves no autorizadas, o incluso, llegado el caso, a abrir fuego sobre ellas. La OTAN desplegó aviones AWACS, para facilitar el imponer esta zona de exclusión aérea, ya que por una parte es muy difícil que ninguna aeronave en vuelo se escape a su control, y por otra permiten coordinar mejor los recursos disponibles para imponer el cumplimiento de la resolución.

El que la Liga Árabe diera su visto bueno a la imposición de esta zona de exclusión aérea y posteriormente se retractara es también importante, ya que el apoyo árabe era uno de los argumentos de la administración Obama para justificar la acción. Capítulo aparte es Francia y su presidente napoleónico que, ignorando la historia de su país, también quería darse un baño de pureza en su cuestionable política exterior para la región, por la vía de encabezar la intervención en Libia.

En síntesis, imponer la zona de exclusión aérea podría ser más difícil de lo que pareció inicialmente si de verdad se tratara de proteger a la población civil. Con o sin aviación Kadaffi puede aplastar a la rebelión. Por ello es que Sarkozy y Obama se precipitaron a dar una interpretación amplia el texto de la resolución y optaron por incluir una amplia ofensiva de barcos, aviones, helicópteros de ataque a tierra. Esto es las fuerzas de la llamada “coalición” están encargadas no sólo de mantener la zona de exclusión, sino de inclinar la balanza a favor de los rebeldes sometiendo a Kadaffi y sus tropas a una guerra franca y abierta, que incluye bombardeos a tropas e instalaciones en toda Libia.

Conflictos y sin flictos

El desafío contra el tiempo para Kadaffi es mantener el control de todo el país. Para los rebeldes apoyados por las fuerzas de intervención bastará con la división del país. Poco importará que la resolución de la ONU afirme la integridad territorial y la unidad nacional de Libia.

Por eso es que es creíble que en un inicio Kadaffi acatara la resolución de las Naciones Unidas y proclamara un alto el fuego, ya que en ese momento tenía el control y acorralados a los rebeldes. Pero en la medida que la intervención volcó la correlación a favor de los rebeldes se vio obligado a reanudar las acciones por tierra, mediante blindados y misiles autotransportados

Lo más probable es que asistamos a una situación de equilibrio de fuerzas en la que Kadaffi controlará la parte occidental y la oposición, la parte oriental. Los rebeldes amparados en la protección de la OTAN necesitarán todavía un lapso de tiempo para organizar un verdadero ejército y potenciar el uso de los suministros de armas que recibe de Egipto y a través de Egipto hasta el punto de revertir las cosas y plantearse derrocar a Kadaffi.

La topografía libia es de desiertos, extensas planicies y ondulaciones ligeras. Esto significa que, aviación o no, el enfrentamiento que se aproxima es de una guerra regular, una guerra de blindados y tropas transportadas con medios modernos y operaciones especiales. Nada más alejado de una guerra popular, por lo que si la OTAN se involucra tendrá que replantearse a fondo el perfil de su misión, especialmente en lo político internacional.

¿De verdad está apoyando una rebelión democrática o va a la caza de Alí Babá para poner a los 40 ladrones en el poder? La respuesta es importante porque de su decisión depende el futuro de la ola de rebeliones que agita el mundo árabe en Oriente Próximo y el norte de África. ¿Son indiferentes las reservas no reveladas de petróleo de Libia? ¿Cuenta su estratégica ubicación frente a Europa para las oleadas migratorias? Nada de ello es indiferente en esta contienda.

Recibido por correo electrónico

Imagen agregada RCBáez

Read Full Post »

libia-bandera.png

1.- Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores

Cuba expresa su más enérgica condena a la intervención militar extranjera en el conflicto interno que sufre la Jamahiriya Árabe Libia.

Para Cuba, los conflictos deben resolverse por la vía del diálogo y la negociación y no mediante el uso de la fuerza militar.

El Consejo de Seguridad cedió a la presión de algunas potencias occidentales para crear las condiciones conducentes a esta agresión militar, la que constituye una burda manipulación de la Carta de las Naciones Unidas, de las facultades del Consejo y es otro ejemplo del doble rasero que caracteriza su conducta.

No obstante, la Resolución 1973, aprobada el pasado jueves por el Consejo de Seguridad, de ninguna manera autoriza estos ataques contra territorio libio, los que constituyen una violación del Derecho Internacional.

Las potencias occidentales que llevan a cabo los ataques militares contra territorio libio están ocasionando muertes, heridas y sufrimiento a civiles inocentes. Algunas de ellas son precisamente las responsables de la muerte de más de un millón de civiles en Iraq y de más de setenta mil en Afganistán, a los que llaman “daños colaterales”. Son también los cómplices de los crímenes contra el pueblo palestino.

Cuba respalda el derecho inalienable del pueblo libio a ejercer su autodeterminación sin ninguna interferencia extranjera, repudia la muerte de civiles en Libia y en cualquier lugar, y apoya la integridad territorial y la soberanía sobre los recursos de esa nación.

La Habana, 20 de marzo del 2011

2.- Día mundial contra la guerra y de Solidaridad con la resistencia y luchas de los pueblos por su emancipación y autodeterminación

Los acontecimientos ocurridos en las últimas semanas en varios países del Medio Oriente y del Norte de África, expresan una vez más la voluntad y capacidad de los pueblos para rebelarse ante los embates de políticas que los han privado de sus derechos fundamentales a la emancipación, la prosperidad y la justicia social.

Realidades nacionales propias desencadenaron reacciones revolucionarias en Túnez, Egipto, Libia, Bahrein, Yemen y otros países del área, las que mal intencionadamente han sido manipuladas por los grandes medios al servicio de los intereses imperialistas, trascendiendo el ámbito estrictamente político y poniendo al descubierto nuevamente el trasfondo de las claras pretensiones de hegemonismo económico y geopolítico que les anima y sus prácticas de saqueo, particularmente asociadas al control de importantes reservas petrolíferas que se atesoran por esa región geográfica.

Las organizaciones cubanas e internacionales que nos vinculamos al proceso del Foro Social Mundial y otros espacios de las luchas sociales globales, nos identificamos con los sentimientos de paz y la búsqueda de soluciones pacificas soberanas a los conflictos; somos opuestas a toda expresión de guerra, al genocidio, y a las injusticias sociales; condenamos la criminalización de las protestas sociales, abogamos por el respeto a la vida como elemental derecho humano, y nos solidarizamos con quienes defienden el derecho a su autodeterminación y a emanciparse por si mismos.

Reprobamos se aliente la violencia contra pueblos que defienden y promulgan sus derechos a la emancipación, así como las amenaza de las potencias occidentales, encabezadas por los Estados Unidos, a hacer uso de la fuerza a través de instrumentos militaristas como la OTAN.

Condenamos enérgicamente la agresión que acaba de consumarse contra Libia, tras la aprobación de la llamada zona de exclusión aérea por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Esta nueva y criminal escalada militar constituye una inaceptable injerencia imperialista que pone en riesgo la vida de miles de personas inocentes, provocará cuantiosos daños materiales, y complicará aún más la situación de grave inestabilidad que vive la región.

Nos sumamos a las numerosas voces de los movimientos sociales que hoy, 20 de marzo de 2011, en el octavo aniversario de la agresión imperialista y ocupación de Iraq, se alzarán en todo el mundo para condenar la violencia contra los pueblos en lucha y resistencia, en respuesta al llamado que hiciera recientemente en Dakar, Senegal, la Asamblea Mundial de los Movimientos Sociales.

¡Solidaridad con los pueblos que luchan en defensa de sus derechos nacionales frente a los que ostentan todos los privilegios!, como ha afirmado nuestro Comandante en Jefe, compañero Fidel Castro.

¡No a la guerra y la intervención imperialista!

¡Sólo unidos, Venceremos!

20 de marzo de 2011
Comité Cubano del Foro Social Mundial

 

Read Full Post »

Por Stella Calloni

gaddafi-1984.JPGAnte la desinformación reinante en el caso de Libia, envío esta entrevista que realicé con el coronel Muanmar El Khadafi en 1984, publicada simultáneamente en  el periódico UnoMásUno de México, La Agencia Nueva Nicaragua y el Nuevo diario de Nicaragua y en una versión especial en la revista El Periodista de Buenos Aires. En los años 90 una nueva versión con algunas  preguntas en base a otro encuentro en 1986 fue publicada por la Revista Siempre de México junto a una serie de Crónicas sobre Libia, y que reflejan el país que vi entonces en momento de avances  revolucionarios. Algunos hablan de dos tiempos de Khadafi. Pero es importante saber la opinión del líder libio entonces, cuando habían sucedido importantes avances en ese país y  ya la desinformación  era abrumadora.


ENTREVISTA CON EL CORONEL MUAMMAR EL KADHAFI Septiembre de 1984

Por Stella Calloni


Trípoli, Libia.- De pie, a la entrada de una enorme tienda, como las que se ven en el desierto, el Coronel Muanmar El Kadhafi, me recibe  sonriendo, con la mano extendida en gesto de amistad. Sopla un viento suave en los alrededores y hay un pequeño bracero donde arden restos de leña encendida hace un tiempo atrás. Anochece en Trípoli.

Kadhafi se descalza al entrar en la tienda de brillantes colores.

Casi en el centro de la misma hay un escritorio sencillo, cubierto de libros y revistas de todo el mundo. A un lado, una biblioteca también sencilla. El es un hombre alto, de movimientos rápidos y sonrisa franca y espontánea. Viste un “overoll”, similar al que utilizan los pilotos. Sus rasgos son marcados, algo típico en los hombres del desierto y dan a su rostro una fuerza especial.

He esperado días casi sin esperanzas la entrevista, para lo cual viajé directamente desde Nicaragua como corresponsal del periódico UnoMásUno de México.

Mientras esperaba la entrevista intenté conocer al pueblo libio, para entender el liderazgo de Khadafi y su particular revolución de la Yamahiriya Árabe Libia Popular Socialista, un intento de socialismo  con elementos muy propios.  En estos se notaba la profunda influencia del líder egipcio Gamal Abdel Nasser, tan importante en la historia de los países árabes y en su relación con el Tercer Mundo.

P,- Coronel Kadhafi. ¿Usted podría describir la situación de su país al producirse el triunfo de la Revolución, que Usted encabezó con otros jóvenes militares en septiembre de 1969?-

R.- Antes de la Revolución se podía considerar a Libia como a muchos países cuya independencia es falsa, una imagen falsa. Algunos países, que incluso son miembros de las Naciones Unidas tienen una falsa Independencia y también existen naciones en el Movimiento de los No Alineados, cuya independencia es falsa. Así sucedía en Libia entonces. Puedo poner como ejemplo a algunos países africanos, de habla francesa, cuya independencia es falsa. Se les ha concedido la independencia, se han descolonizado aparentemente, pero continúan hablando francés, cono si fuera su lengua, su idioma natural. Las formas de gobierno permiten que en muchos países existan presidentes, jefes de estado, pero eso no indica que haya una verdadera independencia. El problema es mucho más profundo.

P.- Dentro de esta situación de falsa independencia que Usted ha descripto. ¿Cómo eran las condiciones del pueblo libio, cómo vivía?

R,- En aquellos momentos el pueblo libio vivía bajo un régimen de independencia figurada. En realidad el pueblo libio vivía como un extraño, como un extranjero en su propio territorio. Estaba sometido a régimen colonial. Había una autoridad colonial. Era una situación muy primitiva, con absoluta miseria para el pueblo. Nosotros los libios  no éramos dueños de nuestras propias vidas. El pueblo tenía una situación muy inestable. Sólo una minoría vivía en condiciones especiales, con gran estabilidad y riqueza. Ellos tenían grandes casas, (los colonialistas). El resto del pueblo vivía en tiendas. Podría decirse qua sólo éranos pastores. No había esperanza de futuro. No existía desarrollo de la agricultura, ni sanidad, ni trabajo productivo. Ningún tipo de desarrollo. Solamente se extraía petróleo, y naturalmente el rol de las compañías extranjeras era entonces disfrutar al máximo de los bienes producidos por el petróleo, y de todo esas ganancias nada  el pueblo no recibía nada,  ningún beneficio. Había mucha pobreza y atraso.

P,-¿Fueron estas condiciones sociales del pueblo, lo que lo inspiraron a Usted y los jóvenes militares a realizar la Revolución?  ¿Podría describir aquellos momentos y cuáles eran sus sentimientos, lo íntimo de sus sentimientos?

R.-El haber estudiado la realidad, el sentimiento de esa realidad, la situación de los oprimidos, todo esto y el colonialismo al que estábamos sometidos, nos llevó a realizar la revolución. Fue una cuestión muy propia, muy interna, algo original y no tradicional, la forma de ese movimiento para realizar la revolución. Esa revolución tenía que ser profunda y seria, en favor de la justicia verdadera y del verdadero poder del pueblo. Nació de un sentimiento de justicia. En cuanto a los sentimientos personales… yo recuerdo aún esa sensación extraña. Por una parte, teníamos la esperanza de poder lograr la victoria y de esta manera realizar nuestros sueños. Por otra parte estaba el tenor al fracaso, a no lograr lo que nos habíamos propuesto que era liberar a nuestro pueblo. Era una sensación extraña, entre la alegría y la emoción de lo que estábamos haciendo, la posibilidad del triunfo y también la incertidumbre ante la posibilidad de fracasar. Yo recuerdo muy bien esa extraña sensación. Finalmente triunfamos. Sabíamos que nos podía esperar la muerte, que estábamos arriesgando la vida por liberar a nuestro pueblo. Lo logramos y la paz del pueblo no fue alterada.

P.- Además de esta decisión por liberar a Libia del colonialismo, ustedes los militares jóvenes de entonces ¿estaban influenciados por sus propíos héroes como Ornar El Muktar, o por líderes árabes como Gamal Abdel Nasser?,-

R,- Existía  influencia de nuestros héroes. Ormar El Muktar,  a quien llamaron “el león del desierto” luchó heroicamente contra el colonialismo, contra el fascismo. El fue una víctima del colonialismo. Su ejemplo esta muy vivo en el pueblo libio. Los recuerdos de aquellos momentos también. Miles de libios murieron a manos del nazismo y nadie lo recuerda. Nasser fue un luchador en favor de la unión de los países árabes, de la unidad de nuestros pueblos. El participó, vivió esa realidad, la interpretó, conocía muy profundamente a nuestras naciones, nuestra historia común. Influenció, sin duda, en la juventud de entonces. Sus frutos se recogen aún hoy. Luchaba por esa unidad que  aún hoy intentamos lograr. Fue el único hombre en la historia contemporánea de los árabes que pudo concretar esa unidad. En aquellos momentos resumió los ideales y las ambiciones de la patria árabe. Nasser también soportó los males de la nación árabe. Lo consideramos  cono la persona que pudo y logró expresar nuestros ideales, conocer y soportar nuestros males. Este es el secreto del lugar que ocupa Nasser en el corazón de la juventud árabe. Cuando Nasser expresaba claramente las aspiraciones de los países árabes, Estados Unidos se opuso a la iniciativa de unidad, lo que hizo que Nasser se dirigiera a la Unión Soviética, con la que entabló una relación favorable  y libre de ambiciones colonialistas y bases militares.  Prueba de esto es que cuando Nasser murió  y Egipto quiso romper relaciones con la URSS lo hizo fácilmente. Rusia no se opuso y no vimos rastro de colonialismo

P.- Con respecto al proceso revolucionario, surge de sus  palabras  que los objetivos de la revolución de 1969 estaban dirigidos a producir un profundo cambio de estructuras en favor de la población oprimida por el colonialismo, retomar los viejos ideales de la unidad árabe y dar  pasos para una verdadera liberación..

¿Cuáles fueron Ias principales dificultades que debió enfrentar la Revolución en sus comienzos, además de la eterna presión estadounidense?

R.- La Revolución no debió enfrentar mayores dificultades porque el pueblo aceptó esa Revolución. Era como una cadena muy fuerte, muy unida, muy ligada. Era una cuestión interna, muy propia. Las dificultades podrían ubicarse dentro del marco de un complot de algunos elementos que aman el poder para sí mismos, fascistas y reaccionarios, que estaban contra el poder revolucionario. Podría decirse que se produjo un enfrentamiento entre el poder reaccionario y el poder revolucionario. Algunos querían volver a recuperar el poder para las minorías. Nosotros respondimos con la única respuesta que se puede dar; el poder del pueblo. En algún momento cuando se descubrieron las maniobras de los traidores, el propio pueblo tomó en sus manos la justicia. El mejor control para estas situaciones es el propio pueblo con el poder y las armas en sus manos.

P.- De acuerdo con algunos analistas, la Revolución nace verdaderamente en 1975, cuando se cristalizan los primeros postulados de la misma y ocho años después de la toma del poder, el 2 de mayo de 1977, se da a conocer el documento de la autoridad del pueblo. ¿Cómo nacieron los fundamentos de lo que Usted llama la Tercera Teoría Universal que expone en el Libro Verde?.-

R,- Son muy pocos los que entienden que nosotros hablamos desde nuestra propia realidad y hay diferencias muy fuertes que a veces no se entienden. Yo uso un lenguaje muy directo, para nuestro pueblo. Nosotros hemos sufrido años en que se mantuvo al pueblo en total ignorancia. El colonialismo nos necesitaba así. Este pensamiento puede decirse que nace de la realidad misma. Es evidente que nuestra Revolución es original, única, no tradicional, y es posible aplicar esta teoría a otros pueblos, porque nace del pueblo mismo. Puede decirse que emana del corazón de los desesperados, de los oprimidos, de los tristes, los privados, de la propia lucha por un futuro mejor para la humanidad. Hemos anunciado la era de las masas, la Yamahiriya. Este pensamiento trata del problema del ser humano.

P,- En base a esta idea,¿ puede Usted explicarme cómo es la forma de gobierno en la Yanahiriya?

R.- La Yamahiría existe  cuando un pueblo se autogobierna, cuando realmente gobierna el pueblo. No existe presidente. Esta no es una organización vertical. Existen los Congresos Populares Básicos, los Comités Populares en las uniones, los sindicatos y toda otra organización profesional, y finalmente el Congreso General del Pueblo. SI el pueblo practica su poder a través de los Congresos Populares, instalados por zonas, por barrios, utilizando este sistema, cada ciudadano puede expresar su opinión y discutir de política internacional y de política interna. Decide planes, presupuestos, tratados, asuntos de guerra y paz, Nadie lo representa. El mismo pueblo discute sus asuntos. Todas las opiniones son anotadas. No importa credo, ni que sea religioso o que no lo sea. Todos pueden y deben opinar. Luego estas decisiones se ejecutan a través de los Comités Populares, Ellos reemplazan a la administración gubernamental clásica. Son elegidos por los Congresos Populares y son responsables de ejecutar las decisiones. Todas las decisiones se toman en el Congreso General del Pueblo que se reúne cada año. Considero que este régimen es de absoluta necesidad, es una forma natural de gobierno. Es importante, no sólo para Llbia, sino para otros países, para todo el mundo. Yamahiriya significa justamente el poder de las masas, cuando las masas avanzan, cuando están en marcha.  Ya no es tiempo de quedar atrás. Consideramos por ejemplo, que la Revolución francesa fue la expresión de la era de las Repúblicas. Significó la abolición del poder de las monarquías. Fue un paso para el mundo. Ahora llega la hora de las masas, es evidente. La propia realidad del mundo lo está indicando. Llega el momento en que las masas verdaderamente deben ejercer el poder. Podríamos, incluso  dividir las etapas en tres fases: Ahora estamos en la era de las masas. La realidad supera todas las etapas. Ahora las masas deben asumir el poder realmente, sin intermediarios e imponer sus decisiones. Es un camino muy difícil muy largo, pero es el único que puede llevar la justicia para todos.

P.- Coronel Kadhafi. Algunos de los profesionales que han opinado sobre el Libro Verde, sugieren que la falta de representación sería una utopía. ¿Usted qué opina de esto?.

R.- Bueno. Hay quienes se mofan del Libro Verde. Si en algún momento digo que la mujer no es una oveja, lo estoy diciendo para un pueblo donde los ricos cambiaban mujeres por ovejas. Y a partir de esas palabras comienza a educarse a una población, dándole otros elementos para su razonamiento.  Entonces uno dice palabras que están destinadas al pueblo, a crear conciencia en un pueblo con determinada cultura o tradición. Muchas tradiciones incluso están contaminadas por las tradiciones del colonialista y nos han quedado a nosotros. Por eso pido respeto a nuestras formas y palabras.  La experiencia de la Yamahiriya demuestra que no es una utopía, sino una realidad. Los Congresos Populares, los Comités Populares están funcionando. Esto ha permitido a Libia el desarrollo actual que tiene y Usted misma puede comprobar con toda libertad que esto es una realidad, Yo desearía que todos los jóvenes del mundo pudieran ver esta realidad, que pudieran ser testigos de que a través de la Tercera Teoría Universal las masas tienen el poder de las decisiones y también las formas de ejecución de las mismas. Nadie puede representar mejor al pueblo que el propio pueblo.

P.- En estos momentos existen varios temas que preocupan en relación a la política exterior, como el tema de la unidad árabe. ¿Cuál es la posición de la Revolución Libia al respecto?. Existe, por ejemplo cierta extrañeza por la unión libio- marroquí recientemente concretada.

R,- Nosotros hemos luchado por la unidad del pueblo árabe. Estamos luchando por esa unidad. Libia se ha convertido en el portaestandarte de la unidad árabe. Hemos venido trabajando en ello después de varias experiencias con líderes árabes para lograr la construcción de una federación con todos los países árabes.

Dejamos de lado todo tipo de régimen interno, Nosotros sabemos que existe una unidad real de los pueblos árabes, más allá del tipo de gobierno que tengan las naciones. Hay una cultura, una religión, una lengua común. La unidad de los pueblos árabes es una realidad. Para formar este tipo de federaciones no es necesario que sean gobiernos iguales. Por ejemplo, en el caso del acuerdo libio-marroquí, se trata de gobiernos distintos: un gobierno socialista y una monarquía. Pero nosotros sabemos que la contradicción fundamental es con el imperialismo y en este período debemos ser fuertes ante la violencia del imperialismo estadounidense, Nosotros en Libia, siempre seremos solidarios con los movimientos de liberación nacional. La unidad árabe nada tiene que ver con estas situaciones. Yo digo que nos encontramos en una etapa que, en nuestro afán por unificar a la nación árabe, donde vamos a ver unirse una Yamahiriya y una monarquía, ya que el  desafío del enemigo y su peligro ha llegado a un grado tal, que la unidad se ha convertido en una necesidad urgente. En todo caso la unidad entre un reino y una Yamahiriya socialista, entre un rey y el líder de una Revolución, la unidad parece a primera vista contradictoria, pero la contradicción verdadera, el verdadero contrario es el sionismo, el Imperialismo, el colonialismo, el atraso, la miseria, el hambre.

P.- Vencer y derrotar culturalmente al colonialismo debe ser un paso difícil

R.- Yo digo que el colonialismo pudo vencer en la pasada etapa, gracias a los traidores. Los traidores realizan el papel de auxiliares del enemigo en la historia, actuando contra sus patrias y sus pueblos. Ellos hicieron posible la vuelta de Estados Unidos a Egipto. Son los que ayudan a los sionistas en contra de la nación árabe. Los traidores siguen desempeñando el papel que otros de la misma calaña desempeñaron en Libia entre 1911 y 1951. Ellos son los gobernantes de Egipto, Jordania y Sudán (esto era antes del último golpe militar en ese país) y también como Yusef Jribech, quien llevó en hombros a Benito Mussolini para ocupar nuestras tierras. Tienen el mismo papel y son el mismo modelo. Desde el colonialismo Italiano hasta el sionista, hasta el ataque imperialista estadounidense, la lucha continua entre los que quieren dominar a los otros y los pueblos a quienes pretenden esclavizar, robar y caminar sobre sus cadáveres. Nosotros estamos enfrentando a la administración de Ronald  Reagan que utiliza los mismos medios de antaño del colonialismo en Libia que duró treinta años y no nos derrotó. La prueba es que ahora ya no existe. Pero hay que estar preparados siempre porque su objetivo es regresar y quedarse con todo. Yo considero que el  actual Presidente de Egipto (Hosni Mubarak)ha traicionado, conjuntamente con el desaparecido Anwar El Sadat, la lucha por la liberación de su pueblo, pero su pueblo está por la unidad árabe, lo único que nos puede salvar. Nosotros debemos poder entendernos sin intermediario alguno.

P– ¿Cómo funcionan los Congresos Populares Básicos?

R.- El nombre, el término es nuevo. Significa que existe una etapa nueva, que comienza a desarrollarse el real poder del pueblo.  Sabemos que donde hay dominio, hay explotación. Y por lo tanto, hay injusticia. En la era de las masas se está buscando un mundo nuevo, que acabe con la injusticia. En otro marco y dentro de la teoría de las democracias tradicionales están los partidos políticos, asambleas y coalición de partidos: partidos únicos o regímenes oligárquicos. Hay sistemas de concentración absoluta de poder como las monarquías y los dictadores. Si se legitiman esos aspectos dictatoriales, aparatos dictatoriales o de partidos se imponen leyes, se administra el poder con fuerza, se pone ese régimen de fuerza bajo el marco de una constitución. No existe ninguna fuerza o causa legítima para la existencia de esos aparatos. Por ejemplo un sultán o rey, mantienen el poder por la fuerza. Si analizamos otro contexto, vemos a sectas, grupos, clases, partidos, que en los hechos sólo significan una fracción de personas. Este grupo, clase, secta o partido, esta unificado por un punto de vista único. Para cada uno de estos grupos o partidos, el objetivo es dominar a los que están fuera del mismo. Tomemos un ejemplo común. Cuando el Partido Laborista  u otro gobierna Inglaterra, lo hace imponiendo sus puntos de vista, que no tienen la voluntad ni la opinión de las mayorías.  Es de estas situaciones que surge el conflicto del poder, Y en estos conflictos de lucha por el poder, las masas pasan a segundo plano, se pierde el Interés real por ellas. Todos hablan en nombre del pueblo, pero en realidad no deciden las masas. Si estudiamos por ejemplo, los procesos electorales, vemos que existe un margen: los jefes de los partidos no son en general trabajadores. Muy pocas veces se ha visto a un trabajador, a un hombre modesto postulado por un partido para la presidencia. Casi siempre  son empresarios, capitalistas, terratenientes o personalidades que ejercen alguna forma de dominio. Cada uno de ellos domina o monopoliza a un grupo de trabajadores. Y esto también lleva a otra conclusión: muchos trabajadores se ven obligados a elegir como gobernantes a sus amos o explotadores. Además se dan otras situaciones en países pobres y atrasados donde  no se puede elegir con verdadera libertad de decisión,*EL Libro Verde” habla justamente de la libertad de decidir y no de elegir a una persona que no represente al pueblo. Incluso si los trabajadores no votan por quien los obliga pueden llegar a perder sus trabajos o a sufrir otro tipo de presiones. Uno se pregunta entonces, ¿eso es libertad, eso es democracia?

Continuando con esta misma idea, sabemos que los poderosos dominan los medios de comunicación, influyendo en todo sentido, influyendo en la opinión masiva, aún con mentiras y desinformación. En relación a los proceros electorales, muchos campesinos son obligados por sus patrones o amos a votar por un candidato determinado, que nunca representó ni representara sus intereses, o aprovechando su situación de miseria, les compran los votos. Por todo esto que trato de explicar pienso que surgen los conflictos por el poder y por esa vía surgen los enfrentamientos, el desorden. A veces se llega a manipular a las masas contra sus propios intereses. Muchas veces, incluso, en esta lucha por el poder un gobernante puede estar haciendo bien las cosas o toma una buena medida y sus opositores degradan este acierto, solamente para su provecho político, sin importarle si eso favorece o no a las masas.  Pensamos que esto es una injusticia para los miembros de la sociedad que no están de acuerdo.

P*- En este punto vuelvo a señalar que se habla en términos generales sobre la imposibilidad de que un pueblo actué sin representación. En algunos análisis sobre este planteamiento se dice  que siempre deberá recurrirse a algún tipo de representación.

R.-Esta cuestión de la llamada representación podemos verla así. Muchas sociedades en el mundo occidental y otras que se denominan demócratas están muy lejos de la democracia. Son, como se ha repetido falsificaciones de la democracia. Se engaña a las masas. Por ejemplo: cuando las masas salieron a las calles en Estados Unidos para oponerse a la guerra de Vietnan y protestaban, las masas tenían razón y además tenían la voluntad de acabar la guerra. Pero entonces nadie tuvo en cuenta la voluntad del pueblo, hasta cuando ya había miles y miles de muertos. Podemos mencionar otros ejemplos. Guando el pueblo alemán y la población británica protestaban por el emplazamiento de misiles y cohetes nucleares estadounidenses, nadie tuvo en cuenta esa protesta. Entonces imponen las ideas de la guerra contra los pueblos e imponen situaciones que el ser humano rechaza. Esto no es democracia, son aparatos dictatoriales disfrazados de democracia. No se respetan los verdaderos intereses ni la decisión popular. No se representa al pueblo. En su intimidad, el pueblo sabe que existe una falsificación de la democracia, una simple representación de la democracia. Saben lo que es la libertad y condenan, en los términos que pueden, esos fenómenos que son simplemente un retraso para la libertad. Son formas de explotación y de dominación. A partir de ese conocimiento pódenos abrir el camino y buscar los instrumentos que se deben poner en manos del pueblo, los medios para su libertad. En este sentido es que hablamos de una Teoría para la humanidad, una idea para los pueblos que buscan su libertad sin falsas representaciones,

P.- Ustedes consideran los  Congresos Populares Básicos como una fórmula ideal para esa libertad auténtica de decisión de las masas?

R,- SÍ, Nosotros debemos buscar fórmulas para que se ponga en práctica la verdadera voluntad de los pueblos. Pensamos que no hay democracia sin Congresos Populares ni Comités. El aparato de los parlamentos no está basado sobre leyes naturales.. Es un razonamiento simple. Nosotros no podemos pensar como otra persona. Si alguien está soñando nosotros no podemos soñar por él. Son aspectos naturales, y por eso pensamos que es muy difícil que una persona que tiene una vida muy desahogada, con riquezas, que come a diario bien, a quien no le falta nada, pueda entender el problema, el drama de los que no tienen nada, ni casa, ni comida,

No se puede entender fácilmente el pensamiento de los explotados o marginados. Es un pensamiento difícil de interpretar y experimentar  si no es propio. Una persona que vive en una gran casa o hacienda, ¿cómo podría entender al que no tiene casa?

Jamás podría sentir la  soledad de los que duermen en las calles. Por lo tanto jamás podrá representar al pueblo, a los verdaderos desposeídos,  que siempre son mayoría en nuestros pueblos.

Por eso pensamos que en el futuro debe dominar el pueblo. Confíanos en esta fórmula de los Congresos Populares donde todos puedan expresarse libremente. Y así se toman decisiones verdaderas  políticas y económicas. Decisiones para la paz y para la guerra. No es una organización vertical, sino horizontal. Cada región, cada barrio, cada zona, tienen sus propios problemas. Un Congreso Popular debe analizar esos problemas. Se discuten los trabajos que son necesarios. Por ejemplo: si se necesita una escuela, un servicio público, un hospital. Todo lo que allí se expone, todo, absolutamente todo, es registrado y anotado en una agenda de trabajo para que consten todas las opiniones. Después se  toman las decisiones. Los propios miembros de los Congresos Populares eligen un Comité Administrativo, que será el encargado de ejecutar las decisiones.

Los Comités son elegidos por los mismos Congresos Populares. Este es un aspecto esencial de la Teoría. Es la afirmación de la democracia y la decisión en la ejecución.

P.- ¿ Que sucede cuando no se han cumplido correctamente las decisiones?

R,- En este caso las masas, los propios miembros de los Congresos Populares pueden tomar sus medidas. Los miembros del Congreso pueden llevar a los responsables ante los tribunales y sustituirlos.  Nadie ha sido elegido para que se mantenga en el Comité, Ese no es un cargo. Simplemente se trata de una cuestión administrativa, organizativa. Su tarea específica es que se cumplan las decisiones tomadas por las masas y para ello fueron elegidos.

P.- ¿Cómo se toman las decisiones en política exterior?

R,- En principio, uno de los elementos” básicos en que esta asentada la Yamahiriya, es justamente el apoyo y la solidaridad con todos los pueblos del mundo que luchan por su liberación. Esto ya está aceptado como principio básico. Corresponde a la propia existencia de la Yanahiriya. En caso de una situación grave, por ejemplo, en caso de que un pueblo sea amenazado de intervención o por otra razón de ese tipo, se puede convocar al Congreso en forma inmediata, en una reunión extraordinaria para tomar decisiones, Se puede convocar a los Congresos en muy pocas horas. Y así se toman las decisiones, aunque ya existen principios básicos establecidos a través de los documentos aceptados por todo el pueblo.

Estos documentos permiten, de hecho, poner en marcha cualquier acción de apoyo y solidaridad. También funciona aquí el Centro Internacional para combatir el imperialismo, el racismo, la reacción, el sionismo y el fascismo, que permite prevenir y denunciar (porque esa es su misión), cualquier tipo de agresión. Es una lucha común de los pueblos. Otro ejemplo: si Nicaragua es agredido por una potencia extranjera, de Inmediato se llama al Centro Internacional. También de inmediato se pueden tomar medidas para apoyar al pueblo agredido o que tiendan a hacer fracasar las agresiones o los bloqueos. El mismo Centro puede convocar aquí a los Congresos Populares para que se tomen decisiones. Si algo fallara en la medida en que deben ser puestas en marcha esas decisiones, los responsables serán castigados, sin duda por los mismos consejos populares. Existe un ejemplo de la movilización popular. Cuando los somocistas y el imperialismo estadounidense minaron los puertos de Nicaragua, los Congresos Populares se reunieron de inmediato y tomaron decisiones solidarias.

Esto confirma la verdadera democracia, No es la decisión de una sola persona. No es necesario que haya una persona que decida u ordene. Son los propios Congresos. Esto impide que las grandes decisiones caigan en manos de una sola persona o de un pequeño grupo de personas y se elimina el peligro de que priven intereses mezquinos o mecanismos individuales. En esto podemos citar el ejemplo de Estados Unidos. La política  de ese país y la exterior también está dirigida y decidida por un solo individuo o un reducido grupo de individuos. Ronald Reagan se arroga el derecho de decidir el destino de todo el pueblo al cual pertenece. La decisión del Presidente estadounidense puede ser grave y fatal para su pueblo, pero éste no puede decidir nada para evitar el desastre. Se puede decir que el pueblo norteamericano no toma ninguna decisión en política exterior, ni interior. Incluso, Reagan representa una absoluta minoría dentro de le población de Estados Unidos. Todos los presidentes de Estados Unidos son elegidos por una minoría absoluta. Y vemos también, en ese caso, que los elegidos como Congresistas por el pueblo votan muchas veces, decisiones que van contra ese pueblo y entonces. Entonces hay que preguntarse cómo pesan en sus decisiones los intereses que  esos congresistas defienden y las presiones que se ejercen pobre ellos. En ese caso cuentan las presiones, el dinero, la corrupción, la desinformación. Todo eso puede ayudar en sus decisiones contra la voluntad popular.

P,- No debe ser fácil  esta experiencia, que ustedes están realizando  si se considera la situación en que se encontraba el pueblo ibio al triunfo de la Revolución, y también teniendo en cuenta sus propias características culturales, sus tradiciones y además el tiempo que se tarda en producir un cambio de esta naturaleza  y tomar plena conciencia.

R.- La Revolución significa un cambio de realidad, un cambio mejor. Es necesario afrontar la nueva realidad de un cambio continuo, donde se deben superar etapas sociales, económicas, culturales y otras. Algunos sectores de las viejas generaciones adversan los cambios, son esclavos de ciertos modos culturales ya esperados. Nosotros consideramos  que nadie puede ni debe desprenderse de su cultura de origen, pero es necesario adaptarse a los tiempos modernos, sin perder la relación con culturas y tradiciones. Lamentablemente hay quienes no pueden admitir los cambios. Existen mentalidades cerradas. Estamos luchando contra esas mentalidades, pero son las nuevas generaciones las que asumen las grandes transformaciones. Tenemos fe en el futuro y haremos los cambios y guardamos celosamente nuestras tradiciones y nuestras formas culturales. Y también están los que trabajan para los enemigos de los pueblos, para los invasores.

P,- Usted debe conocer lo que se escribe sobre Libia, y especialmente en países europeos, lo que se dice de Usted, las críticas al Libro Verde…

R.- Si conozco todo. Hay quienes llegaron a entrevistarme y no escribieron una sola frase de lo que dije. Me atribuyen  palabras que no son de mi uso. Pero se a quienes representan los periodistas que hacen esto, los que nos tratan como si fuéramos ignorantes, los que se burlan. Ellos representan los intereses de lo peor que existe en el mundo, de los que son capaces de invadir y dominar pueblos, matando y matando, de las empresas que se adueñan y roban los recursos de los pueblos. Los que hacen la guerra, sin pensar en los pueblos en ningún momento. Periodistas de los países coloniales que son responsables de millones de muerte en nuestros pueblos. No me importa lo que ellos digan. Son los mismos que ayudaron a los nazis,  porque siempre están junto a los grandes poderes. Yo se todo lo que dicen, nuestro pueblo lo sabe. Pero sabemos lo que hay detrás de esto. Quieren nuestro petróleo. Nunca nos perdonaron. Quieren volver a Libia al colonialismo. Miren el país que estamos construyendo, las ciudades, las carreteras, las obras para regar el desierto. No nos perdonan esto y entonces estamos locos, somos inmensamente malos. Así es toda la historia.

El Libro Verde no está escrito para estas personas, sino son ideas simples para compartir con un pueblo, que estuvo años bajo colonialismos.  Es un programa de política exterior e interior. Es un programa específico. No es académico y estudia la Teoría Universal que expone los fenómenos del conflicto del poder. Refleja el sufrimiento de los pueblos y sus esperanzas. Intenta enseñar a ser libre, a decidir libremente, a tomar decisiones. Las teorías burguesas han fracasado. La total libertad individual significa el egoísmo total. Al final de esto sólo puede surgir una clase egoísta. Como reacción ante este egoísmo e individualismo feroz, se presenta el marxismo, para tomar aspectos del problema y a veces existe una exageración en la solución y otras situaciones. El marxismo ha enfrentado el problema de las clases dominantes y egoístas, pero aun falta resolver definitivamente muchos problemas básicos. Pero es un camino muy distinto al capitalismo. Tenemos que trabajar todos para aprender y evitar los errores. Sabemos que es difícil y hemos estudiado conscientemente todas las experiencias. No queremos el capitalismo en nuestra situación. La Tercera Teoría es un esfuerzo por modificar, incluso enriquecer en lo posible otras teorías y hacer realidad la verdadera era del poder del pueblo. Creemos en el socialismo, Debemos reflejar la verdad y buscar permanentemente las formas de reflejar los verdaderos sentimientos de los pueblos. Y dar soluciones reales. Existen muchos esquenas cerrados. Es una lucha constante entre el bien y el mal, entre lo Justo y lo injusto. Es como han dicho algunos la verdadera dialéctica de la realidad.

Por ahora estamos enfrentando muy graves amenazas de intervención de Estados Unidos. No dudo que algo harán. Su flota nos ronda siempre pero de todo lo que nos hacen y de lo que hacen con bloqueos contra los pueblos, que son criminales, esos periodistas que dicen cosas sobre Libia nunca hablan. Nosotros sabemos que hemos dado buenos pasos y por eso estamos amenazados y vamos a estar amenazados siempre hagamos lo que hagamos, si no obedecemos todo lo que se nos quiere imponer, como hacen otros en este mismo mundo nuestro.

P- En este momento Libia enfrenta una campaña de Estados unidos, no sólo a través de le prensa sino que incluso ha habido incidentes, situaciones militares  graves. Algo similar sucede ahora entre EE.UU. y América Latina. ¿Cómo definiría la actual política exterior estadounidense?

R.- El actual Presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan [1981-1989], es un verdadero símbolo de su sistema, el sistema imperialista, un sistema egoísta y soberbio hacia los demás pueblos. En todas sus actitudes él responde al tipo de régimen que hay en su país, el imperialismo, el capitalismo. El es un hombre fuera de su tiempo. Su agresividad aumentará la fuerza de la revolución en el mundo. Lo mismo sucede en su actitud hacia América Latina, que tiene todo el derecho a defenderse de Estados Unidos, que somete y explota a la región. Este derecho a la legítima defensa es un derecho natural.

P.- Desearía que  hablara de lo que sucede con Estados Unidos ya que se me han entregado documentos que señalan una cantidad de agresiones de ese país contra Libia. ¿Podría profundizar más sobre la política de Estados Unidos hacia Libia y el enfrentamiento permanente que se advierte?

R.- Cuando eliminamos las bases extranjeras de territorio libio y tomamos medidas como asumir el control de la producción de petróleo, entre otras, la Revolución enfrentó al poder imperial y colonial y a las poderosas compañías trasnacionales. Entonces vimos  la poderosa propaganda contraria a los cambios producidos en Libia. Esto influyó en algunos gobiernos árabes altamente dependientes de las metrópolis coloniales, que volvieron la espalda al viejo sueño de la unidad. Nuestros cambios a favor del pueblo  y la utilización de los recursos petroleros para el crecimiento y desarrollo verdadero y para la justicia con el pueblo, demostraba la corrupta forma cómo administran algunos sus recursos, dejando afuera a los pueblos.  Cuando vieron que Libia era importante para los pueblos de África del Norte, Estados Unidos se puso al frente en la campaña contra nosotros.

Desde ese momento comenzó esa campaña para mostrarnos como país terrorista. En 1981 me  nombraron como “el enemigo público número uno de Estados Unidos, El presidente Reagan con esos argumentos aumentó la ayuda militar a sus principales aliados, Egipto, los emiratos y gobiernos más conservadores. que tiene el pueblo libio de defenderse de la agresión norteamericana.

Nosotros continuamos la lucha por la unidad árabe y tuvimos la experiencia primera de que las tropas de EE.UU estacionadas en nuestro territorio se retiraron pacíficamente.  Emprendimos entonces un paso estratégico para entablar amistad con Estados Unidos basada en el respeto mutuo, pero ese país respondió a nuestra iniciativa con la misma hostilidad con que había respondido a Nasser. Tomó medidas contra Libia, de embargos, actitudes políticas e informativas muy desfavorables. Y esto se fue agravando. Esa política no dejó alternativas para iniciativas de amistad con respeto mutuo. Y tuvimos que acostumbrarnos a estudiar la posibilidad de un enfrentamiento militar. Yo le digo que el enfrentamiento depende tan sólo de Estados Unidos que  tiene que suspender las medidas unilaterales militares que ha tomado y que constituyen una amenaza para la independencia del país.

Debe evacuar sus bases de la isla de Masira, de Muscat, Omán y Somalia y retirar sus aviones awacs de Arabia Saudita, poniendo fin a la ocupación de Egipto y alejando sus flotas y fuerzas aéreas de las fronteras árabes libias, en el Mediterráneo. Si no hay una actitud justa de Estados Unidos, un enfrentamiento armado y la creación de un estado de guerra serán desgraciadamente una posibilidad en cualquier momento. Nosotros somos responsables de defender nuestra nación y tenemos el derecho a la legítima defensa si nos atacan.  Si una guerra estallara sería Estados Unidos el que la imponga, ya que nunca hemos agredido a ese país, ni combatido a los norteamericanos en sus tierras, como tampoco hemos instalado bases militares en su territorio, ni hemos violado su espacio aéreo, sus aguas jurisdiccionales. No son nuestros soldados los que han ido a Estados Unidos cruzando tantos kilómetros de océanos. En cambio nosotros hemos sufrido todo tipo de violaciones del territorio y del espacio aéreo. También decimos que EE.UU debe saber que el petróleo de los árabes pertenece a ellos, que es el recurso más importante y la existencia y sustento de la vida de nuestros pueblos depende de ese recurso.  Pero sus gobiernos fingen desconocer esa realidad y considera el petróleo árabe únicamente como un problema vital para su seguridad y no como una cuestión de vida o muerte para el pueblo árabe que es su dueño.

Nosotros como todos los pueblos árabes, tenemos derecho a luchar contra los que invaden y ocupan nuestros territorios. Hemos visto la conducta de Estados Unidos de proveer armas   como lo hacen con Israel o Egipto. Ellos han ayudado al aniquilamiento del pueblo palestino y libanés.  Los árabes, como cualquier pueblo tienen el derecho y el deber de defender sus tierras. Estados Unidos tiene dos alternativas o  emprender el camino de la paz y retirar sus fuerzas de la nación árabe y de todas sus fronteras dejando el petróleo para sus dueños, adoptando una  actitud neutral en Medio Oriente o continuar el camino de la agresión y la guerra, como estamos viendo.  Traté de decir todo esto y envié mensajes en 1980 al entonces presidente James Carter que se postulaba para un segundo período y a Ronald Reagan para explicarles la situación y la posibilidad de establecer relaciones justas. No pasó nada. Llegó Reagan y avanzó cada vez más la agresión. Nos colocaron como terroristas, y con todo derecho a agredirnos.  En realidad son ellos los que han llevado adelante campañas provocadoras, terroristas contra nuestros pueblos. En  1973  sus aviones despegaron de un portaviones durante una maniobra de la VI Flota para provocarnos sobre la Bahía de Sirte. En octubre de ese año recurrimos a Naciones Unidas para advertir que la Bahía de Sirte y sus aguas jurisdiccionales son libias y que nuestro país ha ejercido siempre la soberanía en esa zona estratégica, que es un punto vital y de seguridad para nuestro país. Se resolvió a nuestro favor, Pero Estados Unidos nunca cumple este tipo de resoluciones y siguió violando la soberanía en  Sirte una y otra vez.  Tenemos una larga lista de agresiones y ya en 1977  cuando dimos los pasos más importantes para nuestro pueblo, Libia fue incluido en la lista de los países que EE.UU consideraba hostiles “por ayudar y contribuir al terrorismo internacional”.

En 1978  se bloqueó a Libia congelando importaciones y exportaciones.  Tenemos un registro muy extenso de ataques y provocaciones e injustas acciones, que no son sólo militares sino políticas como las que denunciamos en agosto de 1979. En mayo de 1981 descubrimos células de conspiradores adentro del país Y por otra parte Washington declaraba que ayudaría a todos los países africanos, que según su punto de vista se sintieran amenazados por Libia. Nosotros nunca amenazamos a otro país. Podríamos llenar páginas y páginas, libros enteros, sobre lo que Estados Unidos actuó unilateralmente e ilegalmente contra nosotros y sigue actuando. Conocimos  más de un centenar de planes de la CIA para matarme  y advertimos al Congreso de Estados Unidos sobre esto y la posibilidad de que en esos atentados y operaciones resultaran asesinados miles de personas  en el intento de destruir objetivos militares y civiles. Hemos hecho todo lo que un pueblo serio puede hacer para denunciar esta situación. La respuesta ha sido elevar la agresión. Porque todo esto no sólo amenaza a Libia sino pone en peligro la paz del mundo.

Las informaciones y las campañas estadounidenses muestran a Libia como un estado terrorista, Sin embargo el que hace terrorismo es Estados Unidos contra nosotros, contra nuestro pueblo. El único verdadero terrorista internacional es Estados Unidos y sus socios más cercanos. Nos acusaron de cualquier atentado en el mundo sin prueba alguna. Pero eso no importa a nadie. Se dan por sentado hechos supuestos y todo es válido para un país como Norteamérica que nunca vaciló en su historia en cometer crímenes, invasiones, masacres, que realizó y realiza atentados sin que nadie lo castigue.

Y que se da el derecho a tomar represalias con cualquier país que intenta hacer un camino independiente He tratado de resumir esta larga historia de agresiones que hemos soportado no sólo nosotros sino muchos pueblos en el mundo. Y en todo caso tienen derecho a defenderse. Un derecho natural.

P.- Y en este mismo aspecto; ¿qué piensa usted de las revoluciones que se han dado en América Latina, en América Central?

R.- Yo creo que la revolución habrá de sobrevenir en toda América Latina, porque es el único canino de los pueblos para su liberación. Y ésta es la era de las masas, la Yamahiriya. Las verdaderas revoluciones deberán tonar su camino hacia las masas, respetar las decisiones de éstas. Los pueblos de América Latina deben defenderse del mal que significa y representa el imperialismo. Es una lucha entre los pueblos oprimidos y el opresor, el mal que simboliza Reagan y otros y su sistema. Las revoluciones deberán dar pasos más profundos y creo que la “Tercera Teoría” hacia el poder de las masas es un camino para la liberación y la total independencia de los pueblos. Nosotros somos solidarios con Nicaragua y con todos los pueblos que luchan en América Central por la liberación, la paz, la independencia. Por sobre cualquier diferencia somos solidarios con la voluntad de liberación de los pueblos. El apoyo a la liberación está ya aceptado por nuestro pueblo en el anuncio del poder de las masas. Es parte del pueblo libio la solidaridad  y el enemigo principal de nuestro pueblo y de los pueblos es el imperialismo, el sionismo. He hablado sinceramente con la esperanza de que se respete estrictamente lo que digo. Es una buena esperanza.

Lo dice y se levanta para despedirse después de más de dos horas de entrevista  donde  siempre habló en su idioma  árabe y con un traductor, aunque habla perfectamente inglés e italiano.

EPILOGO NECESARIO

En 1986 había regresado a Libia para entrevistar a mujeres y jóvenes y observar nuevos y grandes avances sobre todo en lo que se había logrado para regar parte del desierto  y lograr autoabastecerse en alimentos. Se realizaba un Congreso de Partidos políticos de izquierda y movimientos de liberación  cuando se conoció la presencia de la VI Flota de Estados Unidos que bombardearía Sirte, al parecer intentando ubicar a la familia de El Khadafi.

Los asistentes al Congreso fueron sacados rápidamente de Libia. Unos días después se produjo el bombardeo  de Estados Unidos sobre Trípoli, donde murieron centenares de personas, entre ellos varios estudiantes, ya que se afectó la residencia donde vivían. En ese bombardeo fue asesinada una hija de Khadafi, de sólo tres años y heridos dos de sus hijos varones.   Los aviones estadounidense fueron abastecido en el aire por los israelíes. De todo eso muy pocos hablaron en estos días antes de la decisión criminal del Consejo de Naciones Unidas de abrir las puertas a una intervención militar injusta e irracional, dejando atrás el camino de la negociación y la paz, cuyas puertas estaban abiertas como bien saben todos los diplomáticos.

Enviado por su autora para Cubacoraje

Read Full Post »

Por Stella Calloni

rcbaez_obama_y_ban_ki-moon.JPG

La decisión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, de permitir el uso de la fuerza para imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia y autorizar acciones militares de “protección” para los “rebeldes” libios, abre las puertas a una intervención militar de los poderosos del mundo, en momentos en que se había abierto el camino hacia una negociación de paz.

Esta posibilidad fue abierta por el mismo Muamar el Gadafi y cuando ya no se podía ocultar que el gobierno se imponía sobre el llamado Comité de Transición que de popular no tenía nada, reivindicando a la monarquía de otros tiempos.

El precedente sentado por la ONU en este caso tendrá gravísimas consecuencias para el mundo y especialmente para los países que intentan mantener su independencia frente a los mandatos cada vez más beligerantes del poder mundial. Justo cuando Estados Unidos lleva adelante una guerra preventiva, sin frontera ni respeto de las soberanías en el mundo, en su supuesta guerra antiterrorista.

Esta resolución muestra no sólo la doble moral de Estados Unidos y sus asociados sino que alcanza a Naciones Unidas, que ha permitido que se cometiera el primer genocidio del siglo XXI en las invasiones unilaterales a Afganistán (2001) e Iraq (2003), donde se han violado todas las leyes humanitarias impuestas por la lucha de los pueblos a lo largo de la historia.

Que Estados Unidos, país cuyos gobiernos han instalado y amparado las dictaduras más criminales en el mundo y en Nuestra América, que ayudó a bombardear al pueblo nicaragüense rebelado contra la brutal dictadura de la familia Somoza, por citar algunos ejemplos, o sostener la dictadores militares en El Salvador y Guatemala, armando la mano del crimen contra esos pueblos y dejando miles de víctimas, demande una intervención en defensa de los llamados “rebeldes” en Libia, da una pauta de la perversión del Nuevo Orden Mundial que se intenta imponer.

En los últimos tiempos Washington ha estado detrás de todos los intentos de golpes de Estado contra gobiernos elegidos mayoritariamente y en forma democrática en nuestro continente como Venezuela (abril de 2001), Bolivia (agosto-septiembre de 2008), Honduras (el único en que los golpistas lograron su objetivo en junio de 2009 y se mantienen en el poder), en Ecuador donde también fracasaron en 2010, y conspirando en otros lugares del continente.

Y por otra parte amparando a terroristas y criminales de lesa humanidad que han atentado una y otra vez contra el pueblo cubano como sucede con los grupos organizados para sembrar el terror en Miami.

¿Qué valor moral tienen los países poderosos que votaron una intervención militar detrás de la cuál juegan intereses petroleros y geoestratégicos, que intentan manejar, mientras mienten sobre las graves amenazas contra la humanidad que significan los acontecimientos en Japón, y las consecuencias humanitarias futuras, porque están defendiendo los arsenales nucleares del mundo?

Este mismo Consejo de Seguridad no intervino nunca para detener los crueles bombardeos sobre una población encarcelada como la de Gaza, y todo lo actuado contra el pueblo palestino, víctima de la debilidad internacional para obligar a Israel a cumplir con sus mandatos. Sería larguísima la lista para fundamentar esta doble moral que afrenta a la humanidad,

La ONU tiene la misión de bregar por la paz y no es la guerra su asunto. Pero la declinación permanente a favor de los guerreristas ha dejado al mundo huérfano de organizaciones internacionales que puedan defender seriamente la paz , detener las guerras y amprar a una humanidad amenazada como nunca.

El documento de la ONU votado por una mayoría de países y no vetado lamentablemente por quienes tenían potestad para hacerlo, desata las manos de los guerreristas para “humanitariamente” salvar a “opositores” al gobierno libio Nadie se preocupó en analizar si existe o no la presencia de mercenarios extranjeros, que están en todas las fronteras de los países árabes, después de la inmoral e inhumana “privatización “de las guerras, Esto significa el contrato de miles de criminales del mundo por parte de compañías estadounidenses y de los grandes países, en otro negocio criminal si los hay , a la que ONU no ha puesto final.

Las fronteras permeables especialmente en las zonas del mapa petrolero más importante, entre las que se cuenta Bengazhi, donde está la dirección del “foco rebelde” y que-según todas las informaciones más serias- se encontraba a punto de capitular, dan lugar a toda clase de acciones de guerra de baja intensidad que aseguren un salto a la mediada y alta intensidad y la intervención. Lo racional hubiera sido actuar enviando a los negociadores como se propuso para proteger a las parte sen conflicto y a los llamados “rebeldes de cualquier revanchismo.

La resolución, autoriza a los estados miembros a tomar “todas las medidas necesarias” para impedir el vuelo de la aviación libia. El gobierno libio , a su vez, ha cerrado su espacio aéreo a los vuelos. La OTAN, en funciones de gendarme del mundo y a disposición de todas las aventuras imperiales en estos tiempos. está aceitando motores.

La voz más autorizada, ecuánime, equilibrada y responsable que se alzó desde los primeros momentos de esta situación fue sin duda la del líder cubano Fidel Castro Ruz, quien advirtió sobre la necesidad de todos los esfuerzos por la paz y por encontrar un camino que permitiera amparar al pueblo libio. Castro denunció desde un principio los intentos intervencionistas, tal como efectivamente se desarrollaron y analizó con precisión advirtiendo incluso, que “se puede estar o no de acuerdo con khadafi”, pero que era necesario evitar cualquier intervención extranjera en este caso.

Estaba hablando en nombre de la humanidad, porque cómo ya lo advirtió antes en el caso de Irán, en momentos en que la flota estadounidense y de sus aliados estaban rodeando a ese país, un tipo de acción como esta se comienza, pero nadie sabe donde puede terminar, Y menos aún cuando entre los que intervienen ilegalmente, aunque los apruebe la ONU, hay quienes han amenazado con utilizar armamento nuclear para terminar con cualquier situación determinada, que “moleste” al poder mundial, cada vez más envuelto en el halo del fascismo bajo otro disfraz.

Apresuradamente un portavoz del Pentágono advirtió que Estados Unidos está en disposición de actuar de inmediato, con todos los recursos militares que tiene en el Mediterráneo y especialmente desde su punto de vista y sus aliados, como en este caso el beligerante presidente de Francia , deben hacerlo “ya” porque el conflicto estaba a punto de terminar con la victoria de Gadafi, desyendo el pedido de la llegada de negociadores de todo el mundo para lograr una paz y permitir protección para los rebeldes. Era el final ideal para esta crisis.

Pero se dio la espalda a la solución y ahora el mundo está entre varios fuegos cruzados y la amenaza que pende sobre los sucesos próximos en Japón.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Alain Juppé, dijo en la reunión del Consejo de Seguridad que sería necesario responder “en cuestión de días o de horas porque la situación en Bengasi no admite demora”.

Para entender de qué se trata esto un diplomático de Estados Unidos advirtió asimismo que “incluso si esta resolución llegase demasiado tarde como para impedir la caída de Bengasi, la segunda mayor ciudad de Libia, puede servir aún para debilitar enormemente la maquinaria militar del régimen libio y permitir a los rebeldes recuperar recursos y territorio”.

Por su parte el viceministro de Asuntos Exteriores Khaled Kaaim ha asegurado que la decisión de la ONU se ha convertido en una amenaza para que los libios se maten entre ellos.

En el “bastión rebelde” el jefe Abdelfatah Yunes, agradeció el intervencionismo y festejó con los suyos esta acción.

Como líder de la OTAN Estados Unidos está tomando sus precauciones y trata de no aparecer como el jefe de la intervención militar señalando que Europa deberá enfrentarse al desafío tomando la mayor participación en este asunto, así como los árabes, que desde su punto de vista son los que más intereses tienen en Libia.

Mientras la OTAN, la Liga Árabe y el Consejo de Países del Golfo han respaldado la zona de exclusión aérea, la Unión Africana, a la que está integrada Libia se opone a toda intervención extranjera y respalda la negociación de paz, entre los libios.

Pero los amos de la guerra, con respaldo de la ONU, tiene una vez más las puertas abiertas. Es la hora de que los pueblos alcen la voz por la paz y por una solución negociada y también es la hora de una mayor responsabilidad de quienes se han lanzado a analizar masivamente situaciones que desconocen de fondo, ayudando a la confusión general que instalan los medios de incomunicación masiva.

Esta mañana un canal de TV en Argentina comenzó el día con un titular “Libia amenaza al mundo”, seguido de la frase: el “hijo de Khadafi dijo que no tienen miedo y están supuestos a resistir”. Este es el tiempo de mensaje común en estas horas, el que reciben mayoritariamente los pueblos del mundo .

Los sectores progresistas no pueden equivocarse en circunstancias como éstas, sea cual fuere su posición en el caso libio.

Tomado de Cubadebate

Imagen agregada de archivo

Read Full Post »

Older Posts »