Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts etiquetados ‘Juan-Wilfredo-Soto-García’

rcbaez_casaamericabrindacerveza.JPG

Mientras la prensa internacional –que al parecer no teme al descrédito o lo que cobra pesa más que su dignidad como informadores justo a unos días de la total demostración de las supercherías de la “disidencia cubana”-
promociona un nuevo “paquete” (mentira, bulo, falsedad, desinformación) que involucra a los mismos de siempre y, claro, a la Superbloguera:

casaamerica-2.JPGCasa de América celebrará el próximo 17 de mayo el Día Mundial de Internet con una gran quedada de twitteros que debatirán sobre los derechos humanos y contarán con la participación por videoconferencia de la bloguera y activista cubana Yoani Sánchez. […] Con la etiqueta “#iberoamericadice”, los usuarios de la popular red social podrán seguir y participar en este debate que contará con invitados como la experta en redes sociales Gaby Castellanos, el responsable de comunicación de Amnistía Internacional, Miguel Calderón, el director de lainformacion.com, Carlos Salas, y el experto en derechos humanos e internet Javier Bustamante”.

Esta carta abierta que un cubano radicado en Alemania le escribe a Yoani deja una vez más bien sentado por dónde van los temas de la superbloguera :

Carta a Yoani sobre una “Crónica que no fue”.
Por Justo Cruz*

Yoani, estimada coterránea:

Acabo de leer “La crónica que no fue” en tu Blog acerca de la muerte de un “disidente” cubano y por primera vez me doy un buen gusto leyendo una de tus nefasta crónicas acerca de la “vida cotidiana” en nuestro país. Y me doy el gusto te digo porque a pesar del dolor que siempre causa la muerte de un ser humano, tu crónica demuestra una vez más la capacidad “intrínseca” que tienes para inventar.

Pero parece que esta vez sí que se te “fue la musa”, te pasaste en tu siempre dramatúrgico intento de exagerar lo malo y lo negativo de tu tierra. Siempre complaciendo a aquellos que te pagan por esa aberrante y satánica osadía que tienes de ridiculizar a los tuyos. Parece que ya hasta ellos están empezando a reconocer tu mitomanía maniática.

Yoani, si en algo tienes razón es que tu crónica “no fue”. Lo que nos contaste no fue más que el producto de la imaginación enajenada de un grupúsculo de gente, que como tú, no se miden ni ante los muertos.

Ya muchos están empezando a comprender cómo es que funcionas: un comentarista de un foro en un periódico decía refiriéndose al hecho de que ya estaba claro que entre tú, Fariñas y otros conocidos “disidentes” en concubinato siempre  con el exilio recalcitrante y retrógrado de Miami, habían tratado de manipular la muerte de otro “disidente” para atacar al estado cubano:

Cito textualmente: “…Dios mío, por eso nadie nos cree, por eso ningún gobierno nos toma en serio, por eso todo el mundo se burla, porque la disidencia cubana no se cansa de meter mentiras que al final son descubiertas, los únicos que se creen estos es el exilio de Miami digo “si es que lo creen”…”

¿Te das cuenta, Yoani?  Parece que tu manía de grandeza y las de los otros mito maniáticos asalariados como tú se les está subiendo a la cabeza.

Esta vez sí que se les fue la musa. Resulta ser que la familia del fallecido ha declarado abiertamente que Juan Wilfredo Soto García no fue golpeado por la policía ni mucho menos murió víctima de una golpiza. Ustedes han tratado de engañar una vez más a la opinión pública internacional manipulando hechos de la realidad cubana.

Pero esta vez han ido demasiado lejos porque han violado la memoria de un fallecido al que ustedes llaman “hermano de causa”.

Otro “disidente” de esos famosos periodista “sin títulos” nos contaba con muchas “emociones” acerca de la carrera de disidente de este señor Soto. Aunque no es muy humano hablar de fallecidos voy a hacer una excepción. Este disidente cuenta, que según él recuerde, Wilfredo Soto estuvo presos tres veces: La primera vez con 16 años por ocasionar daños en un cine. La segunda vez por gritar consignas antigubernamentales desde la terraza de su casa y la tercera vez porque durante un ritual religioso en su casa lanzó una maceta por la ventana causándole daños a un transeúnte.

¿Te imaginas Yoani lo que significa lanzar por la ventana de una casa una maceta? ¿Estos son los héroes y mártires cubanos que ustedes quieren presentar a la opinión pública internacional?

No ofendan, por favor, a los 11 millones de cubanos.

La prensa internacional como siempre se hizo eco de vuestras blasfemias y ahora tienen que pagar las consecuencias por publicar noticias no verificadas y apoyar campañas absurdas e impúdicas.

Yoani: Hace unos días leí en un periódico berlinés un artículo tuyo, “sobre ti”, sobre tus “dolores de cabeza” con tu patria. Sobre lo difícil de comunicarte en Internet, sobre la blogosfera cubana que cada día es mayor, y tú Yoani describiéndote como siempre, en la vanguardia. Abriéndole los caminos a unos seguidores imaginarios  almacenados sólo en “tu mundo” a los que tratas de explicarle como abrirse paso en ese espacio tan complejo al que tu sueles llamar la realidad cubana.

A wonderful place for people as the same age as are we” (Un lugar maravilloso para gente de la misma edad que nosotros), escribió el ex presidente Jimmy Carter en el libro de invitados del Convento de Belén, al concluir su visita a la institución comunitaria en La Habana.

¿Te das cuenta Yoani, que hasta el mismísimo Carter descubre que en Cuba no es todo tan n oscuro como tú siempre tratas de describir “la realidad” de nuestra patria? ¿Te das cuenta que muy cerca de tu casa hay lugares hermoso donde coterráneos y foráneos se sienten maravillosamente bien?

Atrévete Yoani, anda y cuéntale a los alemanes que en Cuba hay muchos centros como ése. Cuéntales por favor a tus lectores en tu Blog, que en Cuba -en cada ciudad sin excepción- hay centros para ancianos y para mujeres embarazadas que garantizan a nuestras mujeres un parto sano y decoroso.

Anda, atrévete y cuéntale a tus “seguidores” que al Coco Fariñas no se lo llevó el “Coco” gracias al nivel de profesionalidad de los médicos cubanos y que en cualquier otro lugar del mundo ya hace rato fuera un “mártir”.

Y si no te enteraste te lo digo ahora. CUBA CERRÓ EL 2010 CON UNA TASA DE MORTALIDAD INFANTIL DE 4,5 % POR CADA 1 000 NACIDOS VIVOS.

Ahora atrévete y cuéntalo en tu Blog, explícale a tu gente que Cuba, el país donde naciste, cerró el 2010 con una tasa de mortalidad infantil de 4,5 por cada 1000 nacidos vivos.

El mejor lugar en América y la más baja en toda su historia. Pero cuéntalo con orgullo, porque independientemente de cómo se piense políticamente, o de dónde viene el salario que se cobra, nada debe ser más importante que la salud de nuestros hijos.

Estas deberían ser las noticias más importantes acerca de Cuba que los medios de difusión deberían difundir. Un logro que debería ser  motivo de envidia de casi el mundo entero.

Pero no, esas no son las noticias que repiten los medios cuando se trata de Cuba. Los periodistas acreditados en La Habana y los blogueros como tú parecen estar siempre muy ocupados en la búsqueda de las cosas amargas para justificar salarios, premios y políticas nefastas.

Tú y yo sabemos que la educación y la salud en Cuba siempre han constituido para nosotros los cubanos el motivo más importante para alentarnos en nuestra lucha. Son nuestro orgullo.

Y tú, Yoani, ¿por qué no te atreves y escribes por una vez en tu vida de “bloguera rebelde” de otras realidades en tu tierra. Cuéntanos algo bonito para que casi todos los cubanos como yo, tan lejos de su patria se sientan también orgullosos del lugar donde nacieron.

Siempre hablo de casi la mayoría de nosotros los cubanos porque ya sabemos que hay algunos por ahí que sólo tienen ojos para las cosas tristes y poco agradables. Para lo negativo, para todo aquello que atente contra la obra de los que llevan más de 50 años tratando de hacer mejor las cosas para el bien de nuestro pueblo.

Sólo así podemos explicarnos Yoani, el por qué cuando pasa un violento huracán con más de 200 kilómetros por hora por nuestra tierra, podemos decir con orgullo que sembró la desolación y el caos, pero no la muerte.

Y es que el pueblo cubano, Yoani, ha aprendido a ganarle la batalla a la naturaleza cuando se trata de salvar vidas humanas. Y no podrán quizás tener recursos para levantarse con la rapidez que desean. No podrán proteger sus viviendas, escuelas y hospitales contra la ira de la naturaleza como quisieran, pero si podrán siempre proteger a sus hijos de una muerte violenta.

Podrán ser víctimas de bloqueos, de políticos y de políticas malvadas. Podrán ser víctimas de agresiones de mercenarios y de traidores vende patrias. Podrán tener como enemigo mayor al estado de políticos demagogos más grande que ha conocido la historia moderna, pero estarán siempre en condiciones de asegurar de que por cada 1000 niños que deban nacer, no más de cinco perezcan en ese intento.

Esto es lo que se llama el derecho a la vida.

El derecho más importante que debemos tener todos los seres humanos.

Ahora explícame Yoani. ¿Qué puede ser más importante que este derecho?

Es por eso que no me cansaré de repetirte, que te atrevas y que lo cuentes. Explícale a aquellos que tú dices que “te siguen” que según los informe de los fondos de la UNICEF este nivel en la mortalidad infantil alcanzado en el 2010 sitúa a Cuba al mismo nivel que países como Canadá y mejor que los Estados Unidos de Norteamérica. Estamos hablando del país que desde hace 50 años no cesa en su empeño de querer convertir a nuestra pequeña isla en una trastienda para sus encopetados mercaderes. Aquellos que con su política injerencista y decadente garantizaban que antes del 1959 en Cuba murieran como mínimo 60 niños por cada mil nacidos vivos.

Yo sé que tú lo sabes pero te lo voy a repetir. El gobierno cubano dedica casi el 60% de su presupuesto estatal a la salud y a la educación. En el país estudian cada año miles de estudiantes del mal llamado “tercer mundo”, incluyendo estudiantes de medicina de los EE.UU.

Cuba otorga más becas y estipendios a estudiantes extranjeros que todos los países ricos de planeta. Por los lugares más recónditos del mundo andan médicos y profesionales cubanos enseñando a leer y a escribir a los ciudadanos más necesitados. Solo en Latinoamérica hay más de 20 000 profesionales.

Yoani, para que te enteres, según Bärbel Dieckmann, presidente de Agroacción Alemana -una de las organizaciones europeas más importante de ayuda al desarrollo- “la ayuda que brinda Cuba al sufrido pueblo de  Haití es de un valor incalculable”. “Nuestra organización  trabaja  conjuntamente con  más de 1500 médicos cubanos que realizan un trabajo fantástico en más de 50 centros médicos diseminados por todo el país para luchar contra el cólera“.

¿Te imaginas, Yoani? mientras otros reparten bombas, hambre y calamidades nuestro país reparte solidaridad a diestras y siniestras.

Es como para morirse de orgullo.

Anda Yoani llénate de valor y publícame este video en tu Blog. Anda atrévete:

Médicos cubanos en Haití

Te imaginas Yoani que mientras Cuba trata de salvar vidas humanas en los países más necesitados del planeta a tus benefactores de la Casa Blanca y sus satélites de Miami no se les ocurre otra cosa que inventar programas y proyectos para robarse a nuestros médicos y profesionales. ¿No te parece esto una sinvergonzonería de la peor calaña?

Atrévete y cuenta por una vez en tu vida de “Bloguera rebelde”, algo positivo de tu barrio. Llénate de coraje y cuéntanos una crónica de verdad y deja de escribir tantas sandeces.

*Justo Cruz, cubano residente en Alemania y Coordinador de Cuba Si (www.cuba-si.org).

Fuente: http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/carta-a-Yoani-sobre-una

Read Full Post »

Por M. H. Lagarde

En lo que se refiere a Cuba, el presidente de Estados Unidos sigue padeciendo de miopía.  En una entrevista con WLTV Canal 23 de Univisión el señor Barack Obama, ha vuelto a afirmar que, a pesar de las reformas ofrecidas por Raúl Castro, hasta ahora no ha visto cambios ‘significativos’ en la isla.

‘Nosotros no hemos visto esos cambios de una manera realista hasta ahora, hemos escuchado que han hablado pero básicamente los presos políticos siguen allí’, dijo el mandatario en una entrevista con WLTV Canal 23 de Univisión.

No se entiende muy bien cómo si Cuba liberó recientemente a más de un centenar de presos, para el presidente de los Estados Unidos los presos aún sigan “allí”. Una gran parte de ellos, incluso, con familiares incluidos, no están ni en Cuba, sino en España.

¿Se tratará de una mala traducción de las palabras de Obama o de un lapsus mentis? O simplemente se refería a que son los mercenarios, al servicio de su gobierno, los que todavía siguen “aquí”. Y seguirán mientras administraciones como la suya sufraguen sus gastos en la indigna tarea de la difamar a su patria.

Según un artículo publicado hoy por The Miami Herald, la USAID gastó, solo en los últimos tres años, de 2007 a 2010, casi 95 millones de dólares en programas para alentar la subversión en Cuba.

Parte importante de ese financiamiento ha sido destinado a abastecer de moderna tecnología a la llamada “sociedad civil” cubana, cuya principal misión, de acuerdo con las orientaciones de la secretaria de Estado Hillary Clinton, consiste, más que en denunciar, en inventar la represión en la Isla.

El mejor ejemplo es el de la reciente muerte del disidente Juan Wilfredo Soto García, a la que también se refirió Obama en la entrevista que le concedió al canal 23.

Según la agencia Notimex: “Obama dijo que aunque no debió de haber sido arrestado ‘aún necesitamos saber más sobre esta situación trágica y la situación específica’.

[Tal vez si Obama viera este video... ]

Por sus palabras, no parece estar muy convencido de la veracidad de las fuentes de la sociedad anexionista cubana financiada por la USAID, una agencia gubernamental estadounidense que, para lograr en Cuba el cambio que seguro sí vería el inquilino de la Casa Blanca, derrocha a manos llenas el dinero del contribuyente norteamericano.

En el artículo publicado por The Miami Herald, Andy Gómez, investigador principal de  Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami una organización que obtuvo de la USAID, entre 2002 y 2010, unos $ 6 millones de dólares, afirmó:

“Por desgracia, aquí en Miami se ha creado una industria. Nos reuníamos, y me sentaba allí atónito a ver algunos de los programas inútiles que estaban siendo financiados.

Entre ellos: condones que llevaban grabados la palabra “Cambio”.

Fuente M. H. Lagarde para Cambios en Cuba

      La pregunta de Hatuey: El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en declaraciones a la cadena Univisión ha vuelto hablar sobre Cuba,  ha vuelto a demandar cambios en Cuba: “Para nosotros tener relaciones normales (con Cuba) como las que tenemos con otros países, debemos ver cambios significativos en el Gobierno cubano y eso no lo hemos visto todavía”.
En su discurso apologético en favor de la dialéctica imperial, el mandatario estadounidense ratifica los ancestrales postulados de la política norteamericana . Obama recurre a una metáfora para tratar de convencer a sus cándidos correligionarios: “…Castro llegó al poder antes que yo naciera. Él todavía está allí y básicamente tiene el mismo sistema”.
¿Sabe  el Presidente Obama,  que decenas de años antes de que nacieran los Castros, Estados Unidos ya había declarado sus pretensiones de apoderarse de Cuba? ¿Conoce Obama cuantos cubanos dignos murieron en aras de la Independencia que hoy disfruta el pueblo cubano? ¿Habrá algún asesor que le aclare a Obama que los cambios con los que él sueña, no son negociables?

Imagen agregada RCBáez


Read Full Post »

Nota Informativa del Gobierno Revolucionario: Cuba desmiente campaña sobre muerte de Juan Wilfredo Soto García

kaloian-cincuenta-veces-cuba-01-bandera1.jpgEn las últimas horas, una nueva campaña difamatoria se orquesta contra la Revolución. En esta ocasión, ante la muerte del ciudadano cubano Juan Wilfredo Soto García, ocurrida el pasado 8 de mayo, por una pancreatitis aguda, en el hospital Provincial Arnaldo Milián Castro, en Santa Clara.

Elementos contrarrevolucionarios, de manera inescrupulosa, fabricaron la mentira de que este deceso fue consecuencia de una supuesta golpiza que le habían propinado agentes del orden interior, lo cual fue rápidamente amplificado por los medios de la desinformación imperial, fundamentalmente de Europa y Estados Unidos, donde -incluso- algunos voceros gubernamentales han expresado presuntas preocupaciones por el hecho.

El 6 de mayo, dicho ciudadano ingresó en el citado hospital al presentar dolor abdominal intenso, provocado por una pancreatitis aguda. Posteriormente se diagnostica, además, una descompensación de otras enfermedades de base como la miocardiopatía dilatada, una hiperlipidemia (exceso de grasa en sangre), una diabetes y hepatitis crónica producto de hígado graso.

Las pruebas patológicas practicadas al occiso, arrojaron una muerte de tipo natural, estableciéndose como causa preliminar: “shock multifactorial por fallo multiorgánico, debido a una pancreatitis”. No se observaron signos de violencia internos o externos.

Al ciudadano Juan Wilfredo Soto García, de 46 años, le constan varios antecedentes delictivos, como alteración del orden, hurtos y lesiones graves, por lo que cumplió sanción de privación de libertad durante dos años.

En los últimos tiempos se vinculó a elementos contrarrevolucionarios, que lo usaron para sus actividades provocadoras. La última de ellas tuvo lugar el 5 de mayo en un parque de Santa Clara, por alteración del orden, ocasión en que fue conducido a una unidad policial y liberado tres horas después sin incidencia alguna.

Cuando se ratifica el amplio apoyo popular a los resultados del VI Congreso del PCC y el pueblo se empeña en la implementación de los Lineamientos aprobados, los enemigos externos e internos intentan desvirtuar la realidad cubana y socavar el prestigio internacional de la Revolución y su fortaleza moral.

Como expresara el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en el Informe Central al VI Congreso del PCC:

“Hemos soportado pacientemente las implacables campañas de desprestigio en materia de derechos humanos, concertadas desde Estados Unidos, y varios países de la Unión Europea, que nos exigen nada menos que la rendición incondicional y el desmontaje inmediato de nuestro régimen socialista y alientan, orientan y ayudan a los mercenarios internos a desacatar la ley”.

La Revolución siempre se ha defendido con la verdad y la fuerza invencible del pueblo, que confía en la fortaleza de las ideas de justicia que la hicieron posible.

Fuente: Cubadebate

Video en http://www.youtube.com/watch?v=tzRyf-Zt9dI

Read Full Post »

 rcbaez_planideras-sociedad-no-tan-anonima.JPG

Desde las Tunas, uno de mis más queridos camaradas blogueros nos trae su visión de este nuevo intento de la llamada disidencia interna por no “dejarse caer” como protagonistas de las noticias contra Cuba:

La muerte de Soto García: ¿Zapata reloaded?
Por István Ojeda Bello 

Al parecer la contrarrevolución cubana le está agarrando el gusto a eso de construirse mártires de ocasión. Ahora fue con la muerte de Juan Wilfredo Soto García, un integrante de los grupúsculos contrarrevolucionarios de Santa Clara. Sin embargo en menos de 24 horas se supo la verdad de este nuevo intento por orquestar otra campaña de descrédito contra la Revolución Cubana.

Con la habilidad que solo puede ser hija de la mala fe el sepelio de Soto García fue burdamente convertido en otro motivo para gritar ofensas contra los líderes de la Revolución y provocar a las fuerzas de seguridad con el evidente propósito de crear una situación que como era de esperarse fuera magnificada por los medios extranjeros.

Echó a andar la maquinaria de la mentira

 El domingo 8 de mayo desde Madrid medios anticubanos aseveraban que Soto García había fallecido “a causa de un paro cardíaco dos días después de recibir una golpiza (sic) de varios policías”. Sus fuentes no podían ser otras que las más connotadas figuras de la contrarrevolución interna: Guillermo Fariñas, Martha Beatriz Roque y Yoani Sánchez, de cuyos reportes no confían ni sus propios empleadores de la Sección de Intereses de EEUU en La Habana como reveló hacen poco Wikileaks.

A pesar del amplísimo récord de los tres en el arte de tergiversar hechos, rápidamente su versión fue amplificada por los medios como El Nacional de Venezuela, el colombiano El Tiempo y otros como La Razón de Argentina, descontando desde luego a cuanto blog especializado en demonizar a Cuba existe en este mundo.

Si no sorprendieron las declaraciones del Partido Popular, pues son connotados sus lazos con la ultraderecha miamense, sí es notable el ridículo del gubernamental Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

En su afán por aparecer como “defensor de los derechos humanos”, hizo un soberano papelazo Marcelino Iglesias, secretario de Organización del PSOE, quien “lamentó” el deceso de Soto García. Una declaración que pudiéramos compartir si se limitara simplemente a eso, pero el asunto es que sus palabras estuvieron seguidas del “rechazo a cualquier forma de tortura, en este caso y en todos”; con lo cual dio todo el crédito a las mentiras esparcidas por los asalariados del Imperio. Curiosamente Iglesias no opinó nada sobre los 61 inmigrantes provenientes de Libia que la OTAN dejó morir de hambre y sed este mismo fin de semana.

El embuste pereció bien temprano 

Por fortuna esta vez la verdad alcanzó rápidamente a los embustes y desde el propio lugar de los hechos la reportera Norelys Morales Aguilera hizo lo más lógico: entrevistar a los médicos que atendieron a Soto García.

El doctor Rubén Aneiro Medina de la Sala de Terapia Intermedia del Hospital Arnaldo Milián en Santa Clara, le aseguró que Soto García murió “a consecuencia de una pancreatitis aguda e insuficiencia renal, aquejado además de diabetes, hipertensión y una miocardiopatía dilatada”.

El médico fue enfático en su aclaración de que no encontraron signos de violencia física contra Soto Garcían, quien fue atendido por un equipo de especialistas de varias disciplinas. Precisando además que el referido ciudadano padecía “de diabetes, hipertensión y una miocardiopatía dilatada y llegó al hospital descompensado por una pancreatitis aguda que desencadenó en todo un proceso complejo que el paciente no superó”.

Pero eso no es todo, de acuerdo con la propia Norelys Morales Aguilera, quien, permítaseme recordar, reside en Santa Clara, “A la hora del fallecimiento de Soto García ningún disidente fue rodeado por la policía, y no había dos ómnibus de la brigada especial, como informó Martha Beatriz”. Asimismo testigos presenciales le desmintieron a las agencias de prensa el cuento de que los agentes del orden público hubieran golpeado a Soto García.

De este hecho saltan a la vista dos conclusiones, la más obvia, que la oposición interna es incapaz de salirse de su manido guión de la desestabilización y la subversión, para lo cual insisten en fabricarse mártires a cualquier costo, valiéndose como siempre de la mentira.

Evidentemente no han aprendido la lección de chascos tan sonados como la fábula de la “golpiza” a Yoani Sánchez; la demostración que hiciera Carlos Serpa Maceira de cómo el tipo de “información que enviaba a Radio Martí mientras fungía como agente encubierto de la Seguridad Cubana como vocero de las tituladas Damas de Blanco o sus intentos de hacer en Cuba una caricatura de las protestas populares que tienen lugar en el Oriente Medio.

Al mismo tiempo y esto sí es algo a destacar ha sido notable el que la Revolución Cubana ha detenido de inmediato una potencial bola de nieve en que querían convertir el deceso de Juan Wilfredo Soto García, enfrentando desde temprano este nuevo intento de “recargar” una segunda parte de la campaña que siguió a la muerte de Orlando Zapata en 2010.

Tomado de Cuba Izquierda

Imagen agregada RCBáez

Read Full Post »

Por Rosa C. Báez

rcbaez_los-buitres-la-nieve-y-la-mentira.JPG

Nos da noticias, con su peculiar gracejo el “Jilguero de Carraguao” de la nueva bola de… nieve, que han echado a rodar los “disidientes” que en Cuba se aprovechan de la credulidad del contribuyente norteamericano:

Han formado su algazara
los voceros del Imperio,
desayunan improperio
y jaman tupe en cuchara.

Inventan que en Santa Clara
el mundo se está acabando
y con el billete andando
estiran la comidilla
para ver si en la otra orilla
los sueldos van mejorando.


Pero como una bola de nieve, en el calor tropical de esta Isla insurrecta dura muy poco sin derretirse, varios periodistas cubanos le pusieron reverbero a la noticia y la nueva bola se derritió en menos de lo que canta un gallo.

dr-aneiro-medina.jpgLa sin par Norelys Morales, que sufre continuamente los shows mediáticos orquestados en su terruño natal, escribe en su artículo “Muere ciudadano cubano: ha comenzado nueva campaña de mentiras”: “El doctor Rubén Aneiro Medina de la Sala de Terapia Intermedia del Hospital Arnaldo Milián de la cabecera provincial de Villa Clara, informó del diagnóstico y deceso, así como la no existencia de signos de violencia física contra Soto García”.

Pero claro, consultar a los médicos que atendieron -sin distinguir credo o filiación política- al, en aquel momento, simple paciente, está fuera de las intenciones de todos aquellos que buscan “hacer la tarea del mes” para asegurar el pago de los dineros de Judas… o poner su “noticia” como titular de cualquiera de los falsimedios…

¿Cómo encaja, en esta truculenta serie de ciencia ficción, lo que expresa el Herald? “[J. W. Soto] fue llevado a una estación policial, pero el jefe de la unidad, que conocía sus males de salud, “enseguida lo envió al hospital”. La mesa está servida: “La disidencia cubana puede tener un nuevo mártir”, El País. Y por una vez coincido con el noticioso de Prisa “Hay muchas cosas en el caso que no están claras”… porque es difícil conciliar estas historias con la realidad cubana. Y si alguna duda le cabe, no se pierda este video del Agente Emilio:


http://www.youtube.com/watch?v=oCigCKiqgAM&feature=player_embedded

Nada, que parafraseando la canción de Luis Gardey, “si la nieve resbala por el sendero, ya no veré la paga que tanto quiero…” Porque, como expresa un blog español “Al final, de todas formas, la bola acaba estampándose contra una roca y haciéndose añicos. O se acaba derritiendo. Porque es de nieve”.

Acá los dejo con las propuestas de Islamia, La pupila insomne y Ogunguerrero. Y saque usted sus propias conclusiones.


1

Muere ciudadano cubano: ha comenzado nueva campaña de mentiras

Por Norelys Morales Aguilera.- Juan Wilfredo Soto García, vinculado a grupo contrarrevolucionario, murió el domingo en la ciudad de Santa Clara, a consecuencia de una pancreatitis aguda e insuficiencia renal, aquejado además de diabetes, hipertensión y una miocardiopatía dilatada, según fuentes médicas.

El doctor Rubén Aneiro Medina de la Sala de Terapia Intermedia del Hospital Arnaldo Milián de la cabecera provincial de Villa Clara, informó del diagnóstico y deceso, así como la no existencia de signos de violencia física contra Soto García.

La corresponsal de AP en La Habana, que una vez más da voz a los disidentes sin informar versión médica alguna, reconoció que las golpizas “no son frecuentes en la Isla” y que “la versión del arresto violento no pudo ser confirmada de manera independiente”.

Sin embargo, en la madrugada de hoy domingo la explicación mentirosa y tergiversada de Martha Beatriz Roque Cabello era difundida en Twitter.

A la hora del fallecimiento de Soto García ningún disidente fue rodeado por la policía, y no había dos ómnibus de la brigada especial, como informó Martha Beatriz.

Por su parte, el mitómano Guillermo Fariñas miente calificando el deceso de “asesinato”.

En horas del medio día de hoy se efectuará el sepelio de Soto García en el cementerio de Santa Clara. [Noticia en construcción]

2

¿Buitres del “capitalismo sui géneris” imponen agenda de corresponsales en Cuba?

Por Iroel Sánchez

Muere un disidente cubano tras recibir una paliza de la policía“, titulaba el diario El País un despacho de su corresponsal en La Habana, mientras su asociado en Miami, El Nuevo Herald, encabezaba su sección dedicada a Cuba con un cable de AFP: “Muere disidente cubano tras golpiza policial”, y así, todos los grandes medios -uno tras otro- reprodujeron la misma historia sin contrastar con médicos ni familiares del fallecido.

Desde la noche del 7 de mayo la noticia del fallecimiento de Wilfredo Soto García era lanzada a Internet como supuesta consecuencia de una “paliza policial” ocurrida dos días antes en el céntrico Parque Vidal de la Ciudad de Santa Clara. Ninguno de los corresponsales extranjeros en Cuba se preguntó por qué la “golpiza”, que debió ser tan fuerte como para provocar la muerte de una persona, y aperentemente sucedió en el lugar más concurrido de una de las ciudades más importantes del país, no fue noticia cuando ocurrió, a pesar de que como reconoce un despacho de la agencia AP “las golpizas no son usuales en la Isla”.

Bastó a los corresponsales el testimonio de Guillermo Fariñas, una persona que en otras ocasiones ha difundido falsas informaciones desde la misma ciudad de Santa Clara y prueba él mismo de la paciencia de las autoridades de esa urbe que, a pesar de sus constantes provocaciones, nunca han ejercido la violencia contra él y le han proporcionado cada vez que lo ha necesitado atención médica calificada.

En varios de los despachos de prensa se cita el Hospital Arnaldo Milián Castro como el lugar donde falleció Soto García, pero a ninguno de los grandes medios se le ocurrió contactar con los médicos que lo atendieron, cosa que sí hizo la periodista cubana residente en la ciudad de Santa Clara Norelys Morales. A Morales el doctor Rubén Aneiro Medina, de la Sala de Terapia Intermedia del Hospital Arnaldo Milián, le informó de la no existencia de signos de violencia física en el fallecido y le aseguró que su muerte se produjo a consecuencia de una pancreatitis aguda e insuficiencia renal. La periodista informa que Soto García estaba aquejado además de diabetes, hipertensión y una miocardiopatía dilatada.

Es comprensible que como esas aves que se alimentan con restos de muerte ajena, la “ciberdisidencia” cubana necesita mártires para vender su cau$a y como no los tiene los inventa, pero que tras ella vayan en masa los medios extranjeros acreditados en Cuba, sin la más elemental verificación, es más preocupante. Ellos saben muy bien por qué las golpizas no son usuales en la Isla y es que, a diferencia de los países para los que escriben, la brutalidad policial está excluida del panorama social cubano de tal modo que los mismos ciudadanos no lo permitirían.

Seguramente, en el curso de los próximos días la verdad saldrá a la luz, pero no sabemos si los grandes medios tendrán entonces espacio para difundirla, o, si como casi siempre sucede, se quedarán con la versión que le suministraron los buitres de la Red, esos mismos que añoran una noche de cuchillos largos en Cuba pero ahora twitean cínicamente que “De la camilla de policlínico se pasará a cunetas de provincias. De calumnia …se pasara a lista de los desaparecidos”. Sólo hay una manera de que eso ocurra y es que a la Isla se le imponga a sangre y fuego el “capitalismo sui géneris” que ellos y los grandes medios añoran para Cuba.

3

La noticia, las fuentes y las partes

Por Jorge Ángel Hernández

La noticia se levanta a partir de lo que un determinado disidente afirma. No hay fotos que lo testimonien ni voces de los implicados. Carlos Serpa Maceira, periodista infiltrado en la contrarrevolución, demostró ante las cámaras lo sencillo que resulta fabricar un informe totalmente falso y lanzarlo al ruedo de la reproducción internacional de información. No es necesario comprobar las fuentes, acudir a elementos de garantía de lo dicho, más bien es recomendable evadir este paso, para evitar las dudas que esas fuentes censuran con rigor y venganza. Lo hecho viola códigos éticos y legales, pero tampoco importa, siempre que cumpla con el manual establecido: construir la realidad cubana para la opinión pública global. Esta, desde luego, debe ser caótica, demostrativa de que solo falta una chispa para la rebelión. La contigüidad de la saturación informativa del momento viene pintada para la reproducción mecánica: revueltas en el mundo árabe (magnificadas por la cobertura informativa), protestas en EEUU y Europa (domeñadas por esa misma cobertura) y el confuso panorama alrededor de la muerte (en tercera temporada) de Bin Laden.

Las agencias creadas para la subversión en Cuba redactan de inmediato, valiéndose de mensajes elaborados por quienes no han sido testigos. En el apuro, los periodistas acreditados no se toman el trabajo de confrontar las fuentes: las de la disidencia, estandarizadas en sus reiterados tópicos, les son del todo útiles. Y son preciosamente tautológicas. Las grandes agencias reproducen el fardo, escudándose en el anonimato y la propia confusión que destila de lo dicho. Convierten el rumor en noticia, tanto desde el punto de vista del suceso en sí, como desde el punto de vista de las estructuras informativas mundiales.

Un lector común puede darse cuenta de la reserva con que fue asumido en caso Soto García por la BBC, relegando al ámbito de lo dudoso lo que de algún modo se da por confirmado. Lo coloca y se cubre, o se tapa, como los apostadores. El diario El País, por su parte, cumple con su misión opositora y coloca en plana principal de su edición online las aseveraciones sucesivas y hasta localiza telefónicamente a Sanchez Santacruz para forzar a una investigación “que depure responsabilidades”. Nada informa de haber intentado contactar telefónicamente con otras fuentes oficiales, pues, a fin de cuentas, está fuera de manual concederle opinión. Llega incluso a dar por contigua la muerte de este enfermo crónico con la de Zapata, tras la huelga de hambre, obedeciendo al carácter de lo reportado por la consuetudinaria falsificadora de informes Marta Beatriz Roque. En la edición siguiente, traslada la noticia a la primera plana de América Latina. Tampoco aporta fotos probatorias, solo la del fallecido, a quien no dice haber entrevistado, médium mediante acaso.

La periodista Norelys Morales Aguilera, en su blog Islamía, ofrece el mismo domingo 8 información acerca de las enfermedades que le causarían la muerte a Soto: pancreatitis aguda, insuficiencia renal, diabetes, hipertensión y miocardiopatía dilatada. No es poco, que digamos.

Yohandry Fontana, en su blog, asegura unas horas más tarde haber consultado un familiar del fallecido y una fuente policial, ambos negando el ejercicio de violencia. La fuente de Morales es una entrevista con el doctor Rubén Aneiro Medina, especialista de la Sala de Terapia Intermedia del Hospital Arnaldo Milián, donde Soto fue atendido. O sea, la profesional del periodismo acude, como corresponde, a una información de primera mano, especializada y con conocimiento directo del asunto.

(Fue atendido, me disocio un instante, de modo gratuito y sin tener en cuenta el costo de los medicamentos ni que el paciente carece de la necesidad de tener seguro médico u otro fetiche de la atención médica capitalista, pero eso queda en lo obvio para la construcción global de la noticia. Si, pongamos, alguien del personal asistente le hubiese pedido diez CUC por alguna medicina que estaba en falta, ¡ah, qué notición!, Fariñas, desdecuba.com (o sea, desde Miami) y demás fuentes y voceros, con la complicidad de las agencias acreditadas, la hubieran recargado de lo lindo. Y sin mencionar el bloqueo para lo más mínimo.)

Ninguna de las fuentes pergeñadas para la subversión, que de inmediatez se ufanan, aluden a los detalles de primera mano aportados por Norelys Morales, o por Yohandry Fontana.

La mayoría de los comentaristas de El País, a pie de nota, dan por cierto el paquete. En la polarización de opiniones, los defensores de la Revolución optan por comparar los niveles de violencia en las diferentes sociedades. Es decir, se ha conseguido en alta medida el objetivo: la idea de la represión y el asesinato ha prendido en la opinión global.

Cuando las comprobaciones lleguen… a otra cosa, Mariposa, que no conviene marcar que se asumieron fuentes de nula confianza (recuérdese cómo Yoani Sánchez construyó su “golpiza”, en el más burdo teatro de pantalla de móvil y cómo Marta Beatriz fabricó un acto subversivo alrededor de la protesta de los estafados en el cine Camilo Cienfuegos, de Santa Clara). La parte subversiva concluye, desde luego, en el rumor, en la construcción espuria y direccionada de una supuesta realidad. Y el arduo trabajo de limpieza se deja a la ciudadanía, estafada por las mismas agencias a las cuales confían su derecho a informarse con objetividad, abrumada por nuevos subterfugios, para que siempre quede un rescoldo de posibilidad alrededor de la mentira lanzada.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 43 seguidores