Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘manipulacion mediatica’ Category

Kaos en la red acaba de comunicar a nuestro compañero JM Álvarez que queda expulsado de la web.

Un honor que no he podido disfrutar, ya que antes de eso, como sabéis, me despedí de ese centro caótico.

Esta medida muestra una vez más la miseria moral y el talante “democrático” de algunos de sus gestores.

Solidaridad con JM Álvarez

Carlos Tena

Y en eso, se fue JM

Pobre Manel, a él lo expulsará también como hizo con mis amigos Antonio Maira en Insurgente y Carlos Tena en Kaos.

Texto del Email:

JM Álvarez,

Kaosenlared le comunica que considera que su actitud para con el colectivo editorial de esta web no es ni correcta ni adecuada, por lo que le comunicamos que a partir de este momento usted ya no forma parte del grupo de colaboradores de esta pagina de la izquierda plural anticapitalista. Que tenga un buen día.

Ya es tarde, provocador. No me haces falta. Mi blog es tan visitado como esa Web (no se trata de Kaos) que poco a poco vas abandonando porque ya no te interesa. Es lo que yo necesitaba: ganar tiempo para alcanzar la mayor difusión posible (se trata de difundir, no de hacer negocios ¿no decias eso?), por eso me he tragado varias de tus malas artes ¿qué pensabas? ¿qué me chupaba el dedo?

Ni plural ni anticapitalista, Iñaki Errazkin: has convertido kaos en un espejo de ti mismo. Y todo eso lo saben tus “hermanos” cubanos.

http://jmalvarezblog.blogspot.com/

Algunos comentarios en Blogueros y Corresponsales:

Maria de los Dolores Estebaranz

Kaos queda… en lo que es desde hace tiempo… un kaos. No te han expulsado, te han otorgado una medalla por ser consecuente… siempre nos queda tu blog, Rebelión, leerte aquí mismo en blogueros u en cualquier otro lado que sea punto de referencia de la izquierda.

Kaos… ha muerto.

Rafael Pessini

Bueno, JM ha conseguido lo que quería, no irse por su propio pie, sino recibir puerta para marcharse. Kaos sale perdiendo, Álvarez sale ganando, y la izquierda más coherente atraviesa el Arco del Triunfo por mantener la cabeza muy dignamente alta.

¡Salud!

Norelys Morales

Así es la cosa, eh? rápidamente se sale de los críticos y se deja pasar toda la porquería mentirosa, fascista y provocadora. Una lección para todos los medios de la “izquierda” y la izquierda. ¿Se acuerdan cómo se desmerengó el “socialismo real”? “Si un traidor puede más que unos cuantos, que esos cuantos no lo olviden fácilmente”.

Martha Lidia Ferreira Fernández

Debemos aprender de los errores y, a mi modesto entender, se comienza aceptando que fue un ERROR…

Primero dudo, luego existo ( si no dudo, corta existencia tendré!); debemos comprender “las señales” pequeñas e irlas sumando pero no hasta cien, hasta tres, o cuatro. Porque si no, estaremos en las entrañas del enemigo y, encima, la “habremos transformado” en nuestra plataforma. Creemos que tenemos el control, y ya lo hemos perdido a través de una confianza visceral, sin nada de raciocinio.

No podemos plantear una lucha de contra información, de nuestras verdades, de debate frontal, de denuncia, imprescindible a la causa de la VERDAD, desde la actitud oportunista de “usar” lo que sea, a riesgo de involucrar compañeros, desvirtuar y devenir en pequeñas traiciones a principios y posturas éticas que debieran ser firmes como rocas. ¡Ese es nuestro trabajo!

No acuerdo con ello. Nuestro deber es “limpiar” los errores sin jactarnos de ellos sino con autocrítica que sirva en lo constructivo, para tener en cuenta, para evitar “espontaneísmo”, frivolidad, ingenuidad, credibilidad emocional. La RAZÓN debe primar en cada acto que trasciende porque, al hacerlo ya pertenece al ámbito social y es nuestra responsabilidad.

Momentos de reflexión no dañan a nadie, y ayudan a muchos. No pretendo “bajar línea” porque jamás lo he hecho, y a mi edad no comenzaré. Desde mi título de Docente (en varios ámbitos) preferí el contenido a la forma, mostrar una forma de análisis posible, que decir cómo y qué pensar.

Espero a todos nos sirva para cuidar el colectivo y, sobre todo, por no dar al enemigo espacios plenos de nuestras debilidades, para luego levantar consignas que se transforman en un sin sentido, cuando no los defendemos llenándolos con nuestras convicciones.

Gracias, compañeros, y a continuar luchando y aunando el equipo para que devenga en algo sólido, impenetrable por otras “contaminaciones”.

Hace tiempo he tratado de escribir para advertir el comportamiento de algunas redes, muchas de las cuáles aparecen como izquierda y luego van girando lentamente- no tanto para el ojo de un obervador del tema de los medios- hacia la derecha, pero que son muy eficaces para confundir a quienes no conocen ciertos temas a profundidad. En la lucha que llevamos adelante quienes creemos en la resistencia cultural  contra el poder dictatorial de los medios masivos de comunicación, controlados por el poder hegemónico imperial y colonialista, debemos estar permanentemente atentos a lo que sucede con algunas páginas. Hay bastantes mensajes connfusos, que en estas circunstancias terminan inevitablemente favoreciendo a ese poder impiadoso, que usa la información para argumentar y justificar los genocidios que se están cometiendo contra nuestros pueblos.
Es muy bueno denunciar estos temas como lo hacen
Gracias
Stella Calloni

Anuncios

Read Full Post »

Felizmente, estimado Koldo, no todos mienten, no todos callan…

Nosotros y los grandes medios
Por Koldo Campos Sagaseta

falsimediakalvellido.jpgEl dolor que se acumula en la retina a veces no nos deja ver el día.

Bueno… la memoria y lo mucho que ayudan los grandes medios de comunicación a evitarnos la cotidiana náusea y esa primera página que nunca se publica, porque no es nada lo que mienten para lo que callan.

Tampoco la fatiga desentumece el juicio con el que algunos días abrimos las ventanas.

Bueno… el cansancio y lo mucho que ayudan los grandes medios a olvidarnos de esas cuatro palabras esenciales que nos hacen humanos, porque no es nada lo que callan para lo que saben.

Y aquí estamos el resto de mortales, mintiéndonos, sabiendo… y callando lo que pasa.

Tomado de Insurgente

Read Full Post »

por M. H. Lagarde

Trabajo por cuenta propia, CubaLa llamada oposición cubana que -según la SINA, o sea, sus contratistas-, ni canta ni come frutas, todavía encuentra tribuna en el periódico de la mafia de Miami para opinar nada menos que sobre el reordenamiento de plantillas que el gobierno de la Isla se ha planteado para este 2011.

Nadie puede explicarse cómo los «disidentes» que no trabajan, salvo para el gobierno de EE.UU., están tan bien informados sobre el acontecer y las consecuencias de un proceso que se inició justo ayer.

Por ejemplo, la «muy bien informada» Yoani Sánchez, la misma bloguera que  no sabe que Cuba fue invadida por Estados Unidos en Playa Girón hace medio siglo atrás, asegura en El Nuevo Herald que: «la sensación generalizada es temor, aprehensión y pánico».

Por su parte Héctor Palacios, «economista y periodista independiente» cree que el efecto de las medidas está dividiendo aún más a la población cubana en general.

Y no falta quienes como Elizardo Sánchez, El Camaján, presunto agente de la Seguridad cubana según los propios diplomáticos norteamericanos, declaren que Raúl Castro está aplicando sobre las espaldas de los sectores más humildes políticas neoliberales para subsanar «dificultades creadas por el propio gobierno».

De este modo, los llamados disidentes repiten el guión preestablecido que, desde que se anunciaron los nuevos cambios para hacer más eficiente la economía cubana, publica cierta prensa.

Se trata sin dudas de los estertores del cinismo de una disidencia que a pesar de los millones de dólares que le ha costado al bolsillo del contribuyente norteamericano no ha logrado convencer a nadie, ni siquiera a sus contratistas, en su papel de supuesta vocera del pueblo cubano.

No sé en que país vivirán estos señores pero lo que se percibe ahora mismo en Cuba es más bien cierto desespero por aventurarse en el sector cuentapropista. Ayer mismo, coincidiendo con el inicio de el proceso de restructuración de plantillas, en la céntrica esquina de 23 y G, aún de noche, una familia trabajaba afanosamente por darle los toques finales al nuevo restaurant Habáname, que sin dudas le hará competencia al de 23 y H, justo a unos pasos del famoso El Cochinito, abierto hace solo unas semanas.

En realidad la disidencia teme con «aprehensión y pánico» que la Revolución, como ha hecho hasta ahora, gane de una vez por todas también esta batalla: la de la eficiencia económica. Sin “presos políticos”, denunciados y desprestigiados por quienes los financian, y en medio de un socialismo mucho más próspero a pesar de bloqueos y agresiones, de qué diablo van a hablar los mercenarios.


http://www.cuba.cu/noticia.php?actualidad&id=7070

Read Full Post »

Por José Manzaneda, Cubainformación

rcbaez-cuentapropistas-2.JPG

“Los medios cubanos usan eufemismos para explicar la reforma laboral”, titulaba su crónica del 5 de octubre el corresponsal en La Habana del diario catalán La Vanguardia, Fernando García (1). En su texto, el periodista acusa a medios de comunicación y gobierno cubanos de emplear “paráfrasis” y “circunloquios” para maquillar los aspectos más negativos del actual proceso de reducción de plantillas en las empresas estatales de Cuba.

Las pruebas de lo que denomina “ejercicio de acrobacia lingüística” son, por ejemplo, que en Cuba al “sector privado” se le denomine “no estatal”. O que a las diferentes profesiones u ocupaciones privadas no se las denomine “negocios”, sino “actividades” (2).

Alrededor de las denominaciones oficiales de las actividades privadas recientemente legalizadas en la Isla, el periodista de La Vanguardia también crea su particular película de misterio. “Los rodeos y elipsis tampoco faltan aquí. Ignoramos por qué las autoridades escribieron ´recolector vendedor de recursos naturales´ en vez de frutero y verdulero” –escribe Fernando García-. Imaginamos que el epígrafe oficial utilizado en la Hacienda española para dicha actividad se acercará más al cánon de sencillez, brevedad y transparencia por el que aboga el periodista: se denomina “comercio al por menor de frutas, verduras, hortalizas y tuberculos” (3).

El corresponsal de La Vanguardia afirma que el gobierno cubano no quiere reconocer que “incorporará dosis de capitalismo a su sistema, como en rigor podría decirse, sino que afrontará “una actualización del socialismo”. Según este argumento, todos los gobiernos de países capitalistas, en la medida en que el estado asume el más mínimo papel en sus economías, deberían reconocer que han incorporado “dosis de socialismo” a las mismas, algo absurdo a todas luces.

Esta argumentación de La Vanguardia está en consonancia con la de otros grandes medios internacionales. En una nota de la agencia EFE del 17 de septiembre, reproducida por decenas de medios de prensa, se lee que el gobierno cubano habla de “cuentapropismo para sortear la terminología capitalista” (4).

En este sentido, el corresponsal de La Vanguardia podría haber incluido en su texto que el gobierno cubano debería denominar “trabajadores autónomos”, según la terminología española, a dichos “cuentapropistas”. Pero quizá el tufo neocolonial de su artículo sería demasiado evidente.

Pero más grave que lo que dice La Vanguardia es lo que oculta. Por ejemplo, silencia que el actual proceso de cambios económicos que trata de incentivar la pequeña iniciativa privada nace de las propuestas recogidas en centenares de miles de asambleas que, desde 2007, se han desarrollado en centros de trabajo y barrios de toda Cuba. O que existe un interesante y profundo debate sobre el sector “no estatal” o “privado” en los diarios cubanos, con opiniones encontradas sobre el actual proceso de reformas. Nos gustaría que el diario La Vanguardia cediera algún espacio de sus páginas para un debate abierto, por ejemplo, sobre la posibilidad de nacionalizar ciertos sectores de la economía española; que en las empresas y barrios se celebraran discusiones sobre el asunto; y, sobre todo, que el gobierno español, finalmente, llevara a término lo propuesto y aprobado en ellas.

Habría que aconsejar a Fernando García, corresponsal de La Vanguardia, la lectura del Real Decreto-ley 10/2010 del gobierno español, en el que se aprueba la última reforma laboral (5). En él encontrará “eufemismos” de gran calidad para sus próximos artículos. Por ejemplo, el “contrato para el fomento de la contratación indefinida”, circunloquio que oculta la realidad de un nuevo “contrato con despido más barato”. O esta frase de su preámbulo: “la crisis […]  de origen internacional […]  ha tenido como consecuencia más grave una intensa destrucción de empleo”, lo que sirve para edulcorar y justificar el más que evidente fracaso económico, social y laboral del sistema capitalista.

(1) http://www.lavanguardia.es/internacional/noticias/20101005/54017707053/los-medios-cubanos-usan-eufemismos-para-explicar-la-reforma-laboral.html

(2) http://www.granma.cubaweb.cu/2010/09/24/nacional/artic10.html

(3) http://www.camaragranada.org/descargas/listado-de-iae-230doc.pdf

(4) http://www.20minutos.es/noticia/816746/0/cuba/reforma/economica/

(5) http://www.boe.es/boe/dias/2010/06/17/pdfs/BOE-A-2010-9542.pdf
VIDEO cuyo guión es este artículo:

http://www.cubainformacion.tv/index.php?option=com_content&task=view&id=17413&Itemid=866

http://www.youtube.com/embed/JjbgYoQ7328?rel=0

Participa en el debate sobre este video en You Tube e inserta tus comentarios

http://www.youtube.com/watch?v=JjbgYoQ7328

 
Fuente http://www.rebelion.org/noticias/cuba/2010/10/eufemismos-contra-cuba-del-diario-la-vanguardia-115035

Imagen agregada FOTO RCBaez “Cuentapropistas 2”

Read Full Post »

Por Saul Landau y Nelson Valdés 

rcbaez_pecado-de-omision.JPG
 

El 8 de Julio, el artículo central de The Washington Post (“Cuba pondrá en libertad a 52 presos políticos, dice la Iglesia Católica”) reportó que Cuba había liberado a cinco prisioneros políticos y había asegurado que liberaría a cuarenta y siete más en el futuro cercano. El presidente cubano Raúl Castro dijo que en breve todos los presos políticos serían puestos en libertad. El 16 de julio, otro grupo dejó la prisión. 

El artículo del Post y su editorial del 9 de julio acerca del “gesto marginal de Cuba” omitieron hechos que los lectores necesitarían a fin de entender la significación de la liberación de los presos. Ambos artículos presentan la imagen de un “prisionero político” que está dedicado a expresar opiniones no aceptadas –quizás un poeta o alguien que denuncia la corrupción. Pero estas personas estaban en la cárcel por haber cometido delitos que los hubieran puesto tras las rejas si se hicieran en Estados Unidos, incluyendo trabajar para un gobierno extranjero sin inscribirse y además cometiendo actos violentos.

 Por ejemplo, Orlando Zapara, el huelguista de hambre que murió en marzo, fue condenado por agresión con agravantes –le cortó una oreja a un hombre con un machete porque la víctima intervino para detener una pelea en la calle. Obtuvo su reputación como “disidente” mientras cumplía su condena en prisión.

 Se ha reportado que cuando James Cason llegó a La Habana en 2003 para encabezar la misión diplomática de EE.UU., el Departamento de Estado le había ordenado que adoptara el papel del “norteamericano feo”; interferir descaradamente en los asuntos internos de Cuba. Roger Noriega, que por entonces era el secretario asistente de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, explicó recientemente en un programa de comentarios en la radio de Miami que el motivo era para inducir a Cuba a que lo expulsara, lo cual daría a la Administración Bush un pretexto para terminar los contactos formales con la isla. Para lograr ese objetivo, Cason organizó y pagó abiertamente a los “disidentes” cubanos. Sin embargo, en vez de expulsar al titiritero, Cuba arrestó a los títeres que Cason había utilizado como instrumentos humanos para sus maquinaciones. (1 de julio Qué Pasa, Miami, en referencia a una entrevista el 20 de mayo en WQBA Miami [Univisión], “Lo que otros no dicen”).

 El editorial también olvidó el hecho de que Estados Unidos tiene más presos políticos en Cuba (Base de Guantánamo) que el gobierno cubano. De los 181 prisioneros restantes en Guantánamo, una Fuerza de Tarea Obama recomendó que 48 fueran puestos en libertad de inmediato, ya que se sabe que no han cometido actos criminales. La mayor parte de estas personas fueron secuestradas. No se emitió ninguna orden de arresto. (9 de julio, Financial Times).

 El gobierno norteamericano justificó tales “arrestos” posteriores al 11/9 porque los norteamericanos se consideraban bajo ataque de terroristas. Por tanto, debemos simpatizar con los cubanos que al menos emitieron órdenes de arresto contra personas que reciben en secreto dinero del enemigo jurado de Cuba. Documentos desclasificados de la CIA dan fe de miles de ataques terroristas contra Cuba, apoyados por la CIA, desde inicios de la década de 1960. Más cubanos han muerto a consecuencia de estos ataques que los que perecieron en los horrores del 11/9. Cuba también sufrió sustanciales daños a la propiedad debido al sabotaje apoyado por la CIA a fábricas y campos de cultivo.

 En cuanto a las libertades civiles, Cuba al menos celebró juicios formales a los disidentes y los declaró culpables de organizar acciones a petición de funcionarios de EE.UU., así como discutir otras para el futuro y aceptar dinero, artículos o servicios de manos de diplomáticos de EE.UU. No fueron acusados de tener ideas contrarias –aunque la expresión de ideas opuestas puede haber motivado los arrestos. El editorial del Post, así como un sermón similar en The Los Angeles Times (10 de julio), parece haber realizado un juicio usando una doble moral.

 Los medios norteamericanos también han presentado a Guillermo Fariñas, el otro ayunador de conciencia, con atributos como los de Gandhi que pueden ser atemperados por el hecho de su arresto en 1995 por haber dado una golpiza a la directora de un hospital. En 2002 atacó a otra mujer que luego necesitó cirugía.

 Quizás Zapata y Fariñas puedan ser considerados opositores políticos legítimos, pero ¿habría hablado el editorial acerca de George Jackson y otros ex Panteras Negras sin mencionar sus antecedentes penales?

 En ningún caso se evidencia más dramáticamente la doble moral aplicada a Cuba que en el tema del terrorismo. Actualmente, Estados Unidos ha dado refugio a individuos acusados de horribles actos de terrorismo –el sabotaje de un avión cubano de pasajeros en el que murieron 73 personas y una racha de ataques con bombas a instalaciones turísticas cubanas, por lo que murió un italiano y muchos resultaron heridos. En vez de procesar o extraditar a Luis Posada Carriles y Orlando Bosch por terrorismo internacional –cables de la CIA y el FBI señalan su papel en el sabotaje al avión sobre Barbados en 1976, matando a todos a bordo—Washington los ha protegido. El Departamento de Justicia acusó a Posada de fraude inmigratorio, una acusación menor, y ha permitido que el caso se prolongue por seis años.

 La doble moral y la ironía abundan. España y Estados Unidos dan clases de libertad a Cuba después mantener la isla como una colonia formal e informal, respectivamente, durante 450 años. De alguna forma, ambos parecen reivindicar un derecho perenne a dictar a Cuba un comportamiento gubernamental.

Saul Landau es Profesor Emérito de la Universidad del Estado de California, y miembro del Instituto para Estudios de Política. Nelson P. Valdés es Profesor Emérito del Departamento de Sociología en la Universidad de Nuevo México.

http://progreso-semanal.com/4/index.php?option=com_content&view=article&id=2420:los-medios-principales-omiten-el-contexto-y-hechos-clave-acerca-de-cuba&catid=3:en-los-estados-unidos&Itemid=4

Imagen agregada: RCBáez_Pecado de omisión

Read Full Post »

Se va perfilando la trama macabra contra Vicky Peláez: ahora, lanzada por Wilfredo Cancio –exacto: el mismo que recibiera $ 4 725 por instigar en contra de los 5 cubanos prisioneros en Estados Unidos a cuenta de la BBG- y alimentada por E. Ichikawa, un desertor cubano devenido bloguero, no sólo se acusa a Vicky de “espía rusa” si no de “activista pro-Cuba” y -¡Oh, horror supremo! de publicar en Cubadebate…

Sub-tramas cómo quiénes pagan a los abogados o si Vicky participó (otro pecado nefando) en una de nuestras populares Mesas Redondas o en un desfile en Cuba, insinuaciones de que Vicky es abandonada a su suerte, van imbuyendo en la opinión pública norteamericana no sólo la certeza de la culpabilidad de Vicky, si no la existencia de una “conexión cubana”:

  “La agencia de inteligencia estadounidense supone que Peláez, más que una periodista es una “activista” pro Cuba, ya que sus artículos son publicados en el portal web Cuba Debate, que defiende la revolución cubana. Según Wilfredo Cancio, periodista de América TeVe de Miami, su discurso pro castrista y pro chavista cumplía una agenda política”. 

(véase http://www.youtube.com/watch?v=hTJL6HJwdtA&feature=player_embedded

Mientras, los peruanos residentes en Estados Unidos apoyan a Vicky, el marido se debate entre inculparse o retractarse, no se conoce si la fianza podrá finalmente ser pagada y Vicky va convirtiéndose en el nuevo Caballo de Troya del imperio, una nueva cortina de humo para desviar el interés de la opinión pública internacional del conflicto contra Irán, suceso que nuestro Comandante alertara en sus Reflexiones.

En este momento, en el mundo se perfila una campaña de apoyo a la periodista, a la cual los invitamos a suscribirse:

 

 Poster de la Campaña Internacional lanzada y difundida en Internet

Familiares en Brasil no viajan para aportar monto de pasajes

Abren cuenta para pagar fianza de Vicky Peláez

LIMA | Enormes problemas económicos viene atravesando la familia de la peruana Vicky Peláez, acusada por Estados Unidos de realizar espionaje para Rusia, en su afán por conseguir los primeros 10 mil dólares para el pago de la fianza, cuya totalidad asciende a los 250 mil dólares.

Por lo pronto, su hermana, Raquel Peláez Ocampo, que reside en Brasil, declaró al diario La Prensa de Nueva York -donde laboraba Vicky- que no viajará a Norteamérica para verla pues prefiere enviarle el gasto de los pasajes para amortizar el monto de la fianza.

De igual modo, una amiga de la acusada, Teresa Castro, informó que han abierto una cuenta de apoyo en el Chase Bank para que la gente que la conoce o quiera solidarizarse con el caso haga las donaciones que estén a su alcance.

Cabe recordar que Peláez debe salir el martes de la prisión si paga la fianza ordenada por el juez pero -se ha difundido- los vecinos y conocidos no quieren colaborar por el temor de que el FBI los comprometa en sus investigaciones.

“ESTAMOS CONFUNDIDOS”. De otro lado, Raquel Peláez declaró que existe cierta confusión por la declaración de Juan Lázaro, el esposo de Vicky, y quien según las autoridades federales ha confesado el espionaje por parte de ambos.

“Mi madre está desolada (…) Ella, como toda la familia, nunca vio en él (en mi cuñado) a ninguna persona que demostrara algún tipo de pensamiento o de acción que llevara a sospechar alguna de estas cosas, nunca”, señaló. “Yo no considero eso una confesión y eso no quita nuestro respaldo a mi hermana”, sostuvo en diálogo con el diario La Prensa.

Sobre la situación de sus sobrinos, dijo que “ellos están muy confiados y con mucha expectativa para que salga su mamá. Están fuertes y esperanzados con la salida de ella. Necesitan el apoyo de ella para llevar esta situación”.

Vicky Peláez saldría el martes, pero permanecerá con arresto domiciliario y con grilletes electrónicos mientras continúa el proceso judicial.

http://www.correoperu.com.pe/correo/nota.php?txtEdi_id=4&txtSecci_parent=0&txtSecci_id=80&txtNota_id=385648

Véase además

¿Quién paga la defensa de Vicky Peláez?

El FBI investiga cómo la periodista peruana y su esposo, quien la involucra como espía, cubren los gastos de sus abogados.

http://peru21.pe/noticia/505317/quien-paga-abogados-vicky-pelaez

Vicky Peláez, sin apoyo de sus amigos

La peruana acusada de espía en EE.UU. no puede reunir dinero para pagar su fianza. Sus allegados no quieren ser seguidos por el FBI.

http://peru21.pe/noticia/504820/vicky-pelaez-sin-apoyo-amigos

Read Full Post »

Por Rosa C. Báez 

rcbaez_lobosylobos.JPG

La frase del título, parafraseando a la que unos atribuyen a Hobbes y otros a Plautus, , nos viene bien en estos días en que un par de Lobos andan haciendo de las suyas… uno en Honduras, diz que creyéndose presidente de un país y otro por la “España profunda”, intentándonos hacer creer que es un gran “entrevistador”…

Después de haber leído -y difundido en las 3 w– los trabajos relacionados con la pseudo entrevista que a puras mordidas de lobo le realizara el periodista homónimo (Ramón Lobo) a nuestra compatriota Rosa Miriam Elizalde y que fuera reseñada en El País (que no publicada, pues sólo se comenta sobre ella y como bien dice el “comisario” Jorge Ángel, no se presenta tal cual), me picó la curiosidad leer quién era este Sr. Lobo.

De lo encontrado saqué en conclusión una verdad de Perogrullo: si éste manipulador de información mereció el premio del Congreso de Periodismo Digital de Huesca, no son de extrañar los Premios que recibiera la multipremiada, la super bloguera, la perenne Calandraca idem. Y además, concluí que concuerdo con una frase “elegíaca” pronunciada -en uno de las numerosas sesiones de autobombo digital con sus “seguidores”- por el propio Ramón Lobo: “No pagaría por la mayoría de las informaciones”…

Firmadas por él, agregaría yo… 

Y aquí les comparto la visión del “oscuro comisario” de la tal “entrevista”:

Comisario a mi pesar
Por Jorge Ángel Hernández (Ver)
 

Me parecía poco probable que, luego de que nuestra conversación con el periodista Ramón Lobo, mientras almorzábamos en Madrid en el Café de Oriente, el viernes 14 de mayo, le diera pocas oportunidades de corroborar sus prejuicios políticos y su incapacidad democrática, el diario que lo emplea, El País, publicase nada de lo que allí se habló. El austero costo del almuerzo podía incluso justificar la decisión. Fue una de las inmediatas impresiones con las que Rosa Miriam Elizalde y yo bromeamos, además de con la desesperación del periodista porque jamás apareció el fotógrafo. 

En principio, me resultó incómodo descubrir que ni conocía ni anotó mi nombre, aunque basta colocarlo en la barra de cualquier buscador para llevarse al menos una idea. Luego, al escucharlo equivocarse con otros personajes de mucha mayor repercusión mediática, se hizo evidente que estaba tan desinformado, que dependía apenas de clichés al uso, que ni siquiera entró en temas considerados “difíciles” para quienes, según la norma de la galopante contrarrevolución, trabajamos por guión. Y era evidente, como la propia Rosa Miriam lo anota, que el guión de rigor estaba previamente escrito para una publicación en la cual fines predeterminados justifican cualquier tipo de medio. Que tuviésemos diferente criterio, y que al mismo tiempo no repitiésemos la línea de consignas oficiales (o sea, que tuviésemos opinión propia, diferente a la que decía tener) parecía un poco más de lo que estaban dispuestos a admitir. 

A pesar incluso de que se le dieron datos, elementos, impresiones, razonamientos que daban testimonio -testimonio, insisto- del ejercicio de la crítica y las transformaciones internas cubanas, el señor Lobo prefirió convertirlas en un acto de “marketing político” y dio por sentado, además, que repetíamos un discurso oficialmente planeado. Le hablé de la publicación que edito -Hacerse el cuerdo-, que se coloca en web, para que comprobara el tono de las críticas que, dentro, se llevaban a efecto. Se mostró, en los pocos cruces de opiniones que intentó sostener, incapaz de demostrar sus criterios, desde luego contrarios a los que sostuvimos. Me pareció uno de esos periodistas, que también tenemos por acá, firmes en su objetivo de no apartarse de los planes temáticos ni de la construcción sintáctica prevista. Cuando más, como cuando recurrió a los chistes, su actitud fue de inamovibles prejuicios y opiniones monolíticamente construidas. 

Acaso le molestara a Lobo que, por mi parte, entrara en valoraciones de tipo sociológico sobre la supeditación de oposición por democracia que lleva a cabo toda la campaña internacional de injerencia en el socialismo cubano, es decir, la guerra directa contra la soberanía nacional; y acaso además le molestara escucharme definir, someramente, para no apabullar con sobredimensionamientos teóricos al desarmado interlocutor, qué es una verdadera oposición, un grupo de presión y cómo se comportan los casos referidos, de los que poco conocía, en la sociedad civil cubana. Y estas cosas, mire usted, también las he estado publicando en web.

Pero, es así y solo así: cuando las conclusiones están dadas antes del debate, no hay nada más seguro que ignorar.

 El señor Lobo, de acuerdo con la habitual norma del diario que lo emplea, no circula ideas, sino constructos ideologizados, no ofrece a sus lectores verdades, sino mentiras insidiosas, amén de un aprovechamiento banal de la apariencia. Busca desacreditarme por la antigüedad de mi ropa, por su color, por la ubicación geográfica del lugar donde vivo (ya que la asociación cuyo comité de escritores presido no es “local”, sino nacional: se trata de la UNEAC (Unión de escritores y artistas de Cuba, con sedes de rango similar en todas las provincias del país), cargo que se ocupa por elección de sus propios miembros y no por designación de nadie y por el cual no se recibe retribución económica alguna. Y prueba además a desacreditarme con una absurda paradoja: me considera un comisario listo para socorrer a Rosa Míriam, entrenado para que “no surjan los grises” en la charla. De no haber sido un ignorante extremo de nuestras circunstancias, el periodista se habría ahorrado el ridículo de fallar un penalti sin portero. 

Claro, que todo puede resolverse publicando el contenido de la conversación. Si tanto defendemos la verdad, pongamos la verdad en blanco y negro, sin los grises de la adaptación del periodista, empleado de El País. Pudiera verse entonces el tono de intercambio, el argumento en su expansión posible. Si el bloqueo, no embargo como escribe, es pretexto, que lo quiten y ¡ya!, ¡a la porra el sistema caduco!, ¿No es verdad? Y, por si no fuera suficiente, pudiera comprobarse que fueron tres los chistes que cruzamos. Primero, el que él evoca una vez que se le han contestado la mayoría de sus inquietudes; consistía en el clásico panorama de varios jefes de estado que llaman al diablo, al infierno, y reciben altos costos por el concepto de larga distancia, en tanto la llamada de Fidel (Castro) resulta ser local. Contado, sí de su parte, con excesivo alargue de la situación y poca gracia. Un chiste de antiguo repertorio, como con facilidad se aprecia, cuya autoría adjudicó a su colega Mauricio Vicent. El segundo chiste se lo ofrecí de inmediato, lo he publicado incluso, y se resume a partir de que, luego de hibernar por siglo y medio, Gorbachov vuelve a la existencia a mediados del siglo XXII y, tras numerosas preocupaciones, pregunta qué ha sido de esa isla del Caribe que insistió en seguir hacia el comunismo. La respuesta es: -No se preocupe, Mijaíl, que eso está al caerse. El tercero de los chistes lo cuenta él mismo en su amañada reseña y lo hizo al final, cuando estábamos a punto de levantarnos y él seguía insistiendo en marcar el teléfono de su fotógrafo.

 El trabajo de Lobo, contrario a lo que le adjudica a Rosa Miriam Elizalde, no es difícil: puede mentir arteramente y seguirá siendo considerado un portador de serias opiniones; puede desconocer la libertad de opinión y seguirá siendo aceptado como un exponente de la diversidad; puede discriminar al otro por la elección de su ropa y seguirá siendo aceptado como un controlador del juicio; puede ser un analfabeto político y seguirá siendo instructor de concepciones altruistas (nos confesó que era de izquierdas); puede comportarse como un perfecto ignorante y seguirá sintiéndose un ente superior. Este señor periodista no sólo ignora mi nombre, sino mi obra literaria, publicada en Cuba y no muy complaciente que digamos. Allí debía ir, para que se entere de cosas que tal vez rompan su esquema. Pero leerse algo, de repente, acentuaría no sólo su cuota de ignorancia, si no la certeza de que lo que estoy diciendo responde a un ejercicio vivo, latente en la bloqueada Cuba que vivimos. Y hay mitos que no se pueden arriesgar, a menos que se esté dispuesto a enfrentar el peligro de despido. 

Si, por mi parte, dudaba que El País publicase nuestra conversación, seguro estoy que no se tomará el trabajo de incluir en sus páginas ningún comentario de respuesta. Es algo a tal grado opresivo, violador de la libertad de opinión y el derecho al ejercicio democrático del criterio, que por sí mismo se impone. Por paradoja básica, es la expresión del temor de quien se sabe con suficiente poder como para hundirse en el caos si lo pierde. Un monopolio sólo admite lo que a su monopolio beneficia. Un alienado, neopanglosiano feliz con su soldada, no admite más que lo que el monopolio del cual es propiedad está dispuesto a admitir. Son, en efecto, conductas muy antiguas, oscuras, comisariadas por la norma del lobo que de periodista se disfraza. 

http://www.cubadebate.cu/opinion/2010/05/23/comisario-a-mi-pesar/

Read Full Post »

Older Posts »