Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/01/11

Por Zenia Regalado

gestos-ante-los-simbolos.jpg

Su nombre no importa. Uno de estos días el fotógrafo atrapó la imagen de esta pequeña que decidió por sí sola rendir tributo al busto de Ernesto Che Guevara en  la recién inaugurada plaza en los bajos del periódico provincial.

¿Qué impulsó a la pequeña a interrumpir su juego?. Seguro tras su gesto está la palabra de un maestro que de forma cotidiana habla de símbolos nacionales y de personalidades de la historia.

Mucho se comenta de los valores, vocablo que se puede medir en acciones concretas, y quien lo dude ahí tiene la imagen de la niña que deja a un lado su juego ante la presencia simbólica del guerrillero.

Hay competencia allá afuera entre los juegos electrónicos de violencia extrema y entre el mantenimiento de la memoria histórica en tarjas y monumentos y por todas las vías necesarias.

Quienes acribillaron la vida del Che en La Higuera pensaron que borrarían los ideales de justicia y el pensamiento de lucha por los pobres de aquel argentino cubano.

Se equivocaron. Su imagen se multiplica por tordos los continentes en cuanta buena causa es preciso defender.

Él habló de la arcilla fundamental de nuestra obra, la juventud, del valor incomparable de los ideales.

Y hoy en la isla que le acogió como a uno de los suyos las jóvenes generaciones le rinden homenaje no solo en un acto o en una tribuna, también desde lo cotidiano.

La imagen  de esta chiquilla junto al héroe deja el buen sabor de lo que hace posible la enseñanza, de cuánto respeto puede formar en el culto a lo grande, a la historia.

http://imaginados.blogia.com/2011/011101-gestos-ante-los-simbolos.php

 

Read Full Post »

sp Img1
Img2
Img3
Img4
Img5

Nuestro más sincero reconocimiento a todos los ingenieros y estudiantes de este Instituto que con labor abnegada continúan esforzándose “porque el futuro de nuestra Patria sea necesariamente de hombres de ciencias, de hombres de pensamiento”.

El Día del Ingeniero Cubano se instituyó el 11 de enero de 1946, en homenaje al natalicio de Francisco de Albear y Fernández de Lara, autor de numerosas obras, entre ellas el Acueducto de La Habana., concluido en 1893, que lleva su nombre y es considerada una de las siete maravillas de la ingeniería civil en Cuba

Desde 1996, la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba (UNAICC) reconoce anualmente en esta fecha a los ingenieros más destacados por su obra y vida que prestigien a nuestro país.

Esta Universidad brinda homenaje especial al doctor Diosdado Pérez Franco, ingeniero, investigador y docente de alta categoría, Socio de Honor de la Sociedad Económica de Amigos del País, así como Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Historia de la Ciencia y la Tecnología.

La fecha para tal deferencia no es casual, pues recordamos el nacimiento de Don Francisco de Albear y Lara, a quien se debe el plan del acueducto, obra ingeniera que continúa funcionando actualmente en La Habana, resultó la más importante de la Cuba colonial y fue considerada en la Exposición Universal de París, en 1878, una de las más relevantes del siglo XIX a nivel mundial, por lo que  en muchos sentidos Pérez Franco ha resultado un digno continuador del ilustre ingeniero militar español y genio cubano universal.

El doctor Diosdado Pérez Franco es considerado uno de los fundadores de la moderna ingeniería hidráulica cubana, pues introdujo esta carrera en el Instituto Politécnico José Antonio Echeverría y ha participado en la conformación de sus planes de estudio desde entonces. También preside el comité de grado científico de ese ramo, al cual aportó una     teoría no lineal sobre la dinámica de los flujos de los acuíferos en medios porosos, de relevancia mundial. Se ha destacado también como proyectista de mini turbinas y otras obras y maquinaria. Es Héroe del Trabajo de la República de Cuba, Académico Titular y de Mérito y Vicepresidente de la Academia de Ciencias. 

Fuente http://www.cujae.edu.cu/esp/paginas/noticias_eventos/dia_del_ingeniero/diadeling.html

spacer

Read Full Post »

Con el peor de los sentimientos, que es el de una fatal impotencia, llegó a mí la triste noticia: un nuevo golpe sumía a la cultura cubana en el dolor de la pérdida: a sólo pocos días de la partida de Rufo Caballero, Mercedes Santos Moray, escritora y martiana, ocupaba en el Parnaso cultural cubano el lugar que por derecho propio le pertenecía, dejándonos, como dijera ayer al difundir la noticia de su muerte: “un poco más solos, un poco más tristes, un poco más pobres…”
Gracias a la gentil colaboración de la Dra. Araceli García-Carranza, estamos publicando un texto que en honor a Santos Moray redactara otro gran amigo, Jesús Dueñas Becerra, para la Revista de la BNJM.
Y a Mercedes la despedimos con versos del memorable poema de Pablo Neruda a Tina Modotti, que ella nos diera a conocer:

“hermana, no duermas, no, no duermas // tal vez tu corazón oye crecer la rosa // de ayer, la última rosa de ayer, la nueva rosa. // Descansa dulcemente, hermana. // La nueva rosa es tuya, la nueva tierra es tuya”

mercedesstosmoray.jpg

Doctora Mercedes Santos Moray: pérdida irreparable para la Cultura Cubana
Por Jesús Dueñas Becerra*

Escribir es el bastón de mi vida […], vivo para escribir
Mercedes Santos Moray


En enero de 2011, Tanatos (la muerte en el lenguaje psicoanalítico ortodoxo), privó a la Revista de la Biblioteca Nacional José Martí y a la cultura nacional de una de sus más emblemáticas figuras: la poetisa, escritora, historiadora y periodista, Mercedes Santos Moray (1944-2011), entrañable compañera y amiga del equipo de redacción y de los asiduos colaboradores de nuestra revista.

Hace algunos años, conocí a la también columnista de CubaLiteraria por mediación de  la doctora Araceli García-Carranza Bassetti, quien tuvo la gentileza de presentarnos, ya que ambos colaborábamos sistemáticamente con dicha enciclopedia de la cultura cubana e iberoamericana.

Desde ese preciso momento, se estableció entre nosotros una corriente espiritual, que solo su abrupto fallecimiento pudo interrumpir…, como único puede hacerlo el huracán, que —al decir martiano— empuja, arrebata, sacude.

Hacía unos días, la había llamado por teléfono para felicitarla por el nuevo año; y entre otras cosas, me contó que estaba muy deprimida como consecuencia del accidente sufrido meses atrás, y que le había dejado como secuela graves dificultades para la locomoción.

Como profesional de la salud mental que fui hasta hace apenas un lustro, traté de infundirle fe y esperanza y utilicé para ello los recursos psicoterapéuticos que todavía quedan archivados en el «baúl de los recuerdos».

Para sustituir esas frases interiores negativas que invadían su mente y su alma, le hablé de la crónica que le había dedicado al poeta, escritor, periodista e investigador del folklore rural caribeño, Samuel Feijóo, [1] y le comenté que en ese material periodístico había citado la descripción magistral que ella hiciera de la multifacética personalidad del ex director de las revistas Islas y Signos, y que con el título de «Evocación del Zarapico» [2] publicara en la Revista de la Biblioteca Nacional…

Al final, nos despedimos…, sin imaginar siquiera que sería la última vez que escucharía su cálida voz, que al menos para mí tenía la suavidad de la seda y el sabor de la miel.

En el 2006, la ilustre narradora, crítica y ensayista me invitó especialmente a la presentación de su poemario Sin esperanza y sin miedo [3] prologado y presentado en los jardines de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), por el poeta y crítico Luis Marré, Premio Nacional de Literatura. Esa desgarradora, pero tierna obra lírica, escapada del alma de la autora, y dedicada a la memoria de su señora madre, Doña Rosa María Moray por los treinta y tres meses de agonía que padeciera, lo reseñé para la sección Incitaciones del portal de CubaLiteraria, [4] órgano de prensa para el que también escribimos con regularidad.

Ese mismo año, en el contexto del XX Festival Internacional de Ballet de La Habana, se presentó mi libro La danza vista por un crítico teatral (La Habana: Ediciones Vivarium, 2006), que ella tuvo la inconmensurable amabilidad de reseñar para la página Web de la emisora nacional CMBF-Radio Musical Nacional. [5] De esa reseña, fruto de su fino olfato crítico y exquisita sensibilidad estético-artística, hubo una frase que quedó registrada en mi memoria poética, así como en el componente espiritual de mi inconsciente freudiano: «la crónica es su medio de expresión por excelencia.» [6]


Nuestra relación profesional, afectiva y espiritual continuó fortaleciéndose, y nos encontrábamos muy a menudo en las presentaciones de la publicación insignia de la BNJM. A propósito, en la edición de lujo que se le dedicara al centenario del doctor Raúl Roa García, Canciller de la Dignidad, la entonces editora del boletín electrónico Librínsula, me sugirió entrevistarla [7] para publicar ese diálogo —único e irrepetible— en las páginas digitales de dicho órgano de prensa, con el que también colaboramos frecuentemente.

Después del lamentable accidente que la dejara muy limitada para desplazarse, solo nos vimos un par de veces más, y entonces optamos por comunicarnos por correo electrónico o por teléfono cuando deseaba escuchar su voz o ella la mía.

La doctora en Ciencias Históricas, Mercedes Santos Moray, ejerció el periodismo durante varias décadas en el semanario Trabajadores, así como en otros medios nacionales de prensa; era miembro activo de la Sección de Crítica e Investigación de la Asociación de Medios Audiovisuales y Radio de la UNEAC; ostentaba la Distinción por la Cultura Nacional; y recibió en vida los premios Razón de Ser, la Rosa Blanca, el Premio Memoria, el Chamán, así como el Premio Abril.

Era la autora de los libros Martí, amigo y compañero (La Habana: Editorial Ciencias Sociales, 1983); Nadie está hecho de su propia compañía (La Habana: Extramuros, 1985); Martí a la luz del sol (México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México, 1996 – La Habana, Editora Política, 1998); Como el zunzún era su corazón (La Habana: Editorial Gente Nueva, 1999).

El rosario mágico de la Nova (La Habana: Editorial Memoria, 2000); El Monte de Venus (La Habana, Editorial Extramuros, 2001); El pez volador (La Habana: Editora de la Mujer, 2001); Donde habita el olvido (La Habana, Ediciones Unicornio, 2004); Aqueos y troyanos (Camagüey, Editorial Ácana, 2004); y Sin esperanza y sin miedo (La Habana: Ediciones Unión, 2006).

Me despido, por ahora, de mi querida colega y amiga con una frase antológica del escritor europeo Bernard LeBovier Fontanelle: «la sencillez y la humildad devienen el complemento indispensable de la sabiduría». [8] No creo que, en el idioma cervantino, haya una frase que refleje mejor la esencia íntima de la carismática personalidad de Mercedes Santos Moray, cuya alma se fundiera en amantísimo abrazo con el Espíritu Universal, leitmotiv en la obra poético-literaria y periodística del Apóstol, referente ético ineludible en su infatigable quehacer intelectual, y al mismo tiempo, se encontrara —después de 17 años de espera— con su idolatrada progenitora.

Notas

  1. Dueñas Becerra, Jesús. Samuel Feijóo: el eterno caminante. www.uneac.org.cu (Columna de Autor).
  2. Santos Moray, Mercedes. Evocación del Zarapico. Revista de la Biblioteca Nacional José Martí (La Habana). 98 (3-4); julio-diciembre., 2007: pp. 194-195.
  3. —–. Sin esperanza y sin miedo. La Habana: Ediciones Unión, 2006. 51 pp. (Colección Sur).
  4. Dueñas Becerra, Jesús. Sin esperanza y sin miedo. http://www.cubaliteraria.cu (Incitaciones).
  5. Santos Moray, Mercedes. La danza y el periodismo en el lenguaje de la crónica. www.cmbfjazz.cu (Literatura).
  6. Ídem.
  7. Dueñas Becerra, Jesús. El espíritu de Roa en la Biblioteca Nacional José Martí. Librínsula. 4 (199); 26 de octubre de 2007. http://www.librinsula.bnjm.cu (Entrevista a la doctora Mercedes Santos Moray).
  8. LeBovier Fontanelle, Bernard. Citado por Osviel Castro Medel, en Esos ríos profundos. Juventud Rebelde. 11 de octubre de 2009: p. 3 (Opinión).


*Crítico y periodista

Read Full Post »

José Pertierra, representante legal de Venezuela para la extradición de Posada Carriles. Foto: TelesurJosé Pertierra, representante legal de Venezuela para la extradición de Posada Carriles. Foto: Telesur

El abogado que representa a Venezuela en la causa por la extradición de Luis Posada Carriles fue amenazado de muerte por uno de los seguidores del terrorista en el hotel en el que se hospeda en El Paso, Texas, al sur de EE.UU.

El abogado José Pertierra confirmo a Telesur que “uno de ellos me amenazó de muerte, utilizando la misma palabra que usaron Posada Carriles, Orlando Bosh y Freddy Lugo para referirse a los pasajeros del avión de Cubana de Aviación en 1976, en aquel entonces se referían (a los pasajeros) como los perros; este individuo después de llamarme perro, me dijo: ‘¿Usted quiere flores?, le daré flores, perro, yo me encargo de Ud.”.

El jurista agregó que las cámaras de teleSUR pudieron captar imágenes de su agresor en horas de la mañana, durante uno de los reportes del equipo de la corresponsalía del canal destacado para cubrir el juicio de Posada Carriles. El nombre del agreso es Sergio Díaz.

El abogado aseguró a teleSUR que acudirá al FBI (Buró Federal de Investigaciones) de Estados Unidos (EE.UU) para denunciar la amenaza en su contra y que de esta manera se logre identificar al individuo que las profirió.

José Pertierra lamentó que las numerosas e irrevocables pruebas que poseen el Estado cubano y venezolano de las actividades terroristas de Posada Carriles no sean tomadas en cuenta en el juicio que se le sigue en EE.UU, puesto que la Fiscalía de esa nación (parte acusadora) no las introdujo a tiempo para su consideración; entre ellas, las confesiones de la mano derecha de Posada Carriles, el salvadoreño Francisco Chávez Abarca, que cumple condena de 30 años de cárcel en Cuba por terrorismo.

No obstante, el jurista aclaró a teleSUR que el propio Gobierno de EE.UU, tiene “pruebas de sobra” contra el terrorista, como por ejemplo documentos desclasificados de la inteligencia de esa nación donde se describe las actividades de Posada Carriles, algunas incluso “de puño y letra” de quienes hicieron volar el avión de Cubana de Aviación en 1976.

Entre los últimos delitos que se le suman a Posada está el financiamiento y planificación de una cadena de explosiones con bombas en centros turísticos de La Habana en 1997, que costó la vida a un turista italiano.

En el 2000, Posada Carriles fue detenido en Panamá mientras planeaba un atentado contra el que para esa época era presidente de Cuba, Fidel Castro. Sin embargo, en 2004 fue indultado por la entonces presidenta Mireya Moscoso.

Un año después, ingresó de manera supuestamente ilegal a EE.UU. y pidió asilo político para evadir las solicitudes de extradición hechas por Cuba y Venezuela.

El Gobierno estadounidense respondió afirmativamente a su solicitud y desde allí, el terrorista nunca ha respondido ante la justicia por sus delitos.Todo esto ocurre, cuando Estados Unidos está crispado por la muerte de 6 personas en Tucson, Arizona, donde fue gravemente herida la congresista Gabrielle Giffords, y la amenzada de muerte de otro parlamentario, el demócrata por Chicago Danny Davis, quien recibió un mensaje por correo electrónico en el que le anunciaba que iba a ser “el próximo”.

“Alguna persona envió un correo electrónico a un miembro de mi personal con el mensaje ‘Danny Davis será el próximo’”, declaró el congresista, citado por la edición digital del diario Chicago Tribune.

(Con información de TeleSur)

Acompañado de video en Cubadebate

 

Read Full Post »

No le bastó con decir que Favio Di Celmo estaba en el lugar y el momento equivocados; no le bastó con “guapear”: “Este año estaremos en Cuba”, ahora afirma que EEUU lo protegerá por sus “servicios” a ese país:

Posada Carriles afirma que EEUU lo protegerá por sus “servicios” a ese país

Orlando Bosch y Luis Posada Carriles celebran en Miami la publicación del libro de "memorias" de Bosch. Ambos son los autores intelectuales de la voladora de una avión civil cubano que cost

Orlando Bosch y Luis Posada Carriles (derecha) celebran en Miami la publicación del libro de “memorias” de Bosch. Ambos son los autores intelectuales de la voladura de una avión civil cubano que costo la vida a 73 personas en 1976. Foto: El Nuevo Herald.

En un entrevista con la agencia The Associated Press (AP), el terrorista Luis Posada Carriles afirmó que el gobierno de Estados Unidos no intentará ponerlo en la cárcel por mucho tiempo.

“Espera que sus conocimientos sobre las intervenciones de Estados Unidos en Latinoamérica lo protejan. La mayor parte de la evidencia del juicio permanece bajo sello de confidencialidad, a pedido de los fiscales”, asegura AP.

“La gente que trabajaba conmigo del gobierno no es la misma de ahora. Eran otros tiempos”, reconoció Posada Carriles a la AP. “Yo hice lo que debí hacer en el momento. No tengo remordimiento”.

También reiteró abiertamente su deseo de matar al líder cubano Fidel Castro: “Si Castro entra por la puerta, lo mataría”, le dijo Posada a The Associated Press en la serie de entrevistas en español e inglés realizadas en la residencia en la que permanece en Miami desde que fue dejado en libertad en el 2007.

Según la agencia, al hablar sobre el juicio por mentiroso que se inició hoy en El Paso, Texas, el terrorista aseguró que ”si yo voy a la cárcel, yo me termino la vida en la cárcel. O sea, se acabó todo”.

Es muy probable que el caso abierto en Texas sea la última oportunidad, aunque sea indirecta, de enjuiciar a Posada por las explosiones o cualquier otro acto terrorista, dice el despacho. Los fiscales estadounidenses han presentado documentos detallados que vinculan a Posada con las bombas, incluyendo reportes de Cuba.

Posada dijo que entró a Estados Unidos por la frontera con México. Los fiscales sostienen que realmente llegó a Miami en el bote de un benefactor usando un pasaporte falso. Según la AP, Posada no refutó la versión de los fiscales en la entrevista que le hiciera la agencia, destacando que por años entró en Estados Unidos usando identidades ficticias cuando trabajaba para la CIA y otras organizaciones.

Posada Carriles se refugió en Miami en 1961. Participó en la fallida invasión de Playa Girón, respaldada por Estados Unidos. Luego entró en el ejército, y poco después de graduarse de oficial en formación de campo se convirtió en un informante de la CIA, con la que mantuvo contacto incluso luego de mudarse a Venezuela a finales de los años 60 para sumarse a la dirigencia de la agencia de inteligencia del país sudamericano.

Documentos secretos de los años 60, hechos públicos en el 2009, muestran que los agentes de la CIA encargados de lidiar con Posada lo consideraban moderado y calculador en ese entonces.

Pero la agencia ha dicho que cortó sus lazos con el anticastrista en la época en la que fue vinculado a la explosión de un avión cubano en 1976. Sus abogados, sin embargo, aseguran que Posada siguió vinculado a la CIA durante 25 años, período en que, entre otros hechos terroristas, participó en la voladura de la nave de Cubana frente a las costas de Barbados, que costó la vida a 73 persona.

En 1997, organizó y financió, junto con la Fundación Cubana Americana con sede en Miami, la cadena de explosiones con bombas en centros turísticos de La Habana, que costó la vida al turista italiano Fabio di Celmo.


http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/01/10/posada-carriles-afirma-que-eeuu-lo-protegera-por-sus-servicios-a-ese-pais/

Read Full Post »

“Señor Posada Carriles: usted es un peligro para la Seguridad Nacional”: Lo dijo la inmigración USA hace casi cuatro años
Por Jean-Guy Allard

25-one_05bambistandaloneprod_affiliate84.jpg

Casi cuatro han pasado desde que Robert E. Jolicoeur, Director de la Oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduana de Estados Unidos (ICE) en El Paso, Texas, le dirigía al inmigrante ilegal Luis Posada Carriles, entonces detenido, una carta cuya claridad, en el contexto norteamericano, sigue asombrosa.

El terrorista internacional se encontraba preso en  el llamado Centro de procesamiento del ICE de esta localidad, esperando desde cerca de un año que sus abogados mafiosos y su tropa terrorista lo saquen de ahí. La decisión del jefe local de los servicios migratorios no fue la que esperaba.

“Se ha determinado que, en estos momentos, no será liberado de la detención por parte del Servicio de Inmigración y Control de Aduana de Estados Unidos (ICE), porque, tal como se especifica más adelante, usted continúa siendo un peligro para la comunidad y un riesgo para los vuelos”, empezaba el funcionario Jolicoeur en una misiva de dos cuartillas.

El lenguaje del jefe del ICE para El Paso era límpido: “Su historial de participación en actividades delictivas, de vínculos con personas involucradas en actividades delictivas e intervención en actos violentos, indica que usted hace caso omiso de la seguridad del público en general y que es propenso a participar en actividades proscritas, las cuales constituyen un riesgo para la seguridad nacional de los Estados Unidos. Además, ha mostrado una actitud displicente hacia la repercusión que sus acciones han tenido para la seguridad y el bienestar de las personas y sus bienes”.

Acerca de los atentados de La Habana provocados por mercenarios contratados por Posada no había duda: “Las informaciones provenientes de fuentes abiertas y sus propias declaraciones lo vinculan a la planificación y coordinación de una serie de acciones de colocación de bombas en hoteles y restaurantes, que tuvieron lugar en Cuba durante un período de varios meses en 1997.”

Jolicoeur siguió con la misma transparencia que sus colegas del Departamento de Justicia luego aparentemente extraviaron.

¿El intento de magnicidio de Panamá? “El 20 de abril de 2004, usted fue declarado culpable en Panamá de cometer Delitos contra la Seguridad Nacional y Falsificar Documentos Públicos, por lo cual fue condenado a siete años y un año de privación de libertad, respectivamente”.

¿La destrucción en vuelo de un avión civil cubano? “Un análisis de su detención y su historial delictivo muestra que, a raíz del juicio y de la absolución por las acusaciones criminales formuladas en Venezuela, su absolución fue anulada en la apelación y que, mientras estaba pendiente de un nuevo juicio por las acusaciones, usted hizo varios intentos de fuga y, finalmente, logró escapar de prisión”.

Entonces… “Debido a su largo historial de actividades delictivas y actos de violencia, que provocaron la muerte de civiles inocentes, liberarlo de la detención plantearía un peligro para la comunidad y la seguridad nacional de los Estados Unidos”.

“USTED ADMITIÓ QUE MINTIÓ A UN AGENTE”

En cuanto a la entrada ilegal en Estados Unidos, Jolicoeur resume el caso en unas líneas. Con perfecta objetividad. “Usted afirma haber entrado por última vez en los Estados Unidos sin inspección al cruzar de forma ilegal la frontera mexicana el 26 de marzo de 2005. Posteriormente admitió que poco después de su entrada, mintió a un agente de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, alegando que usted era viejo y olvidadizo y había dejado sus documentos de inmigración en casa”.

posada_foto-reuters.jpg“Desde el momento de su entrada ilegal en los Estados Unidos hasta su detención, usted fue refugiado ilegalmente por sus asociados de Miami. Por lo menos dos de estos asociados, Santiago Álvarez y Rubén Darío López Hernández, alias Rubén Darío López-Castro, tienen antecedentes penales. Mientras usted se encontraba escondido en los Estados Unidos, presentó una solicitud de asilo a los Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos, pero no compareció en la entrevista programada, alegando que estaba enfermo. Sin embargo, antes de que terminara ese mismo día, apareció en un lugar no revelado para conceder una conferencia de prensa, acompañado de varios de sus asociados radicados en Miami, incluido Santiago Álvarez, quien hizo de moderador de la conferencia de prensa y le sirvió de intérprete”.

Con la larga lista de sus seudónimos, el funcionario recordó a Posada que no era en nada confiable.

oficial-brigada-2506.jpg “Usted ha sido conocido por los alias siguientes: Bambi o Bamby, Juan José Rivas, Ramón Medina, José Ramón Medina, Basilio, Bebe, Franco Rodríguez Mena, Juan R. Medina, Ramón Rodríguez (Medina), Ramón Medina (Rodríguez) y Franco Rodríguez (Mena), Solo, Lupo, Louis McClaud y Juan José Rivas López”.

“Su pericia para asumir identidades falsas, su desestimación de las leyes de inmigración de los Estados Unidos, sus antecedentes de fuga y la presencia de la solicitud de su extradición internacional pendiente, demuestran que usted representa un riesgo de fuga considerable, si resulta liberado de la detención”.

La consideración sigue cierta.

Sin embargo, la carta de Jolicoeur, hecha después de un estudio minucioso del personaje, fue rápidamente engavetada.

Al ser remitido por la Administración de George W. Bush a la mal llamada Sección antiterrorista de la “División de Seguridad Nacional” del Departamento de Justicia de Alberto Gonzales, el caso de Luis Posada Carriles entró en el laberinto judicial donde no ha salido hasta ahora.

Enviado por su autor

Read Full Post »