Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6/10/09

zelaya-banda-pres.jpg 

Presidencia de la República de Honduras
 
Comunicado
 
Derogado el decreto ilegal mediante el cual la dictadura de Roberto Michelleti suprimió los derechos del pueblo, el Presidente Constitucional, José Manuel Zelaya Rosales, se manifiesta de la siguiente manera:

1. Exige a la dictadura:

• Libertad inmediata para los presos políticos incluyendo los  campesinos detenidos que custodiaban sus expedientes en el INA.

• Cese inmediato a la represión del pueblo que resiste, y

• Apertura inmediata de Radio Globo y Canal 36, restituyendo las frecuencias y los equipos decomisados.

Ya que al amparo del ilegal decreto tuvieron lugar estas acciones violatorias de los derechos y libertades del pueblo y medios de comunicación en resistencia que se pronuncian a favor del retorno al orden constitucional.

2. Reafirma que Roberto Micheletti continúa burlándose del pueblo hondureño, al manifestar que deroga plenamente el ilegal decreto, después del daño ocasionado a los derechos y libertades individuales.  

3. Exhorta a los cancilleres que llegarán a nuestro país, en las próximas horas, a que estén alertas para NO caer en las maniobras del régimen golpista poniendo en entredicho la alta dignidad de los pueblos que representan.  

4. Advierte que la obstinación de NO entregar el poder al legítimo Presidente, profundiza cada día la crisis y pone en peligro inminente el proceso electoral.  

5. Reafirma la vigencia y respeto de los principios que han motivado la lucha y llama al pueblo hondureño que continué en resistencia hasta derrotar el régimen de facto.

 
Gobierno del Presidente Constitucional de Honduras

José Manuel Zelaya Rosales

Tegucigalpa 6 de octubre 2009

Anuncios

Read Full Post »

barbador-guardia-de-honoer.jpgLa Habana.- Este 6 de octubre se cumplen 33 años del abominable Crimen de Barbados, que entre otras víctimas se llevó al equipo cubano juvenil de esgrima, el cual acababa de conquistar la lid centroamericana de la disciplina.

  La voladura en pleno vuelo de un avión civil cubano a causa de una bomba colocada en su interior por un grupo de terroristas desalmados se lleva consigo la vida de 73 personas, 11 guyaneses, cinco norcoreanos y 57 cubanos.

Era el 6 de octubre de 1976 y el DC-8 con matrícula CUT 1201 prácticamente acababa de partir del aeropuerto internacional Seawell, de Barbados, con 24 personas ligadas directamente al deporte en su interior.

Enseguida se demostró la responsabilidad de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos en el atentado, en las personas de Luis Posada Carriles y Orlando Bosch, quienes reclutaron a los ejecutantes: Freddy Lugo y Hernán Ricardo.

Desgraciadamente los principales autores del terrible atentado permanecen en libertad a pesar del incesante reclamo desde varios rincones del planeta, y se pasean por calles de Estados Unidos o Centroamérica como si nada hubiese ocurrido.

Los deportistas víctimas de esa acción terrorista acababan de ganar para su país todas las medallas de oro entregadas en el cuarto Campeonato Centroamericano y del Caribe de esgrima, celebrado por esos días en Caracas.

Por encima de los seis mil metros de altura que aproximadamente había alcanzado el avión marchaba el orgullo de todos estos jóvenes por haber representado dignamente a su Patria, y que perdieron sus vidas cuando la nave en que viajaban sobrevolaba una playa que por ironías del destino se nombra Paradise (paraíso).

Fueron 16 atletas, la mayoría aún en edad juvenil, pues sólo cuatro rebasaban los 21 años, cuatro entrenadores, dos técnicos y los dos responsables del grupo. De los esgrimistas, ninguno tuvo oportunidades de dejar descendencia. Deportivamente sobresalían los floretistas Leonardo McKenzie e Inés Luaces, con excepcionales condiciones para imponerse al más alto nivel.

Actualmente la principal sala polideportiva de la oriental provincia de Las Tunas lleva el nombre de él, y la Escuela de Alto Rendimiento de la centro-oriental Camagüey el de ella.

La capitalina Sala de Armas, sede del centro de entrenamiento de esgrima de los equipos nacionales de mayores y juveniles no volvió a ser la misma nunca más, pues varios de sus mejores alumnos no volverían a empuñar sus aceros.

La muerte de aquellas jóvenes figuras truncó un promisorio porvenir para la disciplina de las armas y las caretas en Cuba e interrumpió un ciclo competitivo que la Isla demoró años en restablecer.

De hecho, en los Juegos Olímpicos de Moscú-1980 ningún cubano escaló el podio en esa especialidad, sequía medallera que duró hasta 1982, cuando los caribeños ganaron plata por equipos en el Campeonato Mundial de Francia.

La siguiente presea olímpica llegó 16 años después del atentado, con un bronce en florete masculino en Barcelona-1992, donde el equipo de varones de esa misma arma se llevó la plata.

Si bien los terroristas al servicio de la CIA no consiguieron amedrentar a la Revolución ni socavar la dignidad del pueblo cubano, en materia deportiva su fracaso fue contundente, pues los éxitos de la esgrima continuaron llegando.

tgj/fmv/lp

Read Full Post »

Por Irma Ortiz

entrevista-jose-pertierra.JPGMejor conocido como el Comandante Basilio o Bambi, Luis Posada Carriles, hoy con 81 años, espera tranquilamente en Miami un juicio en 2010, acusado por el gobierno estadounidense sólo de perjurio, mientras en su haber se cuenta un rosario de acusaciones y asesinatos vinculados con atentados, como la colocación de bombas en hoteles internacionales y la explosión de un avión de Cubana de Aviación en 1976, donde murieron 73 personas.

El gobierno venezolano solicitó la extradición de Posada Carriles -reconocido como hombre de la CIA- y quien declaró en 1988 al diario The New York Times haber sido financiado por la Fundación Nacional Cubano-Americana -uno de los grupos del exilio cubano-, lo que la organización niega.

El gobierno cubano envió en los años noventa a Estados Unidos a Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando y René González, con el objetivo de recabar información para prevenir acciones de terror organizadas desde ese país por Carriles a Cuba. Se le entregó la información al FBI y en vez de arrestar a los terroristas aprehendió a los Cinco cubanos y los sentenció a más de 4 cadenas perpetuas.
José Pertierra, abogado que representa al gobierno venezolano ante la Corte norteamericana, habla a Siempre! sobre en qué momento se encuentra el proceso y las perspectivas de solución.

El Osama Bin Laden de América Latina

• ¿Quién es Luis Posada Carriles?
Es el Osama Bin Laden de América Latina, es el terrorista más peligroso que ha visto este hemisferio. Hombre de la CIA que a principios de los setenta es responsable de asesinar y torturar a decenas de personas de la oposición en Venezuela. Después en los ochenta se convierte en hombre de la CIA en Centroamérica —Guatemala, El Salvador y Honduras— donde participa en los asesinatos de muchas personas y entrena a paramilitares.

Fue asesor de seguridad del presidente guatemalteco Vinicio Cerezo Arévalo en los noventa y dirige una campaña de terror contra Cuba, emplea a centroamericanos para que pongan explosivos en La Habana. Asesinó a un italiano llamado Fabio di Celmo en 1997, un joven de 22 años.

También trató de volar un auditorio lleno de estudiantes en la Universidad de Panamá en el año 2000 y asesinar a Fidel Castro con la consecuencia de que muchos estudiantes hubieran muerto si no lo arrestan antes.

Es autor intelectual del acto terrorista de un avión civil —hasta entonces, el acto terrorista más grande antes del 11 de septiembre del 2001 en los Estados Unidos— con 73 personas a bordo en 1976. Fallecieron muchos jóvenes del equipo de esgrima cubano. 

• ¿En qué situación se encuentra el caso Posada Carriles?

Primero Venezuela solicitó la extradición de Posada Carriles justo después de que éste llegó a territorio norteamericano en 2005. Venezuela pidió su extradición en junio de ese año y esa solicitud todavía está pendiente.

Lo que ha hecho Estados Unidos para contrarrestar esa solicitud y proteger a Posadas es encaminar un caso penal en los Estados Unidos contra él, no por asesinato sino por perjurio, lo juzgan no por terrorista sino por mentiroso. Si lo condenan como mentiroso el castigo es leve, no lo meten preso y está libre en las calles de Miami.

El otro día en la Universidad Nacional Autónoma de México, el intelectual norteamericano Noam Chomsky dio una conferencia magistral donde con una frase colmada de ironía dijo que la ley en Estados Unidos es algo solemne y majestuoso refiriéndose a otros casos que hay. Lo que quería decir es que la Casa Blanca politiza, utiliza, manipula el sistema judicial para fines políticos. Es lo que han hecho con Posada Carriles y el caso de los 5 cubanos presos en los Estados Unidos.

La próxima audiencia del caso Posada ocurrirá en marzo del año que viene, el propósito no es hacer justicia sino demorar lo más que se pueda. Posada es una persona anciana y la salida que quisieran es que se muera. No quieren que sea extraditado a Venezuela porque es un hombre que tiene mucho que contar, él mismo dice que ha sido un hombre de la CIA y los documentos de esta organización desclasificados confirman que es hombre de la CIA.

Recientemente en documentos presentados en tribunales federales, su propio abogado dijo que todo lo que había hecho Posada en América Latina lo había hecho a nombre de Washington. No es un tiro al aire, es alguien que ha sido entrenado, preparado, instruido y dirigido por Washington y por eso lo protegen.

Organizador de los atentados

• Y sigue siendo peligroso.
Sí, porque Posada Carriles nunca ha sido el hombre que pone las bombas sino es el que dirige a otros para hacerlo. Para dirigir uno no necesita ser joven, uno puede dirigir como viejo, tan bien o mejor que cuando se es joven. El peligro de Posada sigue vigente, hace muy poco, unos tres meses, Posada Carriles, quien está libre en Miami, se presentó ante un club de supuestos exiliados cubanos y pidió que se liberara a Cuba con el filo del machete, eso es un llamado a la violencia.

Muchas veces me pregunto si una persona con el nombre de Mahoma u Osama se parara en un club de los Estados Unidos a pedir la violencia allá ¿cuánto tiempo estaría libre? No estaría libre mucho tiempo, estaría preso pero no se llama Mahoma, se llama Posada y por eso está libre y permiten que pida la violencia contra Cuba.

• ¿Qué posibilidades hay de que fructifiquen las gestiones de Venezuela?
Hay posibilidades siempre y cuando se ejerza una presión internacional y también doméstica para exigir justicia. La salida que busca la Casa Blanca es esconderse detrás del sistema judicial, lo hacen con los Cinco, lo hacen con Posada, dicen que no es una decisión de la Casa Blanca sino que es el sistema judicial funcionando se demora el sistema judicial. Lo tenemos que enjuiciar por mentiroso a ver qué dicen los tribunales cuando lo que pasa es que los fiscales han querido manipular el sistema para demorar la extradición.

La presión crece, el Movimiento de Países No Alineados en forma unánime pidió la extradición de Posada Carriles. Cada vez que Estados Unidos se presenta en foros internacionales para hablar del terrorismo, otros países le sacan el caso de Posada. George Bush decía que un país que protege, que ampara a un terrorista, es un país terrorista que merece ser bombardeado y uno se pregunta si eso se aplica también a los Estados Unidos.

Razón de ser de los Cinco

• ¿Cómo va el caso de los 5 antiterroristas cubanos?
La razón de ser de los Cinco es Posada Carriles, éste es el autor intelectual de una campaña terrorista contra Cuba que le ha costado a la isla 3 mil 400 muertos en los últimos 50 años.

En los años 90, después de la caída del bloque socialista, Cuba necesita buscar ingresos para poder sobrevivir, dinero en efectivo y miraron hacia el turismo, abrieron hoteles, restaurantes como nunca; para contrarrestar ese turismo a Cuba y la inversión extranjera a Cuba, Posada Carriles lanzó esta campaña terrorista de explosivos en los mejores hoteles y restaurantes de Cuba: el Hotel Nacional, Copacabana, Meliá, la Bodeguita del Medio, los lugares más conocidos empleando a mercenarios centroamericanos para poner esos explosivos.

Cuba para defenderse envió a unos hombres a Miami, no para atacar a los terroristas sino para investigar y buscar información sobre estos grupos terroristas.

Le entregó Cuba esa información al FBI y en vez de arrestar a los terroristas arrestó a los antiterroristas. La razón de ser de los Cinco es Posada Carriles, igual que en el caso de Posada utilizan y manipulan el sistema judicial norteamericano con fines políticos. Igual han hecho con los Cinco, en este caso no es para protegerlos sino para encarcelarlos, hicieron un juicio en Miami, ciudad llena de prejuicios contra la isla, una ciudad donde recientemente hubo un concierto en La Habana, más de un millón de personas en Cuba fueron a escuchar música de Juanes, Olga Tañón, una celebración de la vida.

En Miami, la respuesta fue amenazar a muerte a Juanes, aplastar los discos de los cantantes con una aplanadora en plena Calle Ocho de Miami, es otro planeta. Es la única ciudad del mundo donde la gente puede justificar el secuestro abierto de un niño de 6 años simplemente porque el padre quiere vivir en Cuba, una cosa insólita.  Sabiendo eso el gobierno de Estados Unidos insistió en enjuiciar a estos cinco cubanos en Miami y a pesar de que no había evidencia en contra y a pesar de que se demostró que conspiraban para cometer espionaje, un jurado de Miami los condenó y sentenció a 4 cadenas perpetuas más 77 años, una barbaridad.

La Corte Suprema desestimó el caso recientemente, no le veo salida jurídica al caso pero sí una salida política, hay precedente histórico.  El presidente de los Estados Unidos es muy diferente a los anteriores, no sólo al último, a todos.  El quiere normalizar relaciones con Cuba.

La piedra más grande que lo obstaculiza es el problema de los presos tanto los cubanos en Estados Unidos como los que están en Cuba y que Estados Unidos considera políticos. Existe una coyuntura parecida a la que existió en los años setenta cuando James Carter quiso normalizar relaciones.

En los setenta Carter respondió a una oferta del presidente Fidel Castro que éste llamó gesto-a-gesto, Fidel le dijo a los americanos que porque eran tan estrictos con cuatro presos puertorriqueños nacionalistas como Lolita Lebrón, Rafael Cancel, que habían estado en cárceles de los Estados Unidos por 24 años y Fidel les dijo que si ellos hacían un gesto humanitario sin vínculo alguno (el secreto aquí es “sin vínculo alguno”) y liberaba a los puertorriqueños, Cuba respondería con un gesto y liberaba a cuatro personas que estaban en Cuba condenadas por espionaje.

En el año 79 ese canje llamado “gesto a gesto” ocurrió, Carter liberó a los puertorriqueños y Cuba respondió diez días después liberando a los cuatro presos. Es un caso poco conocido, pero cierto. Lo dicen documentos desclasificados del Departamento de Estado y del Departamento de Justicia.

El artículo tres de la Constitución de Estados Unidos le da al presidente el poder de clemencia ejecutiva para no sólo indultar sino liberar reduciéndole la sentencia a cualquier preso, un poder ejecutivo sin límites, sin parámetros.

El presidente Obama no necesita consultar con el Congreso, con los jueces, con un plumazo puede liberar a los Cinco, le conviene hacerlo, igual que a Carter le convenía liberar a los puertorriqueños porque los Estados Unidos es muy golpeado internacionalmente por tener ese doble estándar de tener presos a los 5 antiterroristas y a los terroristas libres.

Para ayudar a la normalización de relaciones con Cuba a Estados Unidos les conviene y a Cuba también acercarse y normalizar relaciones. Es factible, hay precedente histórico, la ley lo apoya, lo que se necesita es que le fuercen la mano al presidente para que pueda justificar la decisión que él quiere tomar.

Revista Siempre
http://www.siempre.com.mx/index/index.php?option=com_content&view=article&id=1083:salida-politica-al-caso-posada-carriles&catid=39:editorial

Read Full Post »

Por Salvador Capote

cascos-azules-congo--253x190La crisis en Honduras permanece sin resolver  y puede conducir a un conflicto de mayores proporciones con un alto costo para la oligarquía de ese país. No es extraño, por tanto, que en  los círculos más reaccionarios de la nación centroamericana y también, desde luego, en los de Estados Unidos, se esté pensando ya en utilizar  uno de los recursos de mayor efectividad para frustrar el ascenso al  poder de los sectores populares.

Esto es, imponer el envío de tropas  “pacificadoras”, como los “cascos azules” de la ONU.

Si algunos ingenuos piensan que dichas tropas, ya sean de la ONU o bajo  la bandera de otros organismos multilaterales, se integran de una manera  equitativa, igualitaria, con la participación de todos los países  miembros y que su función es crear y mantener la paz, viven en el mundo  del realismo mágico. En la mayoría de los casos, si no en todos, la presencia de fuerzas extranjeras agrava y profundiza el conflicto y lo  que mantiene no es la paz sino el statu quo, siempre en favor de las  clases privilegiadas. Las llamadas misiones de paz de la ONU son  financiadas casi totalmente por Estados Unidos y por los países europeos  de la OTAN mientras que los soldados de fila provienen de países del Tercer Mundo. Unos son los que pagan y otros son los que mueren. Pero el  que paga manda.

De acuerdo a datos oficiales, los cinco países que contribuyeron (año  2008) con mayor número de soldados a las misiones de la ONU fueron,  siguiendo el orden que se expone: Pakistán, Bangladesh, India, Nigeria y Nepal. A los tres primeros corresponde una tercera parte de los 100,000 cascos azules desplegados en zonas de conflicto alrededor del mundo. Del  último provienen los feroces gurkhas.

La ONU paga mensualmente al gobierno al que pertenece cada soldado  $1,101, y $1,404 si éste domina alguna especialidad militar. El dinero  lo cobra el gobierno que corresponde, el cual paga luego a la tropa la  cantidad que estima conveniente (siempre una ínfima parte de lo  recibido). Estos salarios, más el armamento, equipos y entrenamiento que  proporciona la ONU, permiten a países pobres mantener una modernidad en  sus ejércitos que de otra forma no podrían sostener. Surge así la  paradoja de un militarismo incentivado por las misiones de paz. Por otra  parte, como participar en estas misiones resulta lucrativo para los gobiernos y una forma de vida para los soldados, tanto los primeros como  los últimos poseen un interés económico y militar en la prolongación de  los conflictos.

Además, como la ONU carece de una logística propia, ésta depende  absolutamente de los países desarrollados. Un funcionario de la ONU, el  “Chief Administrative
Officer” desempeña sólo un papel coordinador. Los  países donantes, Estados Unidos en particular, determinan el flujo de abastecimientos y, por tanto, tienen en sus manos el control de todas  las misiones aunque sus ciudadanos no participen.
Y que nadie piense que  éstas constituyen una carga económica para Estados Unidos y sus aliados.  La intervención de las tropas de la ONU evita, hasta cierto punto, su  presencia directa en los conflictos. Si la ONU no cumpliera esta tarea,  ¿en cuántos lugares del mundo no estarían combatiendo o realizando  funciones de
Gendarmería las tropas norteamericanas? Susan Rice, la  nueva embajadora de Estados Unidos ante el máximo organismo  internacional, citada por Jack Curry (1), afirma que la ONU realiza sus intervenciones por 1/8 de lo que costaría a Estados Unidos si actuara  directamente. “Es un buen negocio –dijo- tanto desde el punto de vista  de la seguridad como desde el punto de vista financiero”.

Estos soldados del Tercer Mundo tienen, casi siempre, muy bajo nivel de  escolaridad, desconocen totalmente la historia, la cultura y la  idiosincrasia del país al cual son destinados, hablan probablemente un  idioma distinto, no entienden las raíces ni las características del conflicto y la paga es su única o principal motivación. Debido a que actúan bajo la égida de un organismo internacional no clasifican como  mercenarios, pero lo son en realidad.

En un estudio (Informe Machel) realizado por la ONU en 1996, Graça Machel, primera dama entonces de Mozambique, documentó: “En 6 de 12  investigaciones de campo realizadas para confeccionar este informe  acerca de la explotación sexual de niños en situaciones de conflicto  armado, el arribo de tropas de las fuerzas de paz se relaciona con un rápido aumento en la prostitución infantil”. Durante el conflicto en  Bosnia, estas fuerzas se vieron involucradas en un sonado escándalo  debido a que raptaban niñas para trabajar en burdeles como esclavas  sexuales. Varios años después, el problema del abuso sexual a niños por  parte
De los cascos azules permanecía sin resolver. Un nuevo informe, preparado por la organización “Save the children”, publicado en mayo de  2008, denunció que “el abuso sexual de niños por trabajadores  humanitarios y fuerzas de paz es común y los esfuerzos por proteger a  los menores de estas agresiones son inadecuados”. “Save the children”  basó su informe en visitas realizadas en 2007 a Haití, el sur de Sudán y Costa de Marfil. El estudio mostró un amplio espectro de abuso y explotación: niños intercambiando sexo por comida, sexo forzado,  prostitución y pornografía infantil, tráfico de niños. El estudio ofrece  el relato de un muchacho de 14 años que trabajaba en un campo de las  fuerzas de paz en Costa de Marfil: “Nos piden especialmente niñas de nuestra edad. Generalmente son entre ocho y diez hombres que comparten a  dos o tres niñas. Cuando sugiero una chica más grande, ellos dicen que  quieren una niña pequeña”.

En un artículo publicado el primero de octubre de este año (2), el  Washington Times señala que “el Congo es anfitrión del MONUC, acrónimo  de la mayor y más costosa operación para mantener la paz en la historia  de las Naciones Unidas. A pesar de una fuerza de 18,000 soldados y un  presupuesto anual de más de $1.2 billones, las fuerzas de paz han sido incapaces de proteger a los pueblos y aldeas de los grupos rebeldes y de  los soldados del gobierno”. Y cita al embajador de Austria, Thomas  Mayr-Harting, diciendo que es “absolutamente imperdonable” que los  civiles tengan que vivir bajo la amenaza de violencia donde está  desplegada una misión de paz de la ONU. En el Congo, de acuerdo con el Fondo de Desarrollo para la Mujer de esta organización, cada día un  promedio de 36 mujeres y niñas son violadas o torturadas sexualmente.

Para vergüenza nuestra, varios países latinoamericanos forman parte de MINUSTAH, acrónimo del nombre en francés de la Misión de Estabilización  de Naciones Unidas en Haití. No olvidemos que es el mismo Brasil cuya embajada en
Tegucigalpa acoge al presidente Zelaya el país que la encabeza y cuyos soldados han masacrado, al menos en dos ocasiones, al  pueblo rebelde pero indefenso de Cité Soleil. ¿Para qué ha servido  MINUSTAH? –Para consagrar el golpe de estado de George W. Bush, en 2004,  contra el presidente legítimo Jean Bertrand Aristide; para sostener la brutalidad del régimen espúreo interino de Gérard Latortue; para apoyar  la persecución contra Lavalas; para sembrar el terror en los vecindarios  considerados “pro-Aristide” de Bel-Air, Martissant, Grand Ravin, Pele y,  por supuesto, en Cité Soleil. MINUSTAH no ha sido otra cosa que un ejército de ocupación que responde a los intereses de la elite haitiana  y de la administración de Estados Unidos.

En una reciente y hábil iniciativa de la oligarquía hondureña, Adolfo  Facussé, presidente de la Asociación Nacional de Industrias, junto a  otros poderosos empresarios, dio a conocer a La Jornada un nuevo plan  para salir de la crisis. Una de las propuestas del “Plan Facussé” es la creación de una fuerza multinacional que se encargue de hacer cumplir  eventuales acuerdos. Esta fuerza externa –propone- estaría compuesta por  tres mil soldados de Panamá, Colombia y Canadá. Pero ¡caramba!, ¿no es  Panamá el único país que anticipa su reconocimiento al régimen que podría surgir de las elecciones de noviembre? ¿No es el ejército de Colombia el que bombardeó recientemente el territorio soberano de  Ecuador para asesinar al comandante de las FARC Raúl Reyes? ¿No es Canadá un fiel aliado de Estados
Unidos? Una fuerza multilateral formada  por amigos de los golpistas sería como contratar al zorro para que cuide  el gallinero. Me gustaría saber como reaccionaría la oligarquía Hondureña ante una fuerza de paz con un contingente mayoritario venezolano y con un general bolivariano al frente.

Si los hondureños permiten la entrada en su país de una de las llamadas  “fuerzas de paz”, estén o no bajo la bandera de la ONU, pueden dar por seguro que éstas no se retirarán hasta que la muy dependiente del  imperio clase empresarial hondureña considere garantizados sus intereses durante los siguientes treinta o cuarenta años.

No hay otra actitud digna que no sea la exigencia de la restitución inmediata y sin condiciones del presidente Manuel Zelaya; no hay otro camino válido que el de la resistencia.

Notas

(1) “Does the U.N. Serve American Interests?”, Jack Curry, PARADE, The  New York Herald, Oct. 4, 2009.

(2) “U.N. rebukes nations over rape, torture”, Betsy Pisik, The  Washington Times, Oct.1, 2009.

Read Full Post »