Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/06/09

Por Jean-Guy Allard

• Afirma Peter Kornbluh, analista principal del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington

 Peter Kornbluh_Universidad George WashingtonEL manejo del caso del terrorista Luis Posada Carriles está “entre los más escandalosos ocurridos en Estados Unidos”, afirma Peter Kornbluh, analista principal del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, de visita a La Habana.

En entrevista con Granma Internacional, Kornbluh recordó cómo “un individuo que debe aparecer en la lista de los diez terroristas más prolíficos de las dos últimas generaciones” es ahora autorizado a radicar en Miami, “sin ninguna consecuencia a pesar de que es un prófugo internacional en un caso que implica la destrucción de un avión lleno de civiles en 1976”.

El conocido académico dirige el Proyecto de Documentación de Cuba y Chile en ese departamento de la Universidad George Washington que ha publicado, a través de los años, una cantidad considerable de documentos desclasificados obtenidos de la CIA y del FBI sobre controvertidos temas de la historia reciente de América Latina.

CUANDO ARRESTAN A POSADA, “LEVANTE MI COPA”

“El mismo día del arresto de Posada en Estados Unidos levanté mi copa en saludo a la Justicia”, recuerda Kornbluh.

“Yo sí creo que lo vamos a ver detrás de los barrotes, el lugar al cual pertenece”, añadió.

Durante el juicio que debe empezar en agosto —pero que, manifiesta, pudiera ser “más tarde en el otoño”— la Fiscalía tendrá “que presentar pruebas para demostrar que estuvo implicado en la serie de atentados en hoteles y discotecas de Cuba en 1997 que mató a Fabio Di Celmo y provocó heridas a otras diez personas”.

Esto hará, afirma Kornbluh, “que se renueve la atención sobre él, sobre su larga relación con la Inteligencia norteamericana y con los cubanos de extrema derecha, violentos, que viven en Miami y New Jersey, algunos de los cuales le dieron dinero para realizar este tipo de actividad”.

Cuando se le comenta que, en el caso de Posada, se le ve bien optimista, contesta: “A mí me decían Peter el Pesimista. Pero soy optimista en cuanto a cómo van a ser las cosas ahora respecto al caso. Veremos. Creo que hay, en el Gobierno de Estados Unidos, oficiales que quieren seriamente inculpar a Posada con cargos de terrorismo en relación con los atentados en hoteles”.

FRANKESTEIN CREADO POR LA CIA

La prensa norteamericana ya conoce bien a Posada, opina Kornbluh. “Se han leído los documentos que he publicado, saben que la Inteligencia estadounidense lo identificó, a él y a Orlando Bosch, como autores de la explosión de un vuelo entero de adolescentes y jóvenes que no merecían morir”.

“Entonces, no hay mucha simpatía hacia él y creo que tendrá más cobertura mediática (…), particularmente en cuanto a los atentados en hoteles.”

Interrogado acerca de la actitud complaciente de los medios de prensa de Miami, contesta: “La prensa de Miami se verá forzada a trabajar el tema. Pero déjeme decirle que Estados Unidos es mucho más grande que Miami. Si usted obtiene un espacio en The New York Times, todo el país se entera”.

Retomando el tema de Posada, indica: “Aunque tenga sus partidarios en mayoría viejos y decrépitos y algunos de ellos muy ricos, no tiene apoyo popular en Miami. Que pague por los horribles crímenes que cometió”.

Kornbluh define a Posada como un “Frankestein creado por la Agencia Central de Inteligencia en los años 60 y entrenado en el uso de explosivos, luego pagado por la propia CIA para entrenar a otros en el uso de la violencia, del sabotaje, del asesinato”.

Añade: “Me siento personalmente ofendido, insultado por el papel de mi Gobierno en crear un monstruo que se volvió un prolífico terrorista internacional”.

Kornbluh subraya la importancia de cada elemento de la larga colección de documentos desclasificados que reunió en el sitio web de su institución (www.nsarchive.org). Ahí se demuestra cómo agencias federales de Estados Unidos conocían desde hacía meses que terroristas cubanoamericanos planificaban el atentado contra el avión cubano en 1976 en Barbados.

Así se comprueba que apenas una semana antes del criminal sabotaje, la CIA recogía declaraciones de un colaborador que había oído decir a Posada, en una reunión de contrarrevolucionarios, que “vamos a golpear un avión cubano” y “Orlando tiene los detalles”.

Concluye el investigador norteamericano: “Quedan muchos documentos por obtener y mucha investigación que realizar… y estamos determinados a hacerlo”

Peter Kornbluh es autor de varios libros, entre ellos: La crisis cubana de los misiles de 1962; El escándalo Irán-Contra: La historia desclasificada, y La desclasificada Bahía de Cochinos: el secreto de la CIA sobre la fracasada invasión a Cuba (The New Press, 1998). También publicó en el 2003 Pinochet: Los Archivos Secretos, que el diario Los Angeles Times eligió como “mejor libro del año”.

Read Full Post »