Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 1/06/09

Por Vilma Soto Bermúdez

de pioneros hablamosEn diciembre regresé de visita a mi segunda patria: La de Martí y Fidel. Fui a ver a mi chiquita Vilma que estudia en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) ubicada en San Antonio de los Baños.

Se preguntarán qué tiene que ver esta visita con los niños cubanos. Pues mucho. Cuando leo en internet sobre la actividad de la gusanera en la que llaman a protestar y manifestarse por la libertad y derechos de los cubanos, pienso en los chicos que conocí en San Antonio y en un corto de mi hija donde el protagonista lo fue un niño de la comunidad.

Jorgito, así es su nombre, recorre de punta a punta los predios de la Escuela. Se le ve en todos lados, omnipresente, diría yo. No va solo. Junto a él van otros niños. Una cuadrilla de “bajitos” de los alrededores que se encaraman en los árboles frutales que rodean la zona de la Escuela; que corretean entre los troncos de naranjas, toronjas y limoneros. Que van al sembradío de lechugas y preguntan al compañero agricultor e inquieren sobre la cosecha. Que me miran y saludan, sacando una voz que no les va con la edad bulliciosa, es una voz respetuosa que repunta en una amplia sonrisa y en más preguntas al vuelo.

-¿De dónde es usted?
-De Puerto Rico, contesto.
Las caritas se sorprenden.
-¡Puerto Rico!, exclaman a una vez.

Y por esa educación de primera que han recibido en Cuba y ante todo solidaria, hacen que los ojos se me agüen cuando recitan el poema de nuestra Lola Rodríguez de Tió:

Cuba y Puerto Rico son
de un pájaro las dos alas,
reciben flores y balas,
en un mismo corazón…

Niños de Cuba, pienso. Tan distintos a los de otros páramos. Niños educados. Dignos representantes del Hombre Nuevo, del Che y Camilo. Niños orgullosos de su Revolución, que no temen hablar.

En el corto que produjo Vilma, se le ve a Jorgito en su rutina diaria. Se levanta temprano al llamado de la madre para ir a clase. Se viste y por último, se acomoda su pañoleta roja alrededor del cuello de la camisa.

Jorgito habla de su pañoleta roja y narra el día que la recibió y lo que significó para él. Con toda seriedad y muy articulado, el niño explica su orgullo de llevarla al cuello. Es el compromiso con su Patria, con la Revolución, con su pueblo. Su primer paso para algún día integrarse a la Juventud Comunista.

La cámara le sigue y persigue por días. Allá va Jorgito a su escuela, a juguetear entre los árboles, a tocar la guitarra y cantar un reguetón.

¿Dije reguetón? Sí, reguetón. La música de los jóvenes de ahora, como lo fue en nuestro pasado el rock, Lennon y los Beatles.

En San Antonio de los Baños hay una discoteca que los domingos abre tempranito para que los niños del pueblo se diviertan bailando. Luego, en la noche, les toca a los jóvenes que se contonean al son de su música.

La película presenta a Jorgito en la discoteca. Con ojos abiertotes observa a los jóvenes bailando. Se le nota el choque que le produce estar allí, de noche, en una discoteca.

Una voz en “off” le pregunta a Jorgito qué piensa. Jorgito le contesta que los jóvenes no deben olvidar el día que recibieron la pañoleta roja…

La cámara gira y va hacia los jóvenes. ¿Qué significó para ti la pañoleta roja? ¿Recuerdas ese día?

Los chicos van contestando al son de la música: Lo recuerdo, nunca lo olvidaré, dice uno. Otro: Un orgullo. Y otro: ¡Es la Revolución! Así uno tras otro.

Para ellos no está reñido su reguetón con su Revolución de 50 años. Tienen la libertad de bailarlo y hasta se escuchan y danzan reguetones con letras revolucionarias, de la historia patria.

Por lo tanto, “blogueros disidentes” que hacen llamados absurdos de derechos y libertades pisoteadas en Cuba, vayan a San Antonio y busquen a Jorgito o a cualquiera de los jóvenes de la comunidad. Vayan. Pregúntenles. De seguro ellos le narrarán del día que recibieron su pañoleta roja y su significado.

Un significado que ustedes olvidaron: Patria, Revolución, Socialismo, Solidaridad.

http://bloguerosrevolucion.ning.com/profiles/blogs/los-ninos-de-cuba-de

Read Full Post »

Mientras la sonrisa de los niños cubanos no se empaña, la gusanera realiza movilización digna de mejores empeños

 mis titeres disidentes“La oposición vive en condiciones de miseria, controlada y reprimida por las estructuras policiales y paramilitares”.

Así habla, desde uno de los tantos blogs, la “convocante” a una movilización internacional bloguera para la “defensa de las libertades en Cuba” en el día de hoy… ¡Ah, qué lástima no haber fotografiado justo ayer mismo al príncipe consorte de la “bloguera mayor”, mientras se paseaba por el Prado habanero, saludador y sonriente, con su “airosa melena” al aire, y sus “michelines”, acumulados por primera vez gracias a la buena vida que el Grupo Prissa le está proporcionando!!

¡¡Seria un globo pinchado más, como el que recientemente pudimos ver con la foto de la perseguida, conectadísima con su laptop en uno de los más nuevos y hermosos hoteles de La Habana!!

Convocan para este 1º de Junio a una supuesta movilización bloguera para exigir lo que en Cuba sobra: ¡¡libertades!! 

Y arenga la despistada ¿cubana? a “demandar la libertad de los prisioneros políticos y el respeto de los derechos fundamentales para todos los ciudadanos cubanos, independientemente del lugar de residencia”.  ¡Ah, así que ahora no sólo son discriminados acá si no en otros “lugares de residencia”… Seguramente no se referirá la ingenua –concedámosle al menos el beneficio de la duda- a la aplicación de las leyes Torricelli y Helms –Burton, con sus implicaciones extra-territoriales…

Mientras esta replicadora de todo lo peor de la bloguería gusaneril apoya dramáticamente la “campaña”, el mundo entero celebra el “Día Internacional de la Infancia”, en  homenaje a la masacre que sufriera en 1942 una población checa durante la Segunda Guerra Mundial (1).

Pero no se alza una voz, entre los plañideros en espera del aplauso imperial, defendiendo a tanta infancia desprotegida, a tanto niño hambriento… Sólo en noviembre del pasado año (2), una página web reflejaba los siguientes datos: 

* Unos 51 millones de nacimientos quedan sin registrar cada año en los países en desarrollo.

* Unos 218 millones de niños entre los 5 y los 14 años están involucrados en trabajo infantil.

* En los países en desarrollo, más de 60 millones de mujeres de entre 20 y 24 años fueron casadas antes de la edad de 18 años, de las cuales la mitad viven en el Sur de Asia.

* Se calcula que 1,2 millones de niños son víctimas del tráfico de menores cada año.

* Más de 300 mil niños soldados, algunos de sólo ocho años, son explotados en conflictos armados en más de 30 países.

* Más de 2 millones de niños se calcula que han muerto desde 1990 como resultado directo de conflictos armados.

* Más de 1 millón de niños en todo el mundo son detenidos por fuerzas del orden.

* Unos 143 millones de niños son huérfanos de uno o de ambos progenitores.

* Se calcula que 70 millones de mujeres y chicas vivas actualmente han sido sometidas a algún tipo de mutilación genital.

* Unos 2 millones de niños son explotados a través de la prostitución y la pornografía.

* 40 millones de niños menores de quince años sufren abusos o negligencias en sus cuidados que requieren atención sanitaria y social.

La Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) advirtió que el principio de la prohibición total de esta práctica se ha visto erosionado en los últimos años por relativismos de tipo político, económico y social, lo que no ha dejado al margen a los niños.

“Los niños no se han librado de las graves violaciones de los derechos humanos provocadas por la llamada guerra contra el terrorismo”, señaló la organización, que citó como ejemplo que, desde 2002, “muchos jóvenes menores de 18 años han sido capturados y detenidos en centros de detención de Estados Unidos en Afganistán, Irak y Guantánamo”. 

12-pionerosEn un hermoso trabajo titulado “Contrastes en el Día Internacional de la Infancia” (3), la periodista Anaisis Hidalgo Rodríguez expresa: “mil millones de niños no saben de Disneylandia, de los últimos modelos de las Barbie e ignoran el bocado que llevarán a su boca” y agrega más adelante: 

“Los datos resultan altamente contrastantes sobre todo cuando tomamos en cuenta los sacrificios de Cuba, que aún siendo una nación bloqueada, introduce gratuitamente cereales como el Corn Soja Blend (CSB), como parte del proyecto 10859 de apoyo al Programa Nacional de Prevención y Control de la Anemia en niños menores de cinco años de edad, embarazadas, madres lactantes y personas mayores de 65 años de edad y prevé, incluso, la introducción de una planta con tecnología de avanzada en la Industria Láctea de Bayamo para producir el CSB en la región oriental”.

¿Ha parado mientes la vocera de la campañita de pies amarrados en eso? ¿Ha notado la diferencia? 

No, sus ojos están deslumbrados seguramente por el brillo de “los dineros del César”… Y su cerebro se encuentra encadenado a la mentira… Ella apoya, cual papagayo en hombro de pirata, el tonto sonsonete: “libertad para los presos políticos”, etcétera, etcétera, etcétera.

Hoy, mientras los niños cubanos ríen en escuelas, parques y plazas, estos disidentes de la verdad y la justicia le siguen el juego a quiénes, al fin, se quitan la máscara de “opinadores”  para asumir la propia: instigadores. A ellos, queremos dedicarle el final de este texto, recordándoles que…

“Alrededor del mundo millones de personas celebran hoy el Día Mundial de la Infancia. Para Cuba, que tiene en sus niños y niñas un tesoro mayor, la fiesta de este 1º de junio es también la de todos los días del año. Crecen y crecerán con la seguridad que muchos otros, nacidos en regiones disímiles, no ostentarían jamás. Hoy habrá manos pequeñas y sonrisas pícaras que festejarán, como siempre, la maravilla de su edad”, simplemente por que: 

“200 millones de niños en el mundo duermen hoy en las calles. Ninguno es cubano.

250 millones de niños con menos de 13 años están obligados a trabajar para vivir. Ninguno es cubano.

Más de un millón de niños son forzados a la prostitución infantil y decenas de miles han sido víctimas del comercio de órganos. Ninguno es cubano.

25 000 niños mueren cada día en el mundo por sarampión, paludismo, difteria, neumonía y desnutrición. Ninguno es cubano”.

Notas:

(1) La Conferencia de la Asociación Democrática Internacional de la Mujer, realizada en noviembre de 1949, acordó, para recordar la masacre de la población checa y garantizar el derecho de los niños, celebrar, el Primero de Junio, el Día Internacional de la Infancia.

(2) El 20 de noviembre se celebra la promulgación de la “Declaración de los Derechos del Niño”, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 1386 (XIV), de 20 de noviembre de 1959.

(3) Publicado en http://www.lademajagua.co.cu/infgran11027.htm

Read Full Post »

Y este es uno de ellos:

La niñez en Cuba: privilegiada por derecho
Por Luz Marina Fornieles
Publicado por Cubasi, 1 de junio de 2004

infancia-con-hambre.jpgLos flagelos que laceran a la humanidad, en especial a los infantes, van desde los conflictos bélicos, pasando por la pobreza, la violencia, el terrorismo, torturas, pornografía, prostitución, las drogas y hasta la propia muerte, que cada año cobra la vida de más de 13 millones de niños menores de cinco años.

De tales circunstancias no escapa ni el llamado primer mundo: en Estados Unidos un menor fallece de un balazo cada 92 minutos como consecuencia de la peligrosidad imperante en ese país, donde otras estadísticas -igualmente aterradoras- aseveran que un promedio de 13 niños son asesinados a diario, mientras seis cometen suicidio y otros tres son víctimas de abusos.

En la nación más rica del orbe y también “defensores” de los derechos humanos, un menor de cada seis, carece del alimento necesario, afirma un estudio de la Tufts University de Boston, Massachusetts. Según la investigación del Centro sobre el Hambre y la Pobreza de esa institución, en los Estados Unidos muchas familias se ven obligadas a escoger entre poner calefacción en su casa y alimentar a sus hijos.

También constituyen alarma las noticias que en tal sentido aportan las apaleadas economías latinoamericanas. Unos expertos señalan que en el continente más de 100 millones de niños y adolescentes sufren los rigores de la miseria y otros más de 16 millones trabajan para subsistir. Ellos representan el 17 por ciento de la población infantil.

Esas propias fuentes precisan que de esa cantidad 5 000 000 están comprendidos en las edades de 10 a 14 años. Pero hay más datos escalofriantes: 20 millones de adolescentes en América Latina no tienen acceso a la educación media básica y un millón sufre de explotación sexual directa o indirecta.

En la subregión la tasa de mortalidad infantil es de 43 por cada mil en los menores de cinco años y de 35 en los que aún no llegan a los 12 meses, al decir de la UNICEF, que igualmente condena el hecho de que 40 de cada 100 personas, vive en Latinoamérica en la más lastimosa pobreza, de ellos, más de la mitad son infantes.

Similar panorama reflejaba Cuba antes de 1959, como fue denunciado en 1953 por el entonces joven abogado Fidel Castro, en su histórico alegato La Historia Me Absolverá:

“De tanta miseria solo es posible librarse con la muerte; y a eso sí ayuda el Estado: a morir. El 90 por ciento de los niños del campo está devorados por parásitos que se les filtran desde la tierra por la uñas de los pies descalzos.

“La sociedad se conmueve ante la noticia del secuestro o el asesinato de una criatura, pero permanece criminalmente indiferente ante el asesinato en masa que se comete con tantos miles de niños que mueren todos los años por falta de recursos, agonizando entre los estertores del dolor y cuyos ojos inocentes reflejan el brillo de la muerte, y parecen mirar hacia lo infinito como pidiendo perdón para el egoísmo humano, y que no caiga sobre los hombres la maldición de Dios”.

Cuba después del triunfo revolucionario de 1959: el reverso de la moneda

Ese certero testimonio hace referencia a una etapa, cuando en la isla el 20infancia-cubana-antes-de-1959.jpg por ciento de la población más rica recibía el 58 por ciento de los ingresos, en tanto el 20 por ciento de la más pobre percibía solo el dos por ciento.

El 24 por ciento de la población activa se hallaba entonces desocupada y no se garantizaba la educación: Existía un millón de analfabetos y la escolarización infantil entre los seis y los 14 años ascendía solo al 56 por ciento.

Tales parámetros eran todavía más negativos en las zonas rurales, donde el 61 por ciento de los pequeños no asistía a las escuelas primarias. Tampoco allí se daba cobertura médica.

Solo la profundidad de los cambios sociales promovidos por la Revolución desde hace 44 años pudo eliminar ese estado deplorable y dar paso a otra situación, en la cual la nueva generación, el futuro, tiene la máxima prioridad.

Por ellos en Cuba se defiende la esperanza todos los días, a partir de la propia alborada del Primero de Enero de 1959. Con frecuencia se ha dicho que somos una gran escuela por los notables triunfos de su sistema de enseñanza, siempre gratuita, y con una calidad comparada con naciones desarrolladas.

La tasa de escolaridad es del 99 por ciento. En el último curso lectivo asistieron a las aulas más de 2 000 000 de educandos. Los avances en la materia conllevaron a que la Isla encabece la educación preescolar en América Latina: cerca del 90 por ciento de los niños cubanos entre cero y cinco años obtienen atención educativa, una estadística récord en América Latina. De ellos, 150 000 están matriculados en guarderías, acá llamados círculos infantiles.

Los otros 146 000 en grado preescolar, y a los restantes les llega ese influjo mediante un plan UNESCO por el cual los padres reciben orientaciones para sus hijos impartidas por educadores y médicos del barrio donde residen. Con los 1 118 círculos creados a lo largo de todo el archipiélago en 40 años, se benefician más de 136 ooo madres.

El presupuesto destinado a esos planteles supera los 110 millones de pesos. Ese propio texto revela que los escolares cubanos saben mucho más de matemáticas que sus colegas latinoamericanos.

Asimismo, el Estado cubano mantiene una treintena de hogares para niños y jóvenes (hasta 17 años) sin amparo filial por ser huérfanos. De igual forma han quedado abiertos centros para la atención de afecciones como el autismo. Ello refuerza la voluntad nacional de que no haya un solo niño sin escuela y sin maestro, ni un solo ciudadano sin atención médica desde antes de nacer.

Esa última aseveración no constituye de ningún modo una exageración, porque en Cuba se empieza a atender a las personas cuando aún se hallan en el vientre materno, en las primeras semanas de su concepción. Sobreponiéndose a las serias dificultades económicas afrontadas por la nación desde la década pasada, conocidas en su conjunto como período especial y considerado como el momento más difícil del proceso revolucionario, aún así la Isla cumplió ya muchas de las metas trazadas para el 2000 por la Cumbre Mundial de la Infancia (1990).

A pesar de esas reales circunstancias, que en otras áreas geográficas dieron al traste con los adelantos sociales, en Cuba se destinaron del presupuesto nacional del 2002, para las actividades de educación 2 500 000 de pesos. Para la salud el monto supera los 1 900 000.

Como se aprecia, esas esferas continúan siendo prioritarias, en su condición de logros emblemáticos de la Revolución. Precisamente en la rama de la medicina también se ha alcanzado prominencia internacional. Tal es el caso de su mortalidad infantil, un indicador universal que mide de forma sintética el bienestar y desarrollo de un país, al abarcar condiciones sociales, económicas, biológicas, políticas, demográficas y sanitarias de la población. En el 2002 fue de 6,5 por mil nacidos vivos, con lo cual el archipiélago se mantiene con la menor tasa de América Latina y queda registrado, a su vez, entre las más bajas de las alcanzadas en toda la historia local: 7,9 (1996); 7,2 (1997); 7,1 (1998), 6,4 (1999), 7,2 (2000) y 6,2 (2001).

Dentro del panorama de salud descuellan igualmente la erradicación de la poliomielitis, difteria, tétanos neonatal, meningitis tuberculosa y las complicaciones graves del síndrome de la rubéola congénita y la meningoencefalitis posparotiditis.

Tampoco constituyen problemas de salud la rubéola, el paludismo, el tétanos ni la parotiditis (paperas)… y más recientemente se adhirió a la lista el sarampión, tras ocho años sin que se reportara un solo caso de ese mal, que produce en otras naciones subdesarrolladas más de un millón de muertes en el año. Esos éxitos se exhiben al mundo aun en medio de las disímiles carencias del momento (alimentos, ropas, calzado, medicinas, transporte, combustible…), cuando pese a todo, los niños cubanos en el primer año de vida son inmunizados contra 13 enfermedades prevenibles por vacuna, incluida la hepatitis B y la hemophilos influenzae.

Por estas razones la UNICEF ha reconocido públicamente que los “niños nacidos en Cuba tienen mejor oportunidad de sobrevivir en los primeros años de vida que los otros de la región de América Latina y el Caribe”.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud sitúa a Cuba en primer lugar en inmunización por vacunas entre 214 países de todo el planeta. La política del Estado cubano busca proteger al pueblo, especialmente a los más pequeños, a pesar de las limitantes que impone el bloqueo norteamericano.

El cerco norteamericano, reforzado primero por la Enmienda Torricelli (1993) y luego por la extraterritorial ley Helms-Burton (1996), aparece como una de las más flagrantes violaciones de los derechos individuales, políticos, sociales, económicos y culturales de la población cubana y, de forma desembozada, contra dos millones de niños.

Expertos internacionales admiten que la repercusión de esa genocida política de Estados Unidos frente a la mayor de las Antillas se traduce en menores posibilidades de obtener medicamentos, útiles escolares, comida, juguetes y otros recursos, y que solo ha sido posible paliar esa situación gracias a la voluntad nacional y la solidaridad universal.

Sin embargo, y a pesar de increíbles sacrificios, Cuba no ceja en su empeño de continuar otorgándole a la niñez su condición de privilegiada por derecho, en aras de que nunca más el egoísmo humano signifique dolor y muerte para los niños cubanos.

Niños cubanos fuera del alcance de azotes mundiales

 

escolares-cubanos.jpg

 

“200 millones de niños en el mundo duermen hoy en las calles. Ninguno es cubano. 250 millones de niños con menos de 13 años están obligados a trabajar para vivir. Ninguno es cubano. Más de un millón de niños son forzados a la prostitución infantil y decenas de miles han sido víctimas del comercio de órganos. Ninguno es cubano. 25 000 niños mueren cada día en el mundo por sarampión, paludismo, difteria, neumonía y desnutrición. Ninguno es cubano”.

Cifras sobre la niñez a escala mundial

-600 millones de niños crecen en situación de absoluta pobreza.

-250 millones de infantes entre 5 y 14 años trabajan (30 millones de ellos en América Latina).

-130 millones (60 por ciento de ellos niñas) no asisten a escuelas, en todo el planeta.

-Uno de cada cuatro niños que habitan el orbe vive en condiciones de peligro y más de 11 millones mueren cada año por causas que podrían evitarse.

-Los niños de la calle se estiman en más 200 millones, la mitad de los cuales entran cada año en las filas de la prostitución.

-Los menores que trabajan o deambulan están expuestos a ser agredidos por sus patrones, el público, las autoridades, los pedófilos y por traficantes de todo tipo.

-Solo en Latinoamérica 60 000 pierden a diario la vida antes de cumplir cinco años, y dos millones no ingresan a la escuela, mientras 800 000 que sí pudieron deben abandonar las aulas para buscarse el sustento.

-En 25 países empobrecidos una criatura que nace hoy no llegará a cumplir 50 años, mientras que un bebé nacido en un estado rico alcanzará los 78 años.

-Unos 100 millones de latinoamericanos de 10 a 14 años son pasto de la delincuencia, los conflictos armados, la trata de blancas, el narcotráfico y la explotación sexual, entre otras formas de violencia.

Tomado de http://www.cubaminrex.cu/Mirar_Cuba/Sociedad/sociedad%202004/La%20ni%F1ez%20en%20Cuba,%20privilegiada%20por%20derecho.htm

Read Full Post »