Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25/04/08

A partir de los discursos del compañero Raúl Castro los pasados 26/7 en Camagüey y 24/2 en la Asamblea Nacional del Poder Popular, en medios populares, académicos y políticos de Cuba y allende los mares, el tema recurrente es acerca de los cambios en todo el país, abundando un sinfín de criterios, especulaciones y hasta tergiversaciones sobre alguna de las medidas adoptadas en consecuencia con el momento que vive la Patria revolucionaria y socialista.

En este contexto, deseo sumarme al debate insistiendo en los resultados más sobresalientes que exhibimos cubanas y cubanos en medio siglo de cambios trascendentales en todo el archipiélago nacional, y de paso significar “la novedad” de la medida que posibilita “ahora” el acceso a Hoteles “exclusivos” para turistas extranjeros.

Ante todo, es un secreto a voces que con la clarinada del Primero de Enero de 1959 los campesinos pasaron a ser dueños de las tierras que trabajaban; los obreros se convirtieron en propietarios de las fábricas; institucionalmente, desapareció la discriminación por concepto de raza, sexo y edad; al amparo del Águila Imperial fueron a parar casi todos los que disfrutaban del sudor ajeno; la industrialización dijo presente en el Occidente, Centro y Oriente del país… Para decirlo con palabras del Poeta Nacional, Nicolás Guillén, pasamos “de Juan sin nada a Juan con todo”.

Llegamos a la década del ochenta: las mejoras iban en ascenso en todas las direcciones. Con el salario que se devengaba y también apoyado en créditos, se podía adquirir televisor, refrigerador… Prácticamente, la alimentación había dejado de ser un problema. Con ello, avanzaban la educación, la salud, la cultura, la ciencia, el deporte… Sin los mayores escollos se deleitaba de unas vacaciones en cualquier Hotel de la Isla. Para dar una idea, el habanero Hotel Nacional tenía por precio diez pesos la habitación simple, y otros muchos de toda la geografía cubana estaban al alcance de la población. Como cientos de miles de mis compatriotas, puedo certificar lo que digo.

Luego se derrumbó la Unión Soviética y sus vecinos aliados, causa de la entrada al Período Especial en la mayor de las Antillas. Abruptamente Cuba perdió el peso fundamental de su Comercio Exterior, su poder adquisitivo cayó estrepitosamente y su Producto Interno Bruto (PIB) descendió en un 35 %. En tal entorno, se incrementaron las zancadillas del “Norte revuelto y brutal”. Muchos creyeron que seríamos la próxima víctima. Todo indicaba a la materialización del efecto dominó. Hasta el sabio norteamericano Noam Chomsky dudó sobre la marcha triunfal del Socialismo cubano, al decir: “En mi opinión, no hay nada en este momento que Fidel Castro pueda hacer para evitar que Estados Unidos se apodere de Cuba”, aunque apto seguido aclaró: “Quizá sea una exageración”, según entrevista concedida a Hanz Heinz Dietrich Seffan en febrero de 1992, divulgada por Ediciones La Jornada, México.

Sin embargo, las masas cubanas resistieron el extraordinario golpe, y paulatinamente remontaron la situación. En ello jugó un papel decisivo la voluntad y cultura de resistencia-creación de nuestro pueblo, amén de la claridad estratégico-táctica de la Dirección del Partido Comunista de Cuba (PCC), particularmente de su Primer Secretario, el compañero Fidel Castro.

En esta trama, la Isla tuvo que reinsertarse en el mercado internacional, lo que conllevó a emergentes decisiones que, al tiempo que salvaban la dificilísima coyuntura económica del país, en medida nada despreciable atentaban las políticas de equidad social que por tres décadas había desarrollado la Revolución. Así, se incrementó el vínculo con el capital extranjero, se despenalizó la tenencia de la moneda libremente convertible… Por ejemplo, con el empuje del Turismo,locomotora de la economía en aquel entonces se filtraron y/o estimularon costumbres ajenas a la moral socialista. Pero hasta en esas condiciones, la Central de Trabajadores de Cuba y sus Sindicatos se ocuparon de que quienes se destacaran en sus respectivas labores fueran premiados, incluyendo estancias entre cinco y siete días sin pagar un solo centavo en los mismos Hoteles y con las mismas atenciones que recibía el turista extranjero. Por el mismo estilo obraron otras organizaciones: la de los campesinos, jóvenes, mujeres, intelectuales…

A esta altura, contra viento y marea, nos regocijamos de una esperanza de vida que se enrumba a los 80 años, la mortalidad infantil es de 5,3 por cada mil nacidos vivos y las personas poseen igualdad de oportunidades para su desarrollo individual –racionalmente visto el asunto. Organismos Internacionales reflejan los indiscutibles logros de Cuba. A modo de muestra, aparece: La Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) concluyó en su informe anual del pasado año que Cuba es el único país de América Latina y el Caribe que cumplirá la Meta del Milenio de Educación para Todos, ocupando el primer lugar con un Índice Alto.

El sostén de lo anterior se halla en el positivo balance de la economía socialista, cuyo PIB en el 2007 creció 7,5 %, superando en 2,1 % al mostrado por el Sur del Río Bravo, donde el Caimán Verde logra el quinto lugar entre los 33 países que se computan por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) de las Naciones Unidas. Así lo hizo saber José Luis Rodríguez, ministro de Economía y Planificación, en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en diciembre pasado. He aquí una muestra de la tendencia de recuperación del país desde el 2004. Existe estabilidad-progreso en el territorio nacional, sin lugar a dudas.

Valga subrayar que compartimos lo que tenemos con los pobres de la tierra. Nuestra América es testigo. Quizás lo más ilustrativo de esto se encuentre en el sector de la Salud pública, especialmente alrededor de los resultados de la Operación Milagro (miles y miles de humildes ciudadanas y ciudadanos de América Latina y el Caribe han recuperado y/o mejorado la vista, en el marco de la Alternativa Bolivariana para las Américas –sin excluir el apoyo de Venezuela).

En perspectivas, el horizonte luce con buenos bríos: a los resultados de la Revolución Energética y al fruto de los acuerdos firmados con la hermana Venezuela por ejemplo se unirá la paulatina solución de diversos problemas como la alimentación, el transporte, la vivienda y la recreación encarada con la relatividad que impone tener en cuenta la crisis mundial con los alimentos y el petróleo; al tiempo que no se descuida la necesidad de perfeccionar la educación y la salud. Todo ello, con la filosofía sobre la necesidad de que el comportamiento positivo de los indicadores macroeconómicos se refleje lo más posible en la economía doméstica, con vistas a despedir las carencias cotidianas.

Entre tanto, hemos de estar convencidos de que la materialización de nuestras expectativas se harán más rápidamente en la misma medida en que logremos sistematicidad, planificación, organización y control efectivo en nuestra labor diaria; trabajemos por prioridades y usemos racionalmente los recursos; incrementemos la productividad del trabajo y la eficiencia; continuemos edificando la invulnerabilidad militar ante las agresiones del imperialismo yanqui; y fortalezcamos el diálogo, la integración, la cooperación y la cohesión de nuestro pueblo entorno al sistema político-revolucionario, particularmente al PCC y sus líderes principales, los compañeros Fidel y Raúl.

En este ambiente cambiamos, nos perfeccionamos  – rectificamos – enriquecemos, a la luz de una enseñanza de Marx y Engels expresada en la Ideología Alemana: “Para nosotros, el comunismo [y, por supuesto, el socialismo] no es un estado que debe implantarse, un ideal al que ha de ajustarse la realidad. Nosotros llamamos comunismo al movimiento real que anula y supera al estado de cosas actual. Las condiciones de este movimiento se desprenden de la premisa actualmente existente” –el subrayado es del autor–. Así mostramos al mundo medio siglo de auténticas transformaciones.

Abril, 23 de 2008.

Anuncios

Read Full Post »

Este 28 de abril se cumplen 29 años del atentado mortal contra el cubano Carlos Muñiz Varela, en Puerto Rico, a manos de conocidos terroristas, a quienes el gobierno de Estados Unidos ampara en el sur de la Florida junto con otros asesinos.

La paradoja del desparpajo se torna grotesca: La administración norteamericana de George W. Bush, la que más ha gritado contra el terrorismo internacional, sigue protegiendo a los conocidos asesinos del joven cubano, junto a homólogos.

En 1962, cuando era aún un niño, Carlitos salió de Cuba junto con su madre y hermana, bajo el influjo maléfico de la propaganda norteamericana contra la Isla.

A los 26 años de edad, los golpes de la realidad en la emigración le habían esclarecido la razón de estrechar lazos afectivos con la Patria de origen. En ese afán, Carlos visitó La Habana como parte del Comité Ejecutivo de la operación Reunificación Familiar, o de los 75, donde laboraba activamente, y dirigía en Puerto Rico la Agencia de Viajes Varadero.

Para esa fecha el nombre de Muñiz Varela, junto al de otros cubanos de la emigración, ya aparecía en la lista de la muerte confeccionada por elementos al servicio de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU.

Alrededor de las cinco y 45 minutos de la tarde de aquel fatídico sábado 28, mientras transitaba en su automóvil por la calle California, en San Juan, Puerto Rico, desde otro vehículo en marcha paralela le dispararon una ráfaga de pistola. Carlos fue herido de gravedad y horas después fallecía en el hospital.

Documentos desclasificados vinculan a Reinol Rodríguez –poseedor entonces de grandes alijos de armas y explosivos–, y Pedro Remón, ambos veteranos de la organización contrarrevolucionaria CORU, con el asesinato del joven cubano radicado en suelo puertorriqueño, sin que las autoridades hayan actuado al respecto.

Cinco meses antes del atentado, el semanario gráfico La Crónica publicó el anuncio del crimen en voz de un encubierto terrorista, quien se hacia llamar Zeta y jefe militar del comando Omega 7, grupúsculo de asesinos, como otros, organizado y financiado por la CIA.

Ha trascendido que el 26 de junio de 1984, el agente especial del Buró Federal de Investigaciones (FBI) Diader Rosario, refirió la entrevista realizada en la cárcel de Tunas, Texas, al convicto Ernesto Abraham Arzola Martínez, ex agente de la policía de Puerto Rico, quien declaró que el asesinato de Muñiz Varela fue planificado por Nicolás Nogueras y Julito Labatud.

El mismo policía corrupto dijo que había estado presente con los terroristas en el restaurante Metropol, dos meses antes de que se cometiera el crimen, y aseguró que el precio del contrato para ultimarlo había sido de 25 mil dólares.

Otras dos personas serían ejecutadas después de la muerte de Carlos: Eulalio Negrín, cubano residente en Nueva Jersey, y miembro del Comité de los 75, el 25 noviembre de 1979, y Félix García Rodríguez, funcionario de la misión cubana ante Naciones Unidas, el 11 de septiembre de 1980.

Pedro Remón es el autor comprobado de ambos crímenes.

Financistas y ejecutores, sospechosos y confesos, continúan libres. La paradoja andante es que en septiembre de 1998 las autoridades del FBI, en vez de proceder contra los terroristas conocidos, arrestaron a cubanos que habían propiciado información sobre las actividades criminales que organizaban y ejecutaban bandas contrarrevolucionarias en Miami.

El desparpajo se acentúa cuando, casi 10 años después, esos patriotas (Gerardo Hernández, René González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González) continúan encarcelados, gracias a las artimañas leguleyas del gobierno estadounidense.

Mientras tanto, los asesinos de Muñiz Varela y de otros cubanos se refocilan en la misma madriguera junto a Posada Carriles y Orlando Bosch, artífices intelectuales del sabotaje a una nave de Cubana de Aviación en 1976, que costó la vida a 73 civiles. Todos estos personajes tenebrosos son amigos y cómplices de George W, Bush, presidente en cuenta regresiva.

http://www.ain.cu/2008/abril/25edasesinato.htm

Read Full Post »

Solidaridad con la integridad territorial de Bolivia y con su Presidente Evo Morales, paradigma del hombre nuevo de nuestra América

Enviado por Winston Orrillo

En momentos en que la derecha internacional, digitada por Washington, trata de desmembrar a la nación boliviana, en unión de sus terratenientes y oligarcas que dan sus últimos estertores, como un esfuerzo desesperado para derrocar al digno presidente Evo Morales, paradigma del hombre nuevo y luchador consecuente de la causa indígena y de la humanidad en su conjunto;

En una hora así, los intelectuales, artistas, políticos y hombres dignos del mundo entero no pueden permanecer indiferentes y elevan su voz de denuncia contra las trapacerías que el imperio internaliza en la patria hermana de Bolivia, para obliterar su proceso de franco camino revolucionario.

Evo Morales –y su equipo de Gobierno- han puesto, en el centro de la historia dilacerada del presente, la gesta de su pueblo, de su heroica nación aymara, en lucha para vencer un destino que parecía irredento: sucumbir ante la ominosa explotación del capitalismo globalizado y genocida.

Precisamente, en el VII Período del Foro Indígena de la Organización de Nacionales Unidas (ONU), llevado a cabo ahora mismo, nada menos que “en las entrañas del monstruo”, en Nueva York, Evo, con valor integérrimo, ha llamado a acabar con el sistema capitalista, “principal responsable de atentar contra el medio ambiente, como único camino para salvar al mundo, a la vida, a la humanidad.

Esto ya es demasiado ha dicho el amo de Washington, y ha dado el úcase para, de una vez por todas, poner fin a este hombre, a este combatiente, a este gonfalón de los otrora humillados y ofendidos de la tierra, a este que ellos anatemizan como “el indio indeseable” y otras coprolalias.

En respuesta, el presidente Morales Ayma ha expresado que “los pueblos indígenas no nos vamos a callar hasta lograr el verdadero cambio, pues el movimiento indígena-campesino tiene ética, tiene historia, tiene el futuro abierto, y sabe cómo defender el medio ambiente, porque se constituye en la reserva moral de la humanidad“.

Bolivia fue, otrora, el Alto Perú. Por eso consideramos deber impostergable presentar este grito de alerta solidaria, desde la patria de Túpac Amaru, César Vallejo y José Carlos Mariátegui; voz nuestra que forma parte de un coro multánime que llama a defender a la nación boliviana, a su integridad territorial, a su voto con la historia, a su presidente ejemplar y denodado, que constituye un eslabón más en la Segunda y Definitiva Independencia, aquella iniciada por el Libertador, cuya espada invicta “se siente que camina por América Latina”. Y que, junto con Cuba, Venezuela, Nicaragua, Ecuador y recientemente el Paraguay de Fernando Lugo, son el rompecabezas para el otrora imperio más poderoso y genocida que en el mundo ha sido.

Lima, 24 de abril de 2008

(Firman peruanos e, internacionalistamente, se adhieren compañeros y amigos del mundo entero o, desde el mundo, solidarios plenamente con Bolivia y con Evo, el impertérrito)

Winston Orrillo, poeta, premio nacional de cultura

Adriana Vega, maestra y luchadora social (desde Argentina)

Martín Almada (desde Paraguay, Premio Nobel alternativo)

Nancy Obregón, Congresista de la República

Elsa Malpartida, Congresista de la República

Alberto Moreno, dirigente político

Antonio Fernández Arce (periodista, desde China Popular)

Violeta Carnero de Valcárcel, periodista, luchadora social

Gustavo Espinosa M. ex diputado nacional

Alfonso Imaña Barrantes, sociólogo, periodista

José Bosmediano, maestro, ex secretario gral. del SUTEP

Arturo Volantines (poeta, desde Chile)

Cristina Castello (poeta argentina, desde París)

Alexis Ponce (Coordinador de DDHH. Desde Ecuador)

Denis Merino, periodista nacional

Manuel Mosquera, periodista, antropólog

Carlos Garrido Chalen, poeta nacional

Jorge Aliaga (desde Escocia, escritor peruano)

Marcel Belensko, comunicador social, politólogo

Asunción Caballero Méndez, médico, luchador social

Hernando Cortés, dramaturgo nacional

Félix Fernández, comunicador, luchador social

Dandira Picasso, comunicadora social, fotógrafa profesional

Martín Almada (desde Paraguay, poeta, luchador social)

José Luis Ayala, poeta, periodista, traductor del aymara

Renán Raffo, dirigente político

Marta Speroni (desde Argentina,periodista,luchadora social)

Federico García, cineasta, novelista, poeta

Walter Garib (novelista, desde Chile)

Floridor Pérez (poeta, desde Chile)

Pilar Roca, cineasta, periodista

Mary Soto, poeta, periodista

Ernesto Toledo, periodista, ensayista

Óscar Rojas Baltodano, médico, luchador social

Alfredo Berríos R. catedrático, director de Centrum.

Vicky Peláez, periodista (desde USA)

Nadia Podleskis, catedrática, luchadora social

Benigno Fuentes, ingeniero, luchador social

José Carlos Vértiz, expresidentes de la FUSM

Tany Valer, dirigente político

Dante Castro, premio Casa de las Américas, periodista

Armando Arteaga, poeta, arquitecto

Fernando González, por las Casas Mariateguistas

Juan Cristóbal, Premio Nacional de Poesía

Hernán Miranda (Premio Casa de las Américas,

Poeta. Desde Chile)

Tany Valer Lopera, dirigente político

Alberto Mego, escritor, teatrista.

Pepe Rejas, economista

Teresa Otiniano, abogda, luchadora social

Movimiento Cultural José María Arguedas

Máximo Damián Huamaní, músico, luchador social

Maxicha Cruzzat, periodista, folklorista

Raymundo Prado, filósofo, catedrático

César Oyola, abogado, luchador social

José Beltrán Peña, poeta nacional

Angélica Aranguren, antropóloga, catedrática.

Manuel Padilla, consultor, luchador social

Claudio Velando Castán (intelectual, desde España)

Jesús Luis Zaragoza, periodista, exdirigente magisterial

Rolando Breña Pantoja, ex senador de la República

German Rentería, editor, periodista

Yasmin Díaz, periodista política

Violeta Carnero de Valcárcel, periodista

Manuel Mosquera, periodista, antropólogo

Raúl Isman (maestro y periodista argentino. Director de

Redacción Popular)

Manuel Ruano (poeta argentino, desde Caracas)

Luis Yáñez, poeta nacional, catedrático

Manuel Cabanillas, fotógrafo nacional

César Joo, periodista, luchador social

Vicente Rodríguez Nietzsche ( poeta nacional de Puerto Rico)

Mayrim Cruz Bernal (poeta nacional de Puerto Rico)

Moravia Ochoa (poeta nacional de Panamá)

Stella Calloni (periodista, desde Argentina)

Yasser Gómez, director de la revista “Mariátegui”

Delfina Paredes, actriz nacional

Genaro Ledesma, presidente del FOCEP

Julio Carmona, poeta y catedrático.

Pedro Lovatón, antropólogo, comunicador, escritor

Jacinto Irala, periodista y comunicador social

Manolo Castillo, dirigente político, músico

Yury Castro Romero, presidente Casa de Amistad con RPDC

Víctor Alvarado Salazar, periodista nacional

Antenor Orrego, periodista, luchador social

Eduardo Arroyo, sociólogo, catedrático

Germán Carnero Roqué, poeta, comunicador social

Katia LaPoint, médica, luchadora social

José Antonio Álvarez, poeta y periodista

Kenneth Delgado, educador, ex director de post

grado de Educación de San Marcos

Gorki Tapia, comunicador, catedrático

Ernesto Guevara, videasta, comunicador social

Atilio Bonilla, cineasta, catedrático

Jimmy Calla, dirigente magisterial, poeta

Marcela Pérez Silva, cantautora nacional

Reynaldo Naranjo, premio nacional de poesía

César Krúger, filósofo, ex decano de San Marcos

Ricardo Melgar (catedrático, ensayista, desde México)

Francisco Serrepe (poeta, desde París)

Álvaro Vidal, ex ministro de salud

Juan Benavente, poeta nacional

Bruno Portuguez, pintor nacional

Fanny Palacios Izquierdo, pintora nacional

Carlos Angulo, poeta, periodista

Javier Wong, periodista

César Aizcorbe, periodista

Óscar Corcuera, pintor nacional

Manuel Gòngora Prado, filósofo, catedrático

Gerardo Benavides, dirigente político

Víctor Oliva, dirigente político

Talía Vega, periodista nacional

Rosa Báez (periodista y luchadora social: desde Cuba)

Se reciben adhesiones

Read Full Post »

Miami.- Por largos años, primero desde las páginas de la revista Areíto y las de su sucesora, Areítodigital, y después en las programaciones radiales de Radio Miami, se ha venido, vehementemente, denunciando los criminales objetivos que suscitaron en 1966 la promulgación por el gobierno de Estados Unidos de la Ley de Ajuste Cubano, que han sido los mismos que la mantienen vigente hoy en día. Sus consecuencias han sido nefastas.

Esta ley se enmarca dentro de los parámetros de la política de agresión permanente mantenida por casi medio siglo por los gobiernos de Estados Unidos en contra del pueblo cubano.

Su justificante político en este país ha sido que los gobiernos de Estados Unidos tienen la obligación moral de brindar refugio a aquellos cubanos que huyen, por cualquier vía, de “la feroz tiranía comunista que oprime a los cubanos”. Si esto fuera así, si por uno de los Misterios de Dios, los gobiernos de Estados Unidos se ven moralmente obligados con todos los cubanos que han querido y quieren emigrar de Cuba, ¿por qué en vez de forzarlos a utilizar azarosas opciones, como son, la travesía por mar desde Cuba a las costas de la Florida , o el cruce por mar de Cuba a Centroamérica o a México, u otras travesías por mar, o de tener que inventar esos cubanos cualquier otra manera de llegar a territorio estadounidense, los Estados Unidos no accede, en vez de otorgar anualmente 20 mil visas de inmigrante a cubanos a través de su Sección de Intereses en La Habana , a otorgar anualmente 50 mil o 60 m il visas de inmigrante a través de su Sección de Intereses?

¿Qué impide a los gobiernos de Estados Unidos a otorgar anualmente esos números, o aun más, de visas de inmigrante a todos aquellos cubanos que quisieran venir a vivir a los Estados Unidos, si es que existe esa obligación moral con ellos? Esta opción garantizaría el traslado de los eventuales inmigrantes cubanos de una manera segura para ellos, especialmente para sus hijos menores, y del control de sus fronteras para las autoridades estadounidenses.

Esta opción eliminaría el incalculable número de muertes y otras desgracias que son consecuencias directas de la Ley de Ajuste Cubano. Eliminaría, además, los riesgos inherentes a la seguridad de esta sociedad, y de la nación, debido a la libre entrada ilegal de personas indeseables, como son los asesinos, violadores, ladrones, vagos y otros antisociales, sin olvidarnos de los espías del gobierno cubano, que indudablemente entran a este país, y viven entre nosotros, acogidos a las benevolencias de la Ley de Ajuste Cubano.

Entonces, ¿por qué no? ¿Por qué ni los gobiernos de Estados Unidos, ni sus peleles de la dirigencia contrarrevolucionaria cubano americana en Miami, ni los muchachitos y muchachitas de la prensa, libre por supuesto, de Miami lanzan al aire esta otra opción?

Supongo que sea porque el verdadero propósito de la Ley de Ajuste Cubano, no es el cuento de la obligación moral con los cubanos por parte de los gobiernos de Estados Unidos, sino, que el propósito es de utilizar, como pérfida tentación y provocación, la posibilidad de aceptación inmediata en Estados Unidos si el cubano o cubana osa a venir por mar ilegalmente para entonces, los gobiernos de Estados Unidos y sus clientes, poder utilizar esas terribles imágenes y resultantes historias como prueba de la insostenibilidad de la vida en Cuba.

Pero la situación creada por esta ley llega a un momento definitorio. Porque lo que ahora parece, al fin, hacerse insostenible, para muchas autoridades en este país, son las consecuencias negativas que conllevan para la seguridad nacional norteamericana la Ley de Ajuste Cubano.

Durante el año fiscal 2007, entraron ilegalmente a Estados Unidos, de todas las maneras posibles, 13,840 cubanos. Cuando fueron, 13,405 en el 2006, 11,524 en el 2005 y sólo 615 en el 1997. Entre octubre de 2007 al presente mes de abril han intentado entrar ilegalmente en territorio de Estados Unidos un poco más de 11,000 cubanos. Quiere decir que la situación se está agravando.

Si, además, se considera que en un despacho de la agencia noticiosa Reuters, fechado en septiembre de 2007, se cita a un alto funcionario norteamericano afirmando –lo que los hechos demuestran- que actualmente el 89% de los cubanos entrando ilegalmente a los Estados Unidos, y acogiéndose a la Ley de Ajuste Cubano, entran por la frontera México-Estados Unidos, y, por otra parte, que el gobierno cubano está en camino de eliminar muchos de los requerimientos de viaje para los ciudadanos cubanos que viven en Cuba y eso pudiera equivaler a más cubanos viajando a México… ¿no sería esta la coyuntura propicia para muchos en el gobierno de Estados Unidos, alarmados por la falta de control en sus fronteras y las consecuencias de esto para su seguridad nacional, darle fin a esa nefanda ley?//

*Director de Areítodigital

Read Full Post »