Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14/04/08

Hablar de la Cuba revolucionaria en un país capitalista no es tarea fácil. Es uno de esos temas controvertidos, que genera simpatías y odios a partes iguales, como si se tratase de un partido de fútbol entre rivales directos. El caso es que en nuestro mundo capitalista, ni tan siquiera en la historia que en estos momentos se escribe, Cuba no es un Real Madrid-FC Barcelona, ni una de las orillas del telón de acero. Cuba es el telón de Acero en sí mismo, el Muro de Berlín, la contienda, el problema de unos, la lucha de otros y el ejemplo de todos.

La historia demuestra que el proceso revolucionario en el que esta inmerso ese pequeño país lleno de grandes hombres y mujeres, no es flor de un día y mucho menos algo inmóvil, sin motivos y sin razones.

Con sus defectos y virtudes podemos afirmar que la Revolución Cubana es hoy por hoy la mejor aplicación del marxismo dentro de un contexto histórico determinado que ha existido jamás. Ha sabido adaptarse y evolucionar manteniendo intactos sus valores y sus principios sin doblegarse nunca a los intereses de ningún país poderoso, cosa arduamente complicada en la actualidad, a este lado del muro donde el valor reside en la cantidad de dinero que manejes por encima del peso de las ideas.

En efecto, el camino recorrido por la Revolución desde el triunfo del Ejército Rebelde aquel 1 de Enero de 1959 no ha sido sencillo y ha estado lleno de errores y de aciertos, que sirven de enseñanza tanto a esos que enarbolan hoces y martillos, como a aquellos que apadrinan a niños en un programa de la tele mientras esperan que sea primavera en el Corte Inglés.

Cuba es el pulmón por el que respira la dignidad que frena la barbarie capitalista. Lo es cada vez que acoge a miles de estudiantes del mundo en sus universidades para que vuelvan a sus países a sembrar cultura. Lo es cada vez que resiste el bloqueo económico impuesto por esos que sustentan guerras por petróleo, sólo por ser diferentes, por hablar claro, por ser patriotas de su patria, luchadores de sus ideas. Lo es cuando ha enviado a su ejército a África para liberar al pueblo de Angola del yugo del apartheid, luchando y ganando una guerra donde no se jugaba nada más que su deber solidario con las gentes del mundo. Lo ha sido cuando se mantiene firme ante las continuas embestidas del látigo de la prensa capitalista que la ningunea y la critica por ser el hecho diferencial ante la injusticia.

La historia mundial no recoge un ejemplo de firmeza equiparable al del pueblo cubano. Han sufrido atentados, mentiras, guerras, y ahí sigue, en pie. Por tal motivo muchos son los que se preguntan donde reside la moral para resistir y cual es la clave de esa fuerza.

En mi viaje a la isla el pasado año pude palpar esa realidad y encontrar una respuesta: las generaciones de cubanos que han vivido y viven el proceso, tienen un arma para la paz que ningún pueblo sometido ha disfrutado en ocasión alguna: la educación gratuita y universal, a todos los niveles, para todas las personas sin distinción. Esa es la piedra fundamental de la construcción revolucionaria. La educación nos da cultura. La cultura nos da conocimiento. El conocimiento nos hace pensar por nosotros mismos y cuando pensamos por nosotros mismos somos indomables. Por eso en Cuba no hay amo que someta ni látigo que fustigue, porque el pueblo cubano es consciente de lo que fue, de lo que es y de lo que será, y como pueblo culto no se dejará manejar ni por nada ni por nadie, como ha demostrado en estos años de Revolución.

En febrero de 2008 el cien por cien del pueblo cubano esta libre de analfabetismo. La sanidad llega hasta el último rincón de la isla. El país compra combustibles y exporta maestros y médicos. Regala solidaridad de forma altruista, pues su ayuda a los pueblos necesitados no es un negocio como los de esos países que transforman su ayuda en una deuda externa para la eternidad.

Pero esas cosas siguen siendo un tabú para nuestros medios de comunicación. Sale más rentable hablar mal escudándose en esa mayoría desinformada. Es sorprendente cuando a la masa alienada le da lo mismo llamar trasnochado a aquel que defiende la Revolución Cubana, pues en este país muchos se consideran apolíticos y al mismo tiempo, críticos con Cuba. Es lo más común. Esa prensa que comemos cada día hasta vomitar es la enfermedad de la conciencia de la clase, e incluso de la propia conciencia individual. Pan y circo. Verdades a medias, mentiras enteras.

A nadie se le esconde que hoy en Cuba hay pena de muerte y grandes dificultades económicas. En la Perla del Caribe se lucha, se vive y se sobrevive. No es fácil. Pero no lo olvidemos, el bloqueo internacional es una guerra constante a la que Cuba se enfrenta a diario. En un país en guerra, pese a no ser justificable, sería utópico exigir algo diferente. No obstante el pueblo cubano refrendó la aplicación de la pena capital durante los años noventa, y pese a ello, hace años que no se aplica.

Tras la invasión de Bahía Cochinos, el gobierno cubano se vio en la disyuntiva de buscar una solución para los mercenarios que atacaron la isla a sueldo de EEUU. Muchos pedían la pena de muerte. La solución no tuvo precedentes: los mercenarios fueron devueltos a cambio de medicinas. ¿Qué país hubiese hecho lo mismo?

En la actualidad en Cuba se sigue avanzando y superando obstáculos, aprendiendo y solucionando. Los cambios han sido muchos pero quizás demasiado lentos vistos desde el día a día de la isla. El periodo especial supuso el tramo más difícil para un país acostumbrado al bienestar proporcionado por la dependencia económica de la antigua URSS. Sus dirigentes se dieron cuenta tarde, pero lograron enmendar el error, y hoy vemos a un pequeño país capaz de ser autosuficiente en recursos. La apertura económica mediante la gestión mixta de los complejos turísticos, la creación de la segunda moneda y la estabilidad del gobierno bolivariano de Venezuela, han servido de impulso para afianzar los logros de la Revolución y enfrentar con optimismo el futuro.

El estado cubano esta inmerso en una Revolución en marcha que sigue construyendo día a día una sociedad más justa. A diferencia de la experiencia comunista que se dio en Europa, en Cuba nos encontramos con un Partido Comunista llenó de cuadros con nuevas ideas y dinamismo que evitan colapsar el proyecto y que sirve de ejemplo a muchos partidos marxistas del mundo, pese a que algunos sigan estáticos y dependientes de viejas estructuras.

Los cambios van llegando y la Revolución se mantiene. Esa es la clave. Por lo pronto ha habido nuevas elecciones a la Asamblea del Poder Popular. Sobre la mesa la renovación de cuadros, la aparición de nuevas caras, de leyes modernas de marcado carácter social. En 2008 Cuba será de los primeros países en legalizar los matrimonios homosexuales corrigiendo errores cometidos en el pasado. Y seguirán dando lecciones a unos y a otros.

En 2008 seguirá siendo el país americano con mayor calidad de vida. Seguirá siendo un país pobre por el bloqueo, pero rico en dignidad. Sin duda el mejor país pobre del mal llamado Tercer Mundo.

En las listas del hambre infantil del planeta, no hay un solo niño cubano. Hay un viejo dicho en la sabiduría popular caribeña que dice que donde no ha llegado el ser humano, sólo llegan los médicos cubanos. La presencia de médicos cubanos y formados en Cuba que hay en los cinco continentes prestando ayuda humanitaria lo confirman.

Pese a todos estos datos que no son más que la punta del iceberg de los logros de un proceso complejo como el cubano, seguiremos mirando siempre a la isla, buscando soluciones y pretendiendo constantemente juzgar lo que allí se hace con doble rasero. Si allí beben soja es porque no tienen leche; si la bebemos aquí es porque cuidamos nuestra salud. Si allí reducen en un cincuenta por ciento el consumo de energía lo hacen por pobres; si lo hacemos aquí, es cuidar el medio ambiente. ¡Cuanta hipocresía!

Hoy, como tantas otras veces, soy parte de ese conjunto humano que se siente en deuda con Cuba. Dudo muchísimo que tantos años de lucha hubiesen merecido la pena si todo ese montón de cosas que representan cada uno de los cubanos y cubanas que dan sentido a la Revolución no estuvieran. Seriamos rebeldes con causa pero sin realidad. Cuba es en este siglo XXI nuestra realidad, nuestra verdad. La luz del final de túnel. Si no existiera habría que inventarla.

Si de algo necesita Cuba, es de la verdad. La necesitan tanto como el resto de los ciudadanos del mundo. Hagamos pues, Memoria Histórica, hagamos Presente Histórico. Digamos la verdad, esa que no requiere de razones, porque ya tiene los hechos.

Probablemente, mañana, del otro lado, seguirán lloviendo críticas a Cuba, alimentando la presión mediática. Seguirán las mentiras y las medas tintas. El bloqueo se mantendrá, y en Miami se prepararán nuevos ataques terroristas contra la isla.

Pero mañana mucha gente se levantará de la cama sabiendo que en Cuba se respira dignidad. Porque en un mundo ciego de injusticia, mientras exista en Cuba la Revolución Cubana, existirá la esperanza.

Publicado el Domingo 16 de marzo de 2008

http://www.lademocracia.es/Manana-no-sera-noticia#forum154

Read Full Post »

CARACAS. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió este sábado incluir a Cuba en una eventual Organización de Estados Latinoamericanos y respaldó la propuesta de Brasil de crear un Consejo de Seguridad regional para superar crisis como la que enfrentó a su gobierno con el de Colombia.

’Necesitamos una organización de Estados Latinoamericanos, sin tutelajes ajenos a nuestra historia, e incluyendo a países que inexplicablemente han sido excluidos de foros como la OEA’, expresó Correa según reseñó Telesur.

El mandatario ecuatoriano cuestionó la exclusión internacional de Cuba recordando que ’la OEA argumentó la falta de democracia, el comunismo, Fidel Castro’, pero nunca tuvo reparos con la presencia del fallecido dictador chileno Augusto Pinochet’.

’Tienen una doble moral, no hay razón. Entonces construyamos nuestra Organización de Estados Latinoamericanos para procesar toda esta clase de conflictos’, destacó.

Ratificó sus críticas a la influencia del gobierno de Estados Unidos sobre la Organización de Estados Americanos (OEA) y recordó que ese país ’trató hasta último momento de justificar la violación colombiana a la soberanía ecuatoriana durante una incursión contra la guerrilla de las Farc’.

http://www.lademocracia.es/Presidente-Correa-pidio-incluir-a-Cuba-en-Organizacion-de

Read Full Post »