Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 14/03/08

Haciendo una búsqueda apresurada en google, encontré los siguientes resultados:

  Resultados 18 de 8 páginas en español que contienen “Científicos cubanos ganan Premio de institución española”.

  Resultados 110 de aproximadamente 7,090 páginas en español de “futbolistas cubanos”.

Como diría mi admirado Taladrid, “Saque Usted sus propias conclusiones (*)

Científicos cubanos ganan Premio de institución española

Un grupo de científicos cubanos, dedicados a la medicina regenerativa, recibió el premio Dionisio Daza y Chacón, que otorga la Revista Española de Investigaciones Quirúrgicas, como reconocimiento al mejor trabajo publicado en 2007.

Porfirio Hernández, vicedirector de Investigaciones del Instituto de Hematología e Inmunología, es el autor principal de la obra titulada Autotrasplante de células madres adultas en miembros inferiores con isquemia crítica, difundida en ese órgano oficial de expresión de la Sociedad Española de Investigaciones Quirúrgicas.

Además fueron galardonados con ese reconocimiento los doctores Elvira Dorticós, jefa del servicio de trasplante de células hematopoyéticas de la referida institución, así como también Lázaro Cortina, Rosa María Lam, Consuelo Macías y Lázaro del Valle.

En exclusiva a la AIN, el doctor Porfirio Hernández, manifestó que en 2002, luego de estudios satisfactorios en animales, Cuba inició los primeros ensayos clínicos con células madre adultas, obtenidas del propio enfermo, a pacientes con arteriopatía periférica de miembros inferiores.

Posteriormente incluyó a personas con cardiopatía isquémica severa, lo cual ubicó a la nación antillana en pionera en la región e incluso en algunos países de Europa y Asia en ese tipo de implante, precisó el científico cubano.

La aplicación de esta novedosa técnica regenerativa en el campo de la angiología en la Isla se ha extendido a Pinar del Río, Villa Clara y Cienfuegos, con resultados prometedores.

Anunció que se dan los primeros pasos en la especialidad de ortopedia, fundamentalmente en lesiones de necrosis aséptica de cabeza del fémur, seudoartrosis que no responden al tratamiento convencional y en fracturas múltiples.

Mientras en oftalmología se aplica en el pterigion (carnosidad) con células madre (límpicas) que hay en el ojo, puntualizó.

(*) Taladrid es un periodista cubano que trae a la TV temas de carácter científico, paranormal, etc., y siempre pide al espectador, al culminar si presentación que este vea y no crea si no que “saque sus propias conclusiones”

Anuncios

Read Full Post »

Lincoln Díaz Balart está histérico. Por primera vez ha visto peligrar el escaño que ocupa en la Cámara de Representante de Estados Unidos porque el también cubanoamericano y ex alcalde de Hialeah, Raúl Martínez, se ha postulado para competir contra él, por el distrito 21 del Condado Dade, en las próximas elecciones.

Raúl Martínez cuenta con apoyo popular en la zona de Hialeah donde fue alcalde por más de 15 años y también tiene soporte dentro del Partido Demócrata.

Díaz Balart, durante toda su permanencia en el Congreso, ha utilizado su puesto para presionar o sobornar a políticos, comisionados y empresarios en su afán por imponer leyes o medidas contra el gobierno cubano. Su accionar contra Cuba, indican sus adversarios, se puede calificar de enfermizo.

Tras Martínez anunciar su candidatura para el escaño en el Congreso por el mismo distrito, el equipo de campaña de Díaz-Balart cuestionó su integridad y lo acusó de estar dispuesto a hacer concesiones unilaterales al gobierno de Cuba.

Como el dinero resulta lo fundamental para triunfar en las elecciones norteamericanas, el Comité de Recaudación del congresista develó que ya tiene recolectado 900 000 dólares para iniciar su campaña.

Lincoln es un político que conoce bien todas las artimañas dentro del entramado electoral de Estados Unidos y sabe librar batallas aunque para lograr sus victorias tenga que cometer cualquier delito.

Uno de esos ejemplos más relevantes ocurrió el 30 de octubre del 2000, cuando el diario Miami Daily Business Review indicó que miles de dólares en pagos excesivo; contribuciones prohibidas para las campañas, y aproximadamente 114,000 dólares en efectivo perdidos, están entre los hallazgos de los interventores de la Comisión de Elecciones Federales (FEC) que examinaron las finanzas del comité para la reelección del representante Lincoln Díaz-Balart.

El artículo del periodista Dan Christensen decía que la información había pasado inadvertida por los medios masivos de comunicación, pues perjudicaba al representante republicano, quien contaba con una poderosa ascendencia política dentro y fuera de la emigración cubanoamericana y podía destruir a cualquier persona o entidad que se le interpusiera en el camino.

La auditoría, que cubrió 1997 y 1998, también encontró que el comité político del republicano en su cuarto término no registró públicamente 100,637 dólares en desembolsos de la campaña; 35,720 dólares por ingreso de interés y 9,500 en contribuciones de “los comités de la fiesta, los de acciones políticas y otros.” (1)

Más allá de los números y análisis, sin embargo, el informe de 13 páginas describía que su oficina del Congreso estuvo renuente a cooperar con los interventores de FEC y, en el peor de los casos, los engañó.

Resulta raro que el FEC intervenga en las campañas del Congreso. De hecho, desde 1998, esa Comisión informó su intervención en solo cinco comités políticos de miembros del Congreso, entre ellos, el de Díaz-Balart.

Este representante tuvo otros problemas con el FEC, pues la Revisión informó en octubre del 2000 que él era el primer diputado cuya campaña estaba enfrentando miles de dólares en multas por no archivar informes de gastos bajo las nuevas reglas sancionadas por el Congreso.

El FEC añadió que la campaña de Díaz-Balart había sido citada nueve veces en los últimos cuatro años para revisar los informes no archivados, incluyendo tres veces ese año (2001). El informe, inadvertido por los medios de comunicación desde que se hizo público en abril, contenía estos hallazgos financieros importantes:

l.- Que el comité de la campaña de los Díaz-Balart recibió 24 contribuciones aparentemente excesivas de 15 individuos no identificados en el informe y que ascendían a 20,700 dólares. La mayoría de esas contribuciones excesivas fueron después motivo para la recomendación de interventores.

2.- Que la campaña recibió 23 contribuciones de las corporaciones de Florida  que tampoco se identifican en el informe, y ascienden a 10,630 dólares. Por ley, las corporaciones no pueden contribuir a los candidatos políticos. Más tarde, después de no hallarse evidencia de que las contribuciones eran legales, el Comité informó que reintegró todo el dinero.

3.- El Comité de Díaz-Balart informó un equilibrio de dinero en efectivo de 475,460 dólares en Enero 1 de 1997. La proporción del dinero en efectivo correcto fue determinada en 361,384 dólares. Esta cantidad fue exagerada en 114,076 dólares, una diferencia que no se ha explicado.

El informe al que se refiere al Comité político de Díaz-Balart por las iniciales LDC dice que esas aserciones falsas se discutieron con un miembro no identificado del personal del político cuando los interventores de FEC estaban trabajando en Miami en mayo de 1999. (2).

La importancia de esa información es que da la medida de la forma en que los medios de comunicación masiva no destacan una noticia cuando les puede crear problemas. Solo dos o tres semanarios con poca circulación reportaron pormenorizadamente los “errores” cometidos por el Comité de campaña de Lincoln Díaz Balart al no archivar documentos claves del dinero recogido y los gastos realizados durante la campaña.

Así las cosas, el 16 de febrero otro material de Dan Christansen comunicaba que la Comisión de Elección Federal anunció que la campaña para la reelección del representante Díaz-Balart se multó por la risible cifra de 5,500 dólares por no archivar informes financieros.

Diaz-Balart, agregó, está entre los primeros miembros del Congreso en ser multado por violar la ley de la elección que informa sobre los requisitos bajo un programa administrativo autorizado por el Congreso en 1999.

La campaña de Díaz-Balart, aseguró el periódico, está enfrentando una posible acción legal adicional. Interventores de FEC han citado a la campaña por otros documentos sin archivar antes de julio, y por violaciones más serias de la ley, como aceptar contribuciones excesivas que están prohibidas.(3)

Como era de esperar, el poderoso Don Dinero y la influencia de Lincoln entre la ultraderecha estadounidense y cubanoamericana le permitieron continuar ocupando un escaño en la Cámara de Representantes en Washington.

A estas y otras argucias y presiones deberá enfrentarse en su camino al escaño en la Cámara, el ex alcalde de Hialeah, Raúl Martínez.

 

(1)   Las penas de la auditoría de Díaz Balart. Dan Christensen. Miami Daily Business Review, 6 de noviembre del 2000.

(2)   La penas de la auditoría… Artículo citado.

(3)   Multado Díaz Balart por hacer informes tardíos de su campaña. Dan Christensen. Miami Daily Business Review, 16 de febrero del 2001.

 

* Estos y otros datos se pueden encontrar en el libro Miami, Dinero Sucio, del autor de este artículo.

 

Tomado de http://www.rebelion.org/noticia.php?id=63114

Read Full Post »

Alguien pudiera pensar que Fidel escribe ahora sus Reflexiones y se las publican por su historia, prestigio y cargos.

Cuando faltaba mucho aún para que Fidel fuera quien es hoy, ya había hecho del periodismo un arma de combate y de la redacción una trinchera.

Pero lo cierto es que desde hace más de medio siglo, antes de ser quien es hoy, hizo del periodismo una de sus principales armas de combate.

Siempre que leo sus artículos pienso que estoy ante un corresponsal de guerra, porque esa ha sido su larga existencia: guerra contra las injusticias, la corrupción, la politiquería, la demagogia, la mentira y el imperialismo.

Ya de niño leía las noticias a los analfabetos que tanto abundaban entonces en su terruño natal y en toda Cuba. Y de ahí seguro que le nació ese interés descomunal por estar bien informado e informar, con la verdad como bandera y escudo, que él más que nadie sabe encontrar a veces oculta entre líneas, pero que siempre ha divulgado sin rodeos ni tapujos.

Escribió artículos de denuncia contra los gobiernos de turno en los inicios de la década del cincuenta en el periódico Alerta. Y la revista Bohemia, que ahora anda de festejos por su primer centenario, le abrió de par en par sus páginas.

Guido García Inclán, maestro de periodistas y de honestos, puso a disposición de Fidel los micrófonos de su emisora, la COCO. Y al unísono ejercía el periodismo al hablar en mítines, asambleas y actos públicos.

Al Moncada se fue con todas sus armas, entre las que no podía faltar la última alocución del líder ortodoxo Eduardo Chibás y una proclama en la cual explicaba al pueblo las leyes que adoptaría la Revolución. Materiales que serían transmitidos por una radioemisora santiaguera para toda la Nación.

Ante el fracaso en el intento de tomar al cielo por sorpresa, Fidel más que abogado fue el cronista de las ideas más justas en su alegato La Historia me Absolverá, pronunciado entre fusiles y bayonetas en las garras de los esbirros batistianos.

Desde México, en medio de persecuciones, peligros y entrenamientos, redactó los Manifiestos 1 y 2 del Movimiento 26 de Julio y los hizo llegar a la prensa cubana, para mantener informado al pueblo de sus planes, a pesar del rigor de la clandestinidad.

Ya en la Sierra Maestra, Fidel logró divulgar la presencia del naciente Ejército Rebelde a través de una entrevista realizada por el periodista estadounidense Herbert L. Matthews, en The New York Times.

Y sus partes de guerra, orientaciones y órdenes, basados siempre en el más absoluto respeto a la verdad, eran escuchados por las ondas de Radio Rebelde, dentro y fuera de Cuba.

En 1959, la Operación Verdad, ante más de 380 periodistas cubanos y extranjeros, desmanteló las falacias que ya divulgaba la gran prensa yanki en contra de los juicios a los asesinos de la tiranía.

Sus reiteradas apariciones televisivas, en el programa Ante la Prensa, acaparaban la atención de millones de cubanos. Y como es una máxima indiscutible que hablar es algo así como redactar en voz alta, Fidel ha dedicado gran parte de su vida a explicar la obra de la Revolución, en discursos que constituyen lecciones de oratoria.

La improvisación es uno de sus dones, y así lo ha demostrado día tras día. Pero cuando ha tenido la necesidad de escribir sus discursos, lo ha asumido con una profesionalidad tal, que pudiera ejemplificarse con sus palabras durante la Cumbre de la ONU sobre Medio Ambiente, realizada en Río de Janeiro, cuando de los siete minutos concedidos a cada orador, Fidel solo consumió cinco. ¡Y qué cinco minutos aquellos, todavía vigentes como alertas para la Humanidad en peligro de extinción!

Fidel, en el VII Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, dijo a los delegados: “me gusta mucho el oficio, de verdad… Ténganme por uno de ustedes”.

Y aquí Fidel está entre nosotros, como uno de nosotros. Con sus discursos que dan pie a miles de reportajes, artículos investigativos y de opinión; con sus constantes preguntas a todos y para todo, en busca de respuestas y más conocimientos, con sus comparecencias escritas, con su maestría en el alegato largo y en la síntesis imperiosa, con sus Reflexiones como Comandante en Jefe o como Soldado de las Ideas, haciendo realidad aquella frase martiana de: “¡Tiene tanto el periodista de soldado… !”.

Read Full Post »