Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/04/10

Por P. Luis Barrios

Practicad y guarda cuanto os dicen, pero no obréis según ellos/as hacen, porque predican y no practican.
Mateo 23:3

Por lo cual, dejando la mentira, hablad verdad cada uno/a con su prójimo/a; porque somos miembros los/as unos/as de los/as otros/as.
Efesios 4:25

La gente charlatana son los hombres y mujeres más discretos/as: hablan y hablan y no dicen nada.
Alfred d’ Houdetot

rcbaez_cristo-guerrillero.JPGEstas dos narrativas Bíblicas y el pensamiento al comienzo de este escrito resaltan tres palabras claves que me interesa poder ilustrar dentro del mismo: hipocresías, mentiras y charlatanerías.

La hipocresía la resalta el hermano y compañero Jesús cuando le dice al pueblo que el liderato religioso predica pero no practica lo que predica. Y la mentira la resalta el Apóstol Pablo cuando le dice al pueblo que debemos de abandonar la mentira y hablar con la verdad. Es sorprendente: yo no conozco organización religiosa que tenga una doctrina en contra de la hipocresía o la mentira, dos pecados capitales que reflejan la perversidad de algunas realidades humanas con una enorme capacidad de destrucción personal, interpersonal y colectiva. El escritor francés, Alfred d’ Houdetot, nos dice que en la charlatanería se habla y se habla, pero no se dice nada. En otras palabras, se caracteriza por ser una persona, o una política pública, que habla mucho pero sin sentido.

Estas tres disfunciones de relaciones humanas o vivencia colectiva deberían de ser catalogadas como prácticas contrarrevolucionarias y/o antidemocráticas en cualquier proceso democrático. Es más, deberían de ser catalogadas como prácticas criminales contra la humanidad.

Dentro de este contexto de hipocresía, mentiras y charlatanerías es que quiero cimentar una crítica a la campaña mediática terrorista que el gobierno de Estados Unidos y otros gobiernos y/o grupos han desatado contra la revolución cubana lanzando acusaciones de: violación de derechos humanos; no respetar la disidencia; el dolorido fallecimiento del hermano Orlando Zapata como resultado de una huelga de hambre; y la demanda que se hace para que el gobierno cubano propicie un desenlace humano que evite nuevas muertes de huelguistas.

Es claro que ni el gobierno de Estados Unidos, ni mucho menos el liderato charlatán de la disidencia cubana en el exilio –que quede claro, hay disidencia cubana en el exilio que son personas serias las cuales tienen mis respetos, no estoy hablando de estas personas, si no de quienes practican la charlatanería- no tienen moral para hablar del respeto a la vida, derechos humanos o disidencia política. Históricamente se han caracterizado por hacer lo contrario. Es por esto que no tengo la menor duda cuando señalo que esta campaña mediática es una que está moldeada con desinformación, oportunismo y terrorismo contra una nación soberana que sigue viviendo el odio, la envidia y las arbitrariedades de un bloqueo inmoral e ilegal.

Tengo que comenzar por dejar claro que cualquier crítica que se levante contra la revolución cubana la misma debe de estar cimentada, a mi juicio, por lo menos en tres estandartes. Por un lado poder apreciar el cómo esta revolución con apoyo popular promueve el bienestar y la felicidad de los seres humanos y el cómo trabaja arduamente en la preservación de la vida dentro y fuera del país. Y asimismo el como promueve el respeto hacia la diversidad y el pluralismo, incluyendo la disidencia política que no está asentada en la charlatanería y/o terrorismo. Ni el gobierno de Estados Unidos ni mucho menos el liderato charlatán del exilio cubano han respetado la vida, la diversidad o la disidencia política. De esto yo soy testigo porque estuve encarcelado por disidencia política y sigo siendo hostigado por mi disidencia política.

El otro estandarte lo es la credibilidad e intenciones de quienes ejercen la crítica. Si volvemos de nuevo a la narrativa de Mateo (23:8) al comienzo del escrito podemos notar cuando el compañero Jesús levanta su crítica diciéndoles que predican y no practican. Definitivamente la persona o las instituciones hipócritas tienen un serio problema delante de la humanidad y muy en particular delante de nuestra Diosa porque no aplican en su vida lo que están enseñando. Por su historial terrorista y de violación de derechos humanos ni el gobierno de Estados Unidos ni el liderato charlatán del exilio cubano tienen moral para levantar críticas a la revolución cubana.

La última de estos estándares lo es el poder descubrir las motivaciones que puedan tener personas y o grupos o gobiernos para levantar criticas. Yo mismo he levantado críticas contra algunas cosas que no estoy de acuerdo que han sucedido dentro de la revolución cubana. Yo parto del principio que nadie ni nada es perfecto, somos seres humanos, cometemos errores y en algunas ocasiones herimos a las personas que mas queremos. Este es el ejercicio de la crítica y la autocritica. Sin embargo, dentro de estas contradicciones humanas debemos de saber identificar si estamos lidiando con una situación permeada de sinceridad y humildad para reconocer los errores o si estamos de frente a una situación de hipocresías, mentiras y/o charlatanería.

De nuevo, yo nunca he creído que Cuba es el paraíso, pero tampoco creo que sea el infierno. No es un secreto que las críticas, desinformación y terrorismo mediático orquestado en estos momentos contra la revolución cubana no responden a la preocupación por los derechos humanos, el respeto hacia la disidencia política o hacia la vida, sino más bien es una campaña política para ponerles a la defensiva, satanizar el socialismo, glorificar el capitalismo, criminalizar la revolución popular, coartar la libertad de expresión, no propiciar el diálogo sino más bien el odio entre quienes viven en Cuba y quienes viven en el exterior; y continuar aislando la experiencia cubana de liberación que es un ejemplo para el resto del mundo, muy en particular América Latina y mas específico para mi patria Puerto Rico, quien todavía vive bajo el yugo del colonialismo de Estados Unidos.  

¿Cuál es entonces la meta con esta campaña de hipocresías, mentiras y charlatanerías? Lo que se persigue es la eterna y engañada idea de derrocar el gobierno revolucionario a través de un programa de acción encubierta la cual dio comienzo el 17 de marzo de 1960 bajo el presidente de Estados Unidos, Dwight David Eisenhower. Es por esto que tanto el gobierno de Estados Unidos como el exilio cubano charlatán carecen de credibilidad y de apoyo popular. Y es por esto que de nuevo la revolución cubana triunfará porque fue, es y seguirá siendo una trasgresión de paz con justicia con apoyo popular.

Dentro de este contexto reflexivo de hipocresías, mentiras y charlatanerías hay además a mi juicio cuatro realidades muy dolorosas dentro de lo que podemos identificar como la política externa del gobierno de Estados Unidos, la cual muy convenientemente el liderato charlatán del exilio cubano asimismo predica.

Una es que se caracteriza por definir la manera en que se realizarán las relaciones con las naciones extranjeras. La mayor parte de las veces son relaciones impuestas que se especializan por ser desiguales, oportunistas e ilegales. De esto Cuba se liberó y no se lo perdonan.

Otra realidad dolorosa de esta política externa es que la misma está cimentada dentro del entorno de que el gobierno de Estados Unidos todavía mantiene control político, militar, cultural y económico en el mundo, por lo tanto, esta política externa es muy influyente. Este es el asunto del pez grande comiéndose al pez pequeño. De esta manera, esta política externa está fundada dentro de la doctrina del manifiesto divino, donde creen erróneamente que tienen un mandato divino de vigilar, supervisar y controlar al resto del mundo. De aquí justifican su colonialismo místico e imperialismo piadoso al declarase policías del mundo.

Por último, en la mayoría de los casos el pueblo de Estados Unidos –quien vive sumergido en un analfabetismo funcional; sufre de miopía política; carece de conciencia crítica que le impide cuestionar; y sufre de atosigamiento existencial que le produce la creencia errónea de que nada se puede hacer para cambiar la situación- desconoce la manera en que su gobierno funciona dentro y fuera del país. De aquí la necesidad de siempre buscar a un chivo expiatorio para que cargue con la culpa.

En cualquiera de estas cuatro realidades siempre vamos a ver que esta política externa no está fundamentada en construir relaciones de respeto e igualdad o de proteger adecuadamente a los/as seres vivientes y lo ecológico, sino más bien, la misma está organizada para beneficiar a unas personas y/o corporaciones en particulares. Esto en la mayor parte de los casos, se ha cimentado dentro de cinismo que se caracteriza por la hipocresía, la mentira y la charlatanería. Por supuesto, esta hipocresía, mentira y charlatanería nunca ha surgido como accidente, siempre ha sido muy bien calculada basada en el control cultural, ideológico y jurídico que deje como resultado una hegemonía a través de la construcción de una consciencia popular o colectiva del sometimiento. De aquí la necesidad de responder con una militancia holística que incluya todo tipo de activismo social, político, económico, laboral, estudiantil, género, espiritual, etc. hacia una descolonización.

Un ejemplo para concluir ilustrando todo esto lo es el terremoto en el hermano pueblo de Haití y la comparación entre la respuesta del gobierno de Cuba y la del gobierno de Estados Unidos para con este pueblo. Muy bien lo describió el compañero y hermano Fidel Castro cuando dijo en unas de sus reflexiones: “la pequeña isla sometida al injusto bloqueo no sólo tiene un sistema de salud infinitamente mejor que el de los ricos Estados Unidos, sino que además lo utiliza para aliviar la miseria de los demás pueblos”. Es por esto que Estados Unidos respondió con militares y Cuba con personal médico. Es por esto que el personal médico de Estados Unidos ya se retiró y el de Cuba se quedó. Esto a mi juicio, es un compromiso, respeto, y preservación de la vida y los derechos humanos.

En esta revolución no se comercializa con la vida. Esta revolución “atea” tiene contacto directo con Dios y la preservación de su creación y destruye el “In God we trust” capitalista que se caracteriza por la hipocresía, mentira y charlatanería. Esto es encarnar la paz con justicia.

P. Luis Barrios <lbarrios@jjay.cuny.edu>
Iglesia de Santa María
New York, New York

10 de abril de 2010

Comp. fotg. RCBáez_Cristo guerrillero

Read Full Post »

Por Ricardo Salgado

rcbaez_endefensadecuba.JPGVivimos épocas difíciles para los pueblos del mundo; existen “pensadores” que adjudican la escasez al exceso de habitantes en el planeta. Estos conceptos vienen cogiendo cada día más fuerza axiomática entre los que formulan las teorías que rigen al mundo. Peor aún, muchos “científicos”, basados en modelos numéricos, ya han dado la extremaunción al planeta, y ahora pretenden hacer “ajustes” que les den a ellos la seguridad de prevalecer como representantes de nuestra especie.

A los países pobres nos culpan de no poder gozar de mejores estadios de progreso debido al exceso poblacional, y que para llegar a encontrar la senda del progreso debemos dejar de multiplicarnos y aumentar nuestra capacidad de vender mano de obra barata para el consumo sin limites de lo que ya ven como el centro del universo.

En este esquizofrénico modo de ver la realidad, los países que actúan en pro del bienestar de sus pueblos, y peor aun, son solidarios con otros pueblos, se convierten, según los “genios” de la escasez, en una amenaza inminente  (Clear and present danger) para sus intereses de seguridad nacional. En Latinoamérica la cuestión va por ese mismo rumbo; basta ver el Plan de Nación/Visión de País del Gobierno de Porfirio Lobo Sosa, en Honduras, donde la condición para el desarrollo esta ligada a la transformación de la estructura demográfica del país.

Cuba ha sido un sinónimo de esperanza para la vida; lo que lo convierte en uno de los objetivos centrales de la estrategia de agresión imperialista, en una fase del capitalismo en la que prefieren aniquilar pueblos enteros que reducir sus emisiones de gas, para combatir el cambio climático.

En esta locura maltusiana, los programas de solidaridad cubanos en todas partes del mundo para ayudar a elevar los niveles de salud, y con ello la esperanza de vida, de miles de pueblos resultan un problema central que necesita ser abordado con la celeridad de un rayo. Si bien esta no es la única razón, seguramente figura en la lista de motivos para aplicar la elaborada y costosa campaña contra Cuba,

Algunos factores persuaden, por el momento, a los yanquis de una intervención militar directa contra la tierra de Martí: uno de ellos, el más sólido, la existencia de nuevas generaciones en la isla que solo han vivido bajo el socialismo y que hasta la fecha no dieron motivos al imperio para pensar que las mismas serian el motor de una contra revolución fulminante en el país caribeño. Los estrategas imperiales entienden que su campaña de espejismos no ha funcionado en cinco décadas.

Los espejismos del capitalismo, tan bien utilizados en otras partes del mundo; como en Berlín, donde incluso las luces de los anuncios iluminaban por igual el cielo de las dos porciones de la capital germana, no han sido suficiente atractivo para los miles de médicos cubanos en el exterior, o el convivir con las “ventajas” del consumismo, donde los médicos son una clase privilegiada con alto poder adquisitivo y pocos valores.

El ejemplo de esta isla, a 90 millas del centro del universo, donde más de sesenta millones de seres humanos se encuentran en una lucha por la mera supervivencia, en condiciones desventajosas porque el sistema es así, resulta inconveniente y peligroso. Muchos piensan, entre los estrategas de la agresión, que el problema radica en la falta de acción de la oposición interna de la isla. Por eso han dedicado mucho tiempo y esfuerzo a reclutar una pequeña base de individuos que se dediquen a sabotear, en todas las formas posibles, la estabilidad de la sociedad cubana. El objetivo es provocar incidentes de envergadura que den pie a la adopción de nuevas medidas contra el pueblo cubano.

Desde la bloguera, hasta el suicida, la campaña ha ido ganando intensidad, y las mentiras en los medios han subido de tono de una manera escandalosa. Parece que ni la bloguera, ni los suicidas, han entendido que ni al imperio ni a las damas de blanco les importa un bledo lo que a ellos les suceda, y, finalmente, ellos no son mas que “especímenes” desechables que su plan puede aceptar.

Aquí se ve a las claras que la conciencia no es parte de los argumentos que llevan adelante esta campaña de desprestigio contra la revolución cubana y su pueblo.  Esta publicitada disposición de “morir por la libertad” de los suicidas, contrasta con la ignorada disposición de lucha y deseo de vida de patriotas hondureños que son asesinados sin ninguna consideración por el régimen fascista de Honduras.

Sin lugar a dudas, ésta es una pieza clave de la estrategia global del imperio para destruir las luchas emancipadoras en nuestro continente, pero no podemos ignorar que su propósito desestabilizador en la Cuba de hoy, se enfoca a limitar la capacidad de ésta de generar conocimiento, generar ciencia, generar solidaridad, favorecer y celebrar la vida de su pueblo y de muchos otros. Además, pecado capital, sin involucrar miles de millones de dólares en ello.

La simple imposición de una visión hacia la sociedad distinta al egoísmo promovido como forma de alcanzar el éxito, hace de las acciones solidarias, un muy mal ejemplo que hay que eliminar, o, al menos, esconder del conocimiento de las mayorías alienadas en otras partes del mundo; algo en lo que cada día tienen menos éxitos.

Los intereses imperiales, se ven favorecidos por las actitudes timoratas del resto de pueblos del continente; las que no se producen por falta de voluntad de estos últimos, sino por la carencia de visión global de sus dirigentes, que se siguen desgastando en luchas innecesarias, a menos que existan agendas que la mayoría de los terrenales no entendemos. No se dan cuanta que la unidad alrededor de nuestros pueblos, es fundamentalmente la única opción que tenemos frente al adversario que hoy está más activo que nunca.

Hoy deberíamos estar más claros que nunca sobre el camino a seguir, pasando por la unidad, por la lucha de emancipación  y la defensa incondicional de la revolución cubana, que tantos ejemplos de dignidad y desinterés nos ha dado a lo largo de medio siglo.

Es muy poco lo que podemos hacer para agradecer la inmensa solidaridad que nos ha brindado nuestra hermana del Caribe; entonces lo mínimo debería ser una movilización total y decidida, sin complejos ni temores. Muchos crecimos y seguimos dentro de la cautela, porque la derecha hizo de la mención de Cuba socialista un pecado imperdonable. Pero en eso nosotros somos cómplices, al adoptar cobardemente la defensa de nuestros principios; llega el momento de enfrentar el reto con la mas alta moral, y el orgullo de pararnos del lado de quienes han estado con nosotros por tanto tiempo, pasando desapercibidos, sin buscar notoriedad, únicamente enfocados en la vida.

Gracias, hermanos cubanos: sepan que todos somos un pueblo, y que defenderemos su revolución, ¡que es nuestra!.

Read Full Post »

golpe-honduras.jpg

La Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguan (COPA) en Tocoa, Colón, Honduras, Centro América, debido a los acontecimientos ocurridos por el Conflicto Agrario en la Región del Aguán y ante la falta de capacidad del Gobierno en resolver definitivamente este conflicto, sumado a esto propuestas que no son consecuentes a la realidad en que viven las familias campesinas de la zona, a la opinión Pública Nacional e Internacional, hacemos la siguiente denuncia:

PRIMERO: Denunciamos que la propuesta hecha al Movimiento Unificado  Campesino del Aguan, (MUCA), por parte del Gobierno de la república es nociva a los intereses de las familias campesinas del Bajo Aguan, y al precepto Constitucional de la Ley de Reforma Agraria, donde Estipula que la mínima asignación por familia debe ser cinco Hectáreas y el gobierno solo propone dos.

SEGUNDO: Se denuncia el terrorismo de Estado de este Gobierno, dirigido por el presidente, señor Porfirio Lobo Sosa, quien ha enviado 29 Comandos repletos de Militares y vehículos sin placas con armas de grueso calibre, que han llegado a la zona del Aguan, alrededor de las 4:00 de la tarde del día de hoy sábado 10 de abril de 2010,  con el objetivo de intimidar en primer lugar a los campesinos  que tienen las acciones de recuperación, y a la población de la zona, para que los labriegos acepten la propuesta dada por el gobierno de la república, en defensa de los intereses de los tres terratenientes extranjeros asentados fraudulentamente en este valle, prueba de esto es que los están alojando en las instalaciones de la Planta Extractora de Aceite, propiedad de Miguel Facusse.

TERCERO: Condenamos las acciones desmedidas de los cuerpos represivos del Estado, por la permanente movilización, intimidación, persecución, hostigamiento, amenazas a muerte y asesinatos a campesinos, dirigentes, periodistas y a miembros de la Resistencia Popular a nivel regio

CUARTO:  Responsabilizamos al Presidente de la República, al Ministro de Seguridad y al Ministro de Defensa y a los Empresarios Miguel Facusse, René Morales y Reinaldo Canales, de cualquier hecho violento que se genere en las próximas horas en la Región del Bajo Aguan que venga aumentar el número de asesinatos de campesinos.

Finalmente hacemos un llamado a la Comunidad Nacional e Internacional, especialmente Organismos de Derechos Humanos, a las Organizaciones del Movimiento Popular integradas en el Frente Nacional de Resistencia Popular y  al Pueblo Hondureño en General, que estén atentos a cualquier llamado de urgencia y de solidaridad en defensa de luchas justas de nuestros hermanos (as)  Hondureños.

Dado en la Ciudad de Tocoa, Colón, a los diez días del mes de abril del año dos mil diez.

Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguan, (COPA)
SIMBOLO DE LUCHA EN CONTRA DE LA INJUSTICIA

Movimiento Unificado Campesino del Aguan
www.movimientomuca.blogspot.com
Foto Archivo

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 42 seguidores