Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 enero 2009

Por Néstor García Iturbe

“Luchadores” por la “libertad de Cuba” realizando sus acciones de lucha…


Definición de subversión político ideológica

La Subversión Político Ideológica es uno de los principales instrumentos que utiliza el gobierno de Estados Unidos en su guerra contra Cuba.

Cuando se habla de Subversión, estamos hablando de una acción encaminada a fomentar que algo deje de marchar con normalidad, a desviarlo de sus propósitos y objetivos, a promover desorden, perturbación, indisciplina.

Cuando Estados Unidos ejecuta acciones contra Cuba tendientes a desarrollar la subversión en el campo de la política y la ideología tiene como propósito el dividir al pueblo, a las fuerzas revolucionarias. Aspiran con poder crear un clima que afecte la normalidad en la vida diaria de nuestra nación, que introduzca tendencias e intereses particulares con la finalidad de que un grupo de personas comience a poner el individualismo por encima de los intereses generales de la sociedad.

Los seguidores de esas tendencias son orientados por los enemigos de la revolución de forma tal que se aparten de la actividad laboral y creadora eficiente, que con su actitud y manifestaciones promuevan desorden aprovechando las oportunidades que se les presente para hacerlo. Están dirigidos a perturbar en todo lo posible la buena marcha de la vida diaria de sus conciudadanos con el fin de crear malestar e incomodidad que tratan en todos los casos se materialice en inconformidad.

Son los abanderados de la indisciplina social, de la protesta sistemática y permanente, con justificación o sin ella. Sus acciones están encaminadas a la destrucción de la propiedad social, a la excentricidad desmedida, a violar las leyes y costumbres de nuestra sociedad para introducir las de la sociedad capitalista, a negar nuestra historia y promover su tergiversación.

Fomentan el burocratismo, la ineficiencia productiva, el despilfarro, el ausentismo, el fraude, el robo, el jineterismo, la falta de respeto, la violación de las normas de convivencia, el escándalo, la droga, el alcoholismo, las enfermedades venéreas y todo aquellos que contradice los objetivos de la revolución y crea irritación y malestar dentro del pueblo trabajador.

Los promotores de la Subversión Político Ideológica tratan de arrastrar tras de ellos principalmente a jóvenes que tengan una pobre formación política, que han tenido problemas sociales, o que presentan problemas generacionales con sus propios padres los cuales pudieran explotarse y convertirlos en problemas con la sociedad.

En resumen, es una actividad que tiene como propósito dividir a nuestro pueblo. Crear un nivel de inconformidad que ponga en peligro la determinación de nuestra población de luchar por la permanencia de la revolución y sus conquistas. Tratar de que los cubanos hagamos dejación de nuestra soberanía y nos pleguemos al mandato de los antiguos amos, de los que nos liberamos hace cincuenta años.

Sobre este aspecto relacionado con el peligro que representa la Subversión Político Ideológica y la importancia de no olvidar la historia habló recientemente el compañero Raúl, cuando dijo en Santiago de Cuba que nadie debía reblandecerse con los cantos de sirena del enemigo, que debíamos tener conciencia de que por su esencia nunca dejará de ser agresivo, dominante y traicionero.

Recuerdo que recomendó enfáticamente que no debíamos apartarnos jamás de nuestros obreros, campesinos y el resto del pueblo, que la militancia debía impedir el enemigo destruya al Partido y terminó esa frase alertando que debíamos aprender de la historia.

Estados Unidos y la subversión político ideológica en su guerra contra Cuba

Podemos decir que desde los primeros meses del triunfo revolucionario Estados Unidos inició la actividad encaminada a tratar de destruir la revolución cubana. Según hemos podido conocer, en Diciembre de 1959 las agencias de la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos comenzaron a trabajar en la confección de un plan subversivo integral contra Cuba.

Este plan, que fue el primer Plan de Operaciones Encubiertas contra Cuba, se concluyó y fue aprobado por el Presidente Eisenhower en enero de 1960. Las acciones incluidas en el mismo estaban encaminadas a tratar de lograr que el propio pueblo derrocara la revolución.

Se consideraba que el bloqueo económico, una de las acciones principales incluidas en el plan, promovería un desabastecimiento que traería como consecuencia el hambre, al miseria, la paralización de la vida económica, el desempleo, la falta de transporte, la carencia de medicinas, combustible, energía eléctrica, suministro de agua y prácticamente todos los servicios sociales. Todo esto debía fomentar el descontento en la población que culparía a la revolución de la situación existente.

Paralelamente con el bloqueo económico se aplicó el aislamiento diplomático, lo cual debía asegurar que no existieran posibilidades de suministros desde terceros países. En función del aislamiento diplomático se utilizó a la Organización de Estados Americanos. Casi todos los países de América Latina rompieron relaciones con Cuba, con la sola excepción de México.

Otro aspecto de importancia dentro del mencionado plan era la desestabilización interna y la promoción de actividades contrarrevolucionarias. Todo esto debía crear un clima de temor e inseguridad en la población que trajera como consecuencia la falta de apoyo a la revolución.

En aquellos tiempos la Subversión Político Ideológica se promovía con el mismo propósito que se hace en nuestros días, destruir la revolución. El método utilizado era distinto, pues nuestro enemigo aspiraba a que las carencias y necesidades provocaran una rebelión y que fuera el propio pueblo quien destruyera la revolución.

Con el pasar de los años cada administración estadounidense ha probado su fórmula contra Cuba. Si analizamos las acciones de los diez gobernantes que han ocupado la presidencia de Estados Unidos a partir del triunfo de la revolución encontraremos, además de acciones violentas y abiertamente agresivas, un grupo de actividades que se enmarcan dentro de las que pudieran calificarse como propias de la Subversión Político Ideológica.

Como ha sucedido durante cincuenta años y estoy seguro seguirá sucediendo, las apreciaciones erróneas en cuanto al nivel de sacrificio de nuestro pueblo y su profunda convicción política han dado al traste con los intentos subversivos de nuestro enemigo.

Los planes de la USAID y la SPI

De acuerdo con las investigaciones que he realizado, pudiera asegurar que la USAID, mal llamada Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional es la que desarrolla la mayor parte de las acciones contra Cuba que pueden clasificarse dentro de la Subversión Político Ideológica.

Esta agencia, que fue creada en 1961 por John F. Kennedy, tenía como objetivo apoyar y fomentar el crecimiento económico de los países menos desarrollados, por lo que nació como un instrumento de lo que se llamó Alianza para el Progreso, sin embargo, desde hace varios años, sus acciones contra Cuba y otros países de América Latina han estado enmarcadas en la promoción de la subversión político ideológica. En estos momentos sus objetivos de trabajo son Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua.

La actividad que la USAID ha desarrollado desde 1992, en que oficializó sus operaciones subversivas contra Cuba, de acuerdo con el llamado Track II establecido en la Ley Torricelly, se vieron revitalizadas en 1996 al reconocer la Ley Helms Burton el papel de la USAID en estos menesteres.

El presupuesto asignado a las distintas operaciones contra Cuba durante esos años asciende a más de 85 millones de dólares distribuidos en distintos programa de los cuales 65 millones se han destinado a becas y otras actividades realizadas en el campo académico.

Los principales programas en que ha estado trabajando la USAID son los siguientes:

- Apoyo financiero a los activistas de los Derechos Humanos.

- Organizar y financiar a los periodistas disidentes de Cuba.

- Ayudar a desarrollar Instituciones No Gubernamentales opuestas al gobierno revolucionario.

- Crear organizaciones obreras fantasma.

- Establecer contacto directo con grupos disidentes en Cuba.

- Crear organizaciones y grupos que puedan ser utilizadas para promover y llevar a cabo la Transición.

Los fracasos en relación con sus planes y los escándalos vinculados al desvío de fondos, una vez más han puesto al descubierto la actividad subversiva de la USAID contra Cuba.

A finales del año 2008 la USAID dio a conocer su plan en relación con Cuba para los próximos tres años, del 2009 al 2011. Este plan tiene como objetivo la creación en Cuba de las condiciones necesarias para poder actuar en un proceso de transición que consideran inevitable.

Para llevar a cabo esas acciones la USAID recibió un presupuesto de 30 millones de dólares del Programa de Planificación de la Democracia y la Contingencia en Cuba. Para dirigir las actividades de la agencia en el área de Cuba y América Latina, el presidente Bush nombró a José Cárdenas, quien fuera presidente de la Fundación Nacional Cubano- Americana y se ha destacado por ser uno de los defensores de Radio Martí y Televisión Martí.

El plan de la USAID esta estructurado en cuatro partes. Al Componente I se le han asignado 12 millones de dólares y tiene como propósito lo que ellos denominan romper el bloqueo informativo para lo cual utilizaran principalmente los teléfonos celulares que Bush autorizó enviar a Cuba.

El Componente II prevé la preparación y entrenamiento de los miembros de las llamadas Organizaciones No Gubernamentales, principalmente en la obtención y envío de información sobre la situación en Cuba, la cual será procesada posteriormente por las agencias de espionaje estadounidenses. Para estos fines se asignaron 8 millones de dólares.

El Componente III va dirigido a crear capacidades en Cuba para realizar encuestas de opinión pública de acuerdo con las orientaciones de la USAID y las necesidades de las agencias de espionaje. Esto se plantea utilizarlo en campañas de desinformación, fomentar el descontento y el diversionismo ideológico. El presupuesto para este Componente es de 5 millones de dólares.

El Componente IV tiene como objetivo el entrenar personal cubano para poder dar respuesta rápida, apoyo logístico, servir de guía y otras labores de apoyo a la presencia física de funcionarios de la USAID u otras agencias del gobierno de Estados Unidos que se encuentren en Cuba en medio del proceso de transición, para lo que se asignaron 5 millones de dólares.

Independientemente que otras agencias del gobierno de Estados Unidos también están involucrados en la actividad contra Cuba, es la USAID la principal en lo referente a la Subversión Político Ideológica, lo cual está más que probado por la índole de sus planes, el dinero que recibe para estos fines y el objetivo de crear una quinta columna en apoyo a los planes de nuestro enemigo principal.

Otras agencias y organizaciones que trabajan contra Cuba

Existen otras organizaciones que también son utilizadas en el trabajo de subversión contra Cuba, algunas son reconocidas como Fundaciones, otras pudieran catalogarse dentro de los llamados Tanques Pensantes , organizaciones de carácter religioso, académicas y otras que han sido organizadas por los servicios de espionaje de Estados Unidos para estos fines.

Dentro del gobierno de Estados Unidos existe el Grupo de Trabajo Interagencial sobre Cuba que es el encargado de la aprobación de los proyectos y la distribución de los fondos destinados a la subversión. En ese Grupo se encuentran representantes de la USAID, el Buró de Asuntos Latinoamericanos y la Oficina Cuba del Departamento de Estado, el Consejo Nacional de Seguridad, la Oficina del Director de la Comunidad de Inteligencia y de la Sección de Intereses de Estados Unidos en la Habana. Como diríamos en buen cubano, estos son los encargados de cortar el bacalao

Uno de los problemas más serios que ha confrontado la USAID y en especial la CIA en relación con la utilización de estas organizaciones es que una buena parte del dinero que destinan al trabajo de subversión contra Cuba se queda en los bolsillos de los llamados cubano-americanos de Miami. Es notorio que muchos de ellos viven gracias al dinero que se apropian, lo cual ha provocado frecuentes escándalos e inclusive protestas por parte de los que se encuentran en Cuba.

Las principales organizaciones existentes en territorio estadounidense que se han visto beneficiadas por 85 millones de dólares fueron, la Nacional Endowment for Democracy (NED), Freedom House, el Centro por una Cuba Libre, el Directorio Democrático Cubano, la Fundación José Martí, el Instituto Americano para el Desarrollo de Sindicatos Libres, el Grupo de Apoyo a la Democracia, el Centro por una Cuba Libre, el Comité Cubano por los Derechos Humanos, el Directorio Revolucionario, Acción Democrática Cubana y el Buró de Información para los Derechos Humanos.

Es conocido que muchas de estas organizaciones están formadas por dos o tres personas en Miami y otras dos o tres en Cuba, que se ponen de acuerdo para dar la impresión de que representan un sector de la llamada disidencia. Para fortalecer su fachada presentan informes sobre actividades que en la mayoría de los casos no han realizado o realizan en un círculo muy cerrado, todo lo cual les da crédito para recibir dinero de los estadounidenses.

Estas organizaciones realizan proselitismo contrarrevolucionario y constantemente tratan de crecer y hacer actividades de más envergadura, lo que les asegura una subvención económica mayor.

La subversión político ideológica bajo la administración Obama

Como se explicó anteriormente, cada administración tiene su fórmula, eso no quiere decir que la fórmula no se repita, al menos parcialmente. En la medida que una administración estadounidense ha sustituido a la otra, la política hacia Cuba ha ganado en agresividad y en métodos de distintos tipos para tratar de lograr la destrucción de la revolución cubana.

Pudiera decirse que todos y cada uno de los diez presidentes que han desfilado por Washington hubiera querido ser el que cumpliera ese objetivo, pero como todos sabemos esa política ha fracasado y continuará fracasando.

No podemos decir que Obama y su equipo de gobierno sean la excepción de la regla. Existe un propósito evidente de destruir la revolución cubana en cada uno de sus pronunciamientos, aunque estos vengan encubiertos bajo el manto de la Subversión Político Ideológica.

Tenemos que ver a Obama desde dos puntos de vista.

Para Estados Unidos y su población la esperanza que éste representa, debido a la crítica situación económica y social en que se encuentra ese país, el anhelo de que no continúe la política guerrerista y que el dinero invertido en esta se utilice para mejorar la vida del pueblo norteamericano, que nuevamente sea el país de la abundancia y el interés de un sector de la población en que el país cambie su imagen internacional.

Y ahora viene el otro punto de vista. El de los países de América Latina y el resto del mundo que deberán sumarse en la miseria y la explotación para que Estados Unidos sea nuevamente el país de la abundancia. El de los grandes intereses del Complejo Militar Industrial que no pueden aceptar se disminuyan sus ingresos. El de las grandes corporaciones interesadas en sus utilidades, no en la conservación del medio ambiente.

En relación con Cuba, Obama realizó algunos pronunciamientos durante la campaña electoral. Considero que estos deben ser analizados de forma objetiva, sin sobrevalorarlos y sin pensar que responden a un sano interés en relación con Cuba. Sus declaraciones dejaron bien claro que su política será en esencia una continuidad de la que se ha desarrollado contra Cuba por parte de las últimas administraciones estadounidenses.

Obama planteó que las restricciones de viaje de los cubano-americanos y remisión de remesas de estos a Cuba volverían al estado en que se encontraban antes de las restricciones impuestas por Bush. En ningún momento planteó la eliminación total de las restricciones y que todo el que desee viajar a Cuba o remitir cualquier cantidad de dinero pueda hacerlo. Disminuye la presión, pero mantiene el control. Continúa discriminando a los ciudadanos norteamericanos y pisoteando el derecho que les da la Constitución de viajar a donde consideren conveniente.

Ha planteado que la libertad de Cuba es un interés nacional de Estados Unidos y que su gobierno presionará al gobierno de Cuba para que libere los que el llama presos políticos e instaurar en Cuba el sistema de la llamada democracia representativa, que ni es democrática ni es representativa.

Realmente son una serie de expresiones desafortunadas del señor Obama. La libertad de Cuba es y siempre será un interés del pueblo cubano, que ha luchado por conquistarla, nunca de Estados Unidos que ha sido precisamente el que ha tratado de limitarla.

Si considera que de alguna forma puede presionar al gobierno de Cuba, realmente podemos decir que está totalmente equivocado, al igual que lo está al continuar repitiendo el estribillo de los presos políticos y de la democracia representativa. Como planteó el compañero Raúl, con nosotros no es válida la teoría de la zanahoria o el garrote. Nosotros solamente entendemos del respeto a nuestra soberanía y la igualdad de derechos.

En cuanto al bloqueo económico ha dicho con toda claridad que este se mantendrá hasta que su administración considere que en Cuba existe libertad. Cuando se refiere a libertad está planteando que se permitan las actividades de los grupos que ellos llaman disidentes, que se implante la economía de mercado y la democracia representativa, que las organizaciones revolucionarias como los CDR, la Federación de Mujeres Cubanas, los Órganos de la Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas Revolucionarias dejen de existir. Que la CTC sea una organización mediatizada plegada a los propietarios. Que la prensa refleje los intereses de los capitalistas y que los campesinos vuelvan nuevamente a ser arrendatarios, no propietarios de la tierra. Que se privaticen las escuelas y los hospitales, lo cual dejaría a una buena parte de la población carente de estos servicios.

En definitiva la libertad a que se refiere es la libertad para los explotadores, para la vuelta al pasado.

Para este maravilloso plan que Obama piensa desarrollar con Cuba cuenta como principales aliados, como explicó recientemente Hillary Clinton, con los llamados cubano-americanos de Miami, que según ella, interpretando el sentir de Obama, representan los mejores embajadores de la democracia, la libertad y la economía de la libre empresa.

La fórmula de Obama no es totalmente original, copia en un buen grado la de Bush, Clinton, Reagan y otros que los precedieron.

El objetivo principal es desarrollar en el más intenso grado posible la Subvención Político Ideológica, con el fin de crear en una buena parte de nuestra población el desánimo, la desidia, cambiar sus concepciones en cuanto a lo que representa la patria, la soberanía, el internacionalismo.

Tratan de borrar de la historia las páginas heroicas de más de cien años de lucha en nuestra guerra de liberación, los nombres de los patriotas que se lanzaron a defender nuestra tierra arrebatándoles las armas al enemigo, las tradiciones antiimperialistas de nuestros obreros, profesionales y estudiantes que una y mil veces regaron con su sangre el suelo cubano, todo lo cual se concentra y resume en lo que es hoy el Partido Comunista de Cuba.

Evidentemente, no conocen este pueblo ni nunca lo han entendido. Ese ha sido siempre el error mas grave que han cometido en la política hacia Cuba.

*Dr. Néstor García Iturbe es editor del boletín Informativo El Heraldo.

http://www.alainet.org/active/28572&lang=es

Read Full Post »

Por Orestes Martí y Manuel Alberto Ramy

Intelectual uruguayo que reside en Venezuela y colabora con numerosas publicaciones progresistas a escala mundial. Sus trabajos aparecen en prestigiosas publicaciones de la mal llamada “prensa alternativa” –realmente es la más objetiva que ahora mismo tienen los cibernautas para evitar los “ruidos” y “blancos” informativos que de forma bastante impúdicamente manipulada, nos ofrecen los así denominados “grandes medios”–, abarcan temas de gran relevancia, con un toque de necesario humanismo y frecuentemente cuentan con dibujos del andaluz Juan Kalvellido.

La serie de entrevistas llevadas a cabo en cierta ocasión a la amiga Gloria La Riva (Los cinco ¿aberración jurídica o juego político?) se siguen consultando por las personas que se interesan en la situación de los cinco cubanos presos arbitrariamente en las cárceles norteamericanas; y citando frecuentemente por quiénes abordan el tema. “Con la mira al futuro – apunto a la izquierda” –una entrevista personal a este destacado intelectual– ha sido reproducida en una importante cantidad de sitios en la Red.

Y Michel Balivo precisamente es nuestro próximo entrevistado. A él le preguntamos:

Cuba se acerca a la celebración del 50 aniversario del triunfo de su Revolución, ¿vivió aquel acontecimiento? ¿Cómo lo recuerda?

Balivo: Era muy joven cuando aconteció y lo viví desde Uruguay mi país natal. Lo recuerdo como una ola del agitado mar de aquellos tiempos, muy similares aunque menos acelerados y globales que los de estos tiempos. Viet Nam, los hippies, sus colores y flores, su hagamos el amor y no la guerra. Mao y la revolución China, Fidel Castro, El Ché Guevara, la electrizante Bahía de cochinos. Las ideas de izquierda estallando en el mundo, en aquellos tiempos todo estudiante era anti yanqui y anti imperialista. Las guerrillas urbanas o suburbanas extendidas por toda América. La posterior represión brutal que sobrevino. Fue una etapa que irrumpió desarticulando la tranquila y cíclica continuidad de la conciencia colectiva, abriéndola a la interacción global, planetaria, poniendo los fundamentos de la presente estructura económica. Un antes y un después de los años 60. Los eruditos opinaron que no había nada nuevo bajo el sol y que como tantas otras cosas pasarían sin pena ni gloria. Lo que ahora vivimos se encarga de taparles la boca.

¿Qué influencia considera ha tenido la Revolución cubana en su entorno social?

Balivo: Yo vivo en Venezuela y me gusta resaltar la fuerza de vida que ha proporcionado la revolución cubana a la bolivariana. Gracias a sus doctores, educadores, deportistas, se han hecho posibles la mayoría de las misiones. En especial la de incluir a los discapacitados en el trato de igualdad y darle todo lo necesario para capacitarse a ser ciudadanos protagónicos y participativos. También valoro enormemente el ejemplo de que no todo es dinero y comodidades. Allí está para quien quiera verlo el testimonio viviente de que para el ser humano la adversidad no es sino una fuerza más a dominar y canalizar en bien del servicio social.

¿Qué opinión le merece el bloqueo norteamericano a Cuba? ¿Aconsejaría a la nueva Administración norteamericana su levantamiento atendiendo al reclamo de la opinión pública internacional, especialmente a los resultados de las votaciones de la ONU?

Balivo: Creo que ese bloqueo es un contrasentido absoluto y que lo quite o no la nueva administración americana, ya está sucediendo en los hechos. Una cosa es lo que se quiere hacer y otra lo que se puede. Los jóvenes han crecido y ya no hacen caso como antes a los gritos de los mayores. Lo que dadas ciertas circunstancias coyunturales fue posible, no ha de serlo para siempre.

¿Cuáles considera son las “asignaturas pendientes” del proceso revolucionario cubano? ¿Cuáles son sus expectativas de la Revolución cubana en los próximos años?

Balivo: Yo diría que lo que hoy predomina ya no son circunstancias locales. Por tanto si bien la historia cultural y económica de cada grupo humano tiene sus variaciones no son ellas ya las que resaltan, sino las condiciones mayores y colectivas a las que es hoy obligatorio e ineludible dar respuesta.

Esta condición mayor, que es de todos conocida y no amerita abundar en detalles, es justamente la que propicia y facilita mecanismos de integración como el ALBA, fundada hace cinco años por Cuba y Venezuela y que hoy cuenta ya con 6 integrantes y varios observadores. Entre ellos Rusia, China e Irán.

Hoy más que nunca son imprescindibles modelos alternativos operativos, que posibiliten la complementación y el desarrollo de los países. Ese no puede ser ya un destino nacional y aislado. Por ello creo que más allá de las historias nacionales, que obviamente son el impulso y punto de partida de estas iniciativas, haríamos bien en atender preferentemente a los intentos integradores o marcha conjunta de los pueblos.

Hay muchos que dicen que si fuesen venezolanos votarían por Chávez. Yo digo que el cerco económico a que ha estado sometida Cuba es un accidente histórico, y que cuando te ves obligado por las circunstancias a vivir algún tipo de cautiverio desarrollas características secundarias, sustitutivas, inexistentes en libertad.

Si yo fuese cubano creo que desearía integrarme en libertad al proceso continental y planetario que vive Latinoamérica y el mundo completo, superar y dejar atrás la profunda huella que ese accidente ha dejado en la psiquis. El destino de los pueblos es dejar atrás la cultura del temor y la violencia, logrando equilibrar las particularidades con lo esencial y común a todo ser humano. Y no fijarse y eternizarse en un momento histórico.

http://progreso-semanal.com/index.php?option=com_content&task=view&id=762&Itemid=1

Read Full Post »

En una pequeña isla, acosada por el bloqueo genocida imperial, suceden casos como este… Por estas cosas es por las que defenderemos, hasta la muerte, a nuestra Revolución:

Enfermedad congénita impide sudar a niño de tres años

Por: Isis Sánchez Galano, estudiante de Periodismo

Osviel Castro MedelEl pequeño Yaser Alejandro Galafet padece de displasia ectodérmica congénita, una enfermedad muy rara, caracterizada por alteraciones y afectaciones tanto de la epidermis como de los anejos cutáneos

JIGUANÍ, Granma.— A primera vista no parece estar enfermo. La inocencia de sus años le hace ver el mundo lleno de colores y solo el calor y los rayos de sol interrumpen su felicidad.

Yaser Alejandro Galafet Tapia tiene tres años de edad y padece de displasia ectodérmica congénita, una enfermedad muy rara, caracterizada por la presencia de alteraciones y afectaciones tanto de la epidermis como de los anejos cutáneos, que suele ocasionar defectos en pelo, dientes, uñas, glándulas sudoríparas y otras estructuras térmicas.

«A los 15 días de nacido, dándole el baño de sol por las mañanas, el niño comenzó a mostrar una coloración roja en la piel, y lo sentí caliente», explica la madre, Kirenia Tapia Fernández. «Al comprobar la temperatura tenía fiebre de 38 grados y medio. Lo llevamos con una dermatóloga, y ella fue la primera en sospechar la enfermedad. Lo remitió a Santiago de Cuba para confirmarlo y allí supimos que Yaser presentaba problemas en el funcionamiento de las glándulas sudoríparas. No podía sudar ni tener una temperatura normal».

—¿Cuál fue tu reacción y la del resto de la familia cuando los médicos confirmaron que Yaser tenía una enfermedad congénita incurable?

—Todos nos asustamos muchísimo, y sin tener una acertada noción de lo que podía ser, pensamos lo peor. Los médicos nos explicaron algunas características de la enfermedad: dientes puntiagudos, piel áspera, poco pelo —cosas que no estaban presentes en él. Albergamos muchas esperanzas, porque a pesar de que debía estar bajo extremos cuidados, podría desarrollarse y tener la vida de un niño sano.

«La enfermedad no reduce las expectativas de vida. Después de muchos análisis y varias pruebas, los médicos han manifestado que es posible que en el transcurso de los años, con el desarrollo físico y mental, quizá pueda ir desapareciendo».

—¿Qué indicaciones y medicamentos usa para hacer más soportable la enfermedad?

—Él no puede coger sol ni someterse a altas temperaturas, porque aumentaría el calor corporal y podría ocasionarle daños cerebrales y convulsiones, por lo que se recomienda en estos casos vivir en un clima fresco, tomar baños frecuentes de agua fresca o utilizar aspersores para mantener la temperatura corporal normal.

«Los medicamentos que utiliza con mayor frecuencia son los antibióticos y vitaminas, porque como siempre tiene calor y está tanto tiempo mojado, presenta problemas respiratorios. Todo lo demás en Yaser es normal, le dan dolores de cabeza, catarro y cualquier enfermedad viral».

—¿Qué atenciones ha recibido?

—Al principio no todo fue fácil, pues este padecimiento no es muy frecuente. Cuando se confirmó su existencia le asignaron un aire acondicionado y algunos equipos electrodomésticos para facilitar la elaboración de los alimentos. Yo soy veterinaria y hace un mes me acogí a la Ley de Trabajo y Seguridad Social, recibo el salario por cuidar a mi hijo enfermo.

«Yaser no puede comer alimentos ricos en calorías ni legumbres».

—¿Puede asistir a una escuela normal y convivir con otros niños?

—Los médicos han explicado que es mejor la educación en la propia casa; así que cuando llegue el momento, recibirá la adecuada atención con un maestro que vendrá a impartirle clases en el hogar.

«Mantiene relaciones normales con otros niños, y realiza actividades propias de su edad, siempre al cuidado de los mayores, y evitando que quiera hacer lo mismo que los demás, para impedir complicaciones ante un golpe o accidente».

—¿Es difícil compaginar su intranquilidad con las cosas que por su enfermedad no puede realizar?

—Es hiperactivo, está siempre en constante movimiento, no permanece más de cinco minutos en el mismo juego y hay que estar todo el tiempo encima de él para cuidarlo y vigilarlo, pero no resulta tan difícil. Cuando pasa mucho rato jugando y se siente acalorado, él mismo viene y pide un baño (lo bañamos hasta siete veces en el día), toma agua fría y se refresca con el aire acondicionado.

«Cuando era más pequeño rociaba su cuerpo con un atomizador o se metía debajo de una llave de agua. Inconscientemente hace más fácil su convivencia con la enfermedad».

—Sus mejores días…

—Es feliz sin sol y sin calor. Los días nublados, lluviosos o invernales son excelentes para él. Cuando todos están con abrigos, está sin camisa y en calzoncillos. Las noches, por lo general más frescas, son favorables para su salud y bienestar.

Al anunciar la despedida, Yaser lo hace cantando: «Traigo un camión de plátano, con ruedas de chicharritas…» con esa ingenuidad típica de un niño que, a pesar de su padecimiento, disfruta los placeres que le depara la vida.

Read Full Post »

Con Cuba y por Los 5:
Señor BARACK OBAMA
Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica

De nuestra consideración:

El 30 de octubre pasado, antes que culminaran las elecciones en los Estados Unidos de Norteamérica, un grupo de intelectuales peruanos se dirigió a Ud. en términos que hoy queremos ratificar.

En el escenario internacional nos preocupa particularmente el despiadado bloqueo a Cuba y ciertamente el caso de los ciudadanos René González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, encarcelados desde hace diez años en los Estados Unidos, y víctimas de una sentencia crudelísima que incluye hasta dos cadenas perpetuas, por delitos que no han cometido.

Los firmantes de la presente misiva, señor Presidente, renovamos nuestra solicitud, conscientes del escenario internacional agudizado hoy en día por profundas crisis económicas y sociales, de poner fin al bloqueo injustificado contra Cuba, así como también de ordenar la inmediata libertad de los cinco patriotas cubanos, encarcelados desde hace diez años, víctimas de un proceso judicial viciado y una sentencia inhumana.

Como le fuera recordado en el mensaje del 30 de octubre, se trata de personas inocentes, que estaban en ese país procurando recoger información destinada a prevenir y evitar acciones terroristas en contra de su patria, y preservando también la vida de ciudadanos de los Estados Unidos y de otras nacionalidades, que han caído en distintas circunstancias víctimas del accionar terrorista que el mundo condena.

Hacemos votos para que su Administración retome el camino justo en bien de los más necesitados y se inscriba en una corriente pacifista en pro de la condición humana.

Lo saludamos atentamente

Lima, 20 de enero del 2009

Personalidades, Artistas e Intelectuales:

Víctor Delfín, escultor; Arturo Corcuera, poeta; Marco Martos C, Ex Decano de la Facultad de Letras de San Marcos y poeta; Delfina Paredes, actriz; José Luis Ayala, escritor y periodista; Etna Velarde, Pintora; Máximo Damián, músico; Reinaldo Naranjo, poeta; Bruno Portuguez, pintor; Eduardo Arroyo, escritor; Rossina Valcárcel, poeta; Tomás Escajadillo, escritor; Fanny Palacios Izquierdo, Pintora; Federico García, cineasta; Gustavo Espinoza M., ex parlamentario y periodista; Hildebrando Pérez Grande, poeta y profesor universitario;

Adhesiones:

Winston Orrillo L. Premio Nacional de Periodismo, y poeta; Lesli Lee, artista; Carmela Sifuentes, Presidenta de la CGTP; Julio Castro Gómez, médico y ex parlamentario; Cesar Kruger, ex Decano de Letras de San Marcos; Gorki Tapia, Antropólogo, Catedrático de Letras de San Marcos; Mario Huamán R., Secretario General CGTP; Rubén Olivares Zúñiga, dirigente sindical; Rosa María Mosquera, Comunicadora; Violeta Carnero de Valcárcel, Periodista; Carlos Ortiz Cornejo, Instituto Laboral Andino; Héctor Béjar, sociólogo; Manuel Lajo, ex parlamentario; Asunción Caballero Méndez, médico; Vilma García, periodista; Kennet Delgado, ex director de post grado de San Marcos; Luis Gárate, periodista; Denis Moreno, Periodista; Alberto Villa Gómez, Teatrista y Profesor de San Marcos; Alberto Vega Tapia, editor periodístico; Roque Gonzales La Rosa, periodista; Walter Palacios Vinces, Periodista; Marcela Pérez Silva, Cantautora y Periodista; Pedro Lovatón Sarco Antropólogo, Director del Dpto. de Comunicación de San Marcos; Jorge Acuña, actor; Atilio Bonilla; Cineasta, Magíster en Comunicación; Andrés Paredes Luyo, profesor universitario; Nadia Podleskis, profesora universitaria; Gustavo Baca Corzo, escritor y profesor universitario; Alejandra Ramírez Orihuela, dirigente juvenil; Manuel Mosquera, Antropólogo y Periodista; Yazmín Díaz, Periodista Política; Víctor Antay ,Funcionario de la Escuela de Comunicación de San Marcos; Edgardo de Hábich, Embajador; Eduardo Gonzáles Viaña, Novelista; Juan Cristóbal Premio Nacional de Poesía; Iván Salas Rodríguez, sociólogo; Ernesto Toledo Bruckman, Periodista; Linda Lema, Antropóloga; Álvaro Vidal Rivadeneyra, médico y ex ministro de Salud; Yuri Castro, Sec. Gral. Del Instituto Peruano Coreano; Zenón Fuentes Catillo, dirigente sindical; Mary Soto Escritora, Periodista; Tania Temoche, Periodista ; Luis Yáñez, Poeta; Julio Carmona, Poeta; Jimmy Calla, Poeta, dirigente Magisterial; Juan Benavente, Poeta; Manuel Cabanillas; fotógrafo; Eduardo Arroyo, Antropólogo, Poeta; Emelda Zegarra, abogado; Raymundo Prado, profesor universitario; Luis Arana Seguín, Periodista, Escritor; Oscar Corcuera, Pintor Nacional; Ricardo Letts Colmenares, Dirigente Político; Carlos Ostolaza, Pintor Nacional; José Beltrán Peña, Poeta Nacional; Jorge Aliaga, Escritor y Periodista; Pilar Roca, Cineasta; José Ramos Bosmediano, ex secretario general del SUTEP; Roberto de la Cruz, Secretario General del PCP; Gustavo Retis, Secretario de Organización del PCP; Nílver López, Presidente del MNI; Alberto Moreno Rojas, Secretario General de PC del P. Patria Roja; Rolando Breña dirigente de Patria Roja , Tany Valer Lopera, dirigente político y ex parlamentario , Lourdes Brukman dirigente del MNI, Ibis Fernández Dirigente del MNI, Yomar Meléndez, dirigente del MNI; Oscar Felipe Ventura Dirigente del MNI ; Genaro Ledesma Izquieta, Presidente del FOCEP; Katty Campos, dirigente del FOCEP ; Rita Rojas, dirigente femenina; Américo Monge Abad, Alcalde provincial de Tayacaja Huancavelica; Jorge Ángel Almidón Elescano, Jefe del departamento académico de electrónica de la facultad de electrónica y sistemas de la Universidad Nacional de Huancavelica con cede en la Prov. De Tayacaja; Susan Portocarrero, dirigente sindical; Carlos Torres, secretario general de la Federación Gráfica del Perú; Olmedo Auris, Vice Pte. De la CGTP; Michael Games, Pte. De la FEP; Wínston Huamán, Sec. Gral. Colegiado de la CITE; Luís Ruiz Presidente de la FENTUP; Gloria Pérez, Secretaria General de la CGTP del Callao, Walter Cartolín, periodista; Francisco Federico del Carpio, periodista; Pedro Moreano, profesor

Partidos Políticos:

Movimiento Nueva Izquierda (MNI), FOCEP, PSR, PNP, PC del P Patria Roja, PCP, PS,

Organizaciones y Colectivos:

Confederación General de Trabajadores del Peru (CGTP), Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación (SUTEP), Federación de Trabajadores en Construcción Civil, Confederación Campesina del Perú Cercado de Lima, Coordinadora nacional Velasquista, Ágora popular de la plaza San Martín, Frente de Defensa del distrito de Aguaycha- Tayacaja – Huancavelica, Colectivo Nuestra Bandera.

Casas de Amistad y organismos de solidaridad con Cuba.

Ancash: CAPC Huaraz, Fidel Castro Recuay, José Martí- Nuevo Chimbote; Abancay: Apurímac, Andahuaylas; Arequipa: CAPC Arequipa, Mariano Melgar, Ayacucho: CAPC Huamanga, Fundación Mariátegui; Cajamarca: CAPC José Martí Cajabamba; Cusco: CAPC Cusco, CAPC Pueblo Unido; Huancavelica: CAPC Aguaycha-Tayacaja, CAPC Huancavelica, CAPC José Carlos Mariátegui, CAPC Ernesto Che Guevara; CAPC Acobamba; Huanuco: CAPC Huanuco; Ica: CAPC Chincha, CAPC Che Guevara de Pisco, CAPC Raúl Porras Barrenechea de Pisco, CAPC de Ica; Junín: CAPECU Lucio Galván Hidalgo – Huancayo, CAPC Chupaca, CAPC Daniel Alcides Carrión ,CAPC Jose Martí, APAFAESCUBA Huancayo, CAPC Juan Santos Atahualpa-Mazamari – Satipo; La Libertad: CAPC Trujillo, CAPC Chepen; Lambayeque: CAPC Lambayeque, CAPC Chiclayo, CAPC Monsefú, Sectorial femenino –Chiclayo; Loreto: CAPC Frank País – Iquitos, CAPC Camilo cien Fuegos Iquitos; Piura: CAPC Luciano Castillo Colonn -Sullana, CAPC Castilla, CAPC Sechura, CAPC Tambo Grande, CAPC Piura, CAPC Morropón; San Martín: CAPC Tarapoto, CAPC Moyabamba, CAPC Rioja, CAPC Soritor, CAPC Habana; Ucayali: CAPC Pucallpa; Puno: San Roman – Juliaca, CAPC Azángaro, CAPC Huamane; CAPC Ayaviri, CAPC Sandia, CAPC Ilave. CAPC Andahuaylas; CAPC Madre de Dios; CAPC Huaral

Lima: Ate Vitarte: CAPC Arcadio Hurtado – Andrés Vilela; El Agustino: CAPC Abel Santamaría; Barrios Altos: CAPC Camilo Cienfuegos; Breña: CAPC José Martí – José María Arguedas, Callao: CAPC Callao – Cuba; Carabayllo: CAPC Carabayllo; Cercado de Lima: CAPC José Martí, CAPC Lázaro Peña; Comas: CAPC Simón Bolívar, CAPC Daniel Alcides Carrión, CAPC Carapongo; Chaclacayo: CAPC Ñaña, Chorrillos: CAPC los % Patriotas; Huacho: CAPC Antonio Núñez Jiménez; Huaycán: CAPC 26 de Julio; Huarochirí: CAPC Manco Inca Yupanqui; Independencia: CAPC Vilma Espín, Jesús Maria: CAPC Jesús Maria; Lince: CAPC Movimiento Comunitario Alfa y Omega _ Lince; La Molina: CAPC La Molina; Lurín: CAPC Julian Jayo; Los Olivos: CAPC Javier Heraud; Pueblo Libre: CAPC del Pueblo libre; Puente Piedra: CAPC Alejandro Romualdo; La Victoria: CAPC Cesar Vallejo, CAPC Alfredo Torero – Túpac Amaru – San Luís – La victoria; Rimac: CAPC 1º de enero,13 de agosto; S.J. Lurigancho: CAPC Leoncio Prado; San Martin De Porres: CAPC José Maíia Arguedas; San Miguel: CAPC Juan Velasco Alvarado; Surquillo: CAPC El Reducto Nº 5; Surco: CAPC Monterrico Surco; SJ Miraflores: CAPC San Juan de Miraflores; Santa Anita: Ángel Buesa; Villa El Salvador: CAPC Unión de la America Bolivariana; Asociación Cultural Perú – Cuba Vitarte; Asociación Juvenil Julio A. Mella- Carabayllo; Asociación Juvenil Ernesto Che Guevara; Comité Peruano de Solidaridad con los 5, Comité Juvenil de Solidaridad.
———————————————————————- ———————

ADHESIONES DEL EXTERIOR

La Carta a Barack Obama fue leída en el Foro Social Mundial celebrado recientemente en Belén du Pará, en Brasil. Como consecuencia de ello, se sumaron en forma inmediata intelectuales y personalidades de diversos países. El poeta Hildebrando Pérez, miembro del Comité Peruano de Solidaridad con los 5, nos entregó la siguiente lista:

Noam Chomsky, Estados Unidos. Stella Calloni, Argentina. -Ramón Chao. Francia. Roy Brow, Puerto Rico. Montserrat Ponsa, España. Blanca Chancosa, Ecuador. Juan Carlos Volnovich, Argentina. Carlos Tablada Pérez. Fernando Moris, Brasil. Carolina Silvestre, Argentina. Laura Albizu- Campos Meneses, Puerto Rico. Rosa Meneses Albizu- Campos, Puerto Rico. Higinio Polo, España. Domenico Losurdo, Italia. Verónica Soto Hiller, Cuba-España. Marta Catsicaris. Jorge Caruso. -Manuel Talens, España. Moravia Ochoa. Gertrudis Contreras, Bolivia. Nayar López Castellanos, México. Juan Brow, México. Jane Franklin, EE.UU. Jackeline Gutiérrez Jarquín, Nicaragua. Jeanne Laurent, Nicaragua. Aldo Galvagno, Italia. Roberto Paz, Argentina. Noble Soyinka, Nigeria. Vicente Battista, Argentina. .Mitzi Aida Concha, Canada. .Ana Miranda, Cuba. Raymond Muller, Suiza. José López Coterillo, España. Berta Torre Sánchez, España. Jaime Yanes Guzman, Chile. Edda Marina Bavaresco, Venezuela. Mirtha García González, Cuba. Juan Campos Castan, México. .Agustín Contreras, Colombia. Amílcar Guido, Colombia. Virgilio Salerno, Colombia. Horacio Diotto, Argentina. David Posse, España. Alberto Novaa, Cuba. Jean Marie Binoche, Francia. Boina Bachiri, Burkina Faso. Ana Ruiz Alonso, España. Primo Ilario Soravia, Italia. Karen Lee Wald, EE.UU. Gilberto López y Rivas, México. Paulo Nakatani, Brasil. Carlos Rios, Galiza. Angel Guerra Cabrera, Cuba. Alberto Faya, Cuba. .Robert Heaney, EE.UU. Jessica Moraga C, Chile. Héctor Díaz Polanco, México. Carlos Tena, España. Harald Neuber, Alemania. .Alicia Jrapko, Argentina. .Barbara Siomos, EE.UU. Manuel Moncada Fonseca, Nicaragua. Hebernilda I. García Gacituna, Argentina. .Domingo Hilario Richter, Argentina. Guillermo C. Cohen Degovia, Panamá. José Carrillo Farga, México. Luzia Rodrigues, Brasil. Virgilio Ponce, Cuba. Francisco Varela, Brasil. Mónica Alvarez Mesa, Cuba. Ketty Castillo, España. Carlos G. Rubido M, Cuba. Carmen Bohórquez, Venezuela. Nancy Mikelsons, USA. María Mercedes Villalobos Leal, Colombia. Exequiel Lambert, Chile. Angela Nicolay, Brasil. Jorge Fons, México. Sean O’Donoghue, Canadá. Manuel Talens, España. Francisco Olivia Miranda, Cuba. Caridad Frutos Espinosa, Cuba. Carmen Balbi, Perú. Raúl Martínez Rojas, Chile. Moravia Ochoa. Sergio Iglesias, Argentina. Gabriela Mataloni, Argentina. Jorge Ma. Gracia Fernández-Casadoiro, España. Elsa Machado Pereira, Uruguay. Amable de Jesús Hernández, Honduras. Ana María Trobo, Argentina. Jesús Trobo, Argentina. Marta Campos de Serra, Argentina. Alicia Gil, Argentina. Marcela Serra, Argentina. Alicia Fernández Chávez, Argentina. Matilde F. de López Cabanilla, Argentina. Guillermo de Ambrosio, Argentina. Marcela Flamini, Argentina. Cristina Failache, Argentina. Marta Speroni, Argentina. Fetera Flores, Argentina. Aurora Tumanischwili Penelón, Argentina. Guillermo López, Argentina. Ana María Carrillo Farga, México. José Pedro Granados Tápones, Venezuela. María Arrieta, Venezuela. José Luis Díaz-Granados, Colombia. Alvaro Marín, Colombia. Cristina Castello, Colombia. Elena Gil, Venezuela.

Read Full Post »

Por Carlos Alzugaray, Profesor Titular, Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos, Universidad de la Habana.

alzugaray La política de Estados Unidos hacia Cuba a lo largo de los 50 años de Revolución se ha caracterizado por la continuidad de objetivos e instrumentos.[1] El propósito principal ha sido siempre provocar un cambio de régimen por todos los medios a su alcance. Los instrumentos que ha utilizado han sido económicos, políticos, diplomáticos y bélicos (aunque no se ha llegado a materializar la peor variante de estos últimos debido fundamentalmente a la estrategia disuasiva del Gobierno cubano, que ha logrado la invulnerabilidad militar). [2] Dentro del plan de la CIA orientado por el Presidente Eisenhower en la segunda mitad de 1959 y aprobado en su forma definitiva el 17 de marzo de 1960, un importante elemento de la política fue el rompimiento de relaciones diplomáticas, ocurrido el 3 de enero de 1961. A partir de ese momento, todas las administraciones, con excepción de la de James Carter entre 1977 y 1981, han proclamado públicamente de una forma u otra su reticencia o negativa a conversar, negociar o tratar asunto alguno con el Gobierno cubano, alegando que hacerlo implica otorgarle legitimidad, como si ello dependiera de Washington.

Vale subrayar que, a lo largo de estos años, el Gobierno cubano, no habiendo roto relaciones con Estados Unidos, ha estado dispuesto a conversar con el Gobierno norteamericano sobre la base del respeto mutuo y, en varias ocasiones, tomó la iniciativa en la búsqueda de soluciones negociadas a diferencias bilaterales y en temas de interés común, a tono con uno de los principios rectores del Derecho Internacional Público, el de la solución negociada de los conflictos.

Kennedy anuncia el bloqueo naval a Cuba

Kennedy anuncia el bloqueo naval a Cuba

Varios ejemplos sirven para ilustrar lo afirmado más arriba. Según relató en el 2000 Richard Goodwin, ex asesor para América Latina del Presidente Kennedy, éste le hizo poco caso a una propuesta de arreglo entre ambos países que le hizo el Comandante Ernesto Che Guevara a Goodwin durante una conferencia hemisférica en Punta del Este, Uruguay, en 1961.[3] Durante la Crisis de Octubre de 1962, varios asesores del Presidente Kennedy le plantearon la necesidad de conversar directamente con el Gobierno cubano para hallar un acuerdo, lo cual tampoco fue aceptado por el mandatario.[4] Pero la formulación más completa de esta política está en el Memorándum Baker del 29 de marzo de 1989, en el cual el entonces Secretario de Estado del Presidente George W.H. Bush alertó a todo el personal diplomático del Departamento de Estado que Washington no negociaría o conversaría nada con la Habana pues ello legitimaría al Gobierno Revolucionario.[5]

Como tantas otras iniciativas y acciones encaminadas a derrocar al Gobierno Revolucionario, esta negativa a conversar, negociar, o tratar se da de bruces con la realidad, ha fracasado claramente en su objetivo de aislar diplomáticamente al país y ha sido ignorada en varias ocasiones, cuando ha convenido a los intereses norteamericanos. Dado que el Presidente Barack Obama ha explicado en más de una oportunidad su disposición a conversar con los adversarios de Estados Unidos, argumentando que es equivocado pensar que tal proceder puede ser contraproducente o signifique legitimar a nadie, valdría la pena analizar qué nos dice la historia sobre los intentos de negociación o las negociaciones entre Cuba y Estados Unidos.

mercenarios_playa_giron

Carlos Varela: Cambiamos mercenarios por compotas, cuando Playa Girón.

La propia administración Kennedy se vio obligada a negociar con el Gobierno cubano la liberación de los ciudadanos de origen cubano que había enviado a invadir y agredir su Patria, organizados, entrenados y financiados por la Agencia Central de Inteligencia en abril de 1961. La Victoria de Girón para Cuba; el perfecto fracaso de Bahía de Cochinos para Washington. A tales efectos envió a la Habana al abogado James Donovan quien concluyó sus tratativas en reuniones personales con Fidel Castro en 1963. Como resultado de esas conversaciones, el Gobierno de Estados Unidos inició un proceso de acercamiento a Cuba a través de la periodista Lisa Howard con vista a normalizar las relaciones.[6] La parte cubana reaccionó positivamente y se estaba a la espera de la visita secreta de William Atwood, Embajador Alterno de Estados Unidos en la ONU, en noviembre de 1963 cuando el Presidente Kennedy fue asesinado en Dallas. Carlos Lechuga, entonces representante cubano en Nueva York, ha confirmado lo esencial de este proceso en su libro En el Ojo de la Tormenta.

Aunque la Administración Johnson mantuvo todas las presiones contra Cuba, en especial los ataques de lanchas piratas y aprobó la Ley de Ajuste Cubano en 1967, la ejecución de su agresión contra Vietnam le impidió llevar a cabo acciones aún más abarcadoras. Por ello, continuó la política de aislamiento diplomático. Sin embargo, un problema particularmente sensible por aquellos años en la agenda bilateral era el de la reunificación familiar. Varias decenas de miles de ciudadanos cubanos habían sido separados de sus parientes en Estados Unidos por el bloqueo total a que fue sometida Cuba después de la Crisis del Caribe, ya que Estados Unidos cortó todas las comunicaciones con la Isla y nunca las restableció. Consternado por esta situación, el Gobierno cubano abrió el puerto matancero de Camarioca para que todos los que estuvieran en condiciones viajaran al norte en embarcaciones privadas. Esto obligó a la administración de Johnson a negociar a través de la Embajada de Suiza en la Habana un acuerdo para el establecimiento de vuelos semanales de reunificación familiar desde el aeropuerto de Varadero que entre 1966 y 1973 trasladaron 261 mil personas de una lista elaborada por ambas partes, para un promedio de 48,000 anuales.

Mariel_Refugees

Los problemas migratorios han sido frecuentes temas en negociaciones entre ambas naciones.

La administración de Richard Nixon, a pesar de la hostilidad personal del Presidente hacia Cuba, también se vio obligada a negociar con Cuba un acuerdo contra los secuestros aéreos en 1972. Este acuerdo fue suspendido por la parte cubana después del atentado terrorista de Barbados contra un vuelo de Cubana de Aviación en 1976. Posteriormente, poco antes de la renuncia de Nixon, su Secretario de Estado, Henry Kissinger, inició contactos diplomáticos secretos con el Gobierno cubano con vista a normalizar las relaciones. Estos contactos continuaron con su sucesor, Gerald Ford y han sido revelados tanto por fuentes norteamericanas, los Archivos de Seguridad Nacional en el artículo mencionado de LeoGrande y Kornbluh, y por uno de los participantes en el diálogo, el Dr. Néstor García Iturbe, entonces diplomático cubano ante Naciones Unidas, en su libro Diplomacia sin sombra. En ese contexto, y ante presiones de países hemisféricos (Canadá y Argentina, sobre todo), Estados Unidos flexibilizó el bloqueo contra Cuba autorizando a que sucursales de empresas norteamericanas en terceros países pudieran comerciar con la Isla.

Fue durante la Administración del demócrata James Carter (1977-1981) que Cuba y Estados Unidos sostuvieron las más amplias y abarcadoras negociaciones con vista a una eventual normalización, que el propio presidente definió como el propósito de su política. “Nuestro objetivo es poner en marcha un proceso que conduzca al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba… ”, se afirmó en una Directiva Nacional de Seguridad del 15 de marzo de 1977. Carter levantó la prohibición de que ciudadanos norteamericanos viajaran a Cuba y se llevaron a cabo conversaciones que definieron las fronteras marítimas, establecieron derechos de pesca en el mar patrimonial de ambas partes e iniciaron cooperación entre las Tropas de Guardiafronteras de Cuba y el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos. El Presidente también facilitó el inicio del Diálogo del Gobierno de la Habana con la comunidad cubana en territorio norteamericano, en el cual jugó un papel importante el abogado Bernardo Benes. Pero lo más significativo fue el establecimiento de las Secciones de Intereses de ambos en las capitales del otro, en un status muy cercano al de Embajadas, sobre la base de la Convención de Viena para las relaciones diplomáticas, que establece claramente como principio la no injerencia en los asuntos internos del país anfitrión.

sina_mini monte de las banderas negras

La Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana fué escenario en el 2006 de una batalla semiótica. El 16 de enero una pantalla comenzó a emitir titulares de “noticias libres”. La respuesta cubana fué la construcción del Monte de las Banderas, como homenaje a las víctimas del atentando en vuelo a un avión de Cubana que viajaba desde Barbados.

Pero el Presidente estadounidense enfrentó dos importantes obstáculos para proseguir en el camino de normalización y establecimiento de relaciones diplomáticas. De un lado, dentro de su propia Administración, su Asesor Nacional de Seguridad, Zbigniew Brzezinski, torpedeó cualquier avance, sobre todo en lo que se refería el bloqueo, so pretexto de la presencia de tropas cubanas en África, particularmente en el caso de Etiopía. Del otro, la derecha conservadora se encontraba en franco proceso de avance en Estados Unidos, lo cual llevaría al triunfo de Ronald Reagan en las elecciones de noviembre de 1980. La administración se vio constantemente asediada por la creación de varias “crisis” artificiales, la más notoria de las cuales fue la de la llamada “Brigada soviética”. La crisis migratoria de Mariel fue el detonante final. Carter perdió las elecciones y Ronald Reagan asumió las presidencia con una agenda de ultraderecha que incluía la recomendación de que se cerraran las Secciones de Intereses, se establecieran emisoras de radio dirigidas contra Cuba y, si todo fallara, se iniciara una “guerra de guerrillas” contra el Gobierno cubano, según se proclamó en el célebre Informe del Grupo de Santa Fe.

acurdos_paz

Acuerdos de Paz en Nueva York en Diciembre de 1988

A pesar de que las intenciones de la administración Reagan eran claras y su Secretario de Estado Alexander Haig llegó a amenazar a Cuba con una invasión militar, no dejaron de existir contactos y negociaciones, exitosas en un caso. Durante la presidencia del derechista presidente, el propio Haig se reunió con el Vicepresidente cubano Carlos Rafael Rodríguez en México y en una ocasión viajó a la Habana para entrevistarse con Fidel Castro un alto enviado, el General Vernon Walters, ex Subdirector de la CIA. Ninguno de los dos contactos arrojó resultados salvo el de conocer de cerca las posiciones de ambos países. Durante el segundo mandato del Presidente Reagan se negoció el primer acuerdo migratorio entre ambas partes (1985) que fracasó porque Estados Unidos no cumplió la promesa de otorgar 20,000 visas al año para garantizar la emigración ordenada y legal, como demandaba el Gobierno cubano. Aunque no fue una negociación directa, ambas partes estuvieron involucradas en el proceso negociador para la firma de los Convenios de Paz de África Sudoccidental de 1988 – después de la derrota sudafricana de Cuito Cuanavale – por el cual Angola recibió garantías para su seguridad, Namibia obtuvo su independencia, se inició el proceso de eliminación del apartheid en África del Sur que concluyó en 1994 con la elección de Nelson Mandela como presidente de ese país, y se retiraron las victoriosas tropas cubanas de Angola.

Los resultados alcanzados en 1988 abrieron perspectivas para otro tipo de negociaciones. Funcionarios del Departamento de Estado sugirieron la ampliación de las conversaciones, lo que motivó el Memorándum Baker ya mencionado, redactado y filtrado a la opinión pública a dos meses de la toma de posesión de George W.H. Bush como 41º presidente de Estados Unidos. Para esas fechas dos factores nuevos comenzaron a incidir sobre las relaciones bilaterales. Por un lado, el lento pero implacable proceso de deterioro y caída de la Unión Soviética y de disolución del campo socialista europeo, estimulado por las políticas conocidas como la “perestroika” bajo Mijaíl Gorbachov, estimularon la idea de que la Revolución Cubana caería al perder sus más importantes sostenes militares y económicos. Por otro, durante el período de la administración de Reagan, fueron favorecidos los sectores de ultraderecha de la emigración cubana, sobre todo en la ciudad de Miami, introduciendo un nuevo actor social en el complejo panorama de las relaciones con Cuba, la Fundación Nacional Cubano-Americana. Aunque fueron sobre todo instrumentos de la política norteamericana, los miembros de esta organización adquirieron un significativo nivel de acceso, sobre todo con la administración Bush. No obstante, hubo un contacto entre ambos gobiernos durante la crisis que condujo a la I Guerra del Golfo en 1991, cuando el propio Secretario Baker se reunió con el Canciller cubano, Isidoro Malmierca, en el proceso de negociaciones dentro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, del cual Cuba había sido electa miembro.

balseros

Crisis de los balseros en 1994

La administración de William Clinton llegó a la Casa Blanca sumamente comprometida con la Fundación Nacional Cubano-Americana. Incluso el pacto del propio presidente, entonces candidato de su partido, con el Presidente de la FNCA, Jorge Más Canosa, provocó la adopción y firma de la Ley Tolrricelli en octubre de 1992, que revertió la flexibilización adoptada en 1975. Sin embargo, enfrentado con la llamada Crisis de los Balseros de 1994, el Gobierno norteamericano decidió negociar con Cuba, a espaldas de la derecha cubano-norteamericana de Miami, el acuerdo migratorio de 1995 aún vigente, que regularizó en gran medida las relaciones en este terreno. Aunque torpedeado de hecho por el mantenimiento de la Ley de Ajuste Cubano de 1967, este acuerdo ha sido generalmente exitoso y resolvió varios problemas, entre ellos el de la presencia de refugiados cubanos en el territorio ilegalmente ocupado de la Base Naval de Guantánamo. Como efecto colateral de este acuerdo, militares cubanos y norteamericanos en la zona comenzaron a sostener conversaciones mensuales que se mantienen hasta hoy, como le dijo el Presidente Raúl Castro al cineasta Sean Penn en una entrevista para la prensa celebrada a fines de octubre del 2008. También se estableció por ese acuerdo la celebración de conversaciones bianuales entre ambas partes. También durante los años de Clinton (1993-2001) se celebraron dos juegos de beisbol de exhibición, uno en la Habana y otro en Baltimore, entre el equipo nacional cubano y los Orioles de esa ciudad, participantes en las Grandes Ligas.

Probablemente la recién concluida administración de George W. Bush es la que tenga el peor record en materia de conversaciones y negociaciones con la parte cubana. Aunque algunos contactos se han mantenido, como los que tienen lugar en Guantánamo a nivel de altos oficiales de ambas fuerzas armadas, otros, como los previstos en las conversaciones migratorias, han sido unilateralmente suspendidos. La Sección de Intereses de Estados Unidos en la Habana se concentra en actividades violatorias de la Convención de Viena y limita sus contactos con el Gobierno cubano. En contraste con Bill Clinton, quien en la ocasión de una Cumbre mundial estrechó la mano de Fidel Castro en un gesto de elemental cortesía y buena educación, George Bush presionó y obtuvo del Gobierno mexicano de Vicente Fox que se entorpeciera la presencia del Presidente cubano en la Cumbre de Naciones Unidas de Monterrey hace algunos años.

A manera de conclusión

A pesar de su proclamada posición de no negociar ni conversar con Cuba, todas las administraciones norteamericanas, tanto demócratas como republicanas, se han visto obligadas a hacerlo en algún momento para resolver problemas puntuales o para hacer avanzar sus intereses en temas en que la cooperación cubana ha sido importante.

Cuba, por su parte, ha mantenido una posición pública diáfana y positiva. Si se le respeta, puede haber conversaciones y hasta acuerdos favorables a los intereses comunes de ambas partes.

Aunque tanto demócratas como republicanos han negociado con Cuba, las conversaciones más positivas y con resultado han sido con los primeros. Sólo una administración republicana fue partidaria de avanzar hacia la normalización, impulsada por Henry Kissinger. Sin embargo, tanto la de Kennedy, poco antes de ser asesinado el presidente, como la de Carter, expresaron intenciones de buscar un restablecimiento de relaciones diplomáticas sobre bases más sólidas.

Si el Presidente Barack Obama tiene intenciones de ir más allá de las anunciadas medidas en cuanto a viajes de cubano-norteamericanos y remesas – que, de todas formas tienen que ver más con cuestiones internas de Estados Unidos – y cumplir su promesa de campaña sobre las conversaciones con adversarios en el caso cubano, la estrategia más prometedora no es la seguida por William Clinton, sino la adoptada por la administración de James Carter. En todo caso, es posible que muchos países latinoamericanos y caribeños aprovechen la Cumbre de las Américas en Trinidad Tobago en abril para exigir un enfoque más positivo hacia Cuba y que se trascienda las pálidas disposiciones divulgadas.

En ese sentido hay varios importantes cambios históricos con relación a la década de 1970. Primero, el Gobierno cubano ha manejado eficientemente la transferencia de poderes de Fidel Castro a su sucesor, lo que reafirma su legitimidad. Segundo, aunque hay algunos paralelismos, la posición internacional de Cuba es hoy más fuerte. Tercero, la administración de Obama tiene un modo cohesionado de implementar políticas que contrasta con el de Carter. Cuarto, la derecha en general, pero también en menor medida la derecha cubano-americana, han salido muy debilitadas de estas elecciones y es poco probable que, al menos en los primeros meses, puedan montar una campaña contra las conversaciones tan efectiva como la que se hizo en la década de 1970.

La Habana, 27 de enero de 2009.

Este post está basado en la ponencia titulada “Algunos momentos de negociación o de intento de negociación en el conflicto Cuba-Estados Unidos: lecciones históricas para una eventual normalización”, presentada el 21 de enero de 2009 en el II Taller “Historia de la Revolución Cubana: 1959-2008”, organizado por la Unión Nacional de Historiadores de Cuba en el Instituto de Historia de Cuba.

La selección de imágenes y los comentarios al pie de las mismas está realizado por el colectivo de BloggersCuba y no por el autor.


[1] Los interesados en este tema pueden consultar el debate que sostuve con el Dr. Rafael Rojas en Foreign Policy en español durante el mes de diciembre: http://www.fp-es.org/un-pasado-virtual#comment-38670.

[2] He tratado este tema en numerosos ensayos pero el más reciente está en la entrevista concedida a la revista Espacio Laical: www.espaciolaical.net/contens/esp/sd_055.pdf.

[3] “President Kennedy’s Plan for Peace with Cuba”, en The New York Times, 5 de julio de 2000, página editorial.

[4] Domínguez, Jorge I., “The @#$%& Missile Crisis: (Or, What Was “Cuban” about U.S. Decisions during the Cuban Missile Crisis?)”, en Diplomatic History, Volumen 24, Nº 1, Primavera del 2000.

[5] Este incidente también está explicado en Espacio Laical: www.espaciolaical.net/contens/esp/sd_055.pdf.

[6] Los Archivos de Seguridad Nacional de Estados Unidos acaban de publicar los documentos secretos que avalan esta información. Véase William LeoGrande y Peter Kornbluh, “Talking to Fidel”, Cigar Aficionado, febrero del 2009.

Read Full Post »


Medios alternativos de América Latina han acordado un documento con relación a la masacre del Estado de Israel sobre el pueblo palestino.

Declaración de Medios Alternativos sobre el genocidio Israelí al Pueblo Palestino

Aunque se llevó a cabo el retiro de las tropas israelíes en la Franja de Gazas y el cese del fuego desde la grave “unilateralidad” del Estado de Israel, el conflicto en Medio Oriente está lejos de una paz verdadera y estable. Por eso, declaramos:

• Que la operación “Plomo fundido” llevada adelante por el Estado de Israel, con la complicidad y consentimiento del gobierno de EE UU, significa una violación a los derechos más elementales de los pueblos que debe ser encuadrada en un claro genocidio y crímenes de lesa humanidad, por los organismos internacionales y el Estado Nacional. Que debemos repudiarlo, los pueblos en su conjunto, desde todas las fuerzas que contamos para hacerlo.

• Que los medios masivos de comunicación hacen un uso tendencioso de la información generando pánico o inmovilización con el propósito de impedir una clara conciencia sobre la realidad. Que ocultan y tergiversan los hechos con el objetivo de:

1-Considerar a las víctimas como victimarios.

2-Justificar la matanza que el Estado de Israel lleva a cabo sobre el pueblo palestino bajo la excusa de la agresión de Hamas.

3-Ocultar que los territorios palestinos han sido usurpados por Israel, y el auténtico origen del conflicto. Que fue Israel quien rompió la tregua de paz (secuestró a legisladores, asesinó a siete palestinos, construyó muros, impuso un bloqueo criminal antes de que ganara las elecciones Hamas)

• Que la guerra es inherente a la política de los opresores tanto como imponer su dominación económica, política y cultural a través de formas que ellos disfrazan como “pacificas”.

• Que el derecho a la autodeterminación de los pueblos es inalienable. Que los derechos en su conjunto se ejercen y son indivisibles, de lo contrario no existen. El pueblo palestino debe ser reconocido en su autonomía por la comunidad internacional y por el Estado de Israel recobrando su territorio usurpado y destruido.

• Que reconocemos el pleno derecho del pueblo palestino a defenderse de la agresión sionista. Que repudiamos enérgicamente la violencia de la cual sólo es responsable el Estado de Israel que asesina a una población civil inerme, en clara violación al derecho internacional.

• Por todo esto convocamos a todas las organizaciones e individuos que tengan acceso a esta declaración para:

  1. Difundir las informaciones que lleguen desde los territorios ocupados por Israel para quebrar el bloqueo informativo
  2. Exigir a los gobiernos la ruptura de relaciones comerciales y diplomáticas con el Estado de Israel hasta que el retiro de tropas y cese del fuego se consoliden en un genuino acuerdo de paz y justicia con el sostén de los Estados.
  3. Exigir que se enjuicie al Estado de Israel con sus responsables ideológicos y ejecutores directos de tan grave delito.
  4. Realizar una campaña de solidaridad material de recolección de alimentos y medicamentos para enviar al pueblo palestino.


LA INFORMACION ES PODER, HAGÁMOSLA CIRCULAR

Ver adhesiones….


Read Full Post »

Reflexiones del compañero Fidel: Descifrando el pensamiento del nuevo Presidente de Estados Unidos

Fidel Castro Ruz, 2009-01-29

No es demasiado difícil. Después de su toma de posesión, Barack Obama declaró que la devolución del territorio ocupado por la Base Naval de Guantánamo a su legítimo dueño debía sopesar, en primer término, si afectaba o no en lo más mínimo, la capacidad defensiva de Estados Unidos.

Añadía de inmediato, que respecto a la devolución a Cuba del territorio ocupado por la misma, debía considerar bajo qué concesiones la parte cubana accedería a esa solución, lo cual equivale a la exigencia de un cambio en su sistema político, un precio contra el cual Cuba ha luchado durante medio siglo.

Mantener una base militar en Cuba contra la voluntad de nuestro pueblo, viola los más elementales principios del derecho internacional. Es una facultad del Presidente de Estados Unidos acatar esa norma sin condición alguna. No respetarla constituye un acto de soberbia y un abuso de su inmenso poder contra un pequeño país.

Si se desea comprender mejor el carácter abusivo del poder del imperio debe tomarse en cuenta las declaraciones publicadas en el sitio oficial de Internet por el gobierno de Estados Unidos el 22 de enero de 2009, después del acceso al mando, de Barack Obama. Biden y Obama deciden apoyar resueltamente la relación entre Estados Unidos e Israel, y consideran que el incontrovertible compromiso en Oriente Medio debe ser la seguridad de Israel, el principal aliado de Estados Unidos en la región.

Estados Unidos nunca se distanciará de Israel y su presidente y vicepresidente “creen resueltamente en el derecho de Israel de proteger sus ciudadanos”, asegura la declaración de principios, que retoma en esos puntos la política seguida por el gobierno del predecesor de Obama, George W. Bush.

Es el modo de compartir el genocidio contra los palestinos en que ha caído nuestro amigo Obama. Edulcorantes similares ofrece a Rusia, China, Europa, América Latina y el resto del mundo, después que Estados Unidos convirtió a Israel en una importante potencia nuclear que absorbe cada año una parte significativa de las exportaciones de la próspera industria militar del imperio, con lo cual amenaza, con una violencia extrema, a la población de todos los países de fe musulmana.

Ejemplos parecidos abundan, no hace falta ser adivino. Léase, para más ilustración, las declaraciones del nuevo Jefe del Pentágono, experto en asuntos bélicos.

Fidel Castro Ruz

29 de enero de 2009

6 y 17 p.m.

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 42 seguidores